1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Viajar seguro en Navidad es posible: hazte una prueba para la COVID-19

Viajar seguro en Navidad es posible: hazte una prueba para la COVID-19

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Si hay algo que ha caracterizado la pandemia de la COVID-19 desde su inicio es la incertidumbre. Sucedió en la primera ola y también está sucediendo en la segunda. Con las Navidades ya cercanas, mucha gente se pregunta si este año va a ser posible celebrarlas y si se podrá reunir con la familia y los amigos en condiciones de seguridad.

La única manera de reunirse de forma segura es teniendo la certeza de que ningún miembro de la familia o de los amigos reunidos tiene la COVID-19. Eso solo es posible a partir de las pruebas y test disponibles para la detección del coronavirus.

Si necesitas un test COVID-19 para viajar tranquilo estas Navidades, puedes reservar cita ya en los mejores centros.


Navidades: viajes, reuniones y comidas familiares

Con las Navidades ya muy próximas y con la vacuna en un horizonte que, en el mejor de los casos, quedará establecido en los primeros meses del año próximo, muchas son las incógnitas que quedan por resolver.

En las reuniones navideñas con familiares y amigos se produce el contacto intergeneracional. Esto supone que los grupos de mayor riesgo, como las personas mayores, pueden quedar expuestos a la infección al interaccionar con personas más jóvenes, posibles portadores asintomáticos del virus.

Por otro lado, el progresivo conocimiento del virus que ha tenido lugar desde que el coronavirus irrumpió a nivel global, ha permitido tener pruebas a nuestro alcance capaces de detectar de forma muy fiable el virus en una persona. De este modo, más allá de las acciones y medidas que las autoridades pongan en marcha para controlar la transmisión del virus, la única manera de estar seguros de que no estamos infectados y no suponemos un riesgo para su propagación es realizarnos una prueba diagnóstica de detección del SARS-CoV-2, el virus causante de la COVID-19.

Pruebas disponibles para unas Navidades seguras

Básicamente, son 3 las pruebas disponibles para detectar la presencia del coronavirus en una persona: PCR, test de antígenos y test serológico. Cada una tiene unas indicaciones específicas y, en algunos casos, son complementarias.

Test PCR COVID-19, la prueba más fiable

El test PCR o prueba de la PCR (siglas en inglés de reacción en cadena de la polimerasa) es la técnica más sensible y fiable de los métodos disponibles para el diagnóstico de la COVID-19, teniendo en cuenta el resto de factores de riesgo clínicos y epidemiológicos.

Permite detectar y amplificar un fragmento de material genético −en el caso del coronavirus se trata de ARN− a partir de una muestra tomada de secreciones respiratorias del paciente (en breve estará disponible la posibilidad de realizar la prueba a partir de una muestra de saliva).

La PCR tiene 3 características básicas:
  • Alta especificidad: puede diferenciar entre dos microorganismos muy similares.
  • Alta sensibilidad: puede detectar cantidades de 20 copias/ml (o menos) de material genético viral.
  • Es precoz: es capaz de detectar el virus en las primeras fases de la infección.

El resultado de la prueba debe ser evaluado por un profesional de la salud.

Si necesitas un test COVID-19 para viajar tranquilo estas Navidades, puedes reservar cita ya en los mejores centros.

Test de antígenos rápido COVID-19

Se trata de un test que a partir de una muestra nasofaríngea detecta la presencia del antígeno o proteína del virus.

Al contrario que la PCR, en la que los resultados tardan en estar disponibles varias horas, el test de antígenos permite tener los resultados en 15 minutos.

El test de antígenos es de gran utilidad en casos sintomáticos sospechosos al incrementar la probabilidad de detección en los primeros 5-7 días. De este modo, el test rápido permite determinar si los síntomas son debidos a la infección por SARS-CoV-2, discriminado de manera rápida y efectiva los casos de COVID-19 frente a otros procesos virales como gripe, catarro común, etc.

Es más limitada la información disponible sobre el rendimiento de este tipo de test cuando se utilizan para evaluar a pacientes asintomáticos o con síntomas leves.

El test rápido de antígenos debe realizarse por profesionales de la salud.

Test serológico de anticuerpos COVID-19

El test serológico para la COVID-19 consiste en la detección en la sangre de los anticuerpos que producen las defensas del organismo frente al virus. La inmunoglobulina M (IgM) es la primera en aparecer en cualquier infección, también en la COVID-19. Se producen aproximadamente a los siete días. Además, también se detecta la presencia de otro anticuerpo frente al SARS-CoV-2, la IgG, que aparece más tarde, cuando la infección ya se ha pasado.

La técnica que utiliza este test es la inmunoabsorción ligada a enzimas o ELISA (por sus siglas en inglés). Para llevar a cabo la prueba, se deposita la muestra sanguínea junto con los reactivos (anticuerpos, antígenos y enzimas) que a partir de la reacción producida cambia de color. A partir de aquí, se estima la cantidad de anticuerpos presentes, lo que permite valorar la fase de la infección en la que se encuentra el paciente.

El tiempo para obtener los resultados en este tipo de pruebas suele llevar entre 1 y 3 horas.

Al principio de la infección todavía no se han producido anticuerpos, por lo que no es una prueba efectiva en esta fase.

La prueba debe ser realizada por profesionales de la salud.

Si tienes dudas, puedes chatear con un especialista para saber qué prueba para la detección de la COVID-19 te conviene en función de tu situación.

Si necesitas un test COVID-19 para viajar tranquilo estas Navidades, puedes reservar cita ya en los mejores centros.

Bibliografía