1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Diagnóstico de la infección por coronavirus por medio de un test PCR en saliva

Diagnóstico de la infección por coronavirus por medio de un test PCR en saliva

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

* Test a la venta en Savia en los próximos días.

La mejor prueba para la detección del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 es el test de PCR o Polymerase Chain Reaction” (en español “Reacción en Cadena de la Polimerasa”). Esta puede detectar el material genético del virus incluso días antes de que aparezcan los síntomas. La muestra se obtiene habitualmente tomando con una pequeña torunda una muestra de las secreciones de la parte de atrás de las fosas nasales (que se denomina la nasofaringe) o también, a través de la boca, tomando una muestra en la garganta (que denominamos orofaringe).


Sin embargo, la toma de la muestra es un procedimiento invasivo que puede llegar a ser molesto o doloroso. Se han descrito complicaciones con la toma de la muestra como hematomas, erosiones de la mucosa nasal o sangrado. Además, el procedimiento se asocia a un riesgo de infección a la persona que toma la muestra y requiere el desplazamiento del paciente al lugar donde se le toma la muestra con el consiguiente riesgo de contacto o diseminación del virus.

En la actualidad se han desarrollado técnicas que permiten la realización del test de PCR en saliva. Esta técnica salva todos los inconvenientes de la toma habitual de muestras en la faringe u orofaringe pues la muestra la recoge la propia persona interesada sin ningún tipo de procedimiento invasivo.

El uso de saliva permite la recolección de la muestra en el propio domicilio con lo que se anula el riesgo de contacto con el virus en un centro sanitario. Además, ahorra desplazamientos y esperas por lo que se agiliza la obtención de los resultados. Al ser una prueba no invasiva, puede estar especialmente indicada en niños, en personas mayores y en  personas con problemas respiratorios, en las que la toma de la muestra tradicional resulta especialmente molesta o incluso peligrosa.

La muestra para el test de PCR en saliva se obtiene simplemente depositando la saliva en un recipiente estéril que se proporciona para tal fin y que posteriormente se cierra de manera hermética. La única condición necesaria para obtener la muestra de manera correcta es estar en ayunas durante los 30 minutos anteriores a la toma de la muestra. Los resultados pueden estar disponibles en una 24 horas.

La operativa del procedimiento es muy sencilla: se solicita la prueba online y en menos de 24 horas, el usuario recibe en el domicilio una caja que contiene el kit (un pequeño recipiente donde el paciente debe depositar la saliva) y las instrucciones para la recogida de la muestra. Antes d e recoger la muestra es necesario hacer un “microayuno” de unos 30 minutos durante los cuales no se puede comer, beber, fumar ni mascar chicle. Tras estos 30 minutos de ayuno, el usuario introduce saliva líquida directamente de la boca al tubo en cantidad suficiente para poder realizar la prueba (hasta la marca de 2 ml) y evitando que se generen burbujas. Una vez realizada la toma de la muestra se sella el recipiente, se introduce de nuevo en la caja y se solicita la recogida a la mensajería especializada que se encarga de llevar la muestra al laboratorio para ser procesada. En unas 24 horas, estimadas a partir de la recepción de la muestra en el laboratorio, el paciente recibe un correo electrónico cifrado con los resultados de la prueba.

El coronavirus es un virus que se encuentra de manera predominante en las secreciones respiratorias de tracto respiratorio superior e inferior (es decir, desde la nariz hasta los pulmones), sin embargo llega a la saliva por varias vías. En primer lugar, el virus puede pasar fácilmente de las secreciones respiratorias a la saliva en la boca. En segundo lugar, el virus puede colonizar las glándulas salivares y excretarse directamente en la saliva. Finalmente, el virus que circula por la sangre también puede excretarse por secreciones que se produce a nivel de las encías y así mezclarse con la saliva.

Los estudios indican que existe una alta concordancia entre los resultados de los test de PCR realizados en saliva y los test de PCR realizados en las secreciones respiratorias habituales obtenidas a través de la nariz o de la garganta. Incluso se han descrito casos en los que la PCR era negativa en las secreciones respiratorias y era positiva en la saliva. Al igual que la prueba estándar, los test de PCR en saliva son más sensibles durante la primera semana tras el inicio de los síntomas y su capacidad de detección va disminuyendo en los días sucesivos.

En definitiva, el test de PCR en saliva permite la detección del coronavirus de manera fiable sin las posibles incomodidades asociadas a la detección tradicional en muestras respiratorias. Dados las ventajas de esta técnica es probable que su uso se generalice para realizar el diagnóstico de la infección por coronavirus de una manera segura y no invasiva.