Qué hacer si no se me quita la diarrea

Arlenys Karina Batista Urbaez

Licenciada en medicina y cirugía.

Especialista en medicina familiar y comunitaria.

Introducción

La diarrea es la expulsión de heces no formadas o líquidas con una mayor frecuencia en la deposición en 24 horas, en un periodo menor de 2 semanas para los procesos agudos o mayor a este para las diarreas crónicas.  En relación a la causa de la diarrea, encontramos que la mayor parte de ellas se debe a infecciones, con un menor porcentaje a alimentos, medicamentos e isquemia intestinal. Si quieres saber más acerca de cómo tratar la diarrea, continúa leyendo. 
En relación a la causa de la diarrea, encontramos que la mayor parte de ellas se debe a infecciones, con un menor porcentaje a alimentos, medicamentos e isquemia intestinal.

Causas de la diarrea persistente

Una diarrea persistente que dure dos o más semanas o una alternancia entre los periodos de diarrea y estreñimiento nos obliga a acudir al especialista para descartar ciertas enfermedades:

  • Síndrome de malabsorción de azúcares como lactosa, fructosa y sorbitol que cursa acompañado de dolor abdominal y flatulencia. Para su diagnóstico, el médico solicita el test de hidrógeno espirado.
  • Asociada a fármacos: existen algunos fármacos cuyo uso crónico puede originar persistencia o alternancia en las evacuaciones líquidas, entre ellos: antineoplásicos, antiarrítmicos, antiácidos que contengan magnesio, algunos antihipertensivos, analgésicos antiinflamatorios no esteroideos, hipoglucemiantes como metformina, sulfonilureas, bifosfonatos como el alendronato y algunos antidepresivos.
  • Enfermedad celíaca: se encuentra causada por la exposición al gluten en la dieta de las personas genéticamente predispuestas. Se acompañan de síndromes de malabsorción intestinal.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal: es una causa muy frecuente de diarrea persistente que, a diferencia de otras, presenta a las pruebas endoscópicas y diagnósticas la estructura de intestino normal, llegando al diagnóstico por la exclusión de otras patologías. 
  • Existe alternancia en las alteraciones de la motilidad gastrointestinal relacionada con factores predisponentes como dieta pobre en residuos o estrés emocional.
  • Tumores neuroendocrinos: existen ciertos tumores como medular de tiroides, gastrinoma o feocromocitoma, que producen hormonas que estimulan la secreción de agua y electrolitos en la luz intestinal.
  • Infecciosas: ciertos patógenos pueden producir este tipo de diarrea, como Salmonella, Yersinia, Shigella, Campilobacter, tuberculosis intestinal o Clostridium.

¿Cómo se puede frenar la diarrea?

Antes de “frenar” la diarrea, es importante conocer su causa, pero, existen algunas medidas que podemos utilizar para disminuir las deposiciones y evitar la deshidratación:

  • Mantener un aporte adecuado de líquido y electrolitos para no deshidratarse. No utilizar refrescos o bebidas deportivas. 
  • No forzar la ingesta de comida sólida, sobre todo, si hay náuseas o vómitos.
  • Seguir una dieta astringente con alimentos fáciles de digerir, como plátanos, arroz, manzana e infusiones.
  • Suprimir temporalmente los lácteos, ya que, en muchas ocasiones, se produce intolerancia transitoria a la lactosa.
  • Tomar suplementación con elementos probióticos con lactobacterias o bifidobacterias.
  • Evitar alimentos grasos, café, alcohol, chocolate y comidas picantes.

Cuándo recurrir al médico

Es importante acudir al médico si observamos que la diarrea presenta alguna de las siguientes características:

  • Diarrea en edades extremas; ancianos y niños
  • Diarrea en pacientes con enfermedades de base como diabetes, cáncer o en quimioterapia
  • Duración mayor a 2 días cuando hablamos de diarreas agudas o 2 semanas para diarreas crónicas o persistentes
  • Asociación de otros síntomas como dolor abdominal, fiebre, vómitos o pérdida de peso
  • Cambios en el estado de conciencia del paciente debido a deshidratación
  • Presencia en las heces de sangre o moco
  • Heces negras o alquitranadas

Preguntas frecuentes

 ¿Puedo sufrir diarrea intermitente?

La diarrea intermitente es un tipo de diarrea que aparece y desaparece a lo largo de varias semanas y puede ser causada por múltiples patologías, entre las cuales, diferenciamos infecciosas (bacterias, virus o parásitos) y no infecciosas (síndrome de malabsorción, enfermedad celíaca, síndrome de intestino irritable, tumores o diverticulosis). Este   tipo de diarrea es muy frecuente que ocurra y es causa frecuente de consulta en atención primaria. Es importante realizar un diagnóstico oportuno para iniciar un tratamiento eficaz y prevenir complicaciones.

¿Es necesario frenar la ingesta de alimentos para frenar la diarrea? 

Es importante seguir ciertas recomendaciones nutricionales para frenar la diarrea, entre las cuales tenemos:

  • Consumir líquidos claros como agua, té, zumo de manzana, sales de rehidratación y limonada alcalina, que evitan que el intestino trabaje demasiado y ayuda a prevenir la irritación.
  • Comer con frecuencia raciones pequeñas.
  • Beber líquidos después de cada deposición para evitar la deshidratación.
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas o con cafeína.
  • Evitar alimentos picantes, grasosos y fritos.
  • Limitar el consumo de leche y productos lácteos, ya que suelen ser difíciles de digerir.
  • Consumir alimentos ricos en pectina como compota de manzana, bananas y yogur. La pectina es una fibra soluble en agua que ayuda a disminuir la diarrea.
  • Ingerir suficientes proteínas, como carne magra cocida roja, de cerdo pavo o pollo.
  • Evitar las frutas y verduras crudas, panes integrales y productos de salvado que contienen agentes irritantes al tubo digestivo.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento que necesitas?

Cuéntanos lo que necesitas e intentaremos ayudarte lo más rápido posible

¿Tienes dudas?