1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Problemas urogenitales en tiempos de coronavirus

Problemas urogenitales en tiempos de coronavirus

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis
La primera ola de infecciones de la pandemia por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 se asoció a una suspensión masiva de la actividad de los servicios de urología, tanto en las consultas como en los quirófanos. La mayoría de los recursos de estos servicios se centraron en la lucha contra la COVID-19. Tras esta primera crisis sanitaria, el retorno a la actividad normal supone un gran reto para los urólogos pues es necesario que se priorice la atención de los pacientes más graves. Además, los especialistas tienen que gestionar un volumen de pacientes muy incrementado. Es previsible que la situación no se normalice hasta varios meses después la primera fase de la pandemia.

¿Necesitas hacerte una revisión urológica? Encuentra un urólogo cerca de ti.

Si tienes dudas también puedes hablar gratis por Chat con uno de nuestros médicos.




A continuación se comentan algunas dudas que pueden surgir en el paciente con problema urológicos en relación con el confinamiento o con la pandemia por coronavirus. 

Lo más importante es conocer que hay patologías que no pueden esperar, y que los servicios de urología están priorizando su atención. Nos referimos principalmente a patologías malignas en fases avanzadas como cáncer de vejiga, renal, testicular, o de próstata en las que la cirugía no se puede demorar. El retraso en el tratamiento de estas patologías puede tener un impacto en la progresión de la enfermedad y desgraciadamente en la supervivencia a largo plazo.

Hay algunos tipos de patologías malignas en una fase no tan avanzada en la que no es tan apremiante una cirugía inmediata, especialmente algunas fase iniciales de cáncer de próstata. Igualmente, es posible que durante el confinamiento se hayan dejado pasar revisiones de problemas urológicos crónicos. Algunas de estas patologías, como los problemas prostáticos, pueden llegar a ser importantes, por lo que es necesario acudir a las revisiones que le haya pautado su médico, o al menos consultar con un especialista si se puede demorar la consulta algunas semanas.

En muchos de estos casos, una teleconsulta con un especialista puede resolver rápidamente estas dudas. Se puede consultar el tiempo que se puede demorar una revisión, o preguntar si las revisiones se pueden hacer de manera no presencial. También se puede discutir la necesidad de cirugía de alguna patología concreta en un plazo más o menos largo. En algunos casos, el médico también le puede sugerir algún tratamiento no invasivo que pueda reemplazar alguna cirugía o intervención.

¿Necesitas hacerte una revisión urológica? Encuentra un urólogo cerca de ti.

Si tienes dudas también puedes hablar gratis por Chat con uno de nuestros médicos.

Asimismo, hay muchas patologías benignas que, aunque importantes, probablemente reciban una atención menos prioritaria, por ejemplo la cirugía de incontinencia, la cirugía de una hiperplasia benigna de próstata, el prolapso genital, o algunas reconstrucciones del área urogenital. En estos casos, también puede ser útil una consulta, que puede ser no presencial, para valorar junto con el especialista la posibilidad de opciones conservadoras de tratamiento a la espera de una intervención definitiva.

Además de patologías crónicas, hay patologías urológicas agudas que requieren una atención urgente. Se pueden destacar las siguientes:

  • La presencia de sangre en la orina, lo que conocemos como hematuria, especialmente si la persona está en tratamiento con medicamentos anticoagulantes.
  • La imposibilidad para orinar, que puede deberse a un problema de las vías urinarias, o con menos frecuencia del riñón.
  • Un cólico nefrítico, que se debe a la obstrucción de las vías urinarias habitualmente por un cálculo. Suele dar dolor lumbar irradiado a la zona genital.
  • Un dolor agudo en el escroto, pues puede ser una complicación muy grave como la torsión testicular.

Estas son algunas patologías agudas que requieren en muchos casos un atención urgente, por lo que es necesario ser evaluado sin demora en un Servicio de Urgencias, siempre tomando las debidas medidas de prevención para disminuir una potencial exposición al virus durante la visita.   

Por otra parte, muchas personas con problemas urológicos se preguntan si el nuevo coronavirus puede transmitirse por orina.

El coronavirus es un virus eminentemente respiratorio, y se encuentra principalmente en las secreciones respiratorias. Por ello, el contagio se produce de manera mayoritaria a través de la tos, el estornudo o al hablar con una persona con la infección dentro de un radio inferior a dos metros de distancia. Sin embargo, sí se ha encontrado el virus en otras muestras biológicas como la sangre, las heces, o la orina de algunos pacientes con COVID-19.

Respecto a la orina, se ha descrito la presencia de coronavirus en menos del 4% de las personas con la infección, siendo la cantidad de virus muy pequeña en comparación con las muestras respiratorias. Según el conocimiento científico actual, no se puede descartar del todo que el contacto con orina infectada pueda transmitir la infección, sin embargo, el riesgo de adquirir la infección por esta vía sería muy bajo.

En cualquier caso, conviene seguir las medidas higiénicas habituales para minimizar posibilidad de un contagio a través de la orina infectada, especialmente el lavado de manos frecuente y la limpieza y desinfección de todos los objetos y superficies que se toquen a menudo. También es importante no tocarse los ojos, la nariz o la boca con las manos sin lavar, y mantenerse a una distancia mínima de 2 metros de cualquier persona que tenga síntomas respiratorios, como tos o estornudos. Los profesionales sanitarios también extreman las precauciones cuando pueden tener contacto con orina de pacientes infectados con coronavirus,  como en intervenciones urológicas o en el sondaje de la vejiga.

En resumen, la epidemia de coronavirus ha supuesto un retraso en numerosas intervenciones y en las revisiones habituales de muchas personas con problemas urológicos. Los especialistas en urología le pueden ayudar a resolver sus dudas sobre la urgencia de las mismas u ofrecerle la mejor alternativa de tratamiento. Para resolver las dudas, se puede considerar la posibilidad de solicitar una teleconsulta. Estas consultas no presenciales con un especialista en urología pueden desahogar los hospitales y los centros sanitarios, y evitan el riesgo de exposición al virus.

Por otra parte, aunque el riesgo parece mínimo, actualmente no se puede descartar que pueda existir infección a través del contacto con orina infectada. Por ello, es necesario extremar las precauciones de higiene, como el lavado de manos y la limpieza de superficies que se toquen con frecuencia.

¿Necesitas hacerte una revisión urológica? Encuentra un urólogo cerca de ti.

Si tienes dudas también puedes hablar gratis por Chat con uno de nuestros médicos.