1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. La obesidad después de la COVID-19

La obesidad después de la COVID-19

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis
La prevalencia de sobrepeso y obesidad ha ido aumentando en las últimas décadas en todo el mundo. En España, se estima que al menos uno de cada cuatro hombres y una de cada cinco mujeres puede padecer obesidad. Más de la mitad de la población española adulta sufre de sobrepeso o de obesidad. En la población infantil, se estima que más del 40% de los niños y niñas de 7 años en España tienen sobrepeso u obesidad.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con uno de nuestros nutricionistas.

También puedes contratar nuestro nuevo programa de nutrición y te ayudaremos a controlar tu peso.



Durante la pandemia que sufrimos por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 la prevalencia de sobrepeso y de obesidad puede haber aumentado. Esto se debe a que durante el confinamiento muchas personas han disminuido su actividad física y han tenido dificultades para seguir una dieta saludable. Además, se han retrasado o suspendido la mayoría de las consultas o de las intervenciones médicas dirigidas a controlar el sobrepeso.

Según un estudio de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), cerca de la mitad  de  los  habitantes  de  España han experimentado  un  incremento  de  su  peso  medio  durante  el confinamiento. En la mayoría de los casos este incremento del peso estaría entre 1 y 3 kg.

El estudio revela algunos malos hábitos alimentarios seguidos durante el confinamiento como picotear continuamente, comer con más frecuencia productos con un elevado índice calórico como la bollería, o incrementar el consumo de alcohol. Además, la ansiedad y el aburrimiento también se ha asociado a una mayor sensación de hambre durante el confinamiento y a una mayor ingesta.

Sabemos que la obesidad tiene muchas consecuencias negativas para la salud.
La obesidad se considera un factor de riesgo para más de 20 enfermedades crónicas tales como la diabetes tipo 2, la hipertensión arterial, la dislipidemia, las enfermedades cardiovasculares, el ictus, la apnea de sueño y más de 10 tipos de cáncer.

Además, ahora se sabe que la obesidad supone un factor de riesgo para desarrollar una enfermedad grave por coronavirus. Curiosamente, hay estudios que indican que gran parte de la población podría desconocer esta asociación entre obesidad y riesgo de infección grave por coronavirus, siendo este desconocimiento especialmente frecuente en aquellas personas que ganaron más peso durante el confinamiento.

Cuando una persona con obesidad se infecta por coronavirus tiene un riesgo significativamente más alto de ser hospitalizado, de ingresar en la unidad de cuidados intensivos (UCI) y de tener complicaciones graves que una persona sin sobrepeso. Esto se debe a que la obesidad produce cierta disfunción del sistema inmunitario y una mala respuesta a las infecciones, especialmente a las infecciones respiratorias como las que produce el coronavirus.

Por otra parte, se cree que el tejido adiposo posee una alta densidad de unos receptores que utiliza el coronavirus para entrar en las células. Usando este receptor, el virus entraría en las células de la grasa donde podría acumularse o diseminarse a otros tejidos.

Incluso se está investigando si las personas con obesidad podrían diseminar la infección con más facilidad que las personas sin sobrepeso pues tardarían más en eliminar el virus, y la cantidad de virus en el aire exhalado podría ser mayor.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con uno de nuestros nutricionistas.

También puedes contratar nuestro nuevo programa de nutrición y te ayudaremos a controlar tu peso.


Por todo ello, se ha sugerido que las personas con obesidad, especialmente si es una obesidad importante, sean consideradas un grupo de alto riesgo de infección grave por coronavirus, al igual que por ejemplo las personas ancianas, o las personas con problemas médicos como diabetes,  algún tipo de inmunodepresión, enfermedades pulmonares crónicas o cáncer.

Además, es importante señalar que las personas jóvenes sin enfermedades crónicas, que en principio no son de alto riesgo, se convierten en una población de riesgo de infecciones graves por coronavirus si sufren obesidad. Así que las personas con obesidad de cualquier edad deben tener especial precaución y tomar medidas adicionales para evitar la infección por coronavirus.

Conscientes de el peligro de la asociación entre obesidad y coronavirus, los expertos implicados en el manejo de esta enfermedad insisten en las recomendaciones para controlar el sobrepeso, las cuales incluyen principalmente la práctica regular de ejercicio físico y la necesidad de seguir una dieta equilibrada. En  concreto,  se  aconseja evitar  alimentos  y  bebidas con  gran  cantidad  de azúcares y reducir o evitar el consumo de alcohol, y de alimentos ricos en grasas o procesados. Por  el  contrario,  se  debe  favorecer  el  consumo  de  frutas  y  verduras.

Además, los expertos recomiendan que aquellas personas  que  tengan  exceso  de  peso acudan  a  profesionales para el correcto manejo de la enfermedad. El seguimiento regular por nutricionistas y otros expertos en el manejo del sobrepeso puede suponer un cambio radical en los hábitos alimentarios y en el estilo de vida y asociarse  a una mejora significativa en nuestra salud en un periodo corto de tiempo.

En resumen, el sobrepeso y la obesidad se considera en la actualidad una auténtica epidemia. El confinamiento se ha asociado a un incremento de peso en muchas personas por la disminución en el ejercicio físico y a la dificultad de llevar una dieta saludable. La obesidad además de tener un gran impacto en la salud, por un incremento den el riesgo de numerosas enfermedades, se asocia a un incremento en el riesgo de enfermedad grave por coronavirus. Por ello, las personas con sobrepeso u obesidad deben de tener precaución y tomar medidas adicionales para evitar la infección por coronavirus.  Además de practicar ejercicio físico de forma regular y de seguir una dieta equilibrada,  se recomienda que las personas que sufren exceso de peso busquen la ayuda de profesionales  para el correcto manejo del sobrepeso.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con uno de nuestros nutricionistas.

También puedes contratar nuestro nuevo programa de nutrición y te ayudaremos a controlar tu peso.


Para más información