1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Flujo en el embarazo

Flujo en el embarazo

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Cómo varía el flujo vaginal en el embarazo?

El embarazo se caracteriza por cambios hormonales y estos traen consigo modificaciones en la secreción vaginal de la embarazada. Es importante conocer qué flujo vaginal es normal según el trimestre del embarazo que se encuentre y cual es objeto de revisión médica por ser patológico.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

La secreción vaginal durante el embarazo es clara y transparente o blanquecina con discreto olor.

En general, la secreción vaginal durante el embarazo es clara y transparente o blanquecina con discreto olor. Su volumen se incrementa conforme evoluciona el embarazo para reducir el riesgo de infecciones vaginales y uterinas, se produce a partir de las hormonas placentarias y por la producción del tapón mucoso. 

En el segundo trimestre, puede aparecer un flujo asalmonado después de mantener relaciones sexuales o tras un examen ginecológico por encontrarse la zona sensible sin que esto sea patológico. Aunque es importante tener en cuenta que todo flujo rosado o asalmonado durante más de 24 horas debe ser evaluado por el especialista. 

A partir de las últimas semanas de embarazo, este se transforma en más pegajoso, igualmente con un olor discreto que puede ser de color asalmonado o con hilos de sangre. Se debe principalmente a la pérdida progresiva del tapón mucoso cuando el cuello uterino comienza el proceso de dilatación para el parto.

¿Qué puedo hacer en caso de aumento del flujo?

En caso de que aumente el flujo vaginal, es importante estar pendiente de sus características, como son consistencia y color, para así poder descartar ciertas enfermedades. Algunos ejemplos de tipos de flujo vaginal:

  • Aumento de la secreción transparente: podemos estar ante la presencia de escape de líquido amniótico, por lo cual, debemos acudir inmediatamente a urgencias.
  • Blanco y grumoso: con escozor en el área genital, está fuertemente asociado a Cándidas. Esto puede ser común durante el embarazo, el médico indicará tratamiento sin afectar al feto.
  • Verde o amarillo: sugiere una infección por Clamidia o Tricomomas y esto puede ir asociado a eritema y escozor de genitales. Este flujo vaginal tiene un típico olor fétido. Es importante acudir al médico de forma oportuna, ya que, de no ser tratado, pueden aparecer complicaciones en el bebé años después de su nacimiento a nivel del sistema nervioso central y del desarrollo, así como trastornos de fertilidad en la mujer.
  • Gris: este tipo de coloración asociada con olor a pescado que aumenta después de las relaciones sexuales, nos hacen sospechar que la paciente presenta vaginosis bacteriana, producido por un desequilibrio bacteriano en la vagina. Aunque es común que se presente, es importante su tratamiento para evitar complicaciones posteriores.
  • Color café: secreción que se observa a inicios del embarazo debido a la implantación. No debe ser motivo de preocupación excepto si aparece después de los primeros meses.
  • Rosado: este tipo de secreción vaginal puede aparecer el primer mes o al finalizar el embarazo de manera normal, pero, ante la duda, es preferible que todo flujo vaginal rosado o asalmonado que persista más de 24 horas sea evaluado por el médico tratante, para descartar la enfermedad en el mismo.
  • Roja: es una urgencia, sobre todo si viene acompañado de dolor abdominal o coágulos en cualquier momento del embarazo.
¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

De manera general, podemos evitar la incomodidad del aumento del flujo con las siguientes medidas:

  • Mantener la zona genital limpia y seca.
  • Aumentar las medidas de higiene, utilizando jabones con pH neutro.
  • Emplear protectores o compresas de algodón diario y cambiarlas durante el día las veces que sea necesario.
  • Limpiarse correctamente al ir al sanitario, de adelante hacia atrás.
  • Utilizar ropa interior de algodón.
  • No realizar lavados o duchas vaginales.
  • No utilizar perfumes vaginales.
  • No usar óvulos, pomadas o cremas sin antes consultar al médico. 

¿En qué casos debería consultar con un especialista?

Se debe acudir al médico si se presentan algunos de los siguientes síntomas:

  • Flujo líquido transparente parecido a la orina
  • Ardor o picor por el flujo
  • Irritación vaginal
  • Escozor al orinar
  • Mal olor del flujo
  • Flujo espumoso o con sangre
  • Flujo vaginal acompañado de dolor abdomino-pélvico y fiebre

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.