Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

El Psoas Iliaco

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Todos los músculos del cuerpo son importantes, pero desde mi punto de vista el Psoas Iliaco merece un apartado especial. Seguramente, si les pregunto a mis compañeros fisioterapeutas y osteópatas, compartan conmigo la idea de que la lesión de este músculo es causa frecuente de visitas a su consulta.

Esta semana vino Mariano a la consulta.

Me cuenta que hace un mes tuvo dolor lumbar (señala con las manos de arriba abajo la zona de dolor) realizó ejercicios y estiramientos y el dolor desapareció. Ahora el motivo de su consulta es una molestia en la pierna derecha, su sensación no es concretamente dolor siente hormigueo en la zona anterior de la pierna que se agudiza cuando conduce.

Mariano es conductor profesional, pasa muchas horas sentado y en sus días libres le gusta montar en bici y hacer rutas de senderismo por la montaña.

El psoas Ilíaco está formado por dos músculos, el Psoas y el Iliaco, el Psoas nace de la 12º vértebra dorsal, continúa insertándose en todas las lumbares, pasa por delante del sacro (articulación sacroilíaca) y cuando llega a la pelvis (iliaco) se une con el músculo ilíaco, ambos forman un tendón que termina insertándose en la cadera (trocánter menor).

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

El psoas Ilíaco está formado por dos músculos, el Psoas y el Iliaco, el Psoas nace de la 12º vértebra dorsal, continúa insertándose en todas las lumbares, pasa por delante del sacro y cuando llega a la pelvis se une con el músculo ilíaco.

Imágenes tomadas del libro “Atlas de anatomía humana” 5ºEdición.

Gracias a esta disposición anatómica, el Iliopsoas es uno de los músculos que une el tronco con las caderas, permite que podamos mantener la postura cuando estamos erguidos y ayuda a realizar la extensión lumbar cuando estamos de pie.

Su principal función es flexionar la cadera, por ejemplo: cuando adelantamos la pierna para dar un paso o para correr, cuando subimos un escalón o montamos en bici.

Según los síntomas que tiene Mariano, puede tratarse de una lesión discal o un atrapamiento nervioso, pero descartamos esta opción porque tenemos una prueba diagnóstica (Resonancia Magnética) en la que comprobamos que los discos vertebrales de la lumbar se encuentran en perfecto estado.

Buscamos entonces otra opción que pueda justificar sus síntomas.

Cuando mandamos a Mariano que se levante para ponerse en pie, observamos que aparecen molestias en la zona anterior de la cadera derecha (ingle), una vez de pie nos damos cuenta de que esa misma cadera no puede realizar una extensión completa, es decir, el tronco de Mariano está ligeramente flexionado hacia delante. Esto nos hace pensar que el músculo psoas iliaco pueda estar acortado y como consecuencia sus puntos gatillo se activen y den lugar a la sintomatología descrita.

Para comprobarlo, una vez tumbado en la camilla palpamos los puntos gatillo de psoas iliaco  y de otros músculos que puedan estar relacionados y comprobamos que cuando presionamos uno de los puntos gatillo de psoas Iliaco, más concretamente el que corresponde al ilíaco, la sensación que Mariano tiene en la pierna se reproduce.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

 Palpamos los puntos gatillo de psoas iliaco  y de otros músculos que puedan estar relacionados y comprobamos

Imágenes tomadas del libro Travell & Simons Myofascial Pain & Dysfunction: the trigger point manual. 2002.

Recopilando toda la información pensamos que Mariano tiene el músculo psoas ilíaco en disfunción. Cada vez que solicita la contracción de este músculo, el punto gatillo se activa y siente “hormigueo” en la zona anterior de la pierna.

1ºSesión:

Comenzamos realizando pruebas de movilidad de las articulaciones que se relacionan con la pelvis y el músculo Iliopsoas. Encontramos que la 12ºvétrebra dorsal y la articulación sacroilíaca derecha no se mueven correctamente.

Realizaremos técnicas manipulativas y articulares para recuperar la movilidad perdida.

Después, es importante revisar la respiración y ver a través de la parrilla costal si el diafragma se mueve correctamente.

El psoas ilíaco, en su recorrido atraviesa el músculo del diafragma de forma que si alguno de ellos está en disfunción repercute sobre el otro.

Efectivamente, cuando palpamos los bordes costales de las últimas costillas, sentimos que su movilidad está entrecortada.

Para tratar el diafragma debemos tomar contacto con las últimas costillas y acompañar su respiración hasta recuperar la movilidad costal.

Pasamos a valorar los músculos de la zona lumbar. Cuando el psoas ilíaco está en disfunción, la zona lumbar tanto tejidos como articulaciones sufren tensión.

Para tratar esta zona, realizaremos técnicas que relajen los tejidos blandos de la zona lumbar.

Y por último, tratamos el psoas iliaco:

Primero relajamos la musculatura de la zona anterior de la cadera y de la pierna con estiramientos.

Después identificamos los puntos gatillo que reproducen la sintomatología y los tratamos presionando en el punto hasta que la sensación de hormigueo desaparezca.

Una vez terminada la sesión, recomendamos a Mariano que modifique la posición del asiento del coche, de forma que el ángulo que forman la cadera y el tronco quede entre 100º y 120º. Tener un ángulo menor de 100º mantiene al psoas iliaco en una posición de tensión.

2º sesión:

Hoy Mariano acude a la consulta nos cuenta que la sensación que tenía en la pierna ya no es continua, pero aparece puntualmente cuando conduce.

Cuando lleva mucho tiempo sentado sobre todo en el sillón de casa y decide levantarse, tiene una ligera molestia.

Le pedimos que se ponga de pie, comprobamos que puede extender la cadera sin dificultad y la posición de su pelvis y su tronco es correcta.

En este caso, dedicaremos la sesión a realizar estiramientos del psoas iliaco y de los músculos que se encuentran relacionados con el: cuadrado lumbar, isquiotibiales, recto femoral, tensor de la fascia lata y paravertebrales lumbares.

Estos músculos son susceptibles de tener tensión incluso activación de sus puntos gatillos cuando el psoas ilíaco está en disfunción.

Para terminar la sesión recomendamos a Mariano que realice estiramientos de los principales músculos en su domicilio.
Para la disfunción del psoas ilíaco realice los estiramientos anteriormente indicados hasta que su molestia desaparezca completamente.Realice estiramientos de los principales músculos en su domicilio.

Recomendamos también que modifique la posición cuando se sienta en el sillón de casa, puede sentarse sobre cojines de forma que las rodillas queden ligeramente más bajas que su cadera. O si puede mover el respaldo, es aconsejable que lo desplace hacia atrás para abrir el ángulo que forma la cadera y el tronco.

Le pedimos también que no pase demasiadas horas sentado, y cuando sea así, realice los estiramientos anteriormente indicados hasta que su molestia desaparezca completamente.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

Artículo escrito por Patricia de Maya. (Fisioterapeuta)