Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. COVID-19: Rehabilitación de olfato y gusto

COVID-19: Rehabilitación de olfato y gusto

Programa de rehabilitación de gusto y olfato

Regenera tu capacidad de olfato y gusto de forma cómoda desde tu domicilio. Con la monitorización de un fisioterapeuta experto en la rehabilitación olfato-gustativa

Comprar ahora

La hiposmia es un trastorno del sentido del olfato que supone la disminución de la capacidad de percibir olores. De igual modo, la anosmia es la pérdida total del olfato y que también está asociada a un deterioro del sentido del gusto.

Las causas que pueden producir la disminución o pérdida del olfato son diversas. Principalmente, el olfato puede verse afectado por:

  •   Traumatismos o infecciones víricas. Entre estas últimas se encuentra la infección por el virus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19.
  •   Enfermedades nasosinusales.



Las investigaciones más recientes muestran que la COVID-19 puede producir alteraciones en el olfato en más del 85% de las personas afectadas por la infección. Se estima que una parte importante de estas −que puede ser cercana a la mitad− recuperará el olfato y el gusto progresivamente en los siguientes 12-24 meses. Sin embargo, se recomienda acudir a un especialista y plantear una terapia de rehabilitación ya que en el 7% de estos pacientes la capacidad olfatoria no se recuperará completamente. Accede ya al programa online de rehabilitación de olfato y gusto post COVID-19

Cómo afecta la COVID-19 al olfato

La infección por COVID-19 puede afectar a las células nerviosas de la cavidad nasal (células gliales), las cuales actúan como soporte de las neuronas sensoriales olfativas en las que son transmitidos los olores captados por los receptores olfativos. Por otra parte, la afectación del gusto y el olfato suele ir asociada a otros síntomas virales, como la cefalea, aunque en ocasiones esta pérdida sensorial se presenta de forma aislada. Este hecho podría sugerir la alteración del nervio olfatorio, y por tanto del lóbulo frontal, provocando una anosmia/hiposmia neurosensorial.

De este modo, el SARS-CoV-2 presenta un potencial neuroinvasivo con capacidad de producir modificaciones microestructurales significativas del epitelio olfatorio y de la vía olfativa.

En este sentido, las pruebas llevadas a cabo en pacientes con disfunción olfativa relacionada con la COVID-19 muestran la presencia de partículas virales causantes de alteraciones histológicas del epitelio olfatorio, asociado a un proceso inflamatorio. Es destacable la presencia de las alteraciones histológicas varias semanas después de la fase aguda de la infección en pacientes con disfunción olfativa persistente, mostrando evidencia de la destrucción masiva del epitelio olfatorio, junto con la presencia de partículas víricas. Los resultados de los análisis histológicos también han podido mostrar la afectación del nervio olfatorio, junto con la neuropatía inflamatoria de los tractos olfatorios.

La anosmia o pérdida total del sentido del olfato implica una afectación de las células olfatorias, unas neuronas con capacidad para regenerarse a partir de las células basales situadas de forma habitual en la mucosa olfatoria. Si estas últimas no han resultado lesionadas, pueden regenerar el epitelio de la mucosa que ha sido dañado como consecuencia de la infección o por otras causas. Se ha comprobado que esta regeneración puede incrementarse a partir de la estimulación del sentido olfatorio a través de la exposición repetida a sustancias odorantes.

Rehabilitación del olfato y el gusto

La rehabilitación y el entrenamiento olfatorio es una técnica empleada desde hace años para tratar las alteraciones del sentido del olfato, incluyendo la hiposmia y la anosmia. Se trata de una herramienta útil que permite a los pacientes que lo necesiten recuperar su capacidad olfatoria.

Esta estrategia terapéutica de rehabilitación se ha mostrado eficaz y está respaldada por una evidencia científica contrastada. Se centra en la memoria olfativa de los pacientes que han sufrido un deterioro de la capacidad olfatoria por causa de infecciones respiratorias agudas, como es el caso de la COVID-19.

La rehabilitación olfatoria es una terapia sencilla de poner en práctica, sin efectos secundarios y que mejora notablemente la función olfativa a partir de la reactivación precoz de las células dañadas del sistema olfativo durante el proceso patológico para poder acelerar el proceso de recuperación.

Programa de rehabilitación olfatoria online

El programa de rehabilitación online se lleva a cabo gracias a la plataforma REHUB accesible desde ordenador, móvil o tablet. Consta de 24 semanas de tratamiento divididas en 3 fases, en las que se trabajan diferentes aspectos del sistema olfativo y gustativo gracias a un kit de aromaterapia y la monitorización de un fisioterapeuta experto en la rehabilitación olfato-gustativa.

En definitiva, gracias a la exposición de forma pautada de diferentes aromas durante un periodo de tiempo determinado, se puede ir regenerando la capacidad del sistema olfatorio. En cualquier caso, se trata de un proceso largo y en el que es esencial mantener la disciplina y la constancia para obtener unos buenos resultados. Accede ya al programa online de rehabilitación de olfato y gusto post COVID-19

Bibliografía