Concepción Sebastián Fernández

Licenciada en medicina y cirugía

Especialista en medicina familiar y comunitaria

¿Qué es una contusión?

Las contusiones son los golpes que se sufren en el organismo contra una superficie dura. Dichos golpes no penetran en el organismo, la lesión que produce puede ser desde un leve moratón, hasta lesiones sobre órganos internos, produciendo hematomas o afectaciones más graves.
Los síntomas de una contusión son el dolor, el enrojecimiento, la inflamación y el hematoma.

Tipos de contusiones

Los diferentes tipos de contusiones son:

  • Contusión simple: produce un leve enrojecimiento de la piel.
  • Contusión de primer grado: se produce una equimosis por la rotura de pequeños vasos de la piel. La zona afectada tiene un ligero enrojecimiento.
  • Contusión de segundo grado: se produce un hematoma en la zona afectada por extravasación sanguínea. Es producida en el tejido subcutáneo y puede aparecer inflamación de la zona.
  • Contusión de tercer grado: se produce un daño en los tejidos profundos de la piel. Esto se debe al daño que sufren los vasos sanguíneos. Estas contusiones más profundas puede dañar órganos internos y también pueden llevar asociadas fracturas. La causa más típica son los accidentes de tráfico. 

Síntomas de una contusión

Los síntomas de una contusión son el dolor, el enrojecimiento, la inflamación y el hematoma.

Causas de la una contusión

Las causas de una contusión es el golpe contra una superficie dura, en dicho golpe no tiene que haber rotura de la piel.

Las contusiones pueden ser leves, cuando sufrimos, por ejemplo, un golpe en la cabeza contra un estante o ser más graves cuando son, por ejemplo, a consecuencia de un accidente de tráfico.

Tratamiento de contusiones

Las contusiones de grado simple, uno y dos, solo necesitan frío local para producir una vasoconstricción que disminuya el sangrado y, por tanto, el hematoma. En los casos más graves, puede ser necesario intervenir por el daño sufrido sobre órganos internos o sobre los huesos, pudiendo ser necesaria la inmovilización de los mismos.

Pruebas complementarias realizadas en caso de contusión

En las contusiones simples o de primer y segundo grado, no es necesaria ninguna prueba diagnóstica. En los grados tres puede ser necesario realizar pruebas de imagen como radiografías, resonancia magnética, ecografías o TAC, que permitan conocer si hay lesiones en órganos internos, como hígado, páncreas, pulmones, o si existen fracturas óseas.

Factores desencadenantes de contusión

Las contusiones pueden tener múltiples causas desencadenantes, como son no prestar la atención debida al caminar por las calles, tropezar, golpearse contra muebles u otros objetos. En los casos de accidentes de tráfico, el factor desencadenante es el que produce el percance.

Complicaciones de una contusión

Las complicaciones de una contusión pueden ser las infecciones sobre el hematoma, cuando este es de gran tamaño y el encapsulamiento del mismo, que se traduce en un bulto en el lugar de la lesión.

Por otra parte, las contusiones más profundas que afectan a los vasos sanguíneos profundos, pueden dar lugar a la necrosis de los tejidos que irrigan. Por último, en los casos de contusiones profundas, órganos como el bazo, el hígado o el páncreas, pueden sufrir roturas o fisuras que haya que reparar.

Prevención de contusiones

Para prevenir las contusiones, es necesario prestar atención a nuestro entorno, hay que tener especial cuidado y retirar alfombras, muebles, sillas etc.
En las estancias en que se mueven personas mayores que tienen afectada la visión y el odio, así como el órgano del equilibrio, ya que favorecen los tropiezos y los golpes.

En el caso de los niños, es importante evitar que se suban a sitios elevados y proteger los muebles que queden a su altura para evitar contusiones más importantes.

El cierre de los muebles que se encuentran a la altura de nuestra cabeza, también evitará que nos golpeemos contra ellos sin darnos cuenta.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tarda en curarse una contusión?

Una contusión tarda en curar aproximadamente una semana, cuando se trata de una contusión superficial. En los casos de contusiones más importantes que dañan órganos o huesos, el tiempo de recuperación puede ser más largo, llegando a ser de un par de meses.

 ¿Qué es una contusión profunda?

Una contusión profunda es la que afecta al tejido subcutáneo, dañando los vasos sanguíneos y pudiendo llegar a producir la muerte de los tejidos. 

 ¿En qué puede derivar una contusión?

Las contusiones, en la mayoría de ocasiones, no derivan en procesos graves, son hematomas más o menos profundos. Estos hematomas pueden sufrir un encapsulamiento y una infección posterior, en estos casos puede ser necesario drenarlos y poner un tratamiento de antibióticos adecuado.

En contusiones sobre los órganos internos, estos pueden sufrir fisuras o roturas que produzcan hemorragias internas.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento que necesitas?

Cuéntanos lo que necesitas e intentaremos ayudarte lo más rápido posible

¿Tienes dudas?