Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. ¿Conoces la terapia láser de baja intensidad para la caída del cabello?

¿Conoces la terapia láser de baja intensidad para la caída del cabello?

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Tratamiento próximamente disponible en Savia.

El procedimiento láser de baja intensidad, Low Level Light Therapy (LLLT), es relativamente novedoso, pero ha quedado patente su eficacia para tratar problemas de caída y pérdida de cabello. Este tratamiento está especialmente indicado para tratar patologías como la alopecia androgenética o el efluvio telógeno. Aunque muchas veces, el LLLT se aplica como tratamiento complementario a otro procedimiento de restauración capilar. Es una técnica muy sencilla, rápida e indolora que consiste en aplicar la luz amplificada del láser sobre la zona afectada. En el transcurso de tiempo de entre 3 y 6 meses comenzarán a ser visibles los resultados.

Podemos decir que el láser de baja intensidad es una técnica muy recomendada para potenciar otros tratamientos pensados para frenar o restaurar una zona capilar con pérdida de densidad o cabellos. Aunque en algunos casos, también puede utilizarse de forma única para tratar algún problema concreto. En cualquier caso, será el tricólogo, dermatólogo especializado en problemas del cuero cabelludo, quien tras realizar un diagnóstico inicial determinará el mejor tratamiento o conjunto de técnicas para solucionar cada patología.

Recibir un diagnóstico adecuado es el primer paso para conseguir un tratamiento eficaz. En la aplicación de la LLLT habrá que tener en cuenta que en el caso de la calvicie por Lupus, las técnicas con luz podrían realizar el efecto contrario, acentuando la alopecia. Las sesiones consisten en la aplicación de luz amplificada de baja intensidad con una exposición de tiempo creciente, aunque en ningún caso superará los diez minutos. También es habitual la aplicación de cremas tópicas de forma previa a la sesión, al considerar que sirven para potenciar la absorción de la luz.

¿Cómo funciona?

Se han desarrollado numerosos estudios científicos que han venido a destacar que la aplicación de la luz de este láser es adecuada para estimular los folículos pilosos. Su aplicación acelera la fase de caída del cabello (telógena), favoreciendo la fase de crecimiento (anágena). El láser contribuye a estimular a las células que se localizan en la raíz de los cabellos, favoreciendo su oxigenación. Todo ello, contribuye al crecimiento y a la regeneración capilar. Hablamos de un procedimiento que cuenta con numerosas ventajas para la restauración capilar, entre las que podemos destacar:

  1. Mejora la circulación y riego sanguíneo en el cuero cabelludo.
  2. Favorece la liberación de sustancias naturales que estimulan el crecimiento.
  3. Fortalece el cabello.
  4. Aumenta el número de folículos pilosos en fase de crecimiento.
  5. Estimula la producción natural de colágeno que ralentiza el proceso de envejecimiento del cabello.
  6. Supone un efecto antibacteriano que fomenta la eliminación de toxinas que son las causantes de problemas como la grasa en el cuero cabelludo o la presencia de caspa.

El láser de baja intensidad también se conoce como Láser Helio Neón. Es una técnica que puede resultar muy eficaz para tratar problemas de alopecia tanto en hombres como en mujeres. Ha quedado patente que es especialmente efectivo en el caso de la alopecia areata, que suele verse agravada ante cuadros de estrés o ansiedad. También puede mejorar otras patologías como la alopecia por tejido cicatricial o, como ya hemos comentado, la alopecia androgenética o el efluvio telógeno.

La caída del pelo se convierte en un problema de pérdida de cabellos cuando el folículo se miniaturiza, dando lugar a un acortamiento de la fase de crecimiento. Por esta razón el pelo está menos tiempo en crecimiento y, termina cayendo de forma prematura. Al aplicar el láser se consigue mejorar la circulación sanguínea, favoreciendo la oxigenación y la llegada de nutrientes a los folículos. Además de la estimulación celular, a la que ya hemos hecho referencia.

El láser de baja intensidad es un procedimiento muy recomendable como técnica complementaria en la aplicación de otros tratamientos de restauración capilar como la bioestimulación capilar, mesoterapia con plasma rico en plaquetas o, incluso, el microinjerto.

¿Tiene efectos secundarios?

Habitualmente no. Es una técnica mínimamente invasiva e indolora. Aunque un número escaso de pacientes han referido sensación leve de picor o quemazón en el cuero cabelludo, justo después de la aplicación del láser. También es posible la erupción de granitos en la zona tratada que desaparece rápidamente con la aplicación de un tratamiento concreto.

El uso de tratamientos láser en materia sanitaria viene realizándose desde la década de los 60. Sin embargo, el descubrimiento de sus bondades en el campo de la restauración capilar ha sido relativamente novedoso. No solo se trata de frenar la caída del cabello, ni de que aparezcan nuevos cabellos en fase de crecimiento. El láser de baja intensidad también incrementa la densidad y grosor del pelo, generando una apariencia más saludable y mejorando su brillo natural.

En Clínica IMEMA somos expertos en tratamientos capilares con láser de baja intensidad. Sólo utilizamos productos y tecnología de la más alta calidad. Con nosotros tendrás la tranquilidad de estar en manos de profesionales de contrastada experiencia y reputación, a la altura de una de las clínicas más prestigiosas de Europa.