Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Ayuno en el análisis de sangre: ¿Cuándo y cómo debo hacerlo?

Ayuno en el análisis de sangre: ¿Cuándo y cómo debo hacerlo?

Analítica de sangre completa

Si ha pasado mucho tiempo desde la última vez que te hiciste una analítica de sangre, quizá te interese comprar esta prueba en una clínica cerca de tu casa para controlar tu estado de salud.

Comprar analítica

Es común cuando hay que hacerse un análisis de sangre que el médico nos indique la necesidad de un periodo de ayuno previo a la extracción.

En este sentido, existen numerosas evidencias sobre la repercusión de los alimentos ingeridos y el tiempo transcurrido hasta la obtención de la muestra de sangre en los niveles de los parámetros bioquímicos analizados.

De este modo, las recomendaciones sobre el número de horas de ayuno antes de la realización de un análisis de sangre varían según los parámetros a analizar, siendo lo más habitual 10-12 horas de ayuno antes de la extracción de sangre, permitiéndose sólo la ingesta de agua y los medicamentos prescritos por el médico.





Ayuno: ¿En qué tipos de análisis lo necesito?

En función de los parámetros que se quieren analizar podrá ser necesaria la realización de un periodo variable de ayuno.


Ayuno en el hemograma

El hemograma es uno de los análisis de laboratorio más habituales incluidos en un análisis de sangre. Consiste en el recuento de los diferentes tipos de células que están presentes en la sangre:

  • Glóbulos rojos, hematíes o eritrocitos.
  • Glóbulos blancos o leucocitos.
  • Plaquetas.

El hemograma también permite evaluar la hemoglobina, proteína pigmentada que da color a los glóbulos rojos, encargada de transportar el oxígeno y el dióxido de carbono, así como el hematocrito o proporción de glóbulos rojos en relación con el volumen total de la sangre.

Cuando la única prueba a realizar es un hemograma, no es necesario realizar ayuno.Sin embargo, con frecuencia la extracción de sangre para el hemograma se utiliza también para realizar otras pruebas que sí exigen ayuno, como una bioquímica para valorar la glucosa en sangre o el perfil lipídico.


Ayuno en la glucemia

Para los análisis de glucosa en sangre o glucemia debe guardarse un ayuno de, al menos, 8 horas.

En el caso de la prueba de tolerancia oral a la glucosa debe ser efectuada por la mañana, después de 3 días de un régimen alimentario sin restricciones especiales y que incluya, por lo menos, 150 gramos diarios de hidratos de carbono. En las 8 horas que preceden a la realización de la prueba debe evitarse la práctica de ejercicios físicos intensos.

En el caso de personas con diabetes, tratamientos con medicamentos para disminuir la glucemia o con insulina, debe ser el médico el que valore si se debe continuar con el tratamiento estando en ayunas.


Ayuno en el perfil lipídico

Para analizar adecuadamente las partículas lipídicas presentes en la sangre, es necesario realizar un ayuno de 6 a 8 horas antes de la extracción de sangre. Con ello se pretende evitar que los valores obtenidos no se vean influenciados por la absorción de grasas provenientes de una comida reciente. Sin embargo, algunos estudios muestran pocas diferencias entre los perfiles lipídicos en ayunas y sin ayuno, por lo que diversas sociedades médicas y guías de diferentes países respaldan el análisis del perfil lipídico sin ayuno. En cualquier caso, el perfil lipídico dentro de un análisis de sangre suele ir acompañado de la glucemia, parámetro que sí requiere claramente de ayuno.

En el caso de los análisis de colesterol no suele ser obligatorio el ayuno, aunque se suele recomendar el ayuno durante 10-12 horas.

En caso de que el paciente tenga triglicéridos altos el ayuno se podrá alargar hasta las 14 horas.


Ayuno y niveles hormonales y de proteínas

Para conocer los niveles de diferentes hormonas y proteínas presentes en la sangre pueden ser necesarios diferentes grados de ayuno.

En el caso de la TSH (hormona estimulante de la tiroides) y el PSA (antígeno prostático específico), proteína producida en la próstata que se utiliza como marcador tumoral, el ayuno debe ser de al menos 4 horas.



Preguntas frecuentes

¿Cuántas horas tengo que hacer ayuno antes de un análisis?

En general, el tiempo de ayuno requerido es de 8 a 12 horas antes de una prueba. La mayoría de las pruebas que requieren ayuno se programan temprano por la mañana para facilitar su cumplimiento.


¿Por qué es importante y qué ocurre si no lo hago?

La composición de la última ingesta de alimentos y el tiempo transcurrido hasta la obtención de la muestra sanguínea pueden interferir con los parámetros bioquímicos analizados. De este modo, los resultados de la analítica pueden aparecer distorsionados si no se respeta el ayuno.


¿Puede beberse agua antes del análisis?

Durante el periodo de ayuno no se puede ingerir nada más que agua. El café, los zumos y otras bebidas pueden modificar la composición de la sangre e interferir en los resultados del análisis. Tampoco es recomendable masticar chicle, fumar ni hacer ejercicio en las horas previas a la realización de la analítica.


¿Es necesario el ayuno para un análisis de orina?

Si sólo hay que hacerse un análisis de orina, no hace falta estar en ayunas.

Accede con Savia a una analítica completa desde 25 €.



Bibliografía