Alimentación para el hipertiroidismo

Arlenys Karina Batista Urbaez

Licenciada en medicina y cirugía. Especialista en medicina familiar y comunitaria

Introducción

El hipertiroidismo, cuando no es tratado de forma eficiente, puede afectar a nuestra calidad de vida. Actualmente, hay múltiples estudios que demuestran el papel activo de la alimentación como parte del tratamiento médico para mejorar el curso de esta enfermedad. Sobre todo, en lo que respecta a limitar los nutrientes que ayudan a producir la hormona tiroidea, como el yodo, y potenciar aquellos antioxidantes que ayudan a regenerar las células sanas como el selenio. Si quieres saber más sobre este tipo de dieta, continúa leyendo.
Actualmente, hay múltiples estudios que demuestran el papel activo de la alimentación como parte del tratamiento médico para mejorar el curso de esta enfermedad.

¿Qué es el hipertiroidismo?

El hipertiroidismo es la enfermedad de la glándula tiroidea con aumento, de forma exponencial, de la secreción hormonal de tiroxina, con el consecuente aumento de la tasa metabólica basal corporal expresada en pérdida de peso, taquicardia y/o arritmia, nerviosismo, ansiedad e irritabilidad, temblores distales, sudoración excesiva, cambios en los patrones de hábito intestinal, aumento de la glándula tiroidea, fatiga y debilidad muscular, dificultad para conciliar el sueño, aumento de la sensibilidad al calor y cambios en los patrones de menstruación en la mujeres. Tiene ciertas características familiares asociadas a enfermedades crónicas como la diabetes insulinodependiente, anemia perniciosa e insuficiencia suprarrenal primaria. Su mayor frecuencia se da en el sexo femenino. De no tratarse a tiempo y de forma indicada con medicamentos antitiroideos, pueden producir complicaciones cardiovasculares u óseas que pongan en peligro la calidad de vida del paciente.

Alimentos recomendados para el hipertiroidismo

Es importante consumir alimentos que disminuyen la absorción de yodo, entre los cuales destacan:

  • Repollo, coliflor, brócoli, rábano y coles de Bruselas.
  • Carnes de ternera, pavo, pollo y pescado ricos en selenio.
  • Huevos.
  • Frutas frescas, sobre todo, ciruela, melón, limón y naranjas.
  • Piñones, champiñones, hortalizas y trigo, igualmente ricos en selenio que funciona como antioxidante celular.
  • Patatas, endivias, cebollas y espárragos ricos en litio.
  • Semillas de lino, que reducen la producción de tiroxina.
  • Frutos secos, como castañas y nueces, y legumbres, como garbanzos y cacahuetes, contienen ácido cafeico y clorogénico que reducen la actividad tiroidea.
  • El ácido cafeico, que disminuye la producción de tiroxina. También lo encontramos en el apio, naranja, limón, zanahoria, aguacate, ciruela, berenjena y melocotón.

Alimentos a evitar si padeces hipertiroidismo

Se deben evitar los alimentos ricos en yodo, por lo cual, se desaconseja el consumo de los siguientes alimentos:

  • Verduras: tomates,  espinacas y ajo
  • Legumbres: habas, soja, maíz, girasol, guisantes y lentejas
  • Algas, sobre todo, el Fucus Vesiculosus
  • Frutas: manzana, piña, mango, dátiles, coco, nueces de Brasil y fresas
  • Cereales: avena
  • Frutos secos: pistacho, avellana y anacardo
  • Productos precocinados y bollería
  • Sal yodada
  • Mariscos
  • Hierbas y especias: hinojo, hiedra terrestre, canela, ginseng y albahaca

Ejemplo de menú diario

DESAYUNO: Café con leche, tostada de centeno con hummus y melón

COMIDA: Tallarines con tomate frito natural, pavo al horno con cebolla, brócoli y zanahoria salteada. Fruta fresca de postre.

MERIENDA: Macedonia de pera, kiwi y arándano con queso fresco batido y nueces

CENA: Tortilla francesa con espárragos y plátano.

Preguntas frecuentes 

¿Son recomendables las infusiones en el hipertiroidismo?

Las infusiones nos pueden ayudar en forma directa o indirecta siempre que estemos bajo tratamiento y supervisión del médico. Algunas de estas infusiones son:

  • Menta de lobo: el ácido litospérmico disminuye los niveles de tiroxina y de TSH, es especialmente útil cuando hay síntomas que incluyen dificultad para respirar, palpitaciones y temblor.
  • Hoja de limón/melisa: el bálsamo de limón ayuda a bloquear los receptores de hormonas que estimulan la tiroides, esto inhibe la unión de TSH a los tejidos de la tiroides. Colabora a mejorar los síntomas de nerviosismo, intranquilidad, migraña y palpitaciones.
  • Agripalma: es una hierba de la familia de la menta conocida como bloqueador beta natural, por lo cual, debe ser ingerida bajo estricta observación médica para ayudar a aliviar los síntomas relacionados con la hiperactividad de la tiroides, tales como palpitaciones, ansiedad, falta de sueño e irritabilidad.
  • Col: en conjunto con jugo de limón, posee grandes cantidades de ácido cafeico y clorogénico que reducen la producción hormonal.
  • Rábano: este vegetal es efectivo para regular la producción de hormona tiroidea. Se puede ingerir dos veces a la semana.

¿En recomendable incluir ejercicio físico en mi dieta para el hipotiroidismo?

El ejercicio físico es importante como tratamiento coadyuvante en cualquier patología. En el paciente con hipertiroidismo, es muy importante tener en cuenta que su patología debe estar compensada, ya que, los síntomas de la enfermedad descompensada como taquicardia, palpitaciones y arritmia en reposo, pueden ser exacerbadas con la realización de cualquier tipo de ejercicio físico, ocasionando alteraciones que pueden comprometer la vida. Por tanto, mientras la enfermedad se encuentra descompensada, es contraindicación absoluta la realización de actividad física, esta se puede ir iniciando paulatinamente conforme se optimicen los valores hormonales, y teniendo especial cuidado en medir la frecuencia cardiaca.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento que necesitas?

Cuéntanos lo que necesitas e intentaremos ayudarte lo más rápido posible

¿Tienes dudas?