Acrocordones: Qué Son y Cómo Tratarlos

Dr. Jorge Romaní

Especialista en Dermatología

Médico colaborador de Advance Medical

Aunque mucha gente les llama "verrugas", no tienen nada que ver con las verrugas víricas (provocadas por papilomavirus), ya que aparecen por otras causas y no son contagiosos. Su aspecto habitual es el de excrecencias o pápulas en la piel, de consistencia blanda (también se les llama fibromas blandos), de color marrón, que muchas veces son pediculadas (cuelgan de la piel de un pedículo estrecho), y que suelen desarrollarse sobre áreas de roce como las axilas o el cuello.

Los acrocordones son asintomáticos, aunque suelen provocar molestias cuando se enganchan en la ropa o se irritan por roce.

Síntomas y causas

Los acrocordones son asintomáticos, aunque suelen provocar molestias cuando se enganchan en la ropa o se irritan por roce. El único inconveniente que provocan es la incomodidad y la repercusión estética. Aunque aparecen en áreas de roce, no son debidos a las cadenas ni a ciertas ropas, como el saber popular quiere hacer creer. El factor que más frecuentemente provoca acrocordones es el sobrepeso. Se ha descubierto que las personas con sobrepeso y obesidad tienen más resistencia de las células de su cuerpo a la acción de la insulina (la hormona que hace que nuestras células obtengan y metabolicen la glucosa). Si la insulina aumenta, ésta tiene un efecto sobre la piel provocando que crezcan estas pequeñas excrecencias o fibromas en ciertas áreas del cuerpo.

¿Pueden provocar algún problema?

No provocan ningún problema, y no pueden transformarse en ningún cáncer. Tampoco hay riesgo de que se contagien por contacto con otras personas o con objetos como toallas o pañuelos, al contrario de lo que mucha gente cree. A lo sumo, producen molestias por roce, y en ocasiones se irritan y se estrangulan desapareciendo solos después de unos días de inflamación.

¿Es cierto que pueden quitarse atándoles un hilo?

Cuando son pequeños y muy pediculados o “colgantes”, es cierto que si se les ata un hilo, se estrangula su aporte de sangre, se necrosan y se caen solos sin demasiada molestia. Es un tratamiento sencillo y adecuado si lo realizan manos expertas.

¿Se pueden quemar con los líquidos antiverrugas?

No es aconsejable hacerlo, ya que no son verrugas, y los citados líquidos pueden dañar la piel por su efecto cáustico.

Entonces ¿cuál es el mejor tratamiento para eliminarlos?

El dermatólogo los puede eliminar mediante crioterapia (aplicando un gas frío que los quema), mediante extirpación, con un electrobisturí o un láser. En ningún caso se tratan en la medicina pública, ya que estamos ante un problema estético. Hay que tener en cuenta que el tratamiento los puede eliminar, pero no evita que aparezcan acrocordones nuevos.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento que necesitas?

Cuéntanos lo que necesitas e intentaremos ayudarte lo más rápido posible

¿Tienes dudas?