Tratamiento Anti Acné en

El acné es ese molesto trastorno de la piel que ocurre cuando tus folículos, generalmente de cara o espalda, se tapan con grasa y células muertas. Si no se trata adecuadamente, deja cicatrices allá por dónde pasa. Para ello, contamos con los mejores especialistas y dermatólogos que aplican tratamientos personalizados para cada caso (tratamientos tópicos, antibacterianos, antiinflamatorios, exfoliaciones…) eliminando los síntomas de acné como poros tapados y comedones, de la manera más eficaz.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 91 904 64 48

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

1 Opciones disponibles en Todas las ciudades

Limpieza Facial (Limpieza de cutis)

La limpieza de cutis es un proceso en el que se eliminan todas las impurezas y células muertas que puedan aparecer en tu rostro, de manera que tu cutis obtendrá un aspecto completamente liso y lumin...oso. Se requiere de varios pasos para la realización de este proceso y, dependiendo del tipo de rostro, los productos a utilizar serán unos u otros, convirtiendo al proceso en un producto totalmente personalizado. Leer más

Ver centros en:

    a - z
  • Alicante
Image centro

Cuerpodent

Alicante · Calle San Mateo 6

20 €

Más información sobre este Tratamiento

Definición

Son todas aquellas medidas farmacológicas administradas por vía tópica u oral, así como el uso de otras técnicas complementarias destinadas a conseguir la curación y mejora del acné y la minimización de sus complicaciones y secuelas.

¿Cómo es el tratamiento antiacné?

El tratamiento antiacné difiere según el grado de gravedad de la enfermedad que padezca el paciente:

  • En las formas leves de acné comedoniano se utilizan sobre todo tratamientos de aplicación tópica como el peróxido de benzoilo, el adapaleno, o la tretinoína, entre otros.
  • En formas moderadas, además de los anteriores tratamientos tópicos mencionados, se pueden prescribir antibióticos tópicos como la clindamicina o la eritromicina.
  • En formas más intensas, como el acné pápulo-pustuloso intenso o nódulo-quístico, se establecen tratamientos sistémicos cuyo fin va destinado a inhibir el crecimiento de la bacteria asociada al acné (P. acnes), para lo cual existen antibióticos como las tetraciclinas, eritromicina, minociclina, doxiciclina o clindamicina.

Si la respuesta a estos tratamientos no es favorable, se pueden utilizar anticonceptivos orales en el caso de las mujeres, o tratamiento con Isotretinoína (un retinoide que elimina la bacteria asociada a las lesiones acneicas).

  • En los casos más graves e intensos, como es el acné conglobata y el nódulo quístico intenso, se prescribe un tratamiento con isotretinoína así como corticoides orales como la prednisona para disminuir la inflamación en las lesiones.

Existen medidas de tratamiento complementarias al farmacológico, como son los métodos quirúrgicos de drenaje de los quistes, la reparación de cicatrices con dermoabrasión, criocirugía, uso de lámparas, exposiciones solares o utilización de peeling químico.

¿Para quién está indicado?

Según el tipo de acné que padece el paciente, las indicaciones de uso de uno u otro tipo de tratamiento varían. La indicación de cuál es el mejor método de tratamiento para cada paciente la realiza el médico de atención primaria y el dermatólogo. Los tratamientos se establecen a pacientes que presentan un acné comedoniano o papulosos leve-moderado o aquellos pacientes que presentan formas más graves como la quística y nodular.

¿Por qué se realiza?

El objetivo del tratamiento es curar la afectación dérmica producida por el acné, minimizar sus secuelas cicatriciales, estéticas y evitar el impacto psicológico negativo que esta afectación puede tener en el paciente que lo sufre.

Riesgos del tratamiento antiacné

Los riesgos del tratamiento para el acné van asociados a los posibles efectos secundarios de los fármacos utilizados. Así, por ejemplo:

  • En la aplicación tópica de tratamientos como el peróxido de benzoilo, el adapaleno, la tretinoína o la clindamicina puede aparecer enrojecimiento y descamación de la piel, blanqueamiento o decoloración de la piel, sequedad y edema local o picor.
  • Los efectos adversos que pueden tener los antibióticos orales como las tetraciclinas se producen a nivel gastrointestinal con aparición de vómitos, dolor abdominal o diarrea.

A nivel dérmico, se pueden producir efectos secundarios como fotosensibilidad, decoloración o manchas amarillentas irreversibles en los dientes, alteraciones hematológicas, etc.

  • La isotretinoína puede producir aumento de los niveles en sangre de triglicéridos, azúcar, colesterol, enzimas hepáticas, etc., así como la aparición de dolores musculares y articulares, náuseas y vómitos, sequedad intensa de piel y mucosas o efectos secundarios menos frecuentes como las alteraciones del ánimo como ansiedad y depresión.

Preparación

Antes del inicio de cualquier tipo de tratamiento antiacné, el paciente debe informar al médico de las enfermedades que padece, si toma alguna medicación de forma habitual o es alérgico a algún medicamento.

En el caso de tener que utilizar algún tipo específico de tratamiento farmacológico como la isotretinoína, se le realiza al paciente una analítica de sangre para realizar una valoración previa de la función hepática, los niveles de colesterol y de azúcar en sangre, previo al inicio del tratamiento. Además, previamente se establece en las pacientes mujeres el inicio de un tratamiento anticonceptivo de prevención de embarazos en el periodo en el que la paciente esté tomando dicho medicamento.  Se trata de un fármaco teratogénico que, ante un posible embarazo durante ese periodo, podría afectar de forma grave el desarrollo fetal.

Cómo es la recuperación del tratamiento antiacné

Los tratamientos para el acné se establecen de forma habitual en periodos de tiempo intermedio que comprende semanas y meses. Durante el período de toma del tratamiento pueden aparecer efectos secundarios que tras la retirada del mismo, en la mayoría de los casos desaparecen.

Resultados

Los resultados del tratamiento son variables y dependen del tipo de acné que presente el paciente. Por lo general las medidas indicadas para cada tipo de acné son efectivas y se consigue una buena respuesta. El fármaco más utilizado en última instancia en casos de acné grave y en aquellos con resistencia a otros tratamientos, es la isotretinoína. Dicho fármaco presenta unas tasas de remisión a largo plazo del 70-80% y, aunque se observan recurrencias en el 15-45%, casi siempre existe una mejoría global respecto a la situación inicial.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es el mejor tratamiento antiacné?

Según el tipo de acné que padezca el paciente. Esa indicación la realiza el médico de familia o el dermatólogo.

¿El acné sale sólo en la cara?

No, el acné puede aparecer, además de en la cara, en el cuello, el torso y la espalda.

¿Puedo tomar el sol si estoy sometido a tratamiento antiacné?

Dependiendo del tipo de tratamiento que el paciente esté tomando. Hay tratamientos antibióticos como la doxiciclina que producen fotosensibilidad, o fármacos como la isotretinoína que producen reacciones de la sensibilidad al sol, por lo que se desaconseja su exposición cuando se está en tratamiento con ellos.

¿Cuál es la edad mínima recomendada para someterse a un tratamiento antiacné?

Según el tipo de fármaco, existen distintas limitaciones de uso en los menores. Por ejemplo, la isotretinoína no está indicada en los pacientes prepuberales ni se debe administrar a menores de 12 años. Las tetraciclinas tienen limitado su uso en pacientes menores de 8 años, o la tretinoína tópica no se recomienda en menores de 18 años, por ejemplo.

¿Qué tipos hay de acné?

  • Acné comedoniano o comedón: aparición de puntos negros o blancos, también llamados espinillas. Es una forma leve y no suelen dejar cicatrices en la piel.
  • Acné pápulo-pustuloso: predominan los granos rojos, inflamados y con pus, aunque son superficiales. Éste tipo de acné si puede dejar cicatrices en la piel.
  • Acné nódulo-quísticos: son granos inflamados profundos y quistes de diversos tamaños, algunos con costra y sangre. También hay presencia de nódulos (bultos grandes y dolorosos). Dejan cicatrices en la piel y es una de las formas más graves de esta alteración de la piel.
  • Acné neonatal y del lactante: es un tipo de acné leve y transitorio que suele desaparecer por sí solo. Son pequeños granitos que aparecen en la mejilla y nariz del bebé.
  • Acné conglobata: es también conocido como acné inverso. Se caracteriza por la presencia de numerosos comedones de gran tamaño con múltiples orificios unidos a dos o más folículos. Es una forma poco frecuente y grave de acné.
  • Acné del embarazo: se presenta por un aumento de estrógenos (hormona). Es más frecuente al inicio del embarazo, luego suele ir remitiendo.
  • Acné queloideo: se caracteriza por las cicatrices residuales, picazón y protuberancia de pequeños tamaños y de forma redonda, principalmente en la nuca, es más frecuente en raza negra.

Busca tus tratamientos y terapias de tratamiento anti acné en:

Toma el control de tu salud

Descárgate nuestra app gratis

Y descárgate nuestra app

Photo Registración

¿Tienes dudas?