Transferencia de Embriones

Cuando una mujer se somete a un tratamiento de fecundación in vitro, la parte final, que quizá es la más sencilla pero a la vez la más importante, es la transferencia de embriones. Como decimos, esta fase del proceso FIV es la final, y su objetivo es facilitar la concepción después de la fertilización in vitro. Conoce a continuación en qué consiste exactamente dicha fase y cómo se realiza.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

Cuando te sometes a un tratamiento de fecundación in vitro, tras la unión de los óvulos con los espermatozoides se generan unos embriones que se mantienen en cultivo durante unos días para ver cómo evolucionan y para que alcancen una edad ideal (entre 2 y 4 días) para ser transferidos al útero de la mujer que desea quedarse embarazada. En ocasiones, se puede esperar al estado de blastocisto (unos 5 días) para realizar la transferencia. Los embriones se introducen en la vagina utilizando una cánula muy fina con el objetivo de que lleguen al útero y ahí queden implantados, siendo ya el cuerpo de la mujer el que se encargue del resto del proceso. Puede ser necesaria la administración de progesterona por vía vaginal para asegurase de que el endometrio esté en las mejores condiciones para recibir al embrión.

¿En qué me ayuda?

Transferir embriones es el último paso de un proceso de fecundación in vitro, lo cual supone ya la antesala al test de embarazo y convertirse en la última intervención externa por parte de los profesionales sanitarios, dejando ya que la naturaleza siga su curso. Por todo ello, este paso es crítico porque es el colofón final de meses de extracciones, estimulaciones ováricas, fecundaciones en el laboratorio, análisis etc… Transferir directamente los embriones al útero de la mujer garantiza que el proceso se cierre y, en muchos casos de una manera exitosa. Poder transferir varios embriones a la vez (no más de 3 según la legislación española, aunque en la mayoría de los casos no se transfieren más de dos) garantizan que alguno de los embriones transferidos se implante correctamente.

3 Opciones disponibles en Todas las ciudades

Transferencia de Embriones Congelados Propios

En el proceso de fecundación in vitro, tras la extracción de óvulos se realiza la fecundación con espermatozoides, proceso tras el cual se obtienen embriones. Existen ocasiones, en donde el siguie...nte paso del proceso no se realiza al momento y los embriones deben de ser congelados para transferirse más adelante. Cuando sea el momento adecuado, los embriones propios congelados se descongelan siguiendo un estricto protocolo que garantiza las mejores condiciones y se transfieren al útero de la gestante. Ver más

Disponible en: Sevilla, Madrid, Huelva, Cordoba, Barcelona

7Centros

desde 800 €

Transferencia de Embriones Congelados Propios

Embryocenter (Sevilla)SEVILLA

999 €

Transferencia de Embriones Congelados Propios

UR Hospital MoncloaMADRID

800 €

Transferencia de Embriones Congelados Propios

GineFIVMADRID

999 €

Transferencia de Embriones Congelados Propios

Embryocenter (Huelva)HUELVA

999 €

Transferencia de Embriones Congelados Propios

Embryocenter (Córdoba)CORDOBA

999 €

Transferencia de Embriones Congelados Propios

Clínica EsimerBARCELONA

1.450 €

Transferencia de Embriones Congelados Propios

Instituto de Reproducción CEFERBARCELONA

1.495 €

Transferencia de Embriones Congelados Donados

La transferencia de embriones supone la fase final de un tratamiento de fecundación in vitro. En este caso, los embriones proceden de un donante, que, a su vez los ha generado previamente en otro pro...ceso de fecundación artificial y, al sobrarle, ha decidido donarlos a una pareja que no ha podido o no ha querido generarlos. Si deseas saber más de cómo se realiza este proceso, no dudes en continuar leyendo. Ver más

Disponible en: Madrid

1Centros

desde 1.499 €

Transferencia de Embriones Congelados Donados

UR Hospital MoncloaMADRID

3.125 €

Transferencia de Embriones Congelados

Cuando una mujer se somete a un tratamiento de fecundación in vitro, la parte final, que quizá sea la más sencilla, pero a la vez la más importante, es la transferencia de embriones. Esta fase del... proceso FIV es la final, y su objetivo es facilitar la concepción después de la fertilización in vitro. Estos embriones pueden pertenecer genéticamente a la pareja o ser de donantes. En ambos casos se encontrarán congelados esperando al momento adecuado para poder ser transferidos. Conoce a continuación en qué consiste exactamente dicha fase y cómo se realiza. Ver más

Disponible en: Alicante, Valencia, Granada

4Centros

desde 625 €

Transferencia de Embriones Congelados

IREMAALICANTE

995 €

Transferencia de Embriones Congelados

IREMAVALENCIA

995 €

Transferencia de Embriones Congelados

UR Hospital InmaculadaGRANADA

715 €

Transferencia de Embriones Congelados

UR Clínica VistahermosaALICANTE

850 €

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Más información sobre este Tratamiento

Definición

La transferencia de embriones es el proceso mediante el cual los embriones fecundados fuera del cuerpo de la mujer (in vitro), se introducen dentro del útero de la paciente para que estos puedan implantarse y anidar en el endometrio uterino (capa interna del útero) para producir la gestación.

¿Cómo es la transferencia de embriones?

La transferencia de embriones es un proceso sencillo en el que de manera habitual no se precisa la administración de anestesia o sedación a la paciente.

La paciente se coloca en la camilla ginecológica de exploración con las piernas situadas en los estribos de la camilla, lo más relajada posible. Se introduce en la vagina un espéculo (utensilio con forma de pico de pato que sirve para abrir las paredes de la vagina y localizar el orificio de entrada del cuello del útero). Se realiza un lavado de la cavidad vaginal y se retira el moco cervical (cuello del útero).

A continuación, con un catéter fino (un tubo de un diámetro pequeño) se cogen los embriones y con el apoyo de la visión del interior del útero mediante la realización de una ecografía, se introduce el catéter a través de la vagina y el cuello uterino hasta llegar a la cavidad uterina. Teniendo la imágen ecográfica del interior del útero, se localiza el sitio más idóneo el fondo uterino donde se deben transferir los embriones.

Una vez los embriones quedan en el interior del útero, se saca con cuidado el catéter del útero y la vagina, y se mantiene a la paciente tumbada en reposo durante aproximadamente media hora.

Tras ese tiempo, salvo que por circunstancias específicas se indique otra cosa, la paciente puede volver a casa .

¿Para quién está indicada?

La transferencia de embriones se realiza en aquellas pacientes que se someten a un tratamiento de fertilidad con fecundación in vitro porque tengan algún problema de fertilidad, bien ellas o bien sus parejas.

¿Por qué se realiza?

La transferencia embrionaria es el paso fundamental para conseguir un embarazo en los tratamientos de fecundación in vitro. Su objetivo es conseguir colocar a los embriones fecundados dentro de la cavidad uterina para que se implanten, puedan crecer y desarrollarse dentro del útero llegando a conseguir un embarazo de éxito.

Riesgos de la transferencia de embriones

En el proceso de transferencia de los embriones de forma infrecuente pueden existir dificultades para la introducción del catéter a través del cuello uterino, produciéndose molestias y precisando el cambio del catéter por uno de menor tamaño.

Así mismo, la paciente puede notar molestias al inicio de la técnica cuando se introduce el espéculo al abrir la cavidad vaginal, sobre todo si no está suficientemente relajada.

Puede existir el riesgo de que, tras la transferencia, los embriones migren de situación y se produzca un embarazo ectópico (fuera del útero).

Tras la transferencia la paciente puede tener estreñimiento. El ginecólogo o el médico de familia le puede dar las indicaciones y tratamientos adecuados.

Ocasionalmente, tras la transferencia de los embriones, pasadas una o dos semanas, la paciente puede tener un pequeño sangrado con la implantación del embrión en el útero.

Preparación

La paciente debe informar siempre al médico de si padece alguna enfermedad, si es alérgica a alguna medicación o si toma algún medicamento de forma habitual, antes de iniciar el tratamiento de fertilidad.

Antes de realizar la implantación, la paciente puede ser sometida a un tratamiento hormonal de estimulación ovárica y extracción de óvulos para realizar una fecundación in vitro. Seguirá con un tratamiento hormonal que prepare el endometrio (recubrimiento interno del útero), para, posteriormente, ser transferidos los embriones resultantes al útero.

Otra alternativa es que se haga la transferencia de embriones previamente crioconservados o congelados, que pueden haber sido congelados en un ciclo previo de tratamiento de fertilidad de la pareja, o pueden ser embriones procedentes de una donación anónima. Antes de la transferencia los embriones serán descongelados en el laboratorio.

Tanto con los óvulos y los espermatozoides utilizados para la fecundación, como con el resultado de la misma, es decir, los embriones, se realizan estudios previos para detectar posibles anomalías genéticas, cromosómicas, estructurales etc. ya que estas alteraciones pueden conllevar que el embrión no sea óptimo para su implantación, ya que pueden hacer que la técnica fracase y no se consiga el embarazo.

Cómo es la recuperación de la transferencia de embriones

Tras la transferencia embrionaria, una vez la paciente ha estado una media hora en reposo en la clínica, esta podrá regresar a casa y seguir haciendo su vida habitual normal. Debe tener una serie de precauciones, como no realizar esfuerzos intensos, ejercicio físico de impacto, coger pesos… etc. A no ser que su trabajo le obligue a realizar esfuerzos intensos, la paciente podrá desarrollar su tarea laboral de forma normal.

En este periodo el ginecólogo le indicará la pauta de tratamiento hormonal que debe llevar con progesterona.

Se recomienda además, la abstinencia sexual durante las dos semanas siguientes hasta confirmar que el embrión se ha implantado en el útero y el embarazo sigue su curso con normalidad.

Resultados

Tras el día de la transferencia embrionaria se indica a la paciente esperar dos semanas hasta que se realiza un control para determinar la hormona beta-hCG (gonadotropina coriónica humana) haciendo un test de embarazo con una analítica de sangre o en la orina y realizando una ecografía. Así se detecta si el embrión tras la transferencia, se ha implantado en el útero y el embarazo se ha iniciado de forma normal.

Preguntas frecuentes

¿Qué es un embrión in vitro?

El embrión in vitro es el producto de la fecundación del óvulo por un espermatozoide realizado en el laboratorio, fuera del cuerpo de la mujer, para posteriormente, ser transferido al interior del útero cuando han pasado sólo unos días desde su fecundación y está compuesto únicamente de un grupo pequeño de células.

¿Qué es la implantación del embrión?

La implantación del embrión es el proceso mediante el cual este, en sus fases iniciales, donde solo está compuesto de unas cuantas células, se fija por medio de una capa externa de estas células llamada trofoblasto, a las células que forman el recubrimiento interno del útero de la mujer llamado endometrio. Con ello se consigue la comunicación entre la madre y el embrión para que así este pueda obtener los nutrientes necesarios para seguir con su desarrollo.

¿Cuáles son las recomendaciones después de la transferencia embrionaria?

Se recomienda hacer una vida habitual normal, evitando grandes esfuerzos y ejercicio físico intenso. Evitar las relaciones sexuales hasta que no se confirme la correcta implantación del embrión dos semanas después, asegurando el embarazo. La paciente debe hidratarse adecuadamente y realizar una alimentación sana. El ginecólogo le indicará el tratamiento hormonal que debe tomar así como los complementos alimenticios adecuados (como el ácido fólico), y además, debe evitar tomar tóxicos como alcohol o tabaco y consultar siempre a un médico antes de tomar cualquier otro fármaco.

¿Es importante el reposo después de la transferencia de embriones?

Es importante el reposo de una media hora nada más hacer la transferencia embrionaria en la clínica u hospital donde se realice. Después de ese reposo, la paciente puede hacer una vida normal, evitando los esfuerzos y ejercicios intensos, sin precisar reposo absoluto.

¿Cuántos embriones se transfieren?

Habitualmente se suelen transferir uno o dos embriones para evitar un embarazo múltiple, pero la ley española permite transferir hasta 3 embriones.

¿Tienes dudas?