Reversión Vasectomía

La vasectomía es un método de esterilización masculina basado en la sección y ligadura de los conductos deferentes con el objetivo de que el líquido seminal no contenga espermatozoides. Tras la realización de la intervención es recomendable y necesario la realización de pruebas que aseguren la carencia de espermatozoides en el semen. Si deseas conocer más sobre este tratamiento, no dudes en continuar leyendo.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

Uno de los métodos de anticoncepción masculina más consolidados, es la vasectomía. Mediante una sencilla intervención quirúrgica que no suele durar más de media hora, los conductos deferentes (aquellos que unen los testículos a la uretra) se seccionan y ligan para que en el eyaculado no existan espermatozoides. Sin embargo, su efecto no es inmediato debido al remanente espermático que puede existir, con lo que es conveniente esperar unos tres meses para garantizar que no hay riesgo de fecundación. Las revisiones de la vasectomía se basan en la realización de seminogramas, pruebas que analizan la movilidad y cantidad de espermatozoides presentes en un eyaculado, para poder asegurar que la vasectomía ha sido efectiva

¿En qué me ayuda?

Muchas personas creen que, tras realizarse una vasectomía, el efecto es inmediato, pero no es así, ya que se requiere de un tiempo para garantizar que, en el eyaculado, no existan espermatozoides viables. Además, en algunos casos, puede haber existido un fallo en la intervención y no haber resultado totalmente satisfactoria. A pesar de que es una intervención sencilla que cursa con un alto porcentaje de éxito, siempre es necesario realizar una revisión de la misma para estar completamente seguros de que ha sido eficaz. Con una simple prueba que requiere de una eyaculación y del análisis de ese semen, podrás estar seguro de que tu vasectomía ha funcionado y que no tienes riesgo de embarazo no deseado.

1 Opciones disponibles en Todas las ciudades

Reversión de Vasectomía

La vasectomía es una intervención quirúrgica a través de la cual se bloquean o se cortan los conductos deferentes, lo que deja al esperma fuera del fluido del semen. Se trata de un método anticon...ceptivo prácticamente permanente, pero los avances de la medicina moderna lo han hecho reversible o recanalizable. La intervención dura cerca de 2 a 3 horas y requiere de métodos muy sofisticados para conectar los conductos deferentes, por lo que se aconseja al paciente que se informe y se decida muy bien cuando se va a realizar una vasectomía. Ver más

Disponible en: Malaga, Madrid, Granada, Barcelona

4Centros

desde 3.250 €

Reversión de Vasectomía

Hospital El ÁngelMALAGA

3.250 €

Reversión de Vasectomía

Unidad de Urología - MadridMADRID

4.450 €

Reversión de Vasectomía

Hospital InmaculadaGRANADA

3.250 €

Reversión de Vasectomía

IandromsBARCELONA

4.369 €

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Más información sobre este Tratamiento

Definición

Una vasectomía es una esterilización permanente, un procedimiento quirúrgico sencillo que consiste en bloquear los conductos de los testículos que transportan el esperma, de forma que no pueden ser expulsado impidiendo provocar un embarazo.

La reversión de la vasectomía es una técnica muy cuidadosa que se realiza para volver a recuperar la fertilidad.

¿Cómo es la reversión de la vasectomía?

La reversión de la vasectomía se realiza conectando de nuevo el conducto deferente que transporta los espermatozoides del testículo al semen, permitiendo expulsar esperma que contiene espermatozoides y, por tanto, permitiendo dejar a la pareja sexual embarazada.

Es un procedimiento ambulatorio más complejo que la vasectomía que suele durar entre 2 y 4 horas. Se suele realizar con microcirugía bajo anestesia general, epidural, intradural o local.

La unión del conducto deferente se puede realizar de dos formas:

  • Vasovasostomía: se unen mediante puntos los extremos seccionados de cada conducto que transporta los espermatozoides.
  • Vasoepididimostomía: se unen los conductos directamente al órgano situado detrás de cada testículo que contiene los espermatozoides. Al ser una técnica más complicada, se realiza solo en los casos en que no se puede realizar una vasovasostomía o si es probable que esta no tenga éxito.

El médico cirujano decidirá la técnica más conveniente en cada caso.

¿Para quién está indicada?

La reversión de la vasectomía está indicada para todo aquel que desee recuperar de nuevo su fertilidad. También hay hombres que deciden realizársela por dolor testicular asociado a la vasectomía.

¿Por qué se realiza?

La reversión de la vasectomía se realiza porque es una técnica mínimamente invasiva con un éxito de embarazos que oscilan entre el 70 y 80% de los casos.

Riesgos de la reversión de la vasectomía

Casi todas las vasectomías se pueden revertir, pero no siempre se garantiza un embarazo de éxito. Cuanto más tiempo ha transcurrido desde la vasectomía, menos probabilidad hay de que la reversión tenga éxito.

Existen algunos riesgos menos frecuentes; como la aparición de un hematoma o sangrado en el testículo, que puede provocar una inflamación dolorosa, infección en el área de la cirugía, los riesgos propios de la anestesia y dolor crónico.

Conviene que esta intervención la realice un médico muy especializado y con experiencia para evitar complicaciones y conseguir que sea exitosa.

Preparación

Se debe avisar al médico si se está tomando alguna medicación, ya que puede ser necesario modificar o suspender ciertos tratamientos que incluyan la toma de anticoagulantes y analgésicos como aspirina o ibuprofeno.

Cómo es la recuperación de la reversión de la vasectomía

Después de la cirugía, el médico suele cubrir las incisiones con vendas. Los puntos son reabsorbibles en 7- 10 días.

Se recomienda acudir acompañado porque no es adecuado conducir, y llevar ropa interior bien ajustada o un suspensorio para proteger y sujetar adecuadamente las vendas tras la cirugía durante varias semanas.

Se puede sentir dolor los días posteriores a la operación. Para reducir la inflamación, hay que aplicar hielo local y es recomendable permanecer el primer día con las piernas elevadas.

Conviene limitar las actividades que provoquen movimiento en los testículos como el ejercicio físico o levantar peso, durante 2 semanas.

La vuelta al mundo laboral dependerá de si este es físico o no, el médico determinará cuándo es más conveniente regresar al puesto de trabajo.

Es posible que hasta transcurridas 2 ó 3 semanas, no se puedan mantener relaciones sexuales ni eyacular. El médico es quien debe indicar cuándo es más conveniente dejar la abstinencia sexual.

Resultados

Una vez terminada la operación, el médico examina el semen en un microscopio para determinar si contiene espermatozoides y, por tanto, concluir si la cirugía tuvo éxito, en caso contrario, este proceso se repite cada 2 o 3 meses.

Generalmente aparecen espermatozoides después de algunas semanas, pero puede tardar un año o incluso más tiempo.

Si la reversión no tuvo éxito, se puede volver a realizar una segunda intervención, o intentar concebir un hijo mediante fertilización in vitro con semen congelado extraído durante la primera cirugía de reversión.

Preguntas frecuentes

¿Qué ventajas y desventajas tiene la reversión de la vasectomía?

Como ventajas, se presentan que es una cirugía mínimamente invasiva, puede permitir un embarazo natural, es menos costoso que cualquier técnica de reproducción asistida y hay opción de congelar semen en el momento de la reversión si en un futuro se desean utilizar técnicas de reproducción asistida.

Como desventajas, existe la posibilidad de no tener éxito la reversión, sobre todo si la vasectomía se realizó hace muchos años, y que los recuentos de espermatozoides no sean adecuados para conseguir el embarazo.

¿Qué índice de éxito tiene esta intervención?

Esta intervención tiene un éxito de presencia de espermatozoides en el semen en prácticamente el 90% de los casos, y la tasa de embarazos en torno al 60%, sin tratamientos complementarios.

¿Por qué se recomiendan técnicas de reproducción asistida a la par que esta intervención?

La criopreservación (congelación del esperma extraído durante el procedimiento de la vasectomía o en la reversión) puede ser recomendable para los casos en que la reversión no concluya con éxito de embarazo. De esta manera, se puede facilitar y conseguir la concepción mediante técnicas de reproducción asistida, tales como la fertilización in vitro.

¿Cómo puedo escoger un cirujano para la intervención?Es muy importante elegir un buen cirujano especializado y que tenga experiencia.

Para escoger al mejor, conviene elegir un cirujano urólogo especialista y con experiencia en fertilidad masculina y microcirugía.

Para conocer su índice de éxito, se le debe preguntar cuántas técnicas ha realizado, qué tipo de técnicas y con qué frecuencia han concluido las mismas en embarazo.

¿Tienes dudas?