Rehabilitación Cardíaca (RHC)

La rehabilitación cardíaca es un tratamiento que indicado a aquellas personas que han sufrido una enfermedad del corazón. Es un tratamiento controlado por el especialista en cardiología que trata de ayudar al paciente en su recuperación, pero también a identificar posibles causas y lesiones de la enfermedad cardiológica padecida. Si necesitas saber más información, consulta con los mejores especialistas en cardiología.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

Según al Organización Mundial de la Salud, en el mundo se registran más de 56 millones de muertes al año, siendo la enfermedad isquémica del corazón y el infarto de miocardio las que ocupan las primeras posiciones de causas de defunción. Si has sido capaz de sobrevivir a alguna de estas a patologías eres afortunado, pero deberíais de llevar a cabo un proceso de rehabilitación ya no solo con el fin de recuperarte, sino con el objetivo de eliminar las causas que te han llevado a ello. La rehabilitación cardíaca implica un proceso multidisciplinar que conlleva ejercicio físico, así como cambios en conductas alimentarias, prevención de factores de riesgo y optimización del tratamiento farmacológico. Este proceso implica de la acción coordinada de cardiólogo, fisioterapeuta, nutricionista y psicólogos, entre otros.

¿En qué me ayuda?

Cualquier enfermedad coronaria deja secuelas y, sobre todo, tiene unas causas, muchas veces propiciadas por la alimentación, hábitos o falta de ejercicio. Llevar una correcta rehabilitación consigue que recuperes la funcionalidad al tiempo que logra detectar conductas inapropiadas que pudieran haber potenciado la aparición de la misma. Gracias a este servicio se consigue reducir la mortalidad por enfermedad coronaria al tiempo que se mejoran los factores de riesgo de los pacientes cardiovasculares. En definitiva, esta rehabilitación supone una mejora en la calidad de vida.

1 Opciones disponibles en Todas las ciudades

Rehabilitación Cardíaca después de la Hospitalización

La rehabilitación cardíaca es un tratamiento indicado para aquellas personas que han sufrido una enfermedad o un problema de corazón. Es un tratamiento controlado por el especialista en la especial...idad de cardiología, que trata de ayudar al paciente en su recuperación, pero también a identificar posibles causas y lesiones de la enfermedad cardiológica padecida. Si necesitas saber más información, consulta con los mejores especialistas en cardiología. Ver más

Disponible en: Zaragoza

1Centros

desde 1.124 €

Rehabilitación Cardíaca después de la Hospitalización

Unidad de Rehabilitación Cardíaca

Clínica Montpellier Grupo HLA, S.A.UZARAGOZA

1.124 €

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Más información sobre este Tratamiento

Definición

La rehabilitación cardíaca es el conjunto de actividades cuyo fin consiste en la mejora de los hábitos de vida del paciente que presenta un evento cardíaco.

Se enseñará al paciente el control de los factores de riesgo cardíacos, mediante la concienciación de la toma de medicación regular, según las instrucciones médicas y el desarrollo de hábitos de vida saludables, como dieta y ejercicio físico.

¿Cómo se hace una rehabilitación cardíaca?

La rehabilitación cardíaca incluye la reeducación en el aspecto de seguir un estilo de alimentación equilibrado basado en la dieta mediterránea, la toma correcta de medicación, y el ejercicio físico.

El programa de ejercicio físico será individualizado para cada paciente tras realizar una prueba de esfuerzo, dirigida por un cardiólogo, que indicará cual es la frecuencia cardíaca de entrenamiento. El paciente deberá estar supervisado durante todo el proceso por un cardiólogo, quien variará el programa en función de las necesidades del paciente.

Las sesiones de rehabilitación cardíaca se inician con el calentamiento de unos 5 minutos, seguidos de ejercicios aeróbicos durante 20 minutos más o menos. En estos 20 minutos, la frecuencia cardíaca debe de permanecer entre el 70% y el 80% de la frecuencia cardíaca máxima, posteriormente se realizará una bajada paulatina del ejercicio hasta llegar a la normalidad.

En las primeras etapas del entrenamiento, el paciente puede ser monitorizado durante las sesiones de ejercicio paulatinas.

¿Para quién está indicada?

La rehabilitación cardíaca está indicada para todas aquellas personas que presentan lesiones cardíacas, como una insuficiencia cardíaca, hayan sido sometidos a una cirugía cardíaca con implantación de stent o con bypass coronarios, o hayan sufrido infartos de miocardio o una angina de pecho.

En general, la edad no es una limitación para la rehabilitación cardíaca, ya que los ejercicios serán enfocados a la edad y características del paciente.

¿Por qué se realiza?

La rehabilitación cardíaca se realiza porque mejora la calidad de vida del paciente, consiguiendo que realice una actividad física acorde a su edad, mejorando su estado físico y favoreciendo la adaptación tras un evento cardíaco.

Riesgos de la rehabilitación cardíaca

Los riesgos de la rehabilitación cardíaca son mínimos. Existe un mínimo riesgo de eventos cardiovasculares que se evitan con el correcto control por parte del cardiólogo.

Existe también un riesgo de lesiones musculares, generalmente, en personas que han realizado poco ejercicio físico previamente, pero el control por parte de los servicios de rehabilitación, recomendando ejercicios y su forma correcta de realizarlos, disminuye al mínimo las posibles lesiones.

Preparación

La preparación para la rehabilitación cardíaca comienza cuando el paciente se encuentra estable de su situación. Tras ello, será evaluado por un equipo multidisciplinar con cardiólogos, enfermeros instructores, psicólogos y fisioterapeutas, que establecerán el mejor programa de ejercicio para el paciente, tanto por su problema cardíaco, como por la actividad física anterior, edad y otras enfermedades intercurrentes que puedan ser relevantes para el proceso.

Cómo es la recuperación de una rehabilitación cardíaca

La recuperación tras la rehabilitación cardíaca suele ser excelente. Tras completar el programa de ejercicios de rehabilitación cardíaca, el paciente deberá continuar con el ritmo de ejercicio que se le prescriba. La duración de este programa puede ser de entre 6 a 12 semanas en su totalidad.

Resultados

Los resultados de la rehabilitación cardíaca suelen ser positivos para el paciente. Es importante que se continúe con unos hábitos de vida saludables, se debe permanecer sin fumar, seguir una dieta mediterránea y mantener unos hábitos de ejercicio constantes a lo largo de toda la vida.

A corto plazo, tras la rehabilitación cardíaca, el paciente tolerará mejor el ejercicio, pudiendo recuperar la fuerza muscular y mejorando su calidad de vida.

Preguntas frecuentes

¿Qué es una rehabilitación cardíaca?

La rehabilitación cardíaca es el conjunto de ejercicios físicos y de cambios en el estilo de vida (dieta mediterránea, abandono del hábito tabáquico, etc.) que se realiza, por parte de personal especializado, en un paciente que ha sufrido un evento cardiovascular (angina de pecho, infarto de miocardio o insuficiencia cardíaca).

¿Dónde hacer una rehabilitación cardíaca?

La rehabilitación cardíaca se realiza en unidades especializadas para tal fin, durante un periodo de entre 6 y 12 semanas. Estas unidades pueden depender de los servicios de cardiología y de rehabilitación.

Tras este periodo, el paciente podrá seguir con el programa de ejercicios en gimnasio o centros deportivos, manteniéndolo a lo largo de toda su vida.

¿Qué beneficios se obtienen de la rehabilitación cardíaca?

La rehabilitación cardíaca tiene como fin obtener una mejora de la calidad de vida del paciente, que le permitirá incorporarse y desarrollar con normalidad su vida tras un evento cardíaco, y esto dará lugar a una mayor supervivencia y mejora en las actividades de su vida diaria.

¿De qué fases consta una rehabilitación cardíaca?

Las fases de la rehabilitación cardíaca serán tres:

Fase I. Se inicia en el hospital, tras el evento cardíaco. Cuando el paciente se encuentra estabilizado, su finalidad es evitar el reposo prolongado del paciente. En esta fase es importante concienciar al paciente de su situación y ayudarle a controlar sus factores de riesgo como hipertensión, hipercolesterolemia o diabetes. En esta primera fase, el paciente no deberá de superar los 120 latidos por minuto o 20 latidos más que la frecuencia cardíaca basal. Se iniciarán pequeñas movilizaciones de brazos y piernas caminando tras las primeras 48 horas de hospitalización. El tiempo de caminar será de unos 5 minutos los primeros días, y se irán aumentando hasta llegar a unos 30 minutos.

Fase II. En esta fase, el paciente se encuentra de alta domiciliaria y comenzará con ejercicios aeróbicos o ergométricos hasta llegar al 70% u 80% de la frecuencia cardíaca máxima. Se deberá realizar ejercicio al menos 3 días en semana y con una duración de unos 45 minutos, con 5 minutos de calentamiento y otros 10 de enfriamiento. El ejercicio de andar en una cinta o pedalear en una bicicleta estática son los más comunes en esta fase.

Fase III. Es la fase de mantenimiento, en ella, el paciente realiza ejercicio fuera del ambiente controlado de la fase II. Los pacientes controlan su esfuerzo mediante el control de la frecuencia cardíaca, pudiendo ejecutarse en el domicilio del paciente o en un gimnasio.  

¿Quién puede beneficiarse de un programa de rehabilitación cardíaca?

Los pacientes que pueden beneficiarse de un programa de rehabilitación cardíaca son todos aquellos que han sufrido eventos cardíacos, como insuficiencias cardíacas, infartos de miocardio, angina de pecho, intervenciones quirúrgicas valvulares, implantación de stent y bypass coronarios.

¿Tienes dudas?