Recuperación Funcional

La recuperación funcional es una técnica de medicina que recupera las funciones locomotoras, del sistema nervioso, cardiovasculares, respiratorio, etc. En la primera consulta, el especialista elabora el plan de tratamiento prescribiendo el número de sesiones y metodología a seguir. Si necesitas conocer más información acerca de este tratamiento, continúa leyendo la información que te proporcionamos a continuación.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

Tras someterte a una intervención quirúrgica o si presentas alguna patología de origen músculo-esquelético, algún problema postural o dolores de espalda, puede ser conveniente que realices ciertas actividades para recuperar la funcionalidad de tus músculos. El tipo de rehabilitación que puedes llevar a cabo implica sesiones de fisioterapia, ejercicio y otro tipo de conductas que debe pautar tu médico especialista, así como el número de sesiones o el tiempo que debes de invertir en tu total recuperación. La recuperación funcional implica poder volver a tu estado normal, previo a la intervención o la lesión sufrida.

¿En qué me ayuda?

Cuando llevas tiempo con una patología o ya has pasado una intervención quirúrgica, comienza una cuenta atrás para que puedas sentirte bien y recuperar tu vida cotidiana. En ocasiones, una operación de nada sirve si no se acompaña de una buena rehabilitación que pueda hacer que recuperes la movilidad, actividad y funcionalidad de las estructuras músculo esqueléticas que han estado implicadas en la lesión. Este tipo de terapias requieren un esfuerzo activo del paciente que, tras ver superadas las primeras dificultades, suele tener muy buenos resultados, aumentando ya no sólo la parte física sino dando también un soplo de moral.

Opciones disponibles

3 Sesiones de Recuperación Funcional (Rehabilitación)

La recuperación funcional, también conocida como rehabilitación, engloba un conjunto de técnicas a través de las cuales se persigue recuperar la misma actividad funcional del sistema locomotor que se presentaba antes de padecer una lesión. Utilizando diferentes herramientas y pautando un plan personalizado, el especialista logrará que vuelvas a poder realizar todas aquellas actividades de manera completamente funcional. Si deseas conocer más sobre las ventajas que te aporta este servicio continúa leyendo. Con este pack dispondrás de un total de tres sesiones de rehabilitación. 

Disponible en: Madrid

desde 79 €

10 Sesiones de Recuperación Funcional (Rehabilitación)

Las sesiones de rehabilitación, o de recuperación funcional, engloban una serie de estrategias donde se involucran ejercicios físicos y otras herramientas con el objetivo de recuperar la funcionalidad de los órganos dañados. Esta funcionalidad puede ser a nivel locomotor o incluso nervioso haciendo que, tras las diferentes sesiones, seas capaz de recuperar la misma actividad que realizabas previamente a sufrir la lesión. Cada sesión será diferente, donde el profesional adaptará los ejercicios y la terapia a tus condiciones físicas de una manera personalizada. Con este pack de 10 sesiones conseguirás recuperar tu actividad funcional volviendo a sentirte de la misma manera que antes de padecer la lesión.

Disponible en: Hospitalet Llobregat

desde 220 €

5 Sesiones de Recuperación Funcional (Rehabilitación)

La recuperación funcional es una rama de la medicina que engloba un conjunto de técnicas tales como ejercicios activos, pautas conductuales o incluso la utilización de determinadas herramientas con el objetivo de conseguir que recuperes la actividad funcional completa de los órganos lesionados. Esta terapia se realiza en diferentes sesiones comenzando por pasos sencillos y aumentando en complejidad y dificultad a medida que el paciente va recobrando la completa movilidad. Mediante este servicio dispondrás de un total de 5 sesiones tras las cuales podrás realizar, de manera correcta todas aquellas actividades que realizabas previamente a sufrir el daño.

Disponible en: Hospitalet Llobregat

desde 120 €

Sesión de Recuperación Funcional (Rehabilitación)

La recuperación funcional es una técnica de la medicina cuyo objetivo es recuperar las funciones locomotoras del sistema nervioso, cardiovascular, respiratorio...etc. En la primera consulta, el especialista elabora el plan de tratamiento prescribiendo el número de sesiones y metodología a seguir. Con este pack dispondrás de una sesión de recuperación funcional que te ayudará a establecer este diagnóstico de la mejor manera posible. Si deseas conocer más información acerca de este tratamiento, continúa leyendo, te proporcionamos toda la información a continuación.

Disponible en: Hospitalet Llobregat

desde 25 €

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Más información sobre este Tratamiento

Definición

El vendaje funcional es una técnica de inmovilización parcial usada para reducir el tiempo de curación en comparación con los métodos de inmovilización convencionales. Permite mantener cierta funcionalidad de la zona lesionada y protege dicha zona en la dirección del movimiento doloroso o patológico.

¿Cómo es un vendaje funcional?

El vendaje funcional puede utilizarse de dos maneras:

De forma preventiva: se utilizan antes de que ocurra la lesión. Muy eficaces para evitar la aparición de lesiones típicas en el deporte.
De forma terapéutica: es utilizado para aliviar los síntomas de una patología concreta. Sus efectos actúan sobre el dolor y evitan que se agrave la lesión, pero al mismo tiempo permite que la persona continúe con su actividad deportiva en la mayor normalidad posible.

¿Para quién está indicado?

El vendaje funcional está indicado para:

  • Prevención de distensión ligamentosas.
  • Pequeñas fisuras de huesos largos.
  • Roturas pequeñas de fibras musculares.
  • Lesiones ligamentosas, dando estabilidad a la articulación.
  • Distensiones y elongaciones musculares y tendinosas, evitando que la musculatura o el tendón se alargue y ayude a su regeneración.
  • Fisuras de costillas, esguinces intercostales, neuralgias intercostales.
  • Distensiones ligamentosas de primer grado y algunas de segundo grado.
  • Después de retirar yeso colocado por una lesión.
  • Descarga de tendinitis, tendinosis y fascitis plantar, evita el movimiento que produce la inflamación o degeneración del tendón.
  • Lesiones neurológicas.
  • Control de edemas.

¿Por qué se realiza?

El vendaje funcional se realiza porque es una técnica muy efectiva cuando es necesario mantener o estabilizar posiciones sin dolor y dar reposo a las estructuras lesionadas, evitando así la atrofia muscular, rigidez articular y la elongación ligamentosa.

Riesgos de un vendaje funcional

Los riesgos del vendaje funcional se evitan confirmando que el vendaje no está demasiado apretado para evitar daños en los tejidos por falta de circulación sanguínea adecuada.

Colocar un vendaje funcional demasiado flojo produciría daños al no sujetar bien la zona a tratar.

Verificar que el paciente no es alérgico al tipo de material que se utiliza.

Para evitar posibles molestias, se debe asegurar de que no quedan pliegues.

Preparación

La preparación del vendaje funcional, empieza con el  material.

Existe una gran variedad de materiales para realizar el vendaje: vendas elásticas adhesivas (tensoplast), no adhesivas, cohesivas, vendas inelásticas adhesivas (tape), pre-tape (para proteger la piel de las vendas adhesivas), lubricante, spray adhesivo hipoalérgico, tijeras, goma espuma (para proteger bordes óseos, tendones, etc).

Las articulaciones deben de estar en posición funcional, los tendones y músculos en posición de relajación. Es importante que la piel antes de comenzar el vendaje esté limpia y las zonas de anclaje rasuradas para asegurarnos una buena sujeción.

Cómo es la recuperación de un vendaje funcional.

La recuperación de un vendaje funcional, después de tenerlo y una vez cumplido el tiempo establecido según la indicación por la que se realizó se debe tener en cuenta.

  • El paciente debe guardar reposo relativo, el tiempo va a depender del tipo de lesión a tratar.
  • Elevar la extremidad durante las primeras 48 horas.
  • Aplicar bolsas de hielo local durante las primeras 24-48 horas. No aplicarlo directamente sobre la piel.
  • Si presenta dolor el paciente puede tomar analgesicos y antiflmatoris para aliviar las molestias, que serán indicados por el médico.
  • El paciente debe vigilar la coloración, sensibilidad y movilidad de los dedos, si aparece algún cambio debe acudir a su médico.
  • Se debe revisar el vendaje en las 48-72 horas después de realizarlo.
  • El médico le indicará cuándo puede comenzar apoyar el pie y caminar. También va a decidir cuando se retira el vendaje, que va a depender del grado de la lesión.
  • Se retira e inmediatamente el paciente puede empezar a hacer rehabilitación si así lo decide el médico o continuar su vida normal.

Resultados

Los resultados de un vendaje funcional van a depender de las indicaciones del vendaje, del tipo de lesión que tiene el paciente y de su correcta aplicación. Tiene una respuesta satisfactoria y una recuperación muy efectiva sobre todo en los deportistas.

Estará contraindicado en personas con problemas de la piel o alergias conocidas a adhesivos. Por lo general se retira después de 4 a 7 días, durante los cuales se permite realizar las actividades diarias normales.

Preguntas frecuentes

¿Qué es el vendaje elástico?

Un vendaje elástico es un vendaje de contención, conocido como la técnica banda, utilizando vendajes blandos como vendas elásticas puras, cohesivas o adhesivas. Técnica terapéutica y deportiva fundamentalmente.

¿Qué es un vendaje preventivo?

Un vendaje preventivo es el que se realiza antes de que se produzca la lesión. En los deportes se utiliza mucho para evitar la aparición de lesiones típicas.

¿Cómo se venda el pie?

Un pie se venda de la siguiente manera: se debe colocar el pie en dorsiflexión de modo que su ángulo con la pierna sea de 90º, y en eversión. Se comienza a vendar justo por encima del inicio de los dedos, en la cara dorsal del pie y en dirección hacia adentro.

De este modo favorecemos que el pie quede en eversión (movimiento dentro de un plano de un segmento corporal) cuando vendemos el tobillo. Se da dos vueltas circulares en esta primera posición para fijar el vendaje.

Se lleva la venda hacia atrás para dar una vuelta alrededor del talón. Se continua en forma de ocho en el dorso del pie. Se da la vuelta por encima del talón, por el dorso del pie y por debajo del talón, dando dos o tres vueltas completas.

Continuando con la misma tensión, se venda la pierna con vueltas en espiral o en espiga hasta justo por debajo de la rodilla (englobando el vientre muscular de los gemelos por completo).

¿Cómo se pone un vendaje en la rodilla?

Para un buen vendaje de rodilla ésta debe estar un poco flexionada y el tobillo en ligera extensión, de manera opcional se puede poner algún tipo de almohadillado en la zona posterior para cubrir el hueco que queda detrás de la rodilla (hueco poplíteo). Después se pegan las tiras de anclaje de manera circular, una en el muslo (anclaje superior) y otra en la pierna debajo de la rodilla a la altura de los gemelos (anclaje inferior) procurando que no compriman mucho.

Como ejemplo, para un vendaje de lesión del ligamento interno de rodilla sería:

  • La primera tira correctiva irá desde la parte posterior externa del anclaje superior,  hasta la parte interna del anclaje inferior cruzando por el lateral interno de la rodilla.
  • La segunda tira irá desde la parte posterior del anclaje superior cruzando en forma de X  con la otra tira ya colocada, hasta la parte lateral externa del anclaje inferior.
  • La tercera tira se coloca en vertical desde el lateral interno del anclaje superior hasta el lateral interno del anclaje inferior y cruzando las dos tiras ya puestas.

Hay que asegurarse de una buena fijación de cada tira después de su colocación.

En caso de lesión de ligamento externo se seguirán los mismos pasos pero por el lateral externo de la rodilla

¿Cómo se pone un vendaje en la muñeca?

Para realizar un vendaje de muñeca en primer lugar se le pide al paciente que coloque la mano lesionada formando con el dedo pulgar un ángulo de 90º. A continuación, con la venda elástica, se realiza una primera vuelta sobre la palma de la mano sin ejercer presión. Seguidamente, pasando por la parte inferior de la mano, se realizan tres vueltas de venda sobre la muñeca sin ejercer presión.

Con las tijeras de vendaje, se corta el material que se va a utilizar y se lleva a cabo una serie de estiramientos de la venda para reducir su elasticidad. Importante: al colocar de nuevo la venda, ejercerá la presión adecuada, puesto que  tratará de volver a suposición inicial.

¿Tienes dudas?