Radiografía Periodonto

El periodonto es el tejido conformado por la encía, ligamento periodontal, cemento radicular y hueso alveolar, que sujeta a los dientes y facilita su función. Cuando este tejido sufre algún tipo de enfermedad es neceario realizar una radiografía, llamada radiografía periodonto. Ésta obtiene imágenes del interior permitiendo al especialista la elaboración del diagnóstico y el tratamiento concreto. Si necesitas más información sobre esta prueba te lo explicamos con todo detalles a continuación.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

El periodonto hace alusión a todos aquellos tejidos que rodean y soportan el hueso, tales como la encía, los ligamentos, el cemento radicular y el hueso. Esta radiografía se caracteriza por ser el resultado de varias radiografías apicales superpuestas para conseguir tener una visión bidimensional de todos los dientes, el hueso alveolar y las estructuras que lo rodean. Para su realización, se coloca la placa de rayos X dentro de la boca y bajo la zona a explorar y enfrente, el tubo que emite la radiación. Tras la toma de imágenes se consiguen datos del estado de los ligamentos, forma de la corona, raíz y, posibles caries, fracturas, etc., dando una información muy detallada de todo lo que acontece alrededor de los dientes.

¿En qué me ayuda?

Las principales enfermedades periodontales (gingivitis y periodontitis) se caracterizan por una inflamación del periodonto y la formación de bolsas en la zona de las encías debido a la migración de las adherencias de la zona. Mediante la radiografía periodontal se pueden visualizar el estado de los tejidos duros del periodonto y conocer el estado de la enfermedad. A pesar de que no es una técnica que permita dar un diagnóstico clínico por sí sola, es una técnica necesaria para poder darlo, por lo que se convierte en una gran ayuda para visualizar el problema.

Opciones disponibles

Radiografía Periodontal (Radiovisiografía)

El periodonto es el tejido conformado por la encía, el ligamento periodontal, el cemento radicular y el hueso alveolar, que sujetan los dientes y facilitan su función. Cuando este tejido sufre algún tipo de enfermedad es neceario realizar una prueba de imagen especial, que se conoce como radiografía periodontal. Con esta se obtienen imágenes del interior de la boca, permitiendo al especialista la elaboración del diagnóstico y el tratamiento concretos. Si necesitas más información sobre esta prueba te lo explicamos con todo detalle a continuación.

Disponible en: Ibiza

desde 99 €

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Más información sobre este Tratamiento

Definición

La radiografía periodontal es un tipo de imagen que nos ofrece una visión bidimensional de los dientes, hueso y estructuras adyacentes. La radiología periodontal consta de una serie de aproximadamente 14 radiografías periapicales que proporcionan información sobre el estado dental.

¿Cómo se hace una radiografía periodontal?

La radiografía periodontal se realiza en la consulta del dentista u odontólogo. Al paciente se le coloca una placa de Rayos X en el interior de la boca, en la zona que se quiere explorar y, posteriormente, se le solicita que lo sujete apretando los dientes. Desde el exterior del cuarto donde se encuentra el paciente, se acciona el haz de rayos para generar las imágenes. Si se precisa, esta acción se repite desde diferentes ángulos y distintas piezas dentales.

La información que se recoge en la radiografía, desde la corona hasta el ápice, indica el aspecto del ligamento periodontal, la altura de la cresta alveolar, la forma de la corona y de la raíz o raíces, el aspecto de la lámina dura, los cambios periapicales, presencia o no de caries, de fracturas radiculares, y la reabsorción o pérdida de hueso.

¿Para quién está indicada?

La radiografía periodontal está indicada para todas aquellas personas que presentan síntomas de la enfermedad como son hemorragia en las encías, movilidad de alguna pieza dental, sensibilidad, dolor, y abscesos dentales, entre otros.

¿Por qué se realiza?

La radiografía periodontal se realiza para hacer un buen diagnóstico y detección de la enfermedad periodontal o problemas médicos de la cavidad bucal que no se detectan a simple vista, para poder ser tratada a tiempo y evitar posibles complicaciones que afecten a otros órganos, como el corazón.  

Riesgos de una radiografía periodontal

La radiografía periodontal no conlleva riesgos, debido a que . No obstante, en el caso de mujeres embarazadas, sólo se realizará la radiografía en casos estrictamente necesarios. Y, en niños, se recomienda el uso de barreras, como los chalecos o delantales de plomo, que cubren el cuerpo y les protegen de la radiación.

Preparación

Para la radiografía periodontal no se requiere una preparación previa. Una vez sentado el paciente en el sillón de la consulta del dentista, se le pedirá que abra la boca y sujete la placa de Rayos X con los dientes apretados y permaneciendo inmóvil.

Cómo es la recuperación de una radiografía periodontal

La recuperación de una radiografía periodontal es inmediata, puesto que no conlleva una intervención directa sobre el paciente.

Resultados

Los resultados de una radiografía periodontal se obtienen en el momento, después del revelado de las placas de Rayos X. De esta manera, el diagnóstico se hace en la misma visita, incluso se puede iniciar el tratamiento en ese momento.

También se puede valorar solicitar algún tipo de prueba más para completar el estudio, en caso de que las imágenes revelasen alguna patología como, por ejemplo, tumores de mandíbula o cáncer oral, quistes en hueso, enfermedad periodontal muy avanzada, o enfermedades de mandíbula, entre otras.

Preguntas frecuentes

¿Qué es una radiografía periodontal?

Una radiografía periodontal es el estudio radiológico periapical que muestra el estado de las piezas dentales, hueso y las demás estructuras contiguas. Se realizan varias tomas de Rayos X para obtener una información más completa.

¿Cuáles son los síntomas de la radiología periodontal?

Los síntomas de la radiografía periodontal no existen. En algunos casos, pueden aparecer náuseas debido a la placa de Rayos X que se introduce en la boca. La emisión de radiación es mínima, pero siempre se deben tomar precauciones en niños y embarazadas.

¿Cuál es la técnica adecuada para una radiografía periodontal?

La técnica adecuada para una radiografía periodontal consiste en colocar dentro de la boca, placas radiográficas de diferentes tamaños que se accionan desde el exterior por un aparato de Rayos X. La toma de radiografías se debe hacer desde diferentes ángulos para que la información recogida sea más precisa:

  • Interproximal: para ofrecer una mejor visión de molares y premolares, permitiendo ver caries que no son fácilmente detectables.
  • Periapical: para visualizar el estado de dientes específicos.
  • Panorámica: para ver toda la cavidad bucal, incluyendo la mandíbula.
  • Radiografía dental: para visualizar las cordales.
  • Lateral: para percibir la posición de la mandíbula y la mordida, además de la unión de la cabeza y la quijada.

 ¿Qué detecta una radiografía periodontal?

Una radiografía periodontal detecta problemas dentales y, en ocasiones, afecciones médicas que a simple vista no se verían como, por ejemplo, quistes en hueso, algún tipo de tumor o cáncer bucal, infecciones óseas, sinusitis, dientes impactados, enfermedades de la articulación mandibular, caries o enfermedad periodontal avanzada, entre otros.

¿En qué casos se usa una radiografía periodontal?

La radiografía periodontal se usa cuando el dentista sospecha de alguna anomalía en el periodonto, si precisa conocer la correcta posición de los dientes o si hay alguna pieza impactada, absceso, quiste o tumor, si existe caries en los dientes, fisuras o alteraciones mandibulares, o si la periodontitis ha afectado a los ligamentos o hueso, entre otros.

¿Tienes dudas?