Pequeña Cirugía Ocular

La cirugía ocular es el conjunto de técnicas quirúrgicas de la medicina que requieren el uso de diferentes tipos de láser para eliminar o minimizar los defectos refractivos oculares. Los tratamientos pueden ser los siguientes: el LASIK, consiste en seccionar, retirar y apartar una pequeña parte superficial de la córnea, y el PRK/LASEK, que usa en casos de pacientes cuya córnea es muy fina o débil.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

Los avances en medicina han sido enormes en los últimos años, facilitando las cirugías y haciendo que las técnicas sean cada vez menos invasivas. En el caso de la oftalmología se han conseguido técnicas que ayudan a corregir defectos visuales mediante cirugía a base de láser. Gracias al uso de un haz de luz láser es posible corregir curvaturas en la córnea o eliminar partes de la misma. Mediante el empleo de tecnologías como el LASIK o el PRK/LASEK se pueden eliminar o minimizar patologías producidas por defectos refractarios.

¿En qué me ayuda?

Las operaciones oftalmológicas realizadas a través del uso del láser son capaces de corregir patología como la miopía, la hipermetropía o la presbicia. Gracias a estas pequeñas cirugías serás capaz de ver nítido y enfocar con claridad. Además, debido al uso del láser el operatorio y postoperatorio se hacen muy llevaderos y con períodos de recuperación muy cortos, sin necesidad de hospitalización. El uso de estas cirugías mejorará el estado de tu tu visión y te permitirá dejar de usar gafas o lentillas.

1 Opciones disponibles en Todas las ciudades

Pequeña Cirugía Ocular

La cirugía ocular es el conjunto de técnicas quirúrgicas de la medicina que requieren el uso de diferentes tipos de procedimientos en quirófano para eliminar o minimizar los defectos refractivos o...culares. Los tratamientos suelen hacerse mediante tecnología láser o el implante de prótesis intraoculares. Los tipos de láser más conocidos son el LASIK o el PRK/LASEK, y las afecciones oculares más corregidas mediante cirugía ocular son la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia. Ver más

Disponible en: Mallorca Baleares

1Centros

desde 400 €

Pequeña Cirugía Ocular

Clínica Oftalmológica Excímer Láser PalmaMALLORCA-BALEARES

400 €

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Más información sobre este Tratamiento

Introducción

En un ojo normal se obtiene una visión nítida como resultado de la correcta proyección de los rayos de luz en la retina. Desde la retina, la imagen se transmite al cerebro a través del nervio óptico. Cuando la calidad de la visión está afectada por cualquier patología, existen diferentes tipos de cirugía ocular para su tratamiento. Si necesitas saber más acerca de estas cirugías, continúa leyendo.

Definición

La visión precisa del perfecto funcionamiento de los ojos y de sus distintos componentes o estructuras oculares (córnea, cristalino y retina, entre otros), además del nervio óptico, que pueden verse afectadas por diferentes enfermedades que pueden poner en riesgo la visión o la calidad de la misma, y para cuyo tratamiento existen diferentes tipos de cirugía ocular.

También se utiliza para corregir problemas de graduación de la vista y evitar el uso de gafas, en función de las dioptrías que se padezca. Se conoce como dioptría a la unidad, en valores positivos o negativos, que evalúa el poder de refracción de la lente y equivale al valor recíproco de su longitud focal expresada en metros. La escala es de 0,25 en 0,25. La graduación puede ser negativa (lentes divergentes como la miopía) o positiva (lentes convergentes como en la hipermetropía o presbicia).

¿Qué tipos de cirugía ocular existen?

Los tipos de cirugía ocular más comunes que existen para corregir los problemas más habituales de la visión son:

  • Cirugía refractiva: consiste en un conjunto de cirugías destinadas a corregir los problemas de efectos de enfoque como ocurre en la miopía, astigmatismo, hipermetropía y presbicia:  
    • Láser: se levanta una capa de tejido corneal con un instrumento llamado microqueratomo y con el láser se va moldeando y tallando la córnea para tratar las dioptrías, por último, se vuelve a colocar el tejido levantado en su posición inicial.
    • Lentes intraoculares: se trata de una lente que se coloca en el espacio situado entre la superficie interior de la córnea y la superficie anterior del cristalino, con ello, se ayuda a que la luz se proyecte de forma correcta sobre la retina, consiguiendo que la visión deje de ser borrosa. Se pueden colocar sin modificar ni retirar ninguna estructura del ojo, o se puede sustituir el cristalino.
  • Operación de cataratas: su aparición va asociada a la edad y no se puede prevenir.

El cristalino se vuelve opaco. La cirugía consiste en disolver y extraer el cristalino deteriorado y sustituirlo por una lente intraocular, este procedimiento es conocido como facoemulsificación. El cristalino es una lente natural que hay dentro del ojo y, junto con la córnea, hacen que los objetos se enfoquen de manera nítida en la retina.

  • Desprendimiento de retina: requiere una intervención quirúrgica urgente, porque si no se trata, puede conducir a la ceguera total del ojo. Consiste en la separación de la capa interna de la retina de la capa externa por acumulación de líquido entre ellas. La retina es la capa más interna del ojo. La operación consiste en volver a colocar la retina en su sitio, cerrar el desgarro o rotura que ha causado el desprendimiento.
  • Cirugía oculoplástica: trata las alteraciones de las estructuras perioculares como los párpados, órbita y lagrimal.
  • Estrabismo: la visión en tres dimensiones y la percepción de profundidad se puede ver afectada por una pérdida de paralelismo en los ejes de los ojos, es decir, cuando cada ojo mira a un punto diferente. La intervención consiste en volver a posicionar los músculos de los ojos.
  • Glaucoma: llamada ceguera silenciosa, es el aumento de la presión intraocular por falta de drenaje del humor acuoso, lo que provoca daño en el nervio óptico provocando que se pierda visión día a día. Cuando los tratamientos habituales no son efectivos se usa la cirugía láser para abrir un conducto de drenaje alternativo.
  • Asfericidad: es la mala visión cuando hay poca luz. La cirugía consiste en el tallado de la periferia corneal.

¿Para quién está indicada?

La cirugía ocular está indicada para las personas que tengan una patología ocular cuyo tratamiento sea quirúrgico o cuando los tratamientos convencionales han fallado. De cualquier modo, es el oftalmólogo quien decide si el paciente es candidato para la cirugía. Hay que tener en cuenta que no se deben tener:

  • Antecedentes de herpes en el ojo.
  • Enfermedades autoinmunes o del colágeno no controladas.
  • Diabetes mal controlada.
  • Blefaritis o inflamación de párpados.
  • En el caso de operación refractaria, debe asegurarse:
    • Tener más de 18 años.
    • Contar con una graduación estable desde hace al menos 1 año.
    • Disfrutar de una buena salud ocular.
    • Las pacientes embarazadas o que estén amamantando deben esperar, ya que, durante esta época pueden sufrir cambios en la graduación.
    • No tener cicatrices corneales, ni córneas finas.

¿Por qué se realiza?

La cirugía ocular se realiza para tratar patologías oculares de urgencia, como ocurre en el desprendimiento de retina, o cirugías programadas como las que corrigen los defectos refractivos y, de esta manera, eliminar o reducir, la dependencia de uso de las gafas y lentillas. También se realiza para corregir las cataratas, muy comunes en personas de edad avanzada.

Riesgos de una cirugía ocular

Los riesgos de la cirugía ocular pueden ser:

  • Infecciones propias de una cirugía.
  • Reacciones adversas a algún medicamento como las reacciones alérgicas.
  • Infección de la córnea.
  • Sequedad ocular (ojo seco).
  • Disminución de la agudeza visual.
  • Pérdida de visión nocturna (asfericidad).
  • Ceguera o daño ocular irreversible.

La persona que va a someterse a una operación ocular debe estar bien informada sobre la operación y donde se va a realizar, así como ponerse en manos de buenos oftalmólogos expertos y con quirófanos bien preparados que cuenten con todas las medidas de seguridad para que el resultado sea el esperado.  

Preparación

Generalmente, las operaciones de ojos no requieren ingreso hospitalario, y tras unas horas en observación la persona se puede ir a casa.

La preparación para la cirugía ocular precisa:

  • Analítica general con estudio de coagulación, electrocardiograma y radiografía de tórax como estudio preoperatorio.
  • Avisar de cualquier alergia a toma de medicamentos o si se está en tratamiento por alguna enfermedad.
  • Cumplir una serie de recomendaciones previas a la cirugía, como son una buena higiene de ojos, uso de colirios como profilaxis de infecciones, etc.
  • Estudio detallado reciente de la córnea, graduación, presión ocular y estado de la retina, nervio óptico, cristalino y vías lagrimales.
  • Se debe ir acompañado, ya que después de la operación puede sentirse débil y la visión puede estar reducida.

Cómo es la recuperación de una cirugía ocular

La recuperación de la cirugía ocular requiere una serie de cuidados posteriores para que los resultados sean óptimos, como:

  • Llevar gafas de sol al salir del centro hospitalario.
  • Descansar unas horas y no realizar ningún esfuerzo físico, así como deportes bruscos.
  • Extremar las medidas higiénicas en los ojos y evitar frotarlos, aunque escuezan.
  • Seguir con rigor el tratamiento de gotas oculares pautado.
  • Evitar sumergir la cabeza en agua o piscinas.
  • No conducir hasta que se recupere la visión.

Resultados

Los resultados dependen de qué tipo de operación se haya realizado. Durante unos días pueden aparecer efectos secundarios como la sensibilidad a la luz, destellos, visión doble, sequedad ocular, estos suelen desaparecer en unas 2-6 semanas.

La mejora en la visión es inmediata tras la operación y mejora en los siguientes días.

La incorporación al trabajo, salvo casos puntuales, suele ser al día siguiente.

Preguntas frecuentes

¿Qué es una cirugía ocular?

La cirugía ocular consiste en una serie de técnicas quirúrgicas para solucionar problemas o patologías de los ojos como, por ejemplo, los defectos refractivos y poder recuperar la visión correcta.

¿Cuándo se utiliza la cirugía ocular?

La cirugía se utiliza siempre que la patología requiera una intervención, cuando el tratamiento convencional ha fallado o cuando es la única solución al problema ocular.

¿Qué tipos de cirugía ocular hay?

Los diferentes tipos de cirugía ocular pueden ser con láser o con implantación de lentillas, principalmente.

¿Cuáles son los beneficios de una cirugía ocular?

Los beneficios de la cirugía ocular es la recuperación de la vista eliminando el mayor número de dioptrías posibles. También, es la solución para resolver los problemas de glaucoma, desprendimiento de retina o los problemas de las estructuras perioculares como párpados, lagrimales y zona orbital, entre otros.

¿Qué factores de riesgo tiene una cirugía ocular?

Los factores de riesgo en una cirugía ocular pueden ser: infecciones previas de herpes, padecer patologías como diabetes, cardiopatías o enfermedades inmunitarias no controladas, mala disponibilidad a seguir los tratamientos pautados, y poco grosor de la córnea o presencia de cicatrices corneales, entre otros.

¿Tienes dudas?