Metatarsalgia de dedos del pie en

La metatarsalgia es una patología en la que se ven afectados los dedos de los pies en su unión con la planta del pie, precisamente a la altura de los huesos conocidos como metatarsianos. Esto puede llegar a producir dolores y molestias realmente fuertes que se requiere tratar. Cuando los tratamientos más conservadores como cambio de la pisada, uso de calzado apropiado o incluso fármacos, no remite con el dolor y las molestias, puede ser necesaria una intervención quirúrgica. A continuación, te lo explicamos todo con más detalle.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 91 904 64 48

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

Los pies son la parte de nuestro organismo que soporta el peso de todo nuestro cuerpo y este debería de encontrarse distribuido por toda la planta del mismo. Sin embargo, en algunas ocasiones y, provocado por la manera de caminar, de pisar, por el sobrepeso o incluso por el tipo de calzado que utilizamos, esto hace que la gran parte del peso recaiga sobre la parte delantera del pie, donde se encuentran los metatarsianos (al comienzo de las falanges que dan lugar a los dedos), haciendo que se produzcan graves molestias. Existen diferentes maneras de tratar una metatarsialgia que van desde conservadoras como el cambio de hábitos, modificaciones de la pisada, uso de zapato apropiado, plantillas especiales, realización de fisioterapia… hasta las más serias, que implican procesos quirúrgicos que pueden realizarse mediante cirugía abierta tratando de remodelar la forma de los metatarsianos, o percutánea en donde se trata de corregir la deformidad del pie a base de corte muy pequeños y mínimamente invasivos.

¿En qué me ayuda?

Teniendo en cuenta que en la zona de los metatarsianos es en donde el pie hace fuerza para despegarse del suelo, las presiones ahí ejercidas se multiplican cuando ya hay una lesión en dicha zona, provocando molestias que pueden llegar a ser serias y muy dolorosas. Las sensaciones provocadas por una metatarsalgia pueden ser muy variables, desde dolores muy fuertes justo en la zona trasera de los dedos, hormigueos, dolores punzantes o entumecimiento. Sea como fuere, las molestias deben de ser corregidas para evitar que el paciente continúe con dolor. Cuando una persona se somete a una cirugía de este tipo la utiliza como la última herramienta disponible, tras haber pasado por procesos de rehabilitación, fisioterapia, cambio de zapatos, o incluso el uso de plantillas, por lo que estas cirugías tienen también un claro componente esperanzador, siendo, para muchos pacientes, claves para poder continuar con una vida normal.

1 Opciones disponibles en Todas las ciudades

Metatarsalgia de dedos del pie

Los metatarsianos son los huesos encargados de la unión de los dedos a la planta del pie. Por diversas circunstancias, pueden aparecer patologías que acaben provocando un daño grave en ellos, hacie...ndo que aparezcan serias molestias o dolores que algunas terapias alternativas, no han logrado paliar. Cuando esto sucede se hace necesaria realizar una intervención quirúrgica para conseguir que las molestias remitan. Ponte en contacto con nuestros profesionales, o continúa leyendo lo que te contamos a continuación para obtener más información. Leer más

Image centro

Clínica del Remei

Carrer de l'Escorial, 148. 08024 (Barcelona)

1.490 €

Más información sobre este Tratamiento

Definición

Los metatarsianos son los cinco huesos largos donde se unen las falanges que forman los dedos del pie.

La metatarsalgia es una afectación de la planta de los pies que provoca un fuerte dolor e, incluso, cojera o dificultad para caminar.

El metatarsiano más afectado suele ser el del segundo dedo. Es una lesión común, debido a que son los encargados de soportar el peso del cuerpo, especialmente es más común en mujeres y deportistas.

¿Cómo se trata la metatarsalgia de dedos del pie?

Los tratamientos varían en función de la causa que provoca la metatarsalgia.

Primero se recomiendan medidas conservadoras como descansar, cambiar el calzado, usar plantillas ortopédicas, utilizar almohadillas metatarsales, reducir el peso corporal, eliminar durezas del pie, aplicar hielo, etc.

También es conveniente la fisioterapia, puede ser recomendable realizar masajes y ejercicios que mejoren la movilidad, estiramientos, etc.

En las fases más agudas con inflamación, se indican fármacos antiinflamatorios no esteroideos (aines) o infiltración de ácido hialurónico.

Si el dolor es provocado por alguna deformidad en el pie, será necesario un tratamiento quirúrgico para restaurar la biomecánica ideal. Estas intervenciones se realizan bajo anestesia local.

Existen dos técnicas quirúrgicas: cirugía abierta con osteotomía de acortamiento o elevación de los metatarsianos recolocándolos en el lugar más óptimo, pueden usarse para ello tornillos (la más común es la osteotomía de Weil) o, cirugía percutánea, que pretende corregir la deformidad mediante pequeñas incisiones.

A menudo se interviene sobre las plantas blandas (tendones o cápsulas articulares) en lugar de hacerlo directamente sobre el hueso.

¿Para quién está indicada?

El tratamiento quirúrgico de la metatarsalgia está indicado para toda persona que presente dolor que no disminuye con los tratamientos conservadores y para quien tenga alguna deformidad en el pie como puede ser un dedo en martillo (dedo doblado hacia abajo) y que precisa una corrección quirúrgica para mejorar.

¿Por qué se trata?

La metatarsalgia se trata porque en caso contrario, puede provocar dolor en otras partes del pie y en otras partes del cuerpo como la zona lumbar o la cadera a consecuencia de la cojera.

Riesgos de la cirugía de la metatarsalgia de dedos del pie

Los riesgos son los inherentes a cualquier cirugía, como alergias a la anestesia e infección. También puede haber un retraso en la consolidación del hueso, o aparecer un hematoma grande e hinchazón, para lo que se recomienda aplicar hielo y masajear la zona.

Preparación

El médico evalúa al paciente previamente para elegir la técnica más adecuada en su caso. Posteriormente, se realiza un análisis de sangre previo a la cirugía, una radiografía de tórax y un electrocardiograma.

Cómo es la recuperación de la cirugía de la metatarsalgia de dedos del pie

El paciente no necesita ingreso hospitalario. Tras la intervención, puede apoyar el pie con un calzado especial postoperatorio que es retirado tras 3 semanas. A los 2 ó 3 días comienza la movilidad de los dedos.

Los puntos son retirados tras una semana.

La recuperación total ocurre transcurrido 1 mes de la cirugía, sin presentar dolor y caminando correctamente.

No se debe realizar deporte hasta haber pasado 2 meses.

Se recomienda usar un calzado apropiado y cómodo, evitar los tacones altos, usar plantillas acolchadas, realizar ejercicios de flexibilidad y fuerza del pie, y ejercicios de relajación para la fascia plantar.

Resultados

En la mayoría de los casos los resultados son satisfactorios, permitiendo corregir la deformidad, eliminando el dolor del paciente y recuperando la funcionalidad del pie.

La recuperación es más lenta en la cirugía abierta y se presenta una cicatriz menos estética.

Preguntas frecuentes

¿Qué produce la metatarsalgia?

La metatarsalgia suele ser producida por una mala mecánica al caminar, también por un uso de calzado inadecuado, por entrenamientos físicos intensos, por malformaciones o deformidades en el pie, por el neuroma de Morton (tumor benigno que crece alrededor de un nervio), fracturas, etc. Si el paciente tiene sobrepeso o una edad muy avanzada, también se puede sufrir metatarsalgia.  

¿Cómo se puede aliviar el dolor en estos casos?

Para aliviar el dolor, conviene descansar el pie dolorido, mantener las piernas en alto, aplicar hielo en la zona, usar zapatos amplios, utilizar plantillas especiales, acudir a fisioterapia y tomar analgésicos.

Metatarsalgia y fisioterapia: ¿cómo están relacionadas?

Uno de los tratamientos conservadores para tratar la metatarsalgia es la fisioterapia.

En cada sesión se realizan ejercicios, masajes y estiramientos que reducen las tensiones del pie y consiguen eliminar el dolor y la inflamación, trabajando la flexibilidad y la fuerza del pie.

Algunos ejercicios útiles son: automasajes del pie con pelota, masaje para separar los dedos, y auto masaje de los dedos en garra o de la fascia plantar, entre otros.

¿Qué tipos de metatarsalgia existen?


Existen principalmente dos tipos de metatarsalgia:

  • Mecánica: es la más frecuente, el origen del dolor se debe al mal funcionamiento de algún hueso, articulación, músculo o tendón. Suele asociarse a deformidades del pie (por ejemplo: juanetes, dedos en garra, pie cavo, etc.).
  • Reumática o inflamatoria: se origina a consecuencia de una enfermedad generalizada que puede afectar también a otras partes del cuerpo.

Busca tus cirugías de metatarsalgia de dedos del pie en:

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

¿Tienes dudas?