Liposucción

La liposucción es una técnica quirúrgica de la medicina que se centra en la extracción de la grasa o tejido adiposo del cuerpo humano. La operación se realiza mediante la introducción de una jeringa en la zona del cuerpo de dónde se quiere extraer el material, para que una maquina succionadora realice la absorción. Si necesitas saber más sobre el tratamiento, en qué consiste o cómo se hace, continúa leyendo.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

¿Has notado que pese a realizar ejercicio físico o una dieta hay determinadas zonas de tu cuerpo que no consigues que bajen de volumen? Esto es debido a los acúmulos de grasa que tiende a asentarse en zonas como el abdomen, las caderas o los glúteos. La liposucción consigue eliminar el tejido adiposo presente bajo la piel y de ese modo moldear tu figura. La eliminación del exceso de grasa se puede realizar utilizando una jeringa especial o mediante la introducción de una cánula que, conectada a una bomba de vacío, es capaz de aspirar ese tejido sobrante.

¿En qué me ayuda?

Mediante esta técnica conseguirás movilizar esa grasa rebelde que, pese a llevar a cabo dietas y realizar ejercicio físico no consigues eliminar. Esta técnica requiere el paso por el quirófano y la cánula que se usa para absorber el exceso de grasa acumulada lo hace mediante movimientos circulares que, no sólo eliminan los excesos, sino que reconstituyen la figura, remodelando la zona. La liposucción es una herramienta que ayuda a la dieta y al ejercicio, pero no los sustituyen, por eso es necesaria una pérdida de peso previa a la intervención. Es más, si tras una liposucción llevas una dieta sana y equilibrada y realizas ejercicio físico, los resultados de la misma durarán para siempre.

Opciones disponibles

Lipotransferencia a cara

Tratamiento que restaura el volumen natural de tu rostro mediante injertos de grasa de tu propio cuerpo.

desde 1.475 €

Liposucción 3D - Six Pack

desde 6.099 €

Liposucción (3 o 4 Zonas)

La liposucción es una técnica quirúrgica que consiste en la eliminación de grasa de una zona concreta para, a través de ello, obtener una silueta remodelada en dicha zona. Se eliminan así los tejidos adiposos o grasos de manera rápida, segura o eficaz de las zonas que más nos interesen. El tratamiento, además de la fórmula tradicional puede ir asistido por ultrasonidos o láser que disuelvan las células adiposas. Pack de tres o cuatro zonas a determinar.

desde 3.799 €

Liposucción de 2 zonas

La liposucción es una técnica quirúrgica que consiste en la eliminación de grasa de una zona concreta para, a través de ello, obtener una silueta remodelada en dicha zona. Se eliminan así los tejidos adiposos o grasos de manera rápida, segura o eficaz de las zonas que más nos interesen. El tratamiento, además de la fórmula tradicional puede ir asistido por ultrasonidos o láser que disuelvan las células adiposas. Pack de dos zonas a determinar.

desde 3.599 €

Lipoabdominoplastia

Es por todos sabido que el abdomen, comunmente conocido como tripa, es una de las zonas de nuestro cuerpo más propensa a la acumulación de grasa, expandiéndose y deteriorándose. Además, los cambios hormonales también afectan a esta zona del cuerpo. Para conseguir un vientre plano, contorneado y con una piel tersa, existe la lipoabdominoplastia, un tratamiento que combina liposucción y abdominoplastia para obtener los resultados deseados.

desde 5.999 €

Liposucción (2 ó 3 zonas)

La liposucción es una técnica quirúrgica que consiste en la eliminación de grasa de una zona concreta para, a través de ello, obtener una silueta remodelada en dicha zona. Se eliminan así los tejidos adiposos o grasos de manera rápida, segura o eficaz de las zonas que más nos interesen. El tratamiento, además de la fórmula tradicional puede ir asistido por ultrasonidos o láser que disuelvan las células adiposas. Pack de dos o tres zonas a determinar.

desde 2.990 €

Liposucción (1 ó 2 zonas)

La liposucción es una técnica quirúrgica que consiste en la eliminación de grasa de una zona concreta para, a través de ello, obtener una silueta remodelada en dicha zona. Se eliminan así los tejidos adiposos o grasos de manera rápida, segura o eficaz de las zonas que más nos interesen. El tratamiento, además de la fórmula tradicional puede ir asistido por ultrasonidos o láser que disuelvan las células adiposas. Pack de una o dos zonas a determinar.

desde 1.990 €

Liposucción de Papada con Extracción de Bolas de Bichat

La liposucción de papada elimina la grasa sobrante localizada en esta zona y nos deja un cuello terso y bonito y una mejoría de simetría en el rostro. Si este procedimiento lo acompañamos, además, de la extracción de las bolas de Bichat, localizadas debajo de los púmulos, nuestra cara adquirirá un aspecto más armonioso y delgado, remarcando zonas como pómulos o nariz. Son dos de los tratamientos faciales más demandados en la actualidad.

desde 1.500 €

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Más información sobre este Tratamiento

Definición

La liposucción es un proceso quirúrgico en el cual se trata de eliminar zonas de grasa que no se han podido perder tras el uso de una dieta equilibrada.

No es un tratamiento para la obesidad, sino un tratamiento para retirar grasa de determinadas zonas y la cantidad que se puede retirar dependerá de diferentes factores entre los que estará la laxitud de la piel, entre otros.

¿Cómo es la liposucción?

Se realizará en primer lugar una valoración del paciente marcando sobre la piel las zonas que van a sufrir la intervención quirúrgica; posteriormente tras poner anestesia se procederá a realizar incisiones de 3 ó 4 milímetros a través de las cuales se introducirá una sustancia junto con suero salino que ayuda a licuar la grasa que queremos extraer. Luego mediante cánulas conectadas a una bomba de succión se procederá a extraer la grasa. No es un procedimiento en el que se produzca una gran pérdida de sangre y exige controlar en todo momento la cantidad de grasa que se extrae para tratar de dejar las zonas lo más simétricas posibles. Tras la retirada de la cánula se procederá a coser las incisiones que se hayan realizado y los puntos de sutura se retirarán a los 7 días como normal general.

¿Para quién está indicada?

Está indicada para personas con zonas de grasa localizada que tras la dieta no han disminuido; los ejemplos típicos serían las llamadas cartucheras o la zona de los glúteos, pero en realidad se puede realizar liposucción en abdomen, brazos, espalda, pecho, flancos laterales… etc.

¿Por qué se realiza?

Se realiza en aquellas personas que presentan acúmulos de grasa en determinadas zonas, pero presentan un normopeso y tienen hábitos de vida y dietéticos saludables. En ningún caso es tratamiento de la obesidad y tampoco sirve para estabilizar el peso.

Riesgos de la liposucción

Como en cualquier cirugía se puede producir sangrado, hematomas o procesos infecciosos y reacciones o alergias no conocidas a fármacos anestésicos. Hay que reseñar que dependiendo de la zona a tratar se puede hacer con anestésico local más sedación o con anestesia general.

El riesgo de asimetrías o zonas con ondulación no debería de existir si se realiza la cirugía por un equipo de profesionales adecuado.

Preparación

Se hará siempre una valoración previa del paciente por si hubiera riesgos asociados a la cirugía por alguna enfermedad que el paciente sufriera; también se deberá de valorar de forma correcta la piel del paciente, ya que si esta es muy laxa los resultados puede que no sean los esperados. Se deberá permanecer en ayunas entre 8 y 12 horas dependiendo de la anestesia a usar y abstenerse de fumar en las horas previas a la cirugía.

Cómo es la recuperación de la liposucción

Normalmente se procede al alta tras 24 horas en la clínica, empezando la actividad física según se tolere sin llegar a cansarse desde las primeras 48 horas, no siendo recomendable el reposo absoluto. En las primeras horas se puede tener sensación como cuando uno se da un golpe y se le hace un hematoma; estas molestias mejoran con la toma de analgésicos.

También se procederá a poner una faja o vendaje elástico durante aproximadamente un mes para minimizar la inflamación y no se deberá exponer la zona al sol.

La actividad laboral en general puede empezar tras una o dos semanas del tratamiento.

Resultados

Los resultados en general son buenos si la piel no es muy laxa y la cirugía ha sido realizada por un profesional de solvencia que domine de forma perfecta la técnica y haya seleccionado al paciente de modo correcto.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto cuesta una liposucción?

Los precios de la liposucción serán muy variables, dependiendo en gran medida de la zona a tratar y la extensión de la misma, pero en general van desde los 2.200 a los 6.000 euros.

¿Cómo es la liposucción con láser?

La liposucción con láser es una técnica de estética médica en la que el láser emite una onda que provoca la rotura de los adipocitos, esto hará que la grasa salga de los mismos y posteriormente el organismo procederá a eliminarla. La luz del láser no daña otras células ni los capilares sanguíneos.

¿Qué es una abdominoplastia?

La abdominoplastia es la eliminación del exceso de grasa y piel abdominal y la posterior reconstrucción de los músculos del abdomen. Es una cirugía mayor que se acompaña de anestesia general o a veces de anestesia epidural con sedación.

¿Qué es una liposucción de piernas?

La liposucción de las piernas es la retirada de grasa no deseada en zonas de las piernas, ya que suele ser una zona resistente a la dieta; es una intervención más frecuente en mujeres que en hombres.

¿Qué diferencia hay entre liposucción y lipoláser?

Para la liposucción se realizan incisiones y se procede a absorber la grasa que previamente se ha licuado con suero fisiológico y sustancias que la disuelven; en el lipoláser no se producen incisiones por lo que no es una técnica quirúrgica, el láser rompe los adipocitos mediante ondas y la grasa que de estos sale será retirada por el sistema linfático de la zona.

Definición

La liposucción, llamada también lipoescultura, es una técnica levemente invasiva que consiste en la eliminación de la grasa, o tejido adiposo, que se acumula en el cuerpo de manera desproporcionada, cuando la dieta y el ejercicio físico han fracasado en su intento de eliminarla.

Se trata de una intervención quirúrgica que consiste en la aspiración de la grasa de aquellas zonas del cuerpo donde sobra. En ningún momento debe considerarse como un tratamiento contra la obesidad, sino un tratamiento remodelante de la figura. Hay muchas veces que, ese tejido adiposo sobrante, puede ser inyectado en zonas donde sea necesario por haber escasez de grasa.

¿Cómo se hace una liposucción?

La liposucción es una técnica levemente invasiva y segura que se realiza en quirófano bajo anestesia general, epidural o local. Se hacen unas incisiones en la piel de 1 cm, y se introduce una cánula o sonda hasta el tejido adiposo. La sonda va conectada a una máquina de vacío y va aspirando la grasa sobrante a modo de barrido por la zona. Suelen extraerse entre 1 y 3 litros de grasa. A veces, es posible que dejen drenajes para eliminar restos de líquido sobrante.

Después, se coloca una faja de compresión en la zona tratada durante un mes aproximadamente. Los tres primeros días no se debe quitar para nada, transcurrido este tiempo se puede quitar solo para ducharse y sin superar los 5 minutos.

¿Para quién está indicada?

La liposucción está indicada en aquellas personas que desean eliminar la grasa sobrante y remodelar su figura, cuando el ejercicio y la dieta han fracasado.

No se trata de un tratamiento de adelgazamiento, ni un tratamiento para la celulitis, por lo que la persona candidata ideal es aquella que, teniendo un peso adecuado, una piel firme y elástica, tenga un acúmulo de grasa excesiva. También es importante estar psicológicamente estable y ser realista con las expectativas.

Las zonas donde se suele acumular la grasa son:

  • Abdomen
  • Flancos y espalda
  • Cartucheras
  • Glúteos
  • Parte interna de los muslos
  • Rodillas
  • Brazos
  • Papada
  • Pecho

¿Por qué se realiza?

La liposucción se realiza para eliminar la grasa o tejido adiposo acumulado en exceso en determinadas zonas del cuerpo. Con ello se consigue:

  • Remodelar la figura: al disminuir el volumen de la cadera da una visión óptica de una pierna más alargada.
  • Pérdida de volumen: se reduce el diámetro de la zona tratada como cintura, muslo, abdomen, papada, etc.
  • Pérdida de peso: al disminuir la grasa también se disminuye el peso.

Riesgos de la liposucción

Es importante que la intervención la realice un médico especialista en cirugía plástica y estética, y en un quirófano que reúna todas las condiciones de asepsia y seguridad para la persona a operar.

Los riesgos de la liposucción pueden ser:

  • Infecciones: como en toda intervención quirúrgica existen riesgo de infección de las heridas realizadas. Estas son de aproximadamente 1 cm y no se suturan, pero al cicatrizar se hacen casi invisibles.
  • Riesgo de sangrado o formación de trombos: debido a una mala circulación.
  • Pérdida excesiva de líquidos: durante la intervención se pierde mucho líquido que debe ser repuesto por vía intravenosa para evitar sufrir un shock.
  • Daño en los nervios cercanos a la zona tratada.
  • Problemas estéticos de la piel como:  
    • Queloides o cicatrices engrosadas.
    • Flacidez o irregularidades en la piel, por un exceso en la eliminación de grasa que impide que la piel se retraiga y se remodele correctamente.
    • Aumento posible de la celulitis, en caso de que la persona la tuviera antes de la cirugía, debido a la alteración del drenaje linfático.

Preparación

La persona que se va a realizar una liposucción debe pasar un reconocimiento médico para descartar cualquier alteración en la coagulación, infección o cualquier otra patología que desaconseje su intervención. El cirujano decide, dependiendo de la zona a tratar, extraer sangre de la propia persona para luego volver a transfundir si fuera necesario, o bien, si debe tomar algún tipo de medicación previo a la cirugía.

La preparación psicológica y ser realista con las expectativas, son dos aspectos muy importantes en este proceso, por lo que se deben preguntar todas las dudas y miedos. Es posible que el cirujano realice una serie de fotos y dibujos en la piel para determinar la zona a tratar.

El día de la intervención es preciso estar en ayunas de al menos 8 horas. El ingreso hospitalario depende de la extensión de la zona a tratar, la anestesia que se administra o si se ha colocado algún drenaje.

Se debe ir acompañado de otra persona por si necesita ayuda, se marea o siente debilidad.

Cómo es la recuperación de una liposucción

La recuperación suele ser rápida y permite seguir con la vida diaria en poco tiempo (1-2 semanas) pero con un cierto malestar llevadero. El tiempo depende de la zona intervenida.

Se informa de que puede haber desarreglos menstruales durante el primer mes, inflamación, hematomas o picor en la zona, y que pueden durar hasta 6 meses o hasta la cicatrización completa.

Pero es importante seguir una serie de pautas como:

  • Mantener reposo durante los 4 primeros días.
  • Beber abundantes líquidos tras la cirugía.
  • No tomar medicación anticoagulante hasta que lo indique el especialista.
  • Usar vendajes, faja o medias de compresión, según la zona, el tiempo que esté indicado, pudiendo llegar a un mes.
  • No realizar ningún tipo de ejercicio físico hasta pasados 4-5 días y, una vez se retiran los vendajes o medias, se recomiendan ejercicios de fortalecimiento del tono muscular.
  • Evitar la exposición al sol y, con ello, la aparición de manchas en la piel.
  • Llevar una buena higiene de las heridas para evitar infecciones, pasados los primeros 4 días que deben estar protegidas.
  • Evitar el alcohol y el tabaco.
  • Mantener una dieta y hábitos saludables, una vez se haya recuperado totalmente, y realizar ejercicio físico de manera regular para poder mantener los resultados.
  • Realizar masajes en la zona para favorecer la circulación linfática si el médico lo recomienda y que favorece y acelera los procesos de recuperación.

Resultados

Durante los meses posteriores a la liposucción, la piel se va tensando, baja la inflamación, desaparecen los hematomas y la cicatrización de las heridas se hacen casi invisibles.

Pasados 6 meses y completada la recuperación, se pueden ver los resultados finales de la liposucción. Si se han cumplido las expectativas, el resultado que se aprecia es un cuerpo más remodelado, sin grasa acumulada.

Preguntas frecuentes

¿Qué es una liposucción?

La liposucción es un método quirúrgico de invasión leve que consiste en eliminar la grasa o tejido adiposo depositado de manera exagerada en determinadas partes del cuerpo, y permitir que la figura quede más remodelada.        

¿Qué tipo de anestesia se utiliza en una liposucción?

El tipo de anestesia utilizado en la liposucción depende de la zona y la extensión afectada a tratar. Puede ser anestesia general, local o epidural.

¿Cuándo se ven los resultados de una liposucción?

Para ver los resultados de la liposucción definitivos hay que esperar hasta aproximadamente 6 meses, como en el caso de los muslos, abdomen y cartucheras, que es cuando la inflamación, los edemas y hematomas han desaparecido y la piel está más tersa y suave.

¿Cómo es la liposucción de abdomen?

La liposucción abdominal se realiza bajo anestesia general y, por tanto, requiere ingreso hospitalario, por ser una zona sensible y compleja y por ser una de las intervenciones más traumáticas en cirugía estética.

Consiste en hacer pequeños cortes en el abdomen, por donde se introduce una cánula que, conectada a un aspirador, succiona la grasa. El método debe ser preciso para que todo el tejido adiposo tenga el mismo grosor. Tras la cirugía, es necesario el uso de una faja durante 1 mes aproximadamente. También se suelen recomendar los masajes linfáticos en la zona para acelerar el proceso de recuperación. Transcurrido 1 mes de la intervención, se comienzan los ejercicios de fortalecimiento del tono muscular.

   ¿Qué es la liposucción sin cirugía?

La liposucción sin cirugía o hidrolipoclasia consiste en romper las células de grasa (adipocito) por medio de inyecciones de suero fisiológico y, después, aplicar ultrasonidos y drenaje linfático. Este método deja libre la grasa que hay en su interior, que es eliminada por el sistema circulatorio linfático y venoso, metabolizada en el hígado y después eliminada por el organismo. Es una técnica eficaz en los casos de celulitis y de remodelación de la figura. No requiere ingreso hospitalario ni pasar por quirófano, se puede realizar en una consulta médica.

Otras alternativas de liposucción sin cirugía pueden ser la aplicación de ultrasonidos que actúan directamente sobre las células grasa de la piel sin romper vasos sanguíneos, tejidos ni nervios.

En cualquier caso, esta técnica se debe acompañar de ejercicio físico y dieta sana y equilibrada, y es menos definitiva que la liposucción con cirugía.

¿Tienes dudas?

900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h