Láser para la atrofia vaginal

La atrofia vaginal, también conocida como vaginitis atrófica, es una patología donde la paciente produce menos estrógeno de los normal provocando la sequedad, inflamación de las paredes vaginales y el estrechamiento. Hay un nuevo tratamiento que mejora los síntomas y alivia el dolor, este es realizado vía láser. Si necesitas saber más sobre el tratamiento, en qué consiste o cómo se hace, continúa leyendo.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

Muchas veces la biología trabaja a un ritmo muy diferente al de nuestros hábitos sociales. Está claro que, desde el punto de vista reproductivo y de perpetuación de la especie, la vagina cuenta con una elasticidad y lubricación que facilita las relaciones sexuales. Esto todo se encuentra gobernado por diferentes hormonas, que se liberan durante toda la etapa fértil de la mujer. Sin embargo, con la llegada de la menopausia, las paredes de la vagina pierden elasticidad y lubricación, haciendo que las relaciones sexuales se vuelvan menos placenteras y más dolorosas. El proceso consiste en la aplicación de un haz de luz láser en la zona vulvovaginal con el objetivo de aumentar la síntesis de colágeno y devolver la elasticidad a la zona.

¿En qué me ayuda?

A pesar de que la vagina cuenta con una lubricación y elasticidad naturales que facilitan las relaciones sexuales, existen diferentes factores que pueden hacer que esto no sea así. Factores hormonales como la entrada en la menopausia o el período de lactancia y post-parto o factores propiciados por una cirugía o un tratamiento, por ejemplo, un tratamiento oncológico, hacen que la elasticidad y lubricación en la zona desaparezcan. Mediante la aplicación del láser conseguirás ya no sólo mejorar el bienestar en tus relaciones sexuales sino que solucionarás problemas de ardor o picor relacionados con la sequedad vaginal. La mucosa estará más hidratada y el epitelio más espeso y el pH se reestablecerá haciendo que la presencia de infecciones se minimice.

1 Opciones disponibles en Todas las ciudades

Tratamiento Láser para la Atrofia Vaginal

La atrofia vaginal es una dolencia muy incómoda y que influye mucho y de manera muy negativa en la calidad y la normalidad de vida de las pacientes que la padecen. Picor, ardor o sequedad son los pri...ncipales síntomas, que normalmente se alivian con tratamientos atópicos que no tienen muy buenos resultados. Sin embargo, con el tratamiento láser para la atrofia vaginal se consiguen eliminar hasta el 90% de los síntomas y regenerar los tejidos en gran medida. Los resultados son espléndidos. Ver más

Disponible en: Las Palmas

1Centros

desde 650 €

Tratamiento Láser para la Atrofia Vaginal

Dra. Miriam Quiñones LAS-PALMAS

650 €

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Más información sobre este Tratamiento

Introducción

La atrofia vaginal es el adelgazamiento de las paredes vaginales debido a una menor cantidad de estrógeno que suele producirse después de la menopausia. Ocasiona síntomas incómodos como sequedad e inflamación que generan molestias y dolor en las relaciones sexuales. Es por ello que el láser es una de las formas más avanzadas de tratamiento para la atrofia vaginal. Si necesitas saber más sobre este tratamiento, en qué consiste o cómo se realiza, continúa leyendo.

Definición

El láser para la atrofia vaginal es un tratamiento para conseguir el rejuvenecimiento vaginal, mejorando su función y estética. Se realiza mediante un láser de CO2 fraccionado y es una técnica no invasiva que consiste en producir un efecto de calor en la mucosa vaginal, provocando la estimulación de nuevo colágeno, lo que permite corregir la atrofia vaginal, la incontinencia urinaria por esfuerzo y la relajación vaginal.

¿Cómo se hace un láser para la atrofia vaginal?

El láser para la atrofia vaginal es una técnica mínimamente invasiva que se realiza de forma ambulatoria, en la misma consulta, no requiere anestesia y no es doloroso. Consiste en introducir un haz de luz fraccional en el interior de la vagina. El láser vaginal de CO2 produce mediante efecto térmico o calor, la formación de nuevas fibras de colágeno, mejorando así el tono, la elasticidad y la mucosa vaginal. Además, restituye el Ph, así como la vascularización de la zona vaginal. Por otro lado, esta técnica también permite tensar y tonificar los músculos de la vagina, estrechar el canal vaginal y sirve como tratamiento de la incontinencia urinaria por esfuerzo. Es un procedimiento que se realiza en varias sesiones, entre las cuales, debe pasar un mes para poder hacerse la siguiente. Cada una tiene una duración de 20 minutos y se recomienda realizar un mínimo tres sesiones para que sea más efectivo, aunque depende de cada caso.

¿Para quién está indicado?

El láser para la atrofia vaginal está indicado para mujeres que presentan este problema, generalmente a partir de los 50 años y debido a la menopausia, premenopausia o al paso de los años, y que produce una pérdida de estrógenos en las paredes de la vagina, sequedad vaginal, laxitud de las paredes de la vagina (relajación de la vagina). También se puede utilizar en edades más tempranas si se precisa. Además, está indicado para tratar la incontinencia urinaria por esfuerzo, y mejorar los síntomas que produce la atrofia vaginal como molestias o dolor al tener relaciones sexuales, picor, ardor, sequedad vaginal, molestias al orinar (disurias), irritación, etc.

¿Por qué se realiza?

El láser para la atrofia vaginal se realiza para mejorar el estado funcional de la vagina, su estética y, por tanto, la calidad de vida de la paciente incluyendo el ámbito sexual. Mediante la creación de un nuevo colágeno, se provoca un efecto tensor en las paredes vaginales, permitiendo la regeneración del tejido genital femenino.

Riesgos del láser para la atrofia vaginal

El láser para la atrofia vaginal no suele presentar riesgos si se realiza de forma adecuada. En ocasiones, si el uso es inapropiado, la paciente puede sufrir algún tipo de lesión como quemaduras en la pared vaginal o cicatrices.

Preparación

Para realizar el tratamiento del láser para la atrofia vaginal, se recomienda que antes de realizar el procedimiento, la paciente se realice un examen ginecológico y un análisis de orina para descartar infección urinaria. También, se debe evitar utilizar geles o lubricantes vaginales los días previos, y no se deben tener relaciones sexuales el día anterior a la realización del tratamiento.

Cómo es la recuperación del láser para la atrofia vaginal

La recuperación del láser para la atrofia vaginal es muy rápida, ya que no se necesita un cuidado especial, solo mantener las medidas higiénicas adecuadas. La paciente puede continuar con sus actividades y rutinas diarias sin problemas. Se deben esperar al menos 7 días para tener relaciones sexuales, no realizar ejercicios bruscos, y esperar para bañarse en una piscina por lo menos 1 semana.

Resultados

Los resultados suelen mostrarse de manera notable después de la segunda o tercera sesión de láser. Esto se debe a que tiene que pasar un tiempo para que se produzca un estímulo a los fibroblastos (células de tejido conectivo que elabora y segrega colágeno) por medio del calor, hasta que se produce el colágeno. Este proceso suele tardar aproximadamente de 20 a 25 días.

Preguntas frecuentes

¿Qué es el láser para la atrofia vaginal?

El láser para la atrofia vaginal es un tratamiento para conseguir el rejuvenecimiento vaginal, mejorando su función y estética. Se realiza mediante un láser de CO2 fraccionado, una técnica no invasiva que consiste en producir un efecto de calor en la mucosa vaginal, lo que provoca la estimulación de nuevo colágeno, permitiendo corregir la atrofia vaginal, la incontinencia urinaria por esfuerzo y la relajación vaginal.

¿Para qué sirve el láser para la atrofia vaginal?

Sirve para la formación de nuevas fibras de colágeno mejorando el tono, la elasticidad y la mucosa vaginal. Por otra parte, regresa a su sitio la uretra y la vejiga para evitar la pérdida de orina. Además, restituye el Ph vaginal, así como la vascularización de la zona vaginal. También permite tensar y tonificar los músculos de la vagina y estrechar el canal vaginal, lo que implica la recuperación de la estética de los labios, consiguiendo un aspecto más rejuvenecido.

¿Qué patologías trata el láser para la atrofia vaginal?

Las patologías más frecuentes para las que se hace el tratamiento de láser vaginal son las de la atrofia vaginal como: sequedad, dolor en las relaciones sexuales e irritación, incontinencia urinaria de esfuerzo (al toser, reír o hacer ejercicio), y la hiperlaxitud vaginal (cuando después del parto disminuye la sensibilidad durante las relaciones sexuales).

¿Es doloroso el láser para la atrofia vaginal?

Este método suele ser un poco molesto, pero no es doloroso. La paciente siente un poco de calor en la zona.

¿Cuánto tiempo se tarda en ver los resultados del láser para la atrofia vaginal?

El tiempo varía dependiendo de cada caso, aunque por norma general, después de la primera sesión, los efectos son muy leves. Es a partir de la segunda aplicación, cuando los resultados comienzan a ser más evidentes. Esto es debido a que, desde que se estimula a los fibroblastos por medio del calor, hasta que se produce colágeno, se tarda aproximadamente de 20 a 25 días.

¿Tienes dudas?