Incontinencia Urinaria

La incontinencia urinaria, también conocido como vejiga hiperactiva, es una enfermedad molesta, pero no grave, que tiene varias consecuencias en el paciente, todas ellas con un notable impacto negativo sobre la calidad de vida. Por ejemplo, cambia el comportamiento de la persona, tanto social como psicológica, acarrea diversas enfermedades y produce una clara estigmatización. A la hora de aborar problemas de incontinencia urinaria es necesario conocer sus causas y las posibles soluciones disponibles. Continúa leyendo para averiguarlo.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

En condiciones normales, el control de esfínteres se consigue en la infancia, rondando la edad de los 3 años. Sin embargo, hay ocasiones en las que niños que ya deberían de tener controlado el problema, adultos o ancianos presentan incontinencia urinaria. A pesar que este problema puede afectar a todas las edades y a ambos sexos, sí que es cierto que las mujeres y, sobre todo, aquellas de mayor edad, suelen presentar una probabilidad más alta de padecer incontinencia. Esto se debe a que la incontinencia urinaria no es una enfermedad por sí misma, sino que es la consecuencia de otras patologías que pueden englobar desde debilitamientos del suelo pélvico hasta problemas neurológicos. Para llevar a cabo un buen tratamiento, es necesario averiguar el origen de la misma, así como conocer el tipo de incontinencia urinaria que presentas, ya que la terapia será diferente si se trata de una incontinencia de esfuerzo o si se trata de una incontinencia de urgencia (aquella en la que se necesita ir al baño urgentemente y muy a menudo).

¿En qué me ayuda?

La incontinencia urinaria puede acarrear consecuencias muy diversas, afectando en muchas ocasiones a las relaciones sociales, debido a los momentos embarazosos que pueden generar. Estar con un grupo de amigos, reírte, toser o estornudar, y ver como se te escapa el pis, no es algo agradable para nadie. El tratamiento de la incontinencia urinaria es diverso en función de cual sea el origen del problema, pudiendo tratarse de unos simples ejercicios para recuperar el suelo pélvico, hasta fármacos que disminuyan la capacidad contráctil de tu uretra o incluso cirugías. Sea como fuere, solventar este problema hará que puedas recuperar la dinámica de tu vida volviendo a vivir las situaciones cotidianas como normales.

3 Opciones disponibles en Todas las ciudades

Operación de incontinencia urinaria

Cuando una persona no es capaz de controlar la micción se dice que presenta incontinencia urinaria. Los motivos por los que esto sucede pueden ser variados, existiendo un tratamiento o terapia difere...nte en función de cual sea el origen del problema. Este producto ofrece la posibilidad de realizar una intervención quirúrgica que acabe solucionando el problema, para aquellos casos donde otro tipo de tratamiento conservador, no ha resultado eficaz. Ver más

Disponible en: Bilbao

1Centros

desde 2.845 €

Operación de incontinencia urinaria

Dr. Andoni AlbisuBILBAO

2.845 €

Láser CO2 contra la relajación vaginal

El rejuvenecimiento vaginal es una técnica de la medicina estética enfocada a mejorar las funciones de la vagina, además de mejorar su aspecto. La cirugía de este órgano consiste en reducir el ta...maño para permitir una mayor fricción en el momento de mantener relaciones sexuales lo que aumenta la sensación de placer. Si deseas tener más información sobre este tratamiento, puedes consultar más información abajo. Ver más

Disponible en: Madrid, Tarragona

2Centros

desde 460 €

Láser CO2 para Incontinencia Urinaria

Centro Clínico Betanzos 60MADRID

Tratamiento Láser de Incontinencia Urinaria

Centro Médico Milenium TarragonaTARRAGONA

Primera Consulta de Fisioterapia del Suelo Pélvico

Si presentas problemas de funcionalidad o de tono de tu musculatura pelviana, es conveniente que tomes una consulta con un fisioterapeuta especializado. Esta primera sesión servirá como referencia a...l profesional para conocer dónde radica tu problema y poder emitir un juicio clínico. Una vez diagnosticada la causa, el fisioterapeuta pautará contigo los pasos a realizar para solucionar la patología y se comenzarán a llevar a cabo las terapias oportunas para poder fortalecer el periné. Si deseas conocer más sobre este servicio continúa leyendo. Ver más

Disponible en: Madrid

1Centros

desde 65 €

1 Sesión de Fisioterapia del Suelo Pélvico

Centro Clínico Betanzos 60MADRID

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Más información sobre este Tratamiento

Definición

El tratamiento de la incontinencia urinaria viene dado por aquellas medidas y fármacos indicados para la mejora de los síntomas o la curación de esta patología.

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina.

¿Cómo es el tratamiento para la incontinencia urinaria?

Los tipos de tratamientos que se pueden aplicar son:

  • Medidas higiénico-dietéticas: intervenciones en el estilo de vida como abandono del tabaco, tratamiento de la obesidad, realizar ejercicio físico… etc. También la ingesta adecuada y racional de líquidos, la reducción de ingesta de cafeína, que mejoran síntomas como la frecuencia y la urgencia miccional. Además, se aconsejan modificaciones en el entorno, algo importante en los casos de incontinencia en ancianos con movilidad reducida, como evitar barreras para acceder al baño, utilizar orinales o cuñas, o la colaboración del cuidador del paciente. Se ha visto igualmente que evitar el estreñimiento contribuye a controlar la incontinencia urinaria.
  • Tratamiento rehabilitador: entre ellos se establece:
  1. El entrenamiento de la vejiga mediante ejercicios que desarrollan la musculatura del suelo pélvico (ejercicios de Kegel), con contracciones voluntarias y repetidas, útil en incontinencia de urgencia e incontinencia de esfuerzo.
  2. Uso de conos vaginales (utensilios en forma de cono) con pesos crecientes y que introduce la mujer en la vagina y mantiene durante 15 minutos 2 veces al día, útil en incontinencia de esfuerzo e incontinencia mixta.
  3. Uso de un pesario (dispositivo similar al diafragma usado como anticonceptivo de barrera por la mujer) introducido en la vagina con la finalidad de hacer presión sobre la uretra para mantenerla contraída. Aunque su uso es controvertido, puede ser útil en casos específicos.
  4. Biofeedback: reeducación del paciente que aprende a controlar el proceso fisiológico de la micción. En los ejercicios se utilizan señales visuales generadas por la resistencia intravesical e intraanal (dentro de la vejiga y ano respectivamente).
  5. Electroestimulación: consiste en el uso de un estímulo eléctrico para el tratamiento de los trastornos funcionales del tracto urinario inferior. Indicado en mujeres con cualquier tipo de incontinencia.
  • Tratamiento paliativo: destinado no a curar sino a evitar las consecuencias indeseables y derivadas de la incontinencia como son el uso de pañales absorbentes, colectores o bolsas de orina.
  • Tratamiento farmacológico: medicamentos utilizados en la incontinencia urinaria de esfuerzo, en los últimos tiempos tienen escaso papel, sobre todo por la presencia de efectos secundarios. Se pueden utilizar agentes anticolinérgicos (Oxibutinina, Tolterodina, Solifenacina…etc), fármacos inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina (como la Duloxetina), fármacos agonistas beta2-adrenérgicos (el Clembuterol).
  • Tratamiento invasivo: se refiere al autocateterismo intermitente (introducción de un tubo flexible por la uretra por el propio paciente), sobre todo en varones con incontinencia causada por insuficiencia en la contracción del músculo detrusor, que forma parte de la pared de la vejiga. Método no muy utilizado.
  • Tratamiento quirúrgico: existen diferentes soluciones quirúrgicas según el tipo de incontinencia, las características de la vejiga y la uretra del paciente. Como ejemplo destacan las técnicas para el tratamiento de la hipermovilidad (bandas libres de tensión o la plicatura suburetral), técnicas de fijación de la uretra a estructuras rígidas (técnicas de agujas y colposuspensión suprapúbica), o técnicas para la disfunción uretral (cabestrillo suburetral, inyecciones periuretrales de agentes expansores de volumen o esfínter artificial).
  • Otros tratamientos: neuromodulación sacra (estimulación de la vía nerviosa sacra), inyección de toxina botulínica (bótox) dentro de la vejiga… etc.

¿Para quién está indicado?

La indicación de uno u otro tratamiento se realiza según el tipo de incontinencia que padece el paciente y su situación física de base, su edad, el sufrimiento de otras enfermedades… etc. De manera general, podemos resumir que el tratamiento para cada tipo de incontinencia es:

  • Incontinencia de esfuerzo: cirugía, fisioterapia del suelo pélvico, dispositivos para la incontinencia y  medicación.
  • Incontinencia de urgencia: cambios en el estilo de vida (dieta… etc.), ejercicios del suelo pélvico,  medicamentos e intervención quirúrgica.
  • Incontinencia mixta: fármacos y cirugía.
  • Incontinencia por rebosamiento: cateterismo o desviación uretral.
  • Incontinencia funcional: tratamiento de la causa subyacente.

¿Por qué se realiza?

El tratamiento de la incontinencia de orina se realiza con fines curativos o paliativos, cuando no se consigue la desaparición completa de la enfermedad pero sí la mejora significativa de los síntomas y el control de la orina, evitando así los efectos indeseables que produce esta alteración.

Riesgos del tratamiento para la incontinencia urinaria

Los riesgos del tratamiento para la incontinencia urinaria van asociados al tipo de técnica usada.

Los fármacos utilizados tienen distintos tipos de efectos secundarios, frecuentemente en los anticolinérgicos son sequedad de boca, taquicardia… etc. En los inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina somnolencia, mareo, náuseas, pérdida de peso… etc.

La cirugía presenta como efectos adversos más frecuentes sangrado, dolor, infección, urgencia de novo (tipo de incontinencia que aparece tras la cirugía y con características diferentes de la infección urinaria previa), retención urinaria o fracaso del tratamiento.

Preparación

La preparación depende de la técnica terapéutica que se vaya a realizar.

Para una correcta evaluación el paciente y una adecuada indicación del tipo de tratamiento para cada paciente, este debe informarle al médico de si padece algún tipo de enfermedad, toma alguna medicación de forma diaria o es alérgico a alguna medicación.

Cuando se van a desarrollar técnicas quirúrgicas, el paciente deberá ser previamente evaluado por un médico anestesista. Así mismo, deberá firmar un documento de consentimiento informado donde se le informa de las características y riesgos de la cirugía. Debe permanecer en ayunas de 12 horas antes de la operación

Para la realización de medidas higiénico-dietéticas y rehabilitadoras habitualmente no hay una preparación específica que realizar.

Cómo es la recuperación del tratamiento para la incontinencia urinaria

La recuperación de los efectos de la técnica va a ser diferente según nos refiramos a la utilización de tratamientos quirúrgicos, farmacológicos o de rehabilitación.

En cuanto a la aplicación de la rehabilitación, esta no precisará de un periodo de recuperación concreto, salvo el descanso tras la realización de los ejercicios u otras técnicas utilizadas.

En el caso de la toma de fármacos, el paciente solo debe recuperarse en caso de presentar algún efecto secundario derivado de su toma.

Por lo que se refiere a la cirugía, es la técnica que sí va a precisar de un periodo de convalecencia tras la intervención, con recuperación progresiva tras la cirugía, dependiendo del tipo de técnica que se aplique.

Resultados

Los resultados y la efectividad del tratamiento aplicado son evaluados por el médico de familia o el urólogo que haya establecido el tipo de terapia adecuada para cada paciente.

Esta evaluación se realiza con el objetivo de la mejora sintomática del paciente y del control de la orina que llega a conseguir.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la causa principal de la incontinencia urinaria?

Las causas y factores de riesgo que afectan a mujeres y hombres para el desarrollo de incontinencia urinaria son diferentes, siendo más frecuente en las mujeres la influencia de los embarazos y partos vaginales, y en los varones las alteraciones de la próstata, aunque otros factores pueden influir concomitantemente.

¿Es común en gente joven?

La incontinencia urinaria no es común en personas jóvenes, por el contrario, su incidencia aumenta progresivamente con la edad, afectando a un tercio de las personas de edad avanzada, con una frecuencia mayor en mujeres.

¿Qué es la incontinencia urinaria por rebosamiento?

La incontinencia urinaria por rebosamiento se produce porque la vejiga se encuentra distendida por imposibilidad de vaciarse, distinguiéndose dos causas fundamentalmente:

  • Por obstrucción: debido a estenosis (estrechamiento) de la uretra, hipertrofia prostática (aumento de su tamaño), disinergia vesico-esfinteriana (descoordinación en la relajación de la vejiga y apertura del esfínter urinario).
  • Por insuficiencia contráctil del músculo detrusor (músculo principal de la pared de la vejiga): puede ser por causa desconocida o por alteración neurológica.

Se manifiesta como goteo o pequeñas pérdidas continuas asociadas a un vaciado incompleto de la vejiga. Puede presentarse de forma aguda o crónica.

¿Qué es la incontinencia refleja?

La incontinencia refleja es la pérdida involuntaria de orina con intervalos previsibles, cuando se alcanza un volumen determinado en la vejiga.

¿Qué es la incontinencia urinaria de esfuerzo?

La incontinencia urinaria de esfuerzo es la que se produce al realizar cualquier actividad física (toser, estornudar, reír, cargar peso… etc.), y que produce una aumento de la presión abdominal sin estar asociada a la necesidad de orinar. Se origina por insuficiencia en el esfínter uretral, debilidad de las estructuras que soportan la uretra o por la coexistencia de ambos problemas.

¿Tienes dudas?