Homeopatía

La homeopatía es una rama de la medicina alternativa que se usa para la prevención y tratamiento de enfermedades utilizando fármacos homeopáticos. Los tratamientos homeopáticos se enfocan en patologías como pueden ser gripe, tos, diarrea, crisis de migraña, infección de garganta, infección de oídos… etc. Los tratamientos de la homeopatía o medicina alternativa no están reconocidos científicamente por la medicina tradicional. Si quieres conocer más en qué consiste, continúa leyendo.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

A pesar de la controversia que esta metodología puede generar y a pesar de los enormes debates que se forman de si es o no una ciencia contrastada, lo cierto es que en España son más de 10.000 médicos y pacientes los que usan esta técnica (según la Sociedad Española de Medicina Homeopática). Esta metodología se basa en la premisa de similitud o de los semejantes, que afirma que una sustancia que produce determinados síntomas en una persona sana, si se administra en pequeñas dosis a una persona enferma con esos mismos síntomas, logra eliminarlos. Para la preparación de los remedios homeopáticos hay que diluir la sustancia responsable de producir esos síntomas hasta niveles infinitesimales, siendo la composición química de lo que resulta, prácticamente agua y basándose en la capacidad que tiene el agua, según los expertos en la materia, en “memorizar” aquello con lo que se ha encontrado.

¿En qué me ayuda?

Debido a que la composición química de estos tratamientos es agua, se trata de medicamentos que no son ofensivos para la salud y que no causan efectos secundarios por lo que pueden ser usados tanto por niños como por mujeres embarazadas. Además, son perfectamente complementarios con otros tratamientos y permiten actuar como complemento de otras terapias, apoyando al paciente en su recuperación. Otra de las ventajas de este tratamiento es que motiva al paciente a mejorar su salud, incentivándolo a tomar conciencia del problema que padece.

1 Opciones disponibles en Todas las ciudades

Homeopatía

La homeopatía nace en el año 76 como un método de medicina alternativa creado por Samuel Hahnemann y se basa en una doctrina conocida como "lo similar cura lo similar". Esto quiere decir que se tra...tan las dolencias con las propias sustancias que crean los propios síntomas de las mismas. Se aplican pequeñas cantidades de dichas sustancias en el paciente provocando una mejoría a medio / largo plazo. Si quieres conocer más de estas técnicas continúa leyendo. Ver más

Disponible en: Valencia, Barcelona, Alcobendas

3Centros

desde 35 €

Homeopatía

Equipo Médico Multidisciplinar

Centro Médico Milenium ValenciaVALENCIA

Homeopatía

AMEDICS Centre MèdicBARCELONA

Homeopatía

Centro Clínico La ChoperaALCOBENDAS

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Más información sobre este Tratamiento

Introducción

En siglos anteriores se decía que el bienestar del organismo estaba originado por la energía vital, la cual tiene poderes de autocuración, y que la enfermedad era el desequilibrio entre la energía vital del enfermo y la curación; que se obtenía a través de medicamentos naturales que guiaban al cuerpo a recuperarla sin causar efectos dañinos, iniciándose la homeopatía como forma de curación. Si quieres saber más sobre la homeopatía, para qué sirve o sus riesgos, continúa leyendo.

Definición

La homeopatía, en la medicina actual, se integra dentro de las ciencias médicas y humanas conocidas como enfoque holístico de la salud y enfermedad. Es un método terapéutico que previene y cura enfermedades, tanto agudas como crónicas, así como medicina paliativa. Consiste en la administración de sustancias en dosis muy bajas (infra decimales) que en un sujeto sano producirán los mismos síntomas que la enfermedad que se va a tratar.  Estos medicamentos que se utilizan tienen como característica principal que no presentan efectos secundarios, contraindicaciones o interacciones con otros medicamentos, por lo cual, pueden ser indicados para un rango poblacional que incluyen niños, embarazadas y ancianos polimedicados.

La consulta y tratamiento en homeopatía es individualizado, ya que cada paciente precisa diferentes sustancias para restablecer su equilibrio vital. Estos medicamentos homeopáticos pueden utilizarse solo o combinados con la medicina convencional, logrando en muchos casos disminuir las cantidades de estos últimos aunque no existe evidencia científica de su utilidad terapéutica. De hecho la controversia llega hasta el punto de que existen países que la acogen dentro de su sistema de salud y otros no.

¿Cómo se hace la homeopatía?

Para realizar un diagnóstico homeopático se realiza historia clínica y examen físico, también se incluye información psicológica, emocional y hereditaria. Posteriormente, el médico homeópata prescribe entre una larga lista de medicamentos, aquellos adecuados para los síntomas y signos más parecidos a la enfermedad del paciente y de acuerdo al biotipo de la persona.

Existen para este fin medicamentos constituidos por una sola sustancia o por varias sustancias, con indicaciones terapéuticas más específicas de los simples. Ya sean medicamentos simples o compuestos, deben ser diluidos para su máximo efecto. El proceso completo de la creación de este tipo de medicamentos se llama “potenciación”, ya que se cree que en cada dilución progresiva se hace el medicamento más potente.

La farmacopea homeopática reconoce más de 3000 sustancias, actualmente la mayoría proveniente del reino mineral y pocos del reino animal (algunos venenos). Los medicamentos homeopáticos pueden estar diluidos en alcohol o micro glóbulos que han absorbido la sustancia potenciada. No hay procedimiento químico en la constitución de esta terapia.

El médico homeópata después de preparar el medicamento, lo entrega al paciente a sabiendas que este no tiene efectos secundarios y cura de manera suave y duradera. Reforzando el sistema inmune del organismo para que revierta la situación de enfermedad.

¿Para quién está indicada?

Los medicamentos homeopáticos, al no tener efectos secundarios ni contraindicaciones, pueden ser consumidos por lactantes, niños, mujeres embarazadas y ancianos sin ningún inconveniente, aunque estén ingiriendo cualquier otro tipo de medicación, incluso después de iniciar la medicina homeopática se han visto casos en los que se necesita disminuir la dosis de su tratamiento habitual.

¿Por qué se realiza?

Se realiza ya que estimula las capacidades curativas naturales del cuerpo para recuperar el bienestar vital, para eso se usan medicamentos que restablecen el equilibrio global del paciente. Este tratamiento puede ser único o complementando otras líneas de tratamiento y depende de la situación del paciente y de la gravedad de sus síntomas.

Riesgos de la homeopatía

Algunos riesgos de la homeopatía son:

  • Algunos pacientes se sienten peor después del inicio del tratamiento, ya que el cuerpo estimula los síntomas de la enfermedad para restaurar la salud.
  • En algunos casos, puede empeorar la condición pre existente ya que no se eligió el medicamento adecuado o la dosis indicada.
  • Aunque estos productos tienen pocos efectos adversos, se han descrito trastornos de los electrolitos, náuseas, vómitos y en casos extremos, convulsiones (utilización de belladona) debido a reacciones alérgicas a sustancias que llevan en la dilución estos productos.
  • En ocasiones, puede retrasar un tratamiento farmacológico oportuno, por lo cual se considera que puede indicarse en conjunto.
  • No está demostrada su eficacia y seguridad mediante ensayos clínicos.

Preparación

La homeopatía no necesita una preparación especial previa, el paciente solo necesita acudir a la consulta con el médico homeópata para después de la revisión médica, administrar el tratamiento adecuado.

Cómo es la recuperación de la homeopatía

La recuperación de la homeopatía es rápida, el paciente puede incorporarse a sus actividades diarias inmediatamente.

Resultados

Los resultados de la homeopatía administradas por un profesional bien formado tienen una alta probabilidad de obtener resultados significativos y más cuando se combinan con tratamientos farmacológicos. Siempre es importante que el médico siga la evolución del paciente y si ha obtenido beneficios de este tipo de tratamiento holístico.

Preguntas frecuentes

¿Qué es la homeopatía?

Es un sistema de medicina alternativa que se basa en que lo “similar cura a lo similar” ya que afirma que una sustancia que provoca síntomas en una persona sana en pequeñas cantidades es capaz de curar los síntomas en un paciente enfermo.

¿Para qué sirve la homeopatía?

La homeopatía sirve para tratar enfermedades agudas y crónicas, ya que estimula las capacidades curativas del cuerpo para recuperar la salud y el bienestar.

¿Qué cura la homeopatía?

La homeopatía trata trastornos simples agudos y crónicos como rinitis alérgica, faringitis, hipertensión, lumbalgias, pero, en ocasiones, no se llega a alcanzar completamente el proceso de curación, pero sí mejorar la calidad de vida del paciente. En el cáncer, la homeopatía se utiliza para tratar los síntomas asociados a la radioterapia y quimioterapia; es importante destacar que no cura el cáncer, ya que en estos pacientes la energía vital del enfermo está muy baja.

¿Cuándo usar la homeopatía?

Se puede utilizar de manera preventiva en aquellos pacientes con factores de riesgo para algún tipo de enfermedad, así como curativa cuando se pierde el equilibrio salud-enfermedad.

¿Qué tipos de tratamientos de homeopatía hay?

Existen más de 3.000 productos entre minerales, vegetales o animales que se preparan en ínfimas diluciones para luego hacer tinturas o colocarlos en microglobulin para su absorción.

¿Tienes dudas?