Gastroscopia (Endoscopia)

La gastroscopia, también conocida como endoscopia, es una prueba diagnóstica en la cual se observa el sistema gástrico del paciente con fines terapéuticos y de diagnóstico. Lo que se hace es introducir un endoscopio (tubo flexible con una cámara) por la boca del paciente, pasando por el esófago hasta el estómago, para poder así visualizar el estado de toda esta estructura. El paciente es sometido a sedación para evitar las molestias. Si quieres conocer más sobre esta prueba diagnóstica, sigue leyendo.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

La gastroscopia, también conocida como endoscopia digestiva alta, es una prueba de diagnóstico por imagen encargada de aportar información de lo que ocurre en tu esófago, estómago o duodeno. El procedimiento consiste en la introducción de un tubo flexible a través de tu boca, el cual lleva acoplada una cámara que permitirá a tu médico analizar todo lo que ocurre en el tubo digestivo. Ese tubo presenta varios canales en su interior, lo cual permite introducir material quirúrgico para la toma de muestras, realización de biopsias, extirpación de pólipos o eliminación de algún cuerpo extraño.

¿En qué me ayuda?

Observar y analizar lo que ocurre en el interior del tubo digestivo es clave para diagnosticar determinadas patologías y poder tratarlas. Mediante esta técnica es posible detectar la presencia de úlceras, pólipos o tumores. También es realmente útil para dilatar estrechamientos de tu esófago o incluso extirpar pólipos de tu intestino, en su parte alta. Incluso pueden llegarse a detener determinados tipos de sangrado mediante la cauterización de la herida. Aunque en ocasiones la propia endoscopia es capaz de resolver el problema, esta técnica por imagen tiene el objetivo de diagnosticar y ser de ayuda para la resolución de la patología.

2 Opciones disponibles en Todas las ciudades

Gastroscopia con Sedación y Polipectomía

La gastroscopia es un procedimiento que permite la visualización de la parte alta del sistema digestivo utilizando un tubo flexible que lleva acoplada una cámara. Este tubo se introduce a través de... la garganta y, aunque no es un proceso doloroso, sí que puede resultar muy molesto, con lo que la sedación se convierte en una gran ayuda para muchos pacientes. Al visualizar el tracto digestivo es posible detectar pólipos. Mediante este servicio se puede realizar también su extracción. Ver más

Disponible en: Tarragona, Sant Cugat

2Centros

desde 399 €

Gastroscopia con Sedación y Polipectomía

Clínica MonegalTARRAGONA

Gastroscopia con Sedación y Polipectomía

QuironSalud Hospital Universitario General de CatalunyaSANT-CUGAT

Gastroscopia (Endoscopia) Diagnóstica con Sedación

Una gastroscopia es un procedimiento médico por el cual se observa el interior del tracto superior digestivo del paciente mediante una cámara que se sitúa en un extremo de un instrumento conocido c...omo endoscopio, un tubo flexible que se introduce por la boca y a través de la garganta del paciente. A este se le seda porque, aunque la prueba no es dolorosa, sí es bastante molesta. Con ella se visualizan y diagnostican posibles lesiones en el tracto digestivo superior del paciente (boca, faringe, esófago y estómago), como pueden ser pólipos o hernias de hiato. Ver más

Disponible en: Valencia, Tarragona, Sevilla, Murcia, Mallorca Baleares, Madrid, Granada, Cordoba, Barcelona

13Centros

desde 325 €

Gastroscopia (Endoscopia) Diagnóstica con Sedación

Centro Médico Milenium ValenciaVALENCIA

Gastroscopia (Endoscopia) Diagnóstica con Sedación

Centro Médico Milenium TarragonaTARRAGONA

Gastroscopia (Endoscopia) Diagnóstica con Sedación

Policlínica Comarcal del VendrellTARRAGONA

Gastroscopia (Endoscopia) Diagnóstica con Sedación

Clínica MonegalTARRAGONA

Gastroscopia (Endoscopia) Diagnóstica con Sedación

Clínica Santa Isabel (San Pablo - Santa Justa)SEVILLA

Gastroscopia (Endoscopia) Diagnóstica con Sedación

Centro Médico Milenium MurciaMURCIA

Gastroscopia (Endoscopia) Diagnóstica con Sedación

Policlínico QuirúrgicoMALLORCA-BALEARES

Gastroscopia (Endoscopia) Diagnóstica con Sedación

Hospital Virgen del Mar - SanitasMADRID

Gastroscopia (Endoscopia) Diagnóstica con Sedación

Hospital Sanitas La ZarzuelaMADRID

Gastroscopia (Endoscopia) Diagnóstica con Sedación

Clínica Santa ElenaMADRID

Gastroscopia (Endoscopia) Diagnóstica con Sedación

Hospital InmaculadaGRANADA

Gastroscopia (Endoscopia) Diagnóstica con Sedación

Centro Médico Milenium CórdobaCORDOBA

Gastroscopia (Endoscopia) Diagnóstica con Sedación

Hospital Sanitas CIMABARCELONA

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Más información sobre este Tratamiento

Definición

Una endoscopia es una prueba diagnóstica invasiva mediante la cual se introduce en el cuerpo un instrumento (suele ser un tubo fino flexible), provisto de una cámara en su porción final y una luz, que va conectado a un sistema de televisión.

Este instrumento se llama de forma general endoscopio (gastroscopio, citoscopio, broncoscopio… etc). Con él se pueden visualizar de forma directa  las imágenes que capta de la superficie interna de una cavidad, órgano hueco o conducto.

Algunas de estas pruebas, además de realizarse con fines diagnósticos, se pueden utilizar para realizar procedimientos terapéuaticos.

Tipos de endoscopias

Según la zona del cuerpo que se quiere visualizar, se pueden realizar:

  • Endoscopia digestiva alta o gastroscopia: en la que se visualiza la parte superior del tubo digestivo (boca, esófago, estómago y porción superior del intestino delgado o duodeno).
  • Endoscopia digestiva baja o colonoscopia: con la que se visualiza el intestino grueso. Una versión reducida de ésta es la sigmoidoscopia (valora la última parte del intestino grueso), o la rectoscopia y la anoscopia (donde se valora el recto).
  • Laringoscopia:  se valora la faringe y la laringe.
  • Fibrobroncoscopia: visualización de las vías aéreas (faringe, laringe, tráquea y bronquios).
  • Toracoscopia: se visualiza el contenido de la cavidad torácica, como corazón y pulmones.
  • Artroscopia: permite visualizar el interior de las articulaciones.
  • Colposcopia: se valora la vagina y el cuello del útero (la parte inferior de éste).
  • Citoscopia:  se ve la uretra, el cuello de la vejiga y el interior de la misma.
  • Laparoscopia: visualización del interior del abdomen con todos sus órganos.
  • Neuroendoscopia: para valorar las estructuras intracraneales.

En ocasiones se utiliza la combinación de la técnica endoscópica junto con otra técnica diagnóstica como la ecografía, la radiología… etc., (por ejemplo en la ecografía transesofágica, la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica… etc.)

Preparación

Cada exploración endoscópica tiene una preparación específica, que puede implicar el ayuno antes de su realización, la toma de purgantes, la realización de estudios preanestésicos con radiografía de tórax, electrocardiograma y analítica de sangre… etc.

Siempre se debe informar al médico del padecimiento de posibles alergias a medicamentos, enfermedades que se sufren, si son alteraciones de la coagulación, si se toman tratamientos habituales… etc.

El médico que realice la petición de la endoscopia le facilitará al paciente puntualmente antes de su realización información precisa sobre cómo debe prepararse.

Cómo se realiza una endoscopia

Según la endoscopia indicada al paciente, esta se llevará a cabo en una sala ambulatoria o en un quirófano.

Antes de su realización, una vez colocado ya el paciente en la camilla de exploración, se le administrarán, si es preciso, fármacos sedantes o anestesia.

El procedimiento en sí consiste en introducir un tubo con una cámara, por lo general flexible,  a través de un orificio natural o realizado quirúrgicamente, conducto o víscera hueca, visualizando las paredes y revestimiento o mucosa de estas, y observando las lesiones que pueda sufrir el paciente.

En ocasiones, se pueden introducir a la vez otros instrumentos quirúrgicos que facilitan la realización de tratamientos (pinzas, bisturís… etc).

Complicaciones de una endoscopia

De forma general se pueden producir:

  • Rotura de las paredes de los conductos o cavidades que se exploran.
  • Afectación de vasos sanguíneos que pueden producir sangrados o hemorragias y que puedan requerir de la administración de transfusiones sanguíneas.
  • Afectación de estructuras nerviosas.
  • Infecciones.

Para cada tipo de endoscopia, además, podrán asociarse riesgos específicos de la prueba y de la administración de fármacos sedantes o anestesia (somnolencia, reacciones alérgicas… etc.)

Resultados

Tras la realización de la endoscopia específica que haya utilizado el médico, este realizará un informe en el que se detallarán los resultados de las alteraciones observadas en con su realización, pudiendo realizar un diagnóstico de la afectación del paciente.

Igualmente se detallarán aquellos procesos terapéuticos o quirúrgicos que se hayan podido llevar a cabo y su éxito en la realización. Además, si se han extraído tejidos para su análisis en el laboratorio, se detallarán los hallazgos encontrados por parte del médico de anatomía patológica.

Este informe en algunas ocasiones se le da al paciente a los pocos minutos de finalizar la prueba. En otras requiere un mayor análisis de lo observado y el médico tarda unos días en redactalo, reenviándoselo posteriormente al médico que solicitó la prueba para que facilite los resultados al paciente.

Preguntas frecuentes

¿Duele una endoscopia?

Las endoscopias suelen ser molestas, por lo que de forma frecuente se aplican fármacos sedantes para disminuir la sensación de malestar que puedan producir y así favorecer la realización de la prueba.

¿Debo ir acompañado a una endoscopia?

Es recomendable ir acompañado a la realización de una endoscopia porque habitualmente puede administrársele al paciente un fármaco sedante cuyos efectos pueden persistir tras la realización de la prueba, por lo que el paciente no podrá conducir ni realizar actividades que conlleven una atención intensa. Además, estas pruebas diagnósticas son invasivas y no están exentas de posibles riesgos, con lo que si hay algún familiar o persona de confianza del paciente, siempre que él lo desee, los médicos pueden informarles de cualquier incidencia.

¿Qué diferencia hay entre una endoscopia y una gastroscopia?

La endoscopia es el término general utilizado para definir una prueba de diagnóstico médico en la que se utiliza una cámara o instrumento óptico para visualizar de forma directa una cavidad o conducto del cuerpo.

En este sentido, una gastroscopia o endoscopia digestiva alta es la introducción de un pequeño tubo flexible en cuyo extremo hay una cámara con la que se visualiza el tubo digestivo desde la boca hasta la primera porción del intestino delgado (esófago, estómago y duodeno).

¿Sentiré dolor después de la endoscopia?

Depende del tipo de endoscopia que se le haya realizado al paciente, puede notar molestias posteriores, pero raramente dolor intenso (por ejemplo, tras una colonoscopia el paciente notará aumento de gases, que le pueden producir dolores abdominales leves hasta su expulsión).

¿Cuánto tarda en hacerse una endoscopia?

En términos generales, la duración de una endoscopia suele rondar los 30 minutos, pero dependerá del tipo de endoscopia que se realice, de la patología que se quiera explorar y visualizar, y de si se realiza con ella algún tipo de tratamiento o toma de muestras de tejido (biopsias).

¿Tienes dudas?