Electrólisis Percutánea Intratisular (EPI) en

La Electrosis Percutánea Intratisular es una novedosa técnica utilizada en la fisioterapia convencional para ayudar con lesiones que, de forma tradicional, conllevaban muchos días, incluso meses, de recuperación. Lo que se hace es reducir sustancialmente el tiempo de recuperación de las lesiones y patologías musculoesqueléticas del paciente mediante la aplicación de una (inofensiva y segura) corriente continua sobre la lesión, con mucha precisión y a través de una aguja de acupuntura. Una técnica que te ahorrará tiempo y dinero.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 91 904 64 48

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

Entre las múltiples herramientas que puede usar un fisioterapeuta con el objetivo de mejorar los síntomas, dolores y molestias de un paciente, se encuentra la electrólisis percutánea intratisular, también conocida como EPI, en la cual se combinan diferentes tratamientos. Mediante este proceso se introduce, a través de una aguja de acupuntura, una corriente galvánica guiada mediante una ecografía. De este modo, lo que se consigue es generar una inflamación a nivel local haciendo que células fagocíticas lleguen hacia la zona de la lesión (producto del propio proceso inflamatorio) y acaben reparando el tejido afectado por la lesión, ya sea un tendón, una articulación o una fibra muscular. Tanto la corriente en sí como la aguja que se introduce son agentes físicos que contribuyen al proceso inflamatorio local.

¿En qué me ayuda?

A pesar de que este tratamiento genera una inflamación a nivel local, a diferencia de lo que cabría esperar, no se trata de algo dañino, sino que simplemente se basa en activar un sistema del propio cuerpo para reparar los tejidos dañados. El tratamiento es local, afectando única y exclusivamente a la zona de la lesión. Además, al hacerse de un modo ecoguiado, no hay probabilidad de errar, aplicándose de forma directa sobre el tejido afectado. Al activar el proceso de fagocitosis de las células dañadas, se promueve la estimulación de colágeno, necesario para reparar el tejido lesionado. Es un proceso que cuenta con un alto porcentaje de efectividad.

Opciones disponibles Volver a lista de resultados

Más información sobre este tratamiento

Definición

Esta técnica se ha utilizado con resultados altamente favorables en pacientes con tendinopatías crónicas como las rotulianas, aquilianas, semimembranosos y lesiones musculares en general.

Es una técnica bastante novedosa que ha reportado beneficios cuando se comparan con otras técnicas, al ser un tratamiento local que con la ayuda de la ecografía se aplica de forma directa sobre el tejido afectado, logrando repararlo, ya que pone en marcha un proceso de proliferación del colágeno inmediatamente. La efectividad de esta técnica es del 80% con una frecuencia de recaída baja, frente a los tratamientos convencionales como infiltraciones, cirugías, ondas de choque o ultrasonidos.

¿Cómo se hace una electrólisis percutánea intratisular?

No todos los fisioterapeutas realizan este procedimiento y se debe solicitar acreditación de ser profesionales con experiencia en la realización del mismo, ya que, de no serlo, pueden provocar daños irreparables.

En primer lugar, el fisioterapeuta realiza un examen físico de la zona afectada y delimita por palpación el punto exacto donde se va a introducir la aguja, además de sus manos también se ayuda de la ecografía para mayor certeza del lugar de la lesión. Posteriormente, se inserta la aguja de acupuntura que se encuentra conectada a un aparato que emite una corriente de tipo galvánico hacia el interior de la lesión, de diferente intensidad y duración para los diferentes tipos de patologías, siendo el fisioterapeuta encargado quien personaliza esta indicación.

Las descargas de la corriente destruyen todo el tejido fibrótico dañado y se metaboliza por fagocitosis, el cuerpo inicia la síntesis de colágeno que el fisioterapeuta distribuye después por el área afectada con ejercicios manuales.

¿Para quién está indicada?

La electrólisis percutánea intratisular está indicada principalmente para lesiones musculares y, en especial, lesiones tendinosas crónicas como la rotuliana, aquilea, isquiotibiales, epicondilitis y supraespinoso, entre otras. En estas patologías tiene una efectividad del 80%, aproximadamente. También tiene alta tasa de efectividad en fascitis plantares, roturas musculares agudas y crónicas, esguinces crónicos de tobillos, síndrome túnel del carpo y del túnel del tarso, periostitis tibial y esguinces del ligamento lateral interno de la rodilla.

Lo excelente de esta técnica es que los resultados son de efecto inmediato. Cuando la corriente galvánica empieza a destruir el tejido fibroso, se empieza a crear el colágeno y se comienza a sentir la mejoría. La duración promedia del tratamiento son 4 sesiones.

¿Por qué se realiza?

La electrólisis percutánea intratisular se realiza porque es un tratamiento mínimamente invasivo de aplicación local, guiado por ecografía, que produce lisis de tejido alterado para producir respuesta inflamatoria que ayude a reparar la zona dañada. Tiene resultados inmediatos con efecto analgésico y vascular de la zona; y se consigue una recuperación mucho más efectiva y rápida con menor riesgo de recaída y realizando menos sesiones si se compara con otras técnicas de fisioterapia e incluso de cirugía.

Riesgos de una electrólisis percutánea intratisular

En manos de un especialista experto son mínimos los riesgos que existen al realizar este procedimiento. Es normal que durante la inserción de la aguja se sienta dolor tolerable acompañado de una sensación de quemazón en la zona. Después del procedimiento, puede aparecer un pequeño hematoma en la zona y, por último, el riesgo de infección es mínimo debido a la acción bactericida de la corriente galvánica.

No debe realizarse este procedimiento en pacientes pediátricos, pacientes con patologías neurológicas, trastornos sensitivos, infecciones de piel, oncológicos, portadores de marcapasos, infecciones, fibromialgias y trastornos de ansiedad.

Preparación

Para realizar este procedimiento no se necesita una preparación especial. Únicamente, el paciente debe acudir a consulta con todos los estudios paraclínicos de extensión que tenga sobre su patología, para poder orientar al fisioterapeuta. El especialista se guiará con el ecógrafo para delimitar el área a tratar.

Algunos fisioterapeutas colocan crioterapia durante los 10 minutos previos para crear un efecto analgésico y que la punción sea menos dolorosa.

Cómo es la recuperación de una electrólisis percutánea intratisular

La recuperación de una electrólisis percutánea intratisular es rápida. El paciente puede sentir algo de molestia el primer día del procedimiento, luego desaparece, ya que es una sesión semanal en promedio durante cuatro semanas. Posteriormente, puede incorporarse a sus actividades diarias. Se recomienda no realizar ejercicio físico de alto impacto mientras dure el tratamiento.

Resultados

Los resultados de una electrólisis percutánea intratisular se comienzan a apreciar a partir de la primera sesión del paciente y, los resultados finales, a la culminación de la terapia. Es muy importante, para obtener resultados óptimos, realizar los ejercicios excéntricos que indique el especialista para trabajar la zona en casa.

Preguntas frecuentes

¿Qué es una electrólisis percutánea intratisular?

Es un procedimiento realizado por fisioterapeutas, mínimamente invasivo, en el cual se introduce una aguja de acupuntura guiada por ecografía en una zona lesionada, y se coloca corriente galvánica con intensidad y frecuencia personalizada para el tipo de lesión, con el fin de destruir el tejido fibrótico y activar la producción de colágeno.

¿Qué duración tiene una electrólisis percutánea intratisular?

Normalmente tiene una duración de 30 minutos y se realiza 1 vez a la semana durante 4 o 5 semanas. Al tener el área exacta, se procede a realizar la punción para poder aplicar la corriente, durante 10 minutos se hacen varias punciones de 3 segundos cada una y luego se aplica un láser de alta potencia durante otros 10 minutos.

¿Qué beneficios aporta una electrólisis percutánea intratisular?

Es altamente efectiva comparada con otros métodos y con baja tasa de recidivas. Trata localmente la lesión logrando reparar el tejido afectado con modificaciones de manera inmediata.  También se necesitan menor cantidad de sesiones para reparar los tejidos afectados.

¿Cuándo se usa el tratamiento de electrólisis percutánea intratisular?

El tratamiento de electrolisis percutánea intratisular se usa principalmente en casos de tendinitis, lesiones musculares, síndrome túnel del carpo y del tarso, lesión ligamento interno de la rodilla y tendinitis rotuliana crónicas.

¿Para qué sirve una electrólisis percutánea intratisular?

La electrólisis percutánea intratisular sirve como método novedoso, creado como técnica mínimamente invasiva que, de forma rápida y con alto grado de eficacia y bajo de recidiva, mejora las lesiones musculares y las tendinitis crónicas, con menor tiempo de recuperación que otras técnicas de fisioterapia, incluyendo las técnicas quirúrgicas.

Busca tus tratamientos y terapias de electrólisis percutánea intratisular (epi) en:

Toma el control de tu salud

Descárgate nuestra app gratis

Y descárgate nuestra app

Photo Registración

¿Tienes dudas?