Electrorretinografía

La electrorretinografía es una técnica de la medicina que se usa para medir la respuesta de la retina, incluyendo los bastones y conos, ante un estímulo estándar. La prueba ayuda al especialista a diagnosticar enfermedades que afecten en el órgano. Algunos ejemplos de estas enfermedades son: Amaurosis congénita de Leber, Arteriosclerosis, Arteritis de células gigantes, Coroideremia… etc. Si necesitas más información sobre la prueba, en qué consiste o cómo se hace, continúa leyendo.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

La vista, como todos los sentidos, se basa en corrientes eléctricas que proceden del cerebro. Mediante esta prueba se analiza cómo las células encargadas de detectar la luz son capaces de transmitir su señal eléctricamente. Tras anestesiar el ojo con el fin de no percibir ninguna molestia, se coloca un sensor dentro de cada ojo siendo el encargado de medir la respuesta de estas células ante una determinada luz, mediante el registro de impulsos eléctricos. La técnica puede resultar molesta por la sensibilidad especial que presentamos en los ojos y porque su duración puede llegar a la hora.

¿En qué me ayuda?

A pesar de lo incómoda que puede llegar a resultar esta prueba para algunos pacientes, se hace imprescindible para analizar en profundidad la presencia de lesiones a nivel de la retina, así como para conocer si es necesario llevar a cabo algún tipo de cirugía en ella. Con este procedimiento se puede llegar a determinar si existe desde un desprendimiento en la retina, hasta algún tipo de distrofia en las células fotosensibles (conos y bastones) o incluso llegar a determinar si existe algún tipo de ceguera nocturna congénita.

1 Opciones disponibles en Todas las ciudades

Electrorretinografía

La electrorretinografía es una prueba diagnóstica médica que se usa para medir la respuesta de la retina, incluyendo los bastones y conos, ante un estímulo exterior lumínico estándar. La prueba ...ayuda al especialista a diagnosticar posibles enfermedades que afecten a dicho órgano y a la vista. Algunos ejemplos de estas posibles enfermedades son: amaurosis congénita de Leber, arteriosclerosis, arteritis de células gigantes o coroideremia. Si necesitas más información sobre la prueba, en qué consiste o cómo se hace, continúa leyendo. Ver más

Disponible en: Murcia

1Centros

desde 115 €

Electrorretinografía

Hospital Mesa del CastilloMURCIA

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Más información sobre este Tratamiento

Introducción

La retina es la capa más interna del globo ocular. La electrorretinografía es la prueba diagnóstica de oftalmología que permite ver la respuesta eléctrica de las células de la retina ante la luz. Esta prueba se realiza para detectar posibles alteraciones en la retina y valorar las posibilidades de mejora pautando el tratamiento adecuado para las mismas. Si necesitas saber más acerca de esta prueba, en qué consiste o cómo se realiza, continúa leyendo.

Definición

La electrorretinografía es la prueba diagnóstica que permite conocer la respuesta de los conos y los bastones (las células que forman parte de la retina), que tienen la capacidad de convertir la luz en impulsos eléctricos para ser procesados por el cerebro. Para medir esta respuesta se sitúan unos electrodos en los ojos del paciente.

¿Cómo se hace una electrorretinografía?

La retinografía se realiza aplicando en el ojo gotas anestésicas y otras dilatadoras de la pupila. El ojo debe permanecer abierto durante todos los estímulos. Se sitúan electrodos sobre la córnea, en el borde del ojo y un tercer electrodo en la frente. Tras ello, se sitúa al paciente frente a una pantalla que emite luz en forma de flash. Posteriormente, se realiza la iluminación de una rejilla que va emitiendo luces de forma aleatoria. Todo esto es captado por los electrodos dando lugar a una serie de curvas. Al finalizar, se debe permanecer a oscuras durante un periodo de unos 20 minutos y, después, se repite la prueba en la oscuridad.

¿Para quién está indicado?

La electrorretinografía está indicada para todo paciente que precise valoración de posibles alteraciones de la retina, ya sea por fármacos, por desprendimientos, alteraciones de conos y bastones, alteraciones de la arteria central de la retina, ceguera nocturna congénita o arteritis de células gigantes.

¿Por qué se realiza?

La electrorretinografía se realiza para conocer posibles alteraciones en la retina y valorar las posibilidades de mejora pautando un tratamiento para las mismas.

Riesgos de una electrorretinografía

La electrorretinografía solo presenta como posible riesgo pequeñas escoriaciones o úlceras en la córnea, en los casos en que se sitúan los electrodos sobre la misma.

Preparación

En la electrorretinografía no es necesaria ninguna preparación previa.

Cómo es la recuperación de una electrorretinografía

La recuperación tras la electrorretinografía es inmediata. Solo en los casos en que se sitúan los electrodos sobre la córnea, puede ser necesario usar posteriormente alguna crema epitelizante, pero no suele generar ningún problema importante.

Resultados

Los resultados de la electrorretinografía recogen las curvas obtenidas del paciente (expresadas con una determinada amplitud, voltaje y latencia) y, estas, se deben comparar con las que se consideran normales. Este proceso permite conocer si el paciente presenta alteraciones en las células de la retina que captan la luz. Se debe comparar también el registro de ambos ojos entre sí.

Preguntas frecuentes

¿Qué es una electrorretinografía?

La electrorretinografía es una prueba diagnóstica de oftalmología, realizada mediante estímulos luminosos que producen alteración en la electricidad de las células de la retina. En ella, mediante electrodos, se registran estas respuestas eléctricas que producen los conos y bastones de la retina ante diferentes estímulos eléctricos, tanto con luz como en oscuridad, dando lugar a una serie de curvas que deben ser comparadas con las curvas normales, permitiendo así conocer si la retina del paciente funciona de manera adecuada.

¿Qué hay que tener en cuenta en una electrorretinografía?

La electrorretinografía es una prueba diagnóstica poco invasiva, se debe acudir con la piel limpia, sin aplicar cosméticos, para permitir que los electrodos tengan contacto sin presentar problema alguno y se registre de modo adecuado todo el proceso. Es una prueba que puede tardar en realizarse hasta 1 hora.

¿Qué tipos de electrorretinografía hay?

Existen dos tipos de electrorretinografia: el electrorretinograma convencional y el multifocal.

  • El electrorretinograma convencional muestra la alteración global de la retina, registrando las alteraciones más importantes y avanzadas de la misma. En esta prueba se emite luz en forma de flash y una rejilla que se ilumina de forma aleatoria, así se pueden conocer alteraciones retinianas.
  • El electrorretinograma multifocal valora la zona central de la retina de forma simultánea y se establece una rejilla que se ilumina en múltiples focos. Se usa para valorar alteraciones en la zona de la mácula, no tiene validez para el estudio del nervio óptico.

En ambos casos se deben estudiar ambos ojos, siendo importante no sólo la comparación con la normalidad, sino también los resultados de ambos ojos entre sí.

¿Cómo interpretar una electrorretinografía?

La electrorretinografía es interpretada comparando las ondas que se obtienen de los electrodos con ondas normales. Se mide la amplitud y el retardo en aparecer la curva, esto permite conocer si las células reciben el estímulo de modo adecuado y si la conducción posterior de dicho estímulo es la correcta también, siempre comparado con patrones normales y comparando ambos ojos entre sí.

¿Tengo que ir acompañado a una electrorretinografía?

Dado que se puede necesitar dilatar la pupila para la realización de la prueba, es necesario acudir con una persona que acompañe al paciente a su domicilio, ya que tras la realización de la misma y durante algunas horas posteriores, la visión puede no ser buena.

¿Tienes dudas?