Disfunción Eréctil

La disfunción eréctil es la incapacidad que presentan algunos hombres para lograr mantener el pene en erección, el tiempo necesario como para poder llevar a cabo una relación sexual satisfactoria. Los motivos de esta disfunción pueden ser varios, siendo un urólogo y otros especialistas los que dictaminen de dónde procede el problema y cómo ponerle solución. Si deseas conocer si tu problema encaja con esta incapacidad y deseas que un experto te ayude, no dudes en ponerte en contacto con nuestros profesionales o, si lo prefieres, continúa leyendo.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

Las erecciones son reacciones naturales del pene ante un llenado de sangre de los conductos cavernosos. Estas se producen de manera espontánea desde que los hombres son niños y son esenciales para poder mantener una completa relación sexual. Sin embargo, en España, 1 de cada 5 hombres presenta un problema de disfunción eréctil haciendo que o bien no pueda obtener una erección cada vez que desea tener relaciones sexuales o bien no logra tenerlas durante el tiempo suficiente como para poder completarla hasta el final. Los motivos por los cuales esto sucede son muy variados, siendo imprescindible llevar un correcto diagnóstico para poder aplicar la solución y tratamiento adecuados. En ocasiones el problema radica en un fallo fisiológico asociado a patologías vasculares, mientras que en otras el problema procede de un fallo neurológico, hormonal, o incluso psicológico o propiciado por algún tipo de medicación. Será en primer lugar un urólogo, y posteriormente, en caso de ser necesario, otros especialistas, los que evalúen, valoren y diagnostiquen tu caso concreto para poder después aportarte una solución.

¿En qué me ayuda?

Los motivos por los que un hombre puede padecer disfunción eréctil son múltiples, pero, en todos los casos, afectan de manera importante al bienestar tanto físico como psicológico de quien lo padece y de su pareja. El hombre no puede ver cumplido su deseo sexual y, al mismo tiempo, padece situaciones que le pueden causar vergüenza o complejos, sintiéndose mal por ello y haciendo que su pareja también se sienta así. Poder diagnosticar el motivo de este tipo de disfunción es clave para poder someterte a la mejor de las terapias acorde con el problema. En ocasiones, se trata de miedos u otro tipo de problema psicológico, donde el apoyo de un profesional será de gran ayuda para que recuperes tu autoestima. Por otro lado, la disfunción puede estar provocada por un problema vascular que no había sido diagnosticado previamente, haciendo que sea la disfunción quien descubra el problema. En otros casos va a asociada a medicación, problemas de hipertensión u otro tipo de patología, siendo un daño colateral de las mismas. En cualquier caso, solucionar el problema causante de la disfunción mejorará la patología y la disfunción en sí, haciendo que el paciente recobre su autoestima y pueda disfrutar de sus relaciones sexuales.

1 Opciones disponibles en Todas las ciudades

Láser CO2 para la Disfunción Sexual

La disfunción sexual, familiarmente conocida como impotencia, es un problema que afecta a muchos hombres y que les impide llevar una vida sexual plenamente satisfactoria. Mediante el uso de un láser... fraccionado de CO2 podrás recuperar la actividad sexual desde principio a fin de una manera plena y aumentando de manera considerable la sensibilidad. Te contamos a continuación en qué consiste este producto. Ver más

Disponible en: Hospitalet Llobregat

1Centros

desde 750 €

Láser CO2 para la Disfunción Sexual

3 sesiones

Centro Médico ALBARHOSPITALET-LLOBREGAT

750 €

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Más información sobre este Tratamiento

¿Qué es la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil o impotencia es la alteración funcional sexual del varón, en la cual se presenta dificultades para mantener la erección, impidiendo tener una relación sexual satisfactoria. La disfunción eréctil es más común en hombres mayores, aunque puede presentarse a cualquier edad. La presencia de disfunción eréctil puede ser una señal de alarma de otras enfermedades crónicas como diabetes o daño vascular.

Tipos de disfunción eréctil

Los tipos de disfunción eréctil se pueden clasificar en:

  • Hormonales: cuando aparece una alteración de las hormonas sexuales, ya sea por bajos niveles de testosterona o por altos niveles de prolactina.
  • Secundaria a enfermedades crónicas: como ateromatosis, diabetes, enfermedades renales y hepáticas.
  • Daño neurológico producido por alteraciones a nivel medular: como es el caso de las alteraciones por paraplejia o bien a nivel de daño del nervio, como es el caso de la diabetes.
  • Farmacológicas: por los efectos adversos de fármacos que se usan para la hipertensión como son los betabloqueantes, los antiandrógenos usados en el cáncer de próstata, o secundarias a ingesta de sustancias como drogas, alcohol o tabaco.

Causas de disfunción eréctil

Las causas de la disfunción eréctil son:

  • Farmacológicas: por tomar fármacos contra la hipertensión como los betabloqueantes y contra el cáncer de próstata.
  • Hormonales: la bajada de testosterona o la elevación de la prolactina puede dar lugar a disfunción eréctil.
  • Vasculares: por la obstrucción vascular que impide un correcto flujo sanguíneo hacia el pene.
  • Daño neurológico: ya sea por alteración neurológica periférica secundaria a procesos como diabetes, o por daño a nivel medular como en las paraplejias.

Síntomas de disfunción eréctil

El síntoma de la disfunción eréctil es la incapacidad para tener una erección, en la cual, a pesar de tener deseo sexual normal, el paciente no logra la misma o, tras conseguir una erección, ésta no se mantiene el tiempo necesario para lograr una penetración y, por tanto, una relación sexual satisfactoria para el paciente.

Tratamiento de disfunción eréctil

La disfunción eréctil tiene un tratamiento diferente según la causa que la haya producido.

En caso de alteraciones hormonales por falta de testosterona, se inyecta esta sustancia supliendo el déficit hormonal. En los casos de exceso de prolactina, se dan fármacos que permitan el control hormonal hasta niveles normales de la hormona para que desaparezca el proceso.

En los casos de problemas secundarios a medicación, es necesario suspender la misma para lograr la corrección de la disfunción eréctil.

Tratamientos a base de medicamentos orales son el sildenafilo, tadalafilo y vardenafilo, estos medicamentos deben ser usados con cautela en pacientes que presenten problemas cardiovasculares, y siempre deben ser recetados por un médico.

Otras opciones de tratamiento son la prostaglandina E, este fármaco se puede inyectar o introducir en la uretra mediante una cánula que contiene el medicamento en forma de gel.

Por último, están los tratamientos quirúrgicos en los que se coloca una bomba subcutánea que se conecta con el sistema situado en los cuerpos cavernosos. Al estimular la bomba subcutánea, se procede a inflar los reservorios situados en los cuerpos cavernosos logrando una erección.

Pruebas complementarias de disfunción eréctil

Entre las pruebas complementarias de la disfunción eréctil está la analítica de sangre con recuento de células y valores bioquímicos de glucosa sanguínea, ya que los niveles elevados de glucemia se traducen en posibles alteraciones que dan lugar a disfunción eréctil. También los niveles de colesterol, ya que, la elevación del colesterol se traduce en ateromatosis y en alteraciones de los vasos sanguíneos pudiendo ocasionar disfunción eréctil. Y, por último, es necesario valorar los niveles de testosterona, cuyo déficit produce disfunción eréctil, o los niveles de prolactina, que pueden estar elevados.

Puede ser necesario valorar problemas psicológicos o de pareja que también pueden dar lugar a disfunción eréctil.

Factores de riesgo de disfunción eréctil

Son factores de riesgo para la disfunción eréctil las enfermedades crónicas como diabetes, insuficiencia hepática e insuficiencia renal y problemas cardiovasculares.

El uso de fármacos como betabloqueantes o medicamentos antiandrógenos usados en el tratamiento para el cáncer de próstata.

Y la ingesta de alcohol, tabaco y drogas.

Preguntas frecuentes

¿Cómo se puede evitar la disfunción eréctil en jóvenes?

La disfunción eréctil en pacientes jóvenes puede evitarse no consumiendo alcohol, drogas y tabaco. También puede ser necesario examinar los niveles de prolactina y testosterona, para comprobar que no hay alteraciones y, por último, pacientes que sufren diabetes mellitus tipo I, deben tener un control exhaustivo de la enfermedad para evitar la disfunción eréctil.

¿Cómo afecta la disfunción eréctil a la mujer?

La disfunción eréctil afecta a la mujer en cuanto a que su pareja sexual no consigue una penetración vaginal efectiva, esto no tiene por qué afectar al placer sexual como tal, ya que en muchos casos este, está relacionado más con la estimulación del clítoris que con la propia erección.

También afecta a nivel reproductivo, ya que es necesario conseguir una penetración efectiva y una eyaculación eficiente para lograr una posibilidad de embarazo exitoso.

¿Qué relación tienen la disfunción eréctil y la diabetes?

La evolución de la diabetes con mal control produce un daño vascular que provoca un insuficiente llenado de los cuerpos cavernosos provocando la disfunción eréctil. Además, actúa a nivel de los nervios implicados en la erección, dando lugar a una neuropatía, que impide la erección y también una falta de sensibilidad a nivel peneano, que puede dar lugar a una disfunción eréctil por falta de sensibilidad en la zona.

Es necesario un buen control de la diabetes para evitar el daño vascular y neurológico que produce la disfunción eréctil.

¿Cómo afectan las emociones a la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil se ve alterada por las emociones. Esta es más frecuente en pacientes que sufren problemas de ansiedad y depresión, en pacientes con problemas de relación de pareja o con situaciones de estrés mantenida. En estos casos, el tratamiento de la disfunción eréctil es no solo el tratamiento a nivel farmacológico, si no también de los procesos psicológicos que pueden estar incidiendo en la disfunción eréctil.

¿Es reversible la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil es tratable y, en muchos casos, reversible. En los casos de alteraciones hormonales, el control de las mismas hace desaparecer la disfunción eréctil. En los casos de ser secundaria a una medicación, al retirar esta el proceso desaparece. En pacientes con problemas psicológicos o de estrés, cuando estos mejoran, también lo hace o, incluso, desaparece la disfunción eréctil.

No desaparece en los casos de enfermedades crónicas de base como diabetes o daño vascular o neurológico, en estos pacientes es necesario un control farmacológico de por vida.

¿Tienes dudas?