Consulta Nefrólogo

La nefrología es una especialidad perteneciente a la rama de la medicina interna, cuyo objetivo es el estudio de la función renal. La consulta del nefrólogo ayuda a prevenir y diagnosticar enfermedades renales. Además, en la consulta, el paciente podrá resolver sus dudas por parte del especialista. Si necesitas saber más sobre la consulta del nefrólogo, en qué consiste o cómo se trata, continúa leyendo.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

¿Has detectado sangre en la orina? ¿Notas molestias en la zona lumbar, a la altura de los riñones? Puede que estés presentando algún cuadro de disfunción renal y una consulta con tu nefrólogo te ayudará a dirimir ese problema. Los riñones son dos órganos que funcionan como “coladores” de la sangre, dejándola libre de impurezas y equilibrada en cuanto a su cantidad de metabolitos. Si lo que se elimina por la orina no debe eliminarse, o si lo que se retiene en la sangre no es lo que debe de retenerse, tus riñones no están funcionando de manera adecuada, probablemente por una patología, que debe de ser tratada lo antes posible para evitar daños mayores. La detección precoz en estos casos es clave para solucionar el problema lo antes posible.

¿En qué me ayuda?

Los riñones son como los grandes coladores de nuestro organismo, filtrando la sangre y eliminando aquello que no le sirve a través de la orina. Las patologías asociadas a fallos renales pueden ser múltiples, desde casos propiciados por una insuficiencia renal donde puede llegar a ser necesaria el uso de máquinas de diálisis para depurar toda la sangre de tu cuerpo, hasta casos más leves, aunque no por ello menos dolorosos, como la presencia de cálculos renales o cólicos nefríticos. Si padeces alguna de estas patologías, el nefrólogo te puede ayudar a solucionarlas y a hacer que tu día a día, sea mucho más llevadero. Al mismo tiempo, revisiones periódicas pueden ayudar en la detección temprana de determinadas enfermedades que, con tratamiento y consejos sobre determinados hábitos, pueden llegar a evitar la aparición de problemas más serios que puedan llegar a comprometer la salud de tus riñones.

Opciones disponibles

Consulta de Nefrología

El especialista de nefrología está capacitado para prevenir, diagnosticar y tratar las enfermedades que afectan a la función renal. El primer paso para poder empezar cualquier tratamiento en este campo es acudir a la consulta de nefrología. En ella el profesional examina al paciente y determina qué pasos se han de seguir para su recuperación. Si deseas más información sobre esto te lo comentamos a continuación, también puedes consultarlo con nuestros especialistas.

Disponible en: Las Palmas

desde 59 €

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Más información sobre este Tratamiento

¿En qué consiste una consulta de nefrología?

La consulta de nefrología se encarga de la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades renales y de las vías urinarias. También se ocupa del funcionamiento del riñón en condiciones normales y patológicas.

La consulta de nefrología suele constar de los siguientes procedimientos:

  • Anamnesis: consiste en realizar una buena entrevista médica y una completa historia clínica, en la que el paciente explica al nefrólogo cual es el motivo de su consulta, cuales son los signos y síntomas que presenta y qué le duele, molesta y preocupa. Como, por ejemplo, donde presenta dolor, las alteraciones en la orina, etc. y el médico le podrá realizar las preguntas que considere necesarias durante el transcurso de la misma, cuándo empezaron los síntomas, si es alérgico algún medicamento, los antecedentes personales, si ha tenido problemas renales en la niñez (infecciones urinarias, sangre en la orina, edemas,…), antecedentes familiares (insuficiencia renal crónica, muerte por enfermedades renales, cálculos renales, riñón poliquístico,…) y, también, hipertensión arterial o diabetes. Es decir, todo lo que pueda ayudar al médico a determinar qué pruebas debe solicitar para poder completar el diagnóstico correcto.
  • Exploración física: inspección física para valorar el estado y aspecto general del paciente como peso, talla, palidez, hidratación, pérdida de peso, edemas, … y comprobación de la simetría en uno o ambos  lados del abdomen (flancos o hipocondrios), que pueden indicar la presencia de masas o tumores en el riñón, y realiza una palpación que puede ser superficial o profunda, ya que, existen maniobras que pueden ayudar a que el médico detecte si hay crecimiento o masas y depresiones de los riñones. También procede a la auscultación, para valorar si se escuchan soplos en las arterias renales, y realiza una puñopercusión, que consiste en dar ligeros golpes con el puño cerrado en la región lumbar, donde el paciente puede referir dolor.
  • Pruebas diagnósticas: si el nefrólogo lo considera necesario, realiza al paciente una serie de pruebas diagnósticas para poder favorecer al diagnóstico y tratamiento.
  • Diagnóstico y tratamiento: tras la revisión de las pruebas diagnósticas presentadas al médico y con la conclusión de la exploración física, el especialista puede realizar el diagnóstico definitivo y recomendar el tratamiento a seguir, el cual va depender siempre de la enfermedad, pudiendo ser administración de tratamiento, cirugía, diálisis (procedimiento que elimina los residuos tóxicos de la sangre cuando los riñones no lo pueden hacer por sí mismos debido a una insuficiencia renal), o trasplante de riñón.

¿Para quién está indicada?

La consulta de nefrología está indicada para tratar todas las enfermedades renales, de las vías urinarias y su funcionamiento, tales como alteraciones en la orina o en el aspecto de la misma, las cuales pueden ocurrir de forma hereditaria, en la niñez y en la vida adulta. También para dar seguimiento a patologías crónicas del riñón y proporcionar toda la información y orientación adecuada sobre un diagnóstico preciso, lo que permite dar al paciente mucha confianza y seguridad en el momento de afrontar y tratar su condición médica.

Los tipos de enfermedades que se pueden diagnosticar en la consulta de nefrología son:

  • Cálculos renales: nefrolitiasis, litiasis renal, o también conocidos como piedras en los riñones, que son partículas o trozos de un material presentes en la orina que se cristalizan y se forman en el riñón.
  • Insuficiencia renal: se produce cuando los riñones no pueden filtrar los desechos metabólicos o tóxicos de la sangre, y ser eliminado por la orina.
  • Glomerulonefritis: es la inflamación del glomérulo, un filtro situado en el riñón que se encarga de eliminar los desechos de la sangre y el exceso de líquido, que pueden estar afectando al funcionamiento del riñón.
  • Cólico renal: es un dolor intenso y repentino, es decir, originado de forma aguda, que se produce por la obstrucción de los conductos urinarios y que suelen estar causados por un cálculo renal.
  • Nefropatía diabética: es un conjunto de trastornos generados por la alteración de fibras nerviosas, debido a un alto nivel de glucosa en sangre en personas con diabetes.
  • Poliquistosis renal: es una enfermedad hereditaria crónica y progresiva que se caracteriza por el crecimiento de múltiples quistes.
  • Síndrome nefrótico: es un trastorno renal causado por un conjunto de enfermedades que dañan los riñones, como presencia de proteína en la orina, colesterol y triglicéridos altos y concentración de proteína en sangre bajos.
  • Cáncer renal: es un tipo de cáncer que se origina de las células del riñón, llamados carcinoma o sarcoma renal, en niños se denomina nefroblastoma.

¿Qué pruebas se pueden realizar?

Las pruebas que el nefrólogo puede solicitar realizar al paciente, se hacen para diagnosticar de forma más precisa una enfermedad renal o de las vías urinarias y proporcionar el tratamiento adecuado. Las pruebas más comunes son:

  • Análisis de sangre: sirve para medir la función renal en sangre como son BUN (nitrógeno ureico en sangre, que se suele formar cuando las proteínas se descomponen), creatinina en sangre (el aumento de la misma puede ser debido una mala filtración glomerular), los electrolitos como sodio (Na) o potasio (K), entre otros, ya que los procesos metabólicos del organismo afectan a la concentración de electrolitos en sangre y orina.
  • Análisis de orina: la prueba más específica para valorar el estado y la medida de la función del riñón es la que se hace con la recogida de orina, durante 24 horas en un recipiente estéril y adecuado, para así poder medir la excreción por la orina de esas sustancias que deben eliminarse por el riñón.

Otro estudio de laboratorio es medir las proteínas totales en la orina (proteinuria), puede detectar la presencia de proteína como la albúmina que se encuentra en la sangre y que puede pasar a la orina cuando los riñones sufren algún daño.

También para valorar si hay sangre en la orina (hematuria), medir los leucocitos y nitritos para determinar una infección del tracto urinario, el médico, posteriormente, puede solicitar un cultivo de orina (urocultivo) para ver qué tipo de microorganismo infecciosos, principalmente por bacterias y hongos, están presentes en la orina del paciente.

  • Ecografía renal: es un examen no invasivo e indoloro que utiliza ondas sonoras para obtener imágenes del riñón y de los uréteres y la vejiga, para evaluar las condiciones en que se encuentran dichos órganos, el tamaño y forma, determinar la presencia de quistes o tumores, cálculo renal y, también la existencia de alguna anomalía que el paciente puede tener desde el nacimiento.
  • Tomografía axial computarizada (TAC) o Resonancia magnética: son pruebas más específicas para poder determinar mejor el diagnóstico de algunas enfermedades.
  • Biopsia renal: extracción de una muestra de tejido, mediante una punción en el riñón, para analizarla. Se realiza cuando hay presencia de algún tumor para comprobar si es maligno o benigno.

Preparación

Para la consulta de nefrología no se necesita una preparación especial. El nefrólogo solo realiza una historia clínica y una buena exploración física en el lugar donde el paciente refiere las molestias. Si el especialista considera realizar algunas pruebas diagnósticas complementarias, se indica al paciente previamente cómo debe prepararse para las mismas.

¿Tengo que ir acompañado a una consulta de nefrología?

No es necesario acudir acompañado a la consulta de nefrología, la exploración médica y pruebas que se realizan no son invasivas, por lo que el paciente puede acudir solo sin problema, si así lo desea. En casos de consulta de nefrología pediátrica, el niño menor de edad debe acudir siempre con sus padres o algún familiar.

Preguntas frecuentes

¿Qué es la nefrología?

La nefrología es una rama de la medicina que estudia, diagnostica y trata las enfermedades renales y de las vías urinarias que comprenden (riñón, uréteres y vejiga), y su funcionamiento.

¿Qué es una nefropatía?

La nefropatía es un término médico que se refiere a una enfermedad o daño en el riñón como, por ejemplo, una insuficiencia renal crónica o una nefropatía diabética, entre otras.

¿Cuáles son las principales enfermedades renales?

Las principales enfermedades renales o las más comunes son: insuficiencia renal, cálculos renales, cólico renal, glomerulonefritis, neuropatía diabética, poliquistosis renal, síndrome nefrótico, y cáncer renal, entre otros.

¿Tienes dudas?