Consulta Ginecólogo

La ginecología es la especialidad de la medicina que diagnostica y trata todo lo relacionado con el aparato reproductor femenino. La consulta de ginecólogo es el primer paso para poder prevenir las enfermedades y consultar con el especialista las dudas y preocupaciones del paciente. Si necesitas saber más sobre la consulta del ginecólogo, en qué consiste o cómo se trata, continúa leyendo.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

Durante la vida de una mujer son muchos los momentos en donde su aparato reproductor es el protagonista. A pesar de que la visita al ginecólogo puede estar asociada al proceso de gestación y parto, son muchos los momentos donde acudir al ginecólogo puede ser de gran ayuda. De hecho, el ginecólogo especializado en el proceso de la gestación recibe otro nombre (tocólogo u obstetra), dejando el nombre del ginecólogo para aquel especialista que se ocupa de los procesos y enfermedades asociadas al aparato reproductor femenino, desde el inicio de la adolescencia con la aparición de la primera regla, hasta la menopausia. La visita al ginecólogo para la realización de una revisión periódica es clave ya no sólo para evaluar cómo está tu aparato reproductor, sino para la prevención de enfermedades. Lo que abarca la ginecología es tan amplio, que todas las mujeres deben de someterse a controles periódicos a lo largo de su vida.

¿En qué me ayuda?

La detección precoz es clave para que determinadas enfermedades no avancen y puedan ser curadas. Es por ejemplo el caso del cáncer de cuello de útero, (segundo en incidencia a nivel mundial, según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC)), donde las citologías periódicas llevadas a cabo por tu ginecólogo ayudarán a la detección de anomalías celulares que pudiesen ser los primeros estadíos de esta patología. La consulta a tu ginecólogo también te ayudará a solventar dudas sobre métodos anticonceptivos y cuál podría ser la mejor elección para ti. La colocación del DIU, una ligadura de trompas o la administración de anticonceptivos orales pueden ser elegidos o descartados en función de los consejos de tu especialista. Además, cualquier patología o disfunción asociada al aparato reproductor tales como molestias durante el período menstrual, endometriosis, quistes ováricos o miomas, entre otros, pueden ser resueltos tras la consulta con tu especialista, sin obviar por supuesto, cualquier tipo de control durante el embarazo y parto.

3 Opciones disponibles en Todas las ciudades

Consulta Ginecológica

La ginecología es la especialidad de la medicina que diagnostica y trata las patologías relacionadas con el aparato reproductor femenino. La consulta con el ginecólogo es el primer paso que se da p...ara poder diagnosticar y tratar aquellas patologías relacionadas con el aparato reproductor femenino. Si necesitas saber más sobre la consulta del ginecólogo, pregunta a los mejores especialistas. Ver más

Disponible en: Madrid, Hospitalet Llobregat, Zaragoza, Valencia, Toledo, Tarragona, Sevilla, Sant Cugat, San Sebastian, Murcia, Mataro, Mallorca Baleares, Malaga, Lleida, Granada, Coruna, Cordoba, Bilbao, Barcelona, Alicante, Alcobendas

37Centros

desde 34 €

Con la calidad

Consulta de Ginecología y Obstetricia

Centro Médico MAPFRE Núñez de BalboaMADRID

Consulta Ginecológica

NoumedicHOSPITALET-LLOBREGAT

Consulta Ginecológica

Gesmedi Global SolutionsZARAGOZA

Consulta Ginecológica

Equipo de Ginecología

Centro Médico Milenium ValenciaVALENCIA

Consulta Ginecológica

Gesmedi Global SolutionsTOLEDO

Consulta Ginecológica

Centro médico multidisciplinar

Clínica MonegalTARRAGONA

Consulta Ginecológica

Centro médico multidisciplinar

Centro Médico Milenium TarragonaTARRAGONA

Consulta Ginecológica

Gesmedi Global SolutionsSEVILLA

Consulta Ginecológica

Clínica Santa Isabel (San Pablo - Santa Justa)SEVILLA

Consulta Ginecológica

Equipo de Ginecología

Centro Médico Milenium La BuhairaSEVILLA

Consulta Ginecológica

QuironSalud Hospital Universitario General de CatalunyaSANT-CUGAT

Consulta Ginecológica

Dr. Ignacio Pujol AzkueSAN-SEBASTIAN

Consulta Ginecológica

Gesmedi Global SolutionsMURCIA

Consulta Ginecológica

Equipo de Ginecología

Centro Médico Milenium MurciaMURCIA

Consulta Ginecológica

IFS Centre MédicMATARO

Consulta Ginecológica

Policlínico QuirúrgicoMALLORCA-BALEARES

Consulta Ginecológica

Gesmedi Global SolutionsMALAGA

Consulta Ginecológica

Hospital El ÁngelMALAGA

Consulta Ginecológica

Gesmedi Global SolutionsMADRID

Consulta Ginecológica

Equipo de la Dra. Mendizabal Vicente

Hospital Virgen del Mar - SanitasMADRID

Consulta Ginecológica

Centro Clínico Betanzos 60MADRID

Consulta Ginecológica

Centros Médicos Milenium MadridMADRID

Consulta Ginecológica

Agrupación Ginecológica EspañolaMADRID

Consulta Ginecológica

Gesmedi Global SolutionsLLEIDA

Consulta Ginecológica

Dr. Carlos LozadaHOSPITALET-LLOBREGAT

Consulta Ginecológica

Centro Médico ALBARHOSPITALET-LLOBREGAT

Consulta Ginecológica

Hospital InmaculadaGRANADA

Consulta Ginecológica

Equipo de Ginecología

Centro Médico Milenium A CoruñaCORUNA

Consulta Ginecológica

Centro Médico AsisaCORDOBA

Consulta Ginecológica

Equipo de Ginecología

Centro Médico Milenium ArtazaBILBAO

Consulta Ginecológica

AMEDICS Centre MèdicBARCELONA

Consulta Ginecológica

Centro Médico Vila Olímpica (Sant Martí)BARCELONA

Consulta Ginecológica

Centros Médicos Milenium BarcelonaBARCELONA

Consulta Ginecológica

Teknogin centro GinecológicoBARCELONA

Consulta Ginecológica

Dra Garcia de las Heras y Dra. Sara Peralta

Centre Mèdic Assistencial CatalòniaBARCELONA

Consulta Ginecológica

Gesmedi Global SolutionsALICANTE

Consulta Ginecológica

Centro Clínico La ChoperaALCOBENDAS

Chequeo Ginecológico Completo

El chequeo ginecológico completo trata de diagnosticar anomalías en el aparato reproductor femenino. El especialista recomienda realizar un chequeo completo para explorar de manera más detallada ca...da una de las partes que intervienen en el órgano sexual femenino. Este chequeo facilita al especialista el diagnóstico de patologías relacionadas y el tratamiento para cada una de ellas. Si deseas recibir más información, consulta a los mejores especialistas. Ver más

Disponible en: Madrid, Zaragoza

2Centros

desde 180 €

Con la calidad

Reconocimiento Médico Ginecológico

Centro Médico MAPFRE Núñez de BalboaMADRID

180 €

Chequeo Ginecológico Completo

Clínica Montpellier Grupo HLA, S.A.UZARAGOZA

199 €

Consulta Ginecológica con Ecografía

La ginecología es la especialidad de la medicina que diagnostica y trata las patologías relacionadas con el aparato reproductor femenino. La consulta del ginecólogo con ecografía permite al especi...alista obtener imágenes de los órganos y estructuras del sistema reproductor femenino. Este procedimiento localiza patologías lo que facilita al médico la prescripción del tratamiento correspondiente. Si deseas obtener más información sobre este servicio te lo explicamos a continuación. Ver más

Disponible en: Las Palmas, Barcelona

2Centros

desde 75 €

Consulta Ginecológica con Ecografía

Centro Integral Médico Especializado CIMELAS-PALMAS

Consulta Ginecológica con Ecografía

AMEDICS Centre MèdicBARCELONA

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Más información sobre este Tratamiento

¿En qué consiste una consulta de ginecología?

La consulta de ginecología es aquella que lleva a cabo el médico especialista en ginecología y obstetricia. Este especialista es el encargado de estudiar y tratar todas las alteraciones que una mujer puede presentar debido a la afectación de cualquier parte de su aparato reproductivo: genitales externos e internos y las glándulas mamarias. Se trata de atender a la mujer en un amplio grupo de patologías de diverso origen e importancia, para el bienestar de la paciente, su pronóstico vital y su desarrollo reproductivo.

En este aspecto, se debe diferenciar este tipo de consultas de las dirigidas más expresamente al seguimiento y atención de la mujer embarazada que, llevándose a cabo por los mismos especialistas en su rama de obstetras, tienen unas peculiaridades diferentes.

Cuando la paciente acude por primera vez a la consulta ginecológica, el médico inicia un interrogatorio clínico para conocer sus antecedentes patológicos familiares, los antecedentes personales (enfermedades, cirugías, alergias, si toma alguna medicación habitualmente, etc.), así como los antecedentes reproductivos de la mujer: número de embarazos, partos, abortos, complicaciones en la gestación, tipo de parto, estado de los hijos, evolución puerperal (después del parto), tipo de lactancia, etc. Además, se interesa por la historia menstrual de la paciente: edad de la primera menstruación (menarquia), fecha de la última regla, duración de las menstruaciones, cantidad de sangrado, periodicidad de las mismas, si presenta síntomas acompañantes como dolor, distensión abdominal, dolor en las mamas o hipersensibilidad, respuesta a los analgésicos, o el tipo de método anticonceptivo que utiliza, entre otros.

Posteriormente, el médico pregunta a la paciente el motivo de su consulta. En muchas ocasiones las mujeres acuden a la consulta ginecológica simplemente para realizar una revisión preventiva, es decir, sin presentar ningún síntoma. En otras, es un síntoma específico (aumento del flujo, dolor o alteraciones en el ciclo menstrual, etc.) el que lleva a la paciente a consultar. El médico se centra en conocer las características de las molestias que presenta la paciente.

Tras ello, el ginecólogo realiza la exploración física a la paciente, que la ejecuta con ella tumbada en la camilla de exploración ginecológica. Inicialmente, el médico inspecciona sus características físicas para obtener información de posibles alteraciones. Por ejemplo, se puede fijar en la distribución y cantidad del vello corporal y púbico, ya que lo puede relacionar con posibles alteraciones hormonales, hiperpigmentación de la piel, cicatrices quirúrgicas, asimetrías abdominales, etc. Tras ello, puede proceder a la palpación abdominal para descartar posibles tumoraciones o presencia de un aumento de ganglios linfáticos (estaciones de defensa) a nivel inguinal. Después, el médico explora los genitales, con inspección de los labios mayores y menores, observa posibles lesiones en la piel o mucosa vulvar, o si hay presencia de flujo vaginal alterado, etc. Además, valora la integridad del suelo pélvico.

Seguidamente, procede a la valoración de la vagina y el cuello uterino, para lo que utiliza un espéculo: utensilio de plástico con forma de pico de pato que, a modo de pinza, introduciéndose en la vagina, separa las paredes de la misma y permite al médico observar estas y el cuello uterino al fondo. Todo ello ayudado por la iluminación de una lámpara o linterna.

En ese momento, el ginecólogo realiza la toma de una muestra con una turunda (especie de bastoncillo alargado) que pasa por la mucosa del cuello uterino, para poder realizar una citología. Esta muestra es analizada en el laboratorio de anatomía patológica para detectar posibles alteraciones de las células del cuello uterino. Además, se pueden obtener otras muestras para realizar cultivos del exudado vaginal, si se quieren descartar posibles infecciones.

Tras la toma de las muestras, extrayendo el espéculo, el ginecólogo finaliza la exploración realizando un tacto vaginal, introduciendo los dedos corazón e índice en la vagina, para obtener información sobre su elasticidad, longitud y orientación, así como la palpación de posibles tumoraciones o tabiques. Del mismo modo, valora su fondo de saco y el cuello uterino. En ese momento, la paciente puede notar que, con la otra mano, el médico palpa a la vez su abdomen. Esto se hace con el objetivo de palpar los órganos genitales internos, obteniendo así información de la existencia de posibles tumoraciones o dolor relacionado con alteraciones inflamatorias.

Finalmente, dentro de las exploraciones realizadas en una primera consulta ginecológica o consulta de revisión, el médico realiza una exploración mamaria, con inspección de posibles diferencias entre las mamas, presencia de enrojecimientos, inflamación, cambios o retracción del pezón, si existe secreción por el mismo etc. Después, pide a la paciente que coloque los brazos hacia arriba, doblando los codos y apoyando las palmas de las manos detrás de la cabeza. En esta posición, el ginecólogo realiza una palpación mamaria cuidadosa, así como de la región axilar y por encima de ambas clavículas, con el fin de detectar posibles tumoraciones.

¿Para quién está indicada?

En el sistema público sanitario español, las pacientes son derivadas por el médico de familia en aquellos casos en los que, por los síntomas que presenta la paciente o los resultados de las pruebas complementarias realizadas, el médico sospeche que precisa una atención especializada. También, en aquellos casos en los que, una vez establecido un tratamiento, no haya una respuesta o evolución esperadas.

En el caso de los seguros privados de salud, la paciente puede acudir derivada también desde el médico de familia o de forma directa solicitando cita.

En todo caso, las pacientes deben acudir a la consulta ginecológica si presentan alguna alteración en su ciclo menstrual, tienen un sangrado anómalo, padecen algún tipo de alteración en los genitales externos o en los senos, etc. En definitiva, cuando tengan alguna alteración en su aparato reproductor.

¿Qué pruebas me pueden realizar?

Dentro de la exploración física básica que habitualmente realiza el médico en la consulta ginecológica, se pueden llevar a cabo la toma de muestras para la realización de una citología, con la que se descartan posibles alteraciones celulares malignas o premalignas del cuello del útero, o para realizar cultivos y otras pruebas para detectar posibles infecciones (por bacterias, por hongos, por el virus de papiloma humano, etc.).

Además, puede que el ginecólogo indique a la paciente la necesidad de realizar una analítica de sangre y orina. Con ellas, el médico puede detectar alteraciones hormonales, presencias de anemia debido a sangrados menstruales abundantes, etc.

En el desarrollo de la primera consulta, el médico puede realizar una ecografía (obtención de imágenes por ultrasonidos) que puede hacer apoyando la sonda del ecógrafo sobre el abdomen o bien, introduciendo una específica a través de la vagina. Así, el médico visualiza de forma directa los órganos reproductivos internos (ovarios, útero, trompas de falopio) y la presencia de posibles alteraciones genitales, abdominales, existencia de embarazos ectópicos, etc.

Otras de las pruebas que se pueden realizar en una consulta de ginecología, aunque no se suele realizar en la primera sino en sucesivas revisiones, es una histeroscopia, que consiste en la visualización de la cavidad uterina introduciendo un endoscopio (tubo fino y flexible que tiene una luz y una cámara en su extremo) a través de la vagina hasta llegar al interior del útero. Igualmente, puede realizarse en la consulta ginecológica si es preciso, una colposcopia, que consiste en ver el cuello uterino con una imagen aumentada por medio de una lupa y una luz potente contenidas en una especie de telescopio que se sitúa en la entrada de la vagina. Mediante este método, el médico puede detectar la existencia de lesiones en la mucosa. Con ambas pruebas se pueden, además, realizar biopsias, es decir, extraer pequeños fragmentos de tejido donde existan lesiones sospechosas. Estos fragmentos, posteriormente se analizan en el laboratorio de anatomía patológica.

A parte de estas pruebas, el ginecólogo puede indicar la necesidad de realizar a la paciente otros tipos de pruebas que no se realizan en la consulta habitual o inicial ginecológica. Así, por ejemplo, le puede solicitar la realización de una histerosalpingografía, prueba radiológica en la que se introduce una sustancia de contraste por una cánula (tubo fino) a través de la vagina y el útero. Otras pruebas radiológicas pueden ser la mamografía, ecografía mamaria, un TAC o una Resonancia Magnética.

Preparación

Para acudir a la consulta de ginecología no es preciso tener una preparación específica especial salvo llevar una higiene adecuada. Es recomendable, además, acudir a la consulta con ropa cómoda fácil de retirar para facilitar la exploración física.

Se recomienda no acudir a la cita en el momento en el que la mujer tiene la menstruación, para facilitar la exploración física al médico y la realización de posibles pruebas complementarias.

¿Tengo que ir acompañado a una consulta de ginecología?

Normalmente no es necesario acudir acompañada a la consulta de ginecología. Es aconsejable en el caso de que sean consultas en las que se puede realizar una prueba complementaria específica que pueda ser más molesta (como la histeroscopia, por ejemplo), para poder regresar al domicilio acompañada. También puede ser recomendable en aquellos casos en los que se consulte por molestias o lesiones que puedan hacer sospechar a la paciente que padece una enfermedad grave (por ejemplo, tener un “bulto” en el pecho), para recibir la cercanía y el apoyo psicológico de una persona próxima, si con la exploración y las pruebas complementarias se confirma un diagnóstico maligno.

¿Tienes dudas?