Congelación de Embriones

Para la preservación de embriones fuera del cuerpo humano es necesario realizar su congelación, también conocida como criopreservación. Es el método que se utiliza para mantener con vida a los embriones, que se guardan para el futuro para aprovecharlos por ejemplo en un proceso de fertilización fallido . Si necesitas saber más sobre la preservación de embriones, en qué consiste o cómo se realiza, continúa leyendo.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

1 Opciones disponibles en Todas las ciudades

Congelación de Embriones

Para la preservación de embriones fuera del cuerpo humano es necesario realizar su congelación, también conocida como criopreservación. Es el método que se utiliza para mantener con vida a los em...briones, que se guardan para aprovecharlos en el futuro, por ejemplo en un proceso de fertilización fallido. Si necesitas saber más sobre la preservación de embriones, en qué consiste o cómo se realiza, continúa leyendo. Ver más

Disponible en: Sevilla, Mataro, Madrid, Huelva, Granada, Cordoba, Barcelona

9Centros

desde 249 €

Congelación de Embriones

Embryocenter (Sevilla)SEVILLA

499 €

Congelación de Embriones

IMARAMATARO

249 €

Congelación de Embriones

GineFIVMADRID

489 €

Congelación de Embriones

UR Hospital MoncloaMADRID

520 €

Congelación de Embriones

Embryocenter (Huelva)HUELVA

499 €

Congelación de Embriones

UR Hospital InmaculadaGRANADA

499 €

Congelación de Embriones

Embryocenter (Córdoba)CORDOBA

499 €

Congelación de Embriones

Clínica EsimerBARCELONA

490 €

Congelación de Embriones

IMARA (Barcelona)BARCELONA

249 €

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Más información sobre este Tratamiento

Definición

La congelación de embriones es un proceso médico realizado en el proceso de la reproducción asistida, en el que se conservan los embriones a una temperatura de -196 ºC en un medio con nitrógeno,  para posteriormente poder ser implantados de forma asistida en el útero de la mujer en el momento oportuno en un ciclo reproductivo diferente del que se obtuvieron, tras una descongelación previa del embrión.

¿Cómo es la congelación de embriones?

Cuando en los años 80 se iniciaron los procesos de congelación embrionaria, el proceso se desarrollaba de forma más lenta que en la actualidad, realizándose una congelación progresiva que tardaba hasta 90 minutos en el proceso.

Hoy en día el proceso utilizado se denomina vitrificación y es mucho más rápido, ya que con ello se conservan en mejor estado las células embrionarias. Estas células pueden congelarse en distintos estadíos de evolución, desde la congelación de la primera célula fecundada hasta la fase de blastocisto, cuando ya existen más células, unos 5 a 6 días después de la fecundación del óvulo.

Inicialmente los embriones se introducen dentro de una sustancia crioprotectora que evita que su estructura se altere con el proceso de congelación y posteriormente se introducen en unos viales o “pajuelas”, que son un sistema de soporte. En cada una de ellas pueden introducirse hasta tres embriones. Estas pajuelas se introducen dentro de unos cubiletes pequeños con nitrógeno líquido a una temperatura de – 196 ºC, adecuadamente identificados.

Posteriormente se introducen en contenedores más grandes con nitrógeno líquido que los preservará congelados hasta que sean utilizados para su implantación en el útero de la mujer. La legislación española establece que podrán permanecer así  “… por un plazo equivalente a la vida fértil de la mujer con el objeto de que se le puedan transferir posteriormente.”

¿Para quién está indicada?

La congelación embrionaria está indicada en los casos en los que existan embriones sobrantes viables procedentes de un ciclo de reproducción asistida, con el fin de poder ser utilizados posteriormente en otro momento del ciclo reproductivo de la mujer para su implantación en el útero con el fin de conseguir un embarazo.

Se utiliza también en los casos en los que en el mismo ciclo donde se han obtenido los óvulos de la mujer no se pueden transferir los embriones finalmente obtenido tras su fecundación (porque el endometrio o parte interna uterina donde se implanta el embrión no esté preparado, etc.).

También se puede realizar en el caso en el que el embarazo se intenta conseguir mediante la donación de óvulos de una tercera mujer, cuando la receptora en el momento de la donación no está preparada en su ciclo para poder realizar la implantación de esos embriones fecundados con los óvulos donados.

¿Por qué se realiza?

La congelación de embriones se realiza con el fin de aumentar las posibilidades y oportunidades de embarazo por fecundación in vitro en una mujer con problemas para poder conseguir un embarazo fisiológico. De esta manera una pareja puede preservar sus posibilidades de fertilidad a más largo plazo.

Riesgos de la congelación de embriones

En el proceso de congelación o descongelación existe el riesgo de que los embriones no sean viables, existiendo por lo tanto la posibilidad de cancelar la transferencia embrionaria posterior al útero y con ello el embarazo de la paciente.

La congelación de embriones no comporta en sí ningún riesgo para las pacientes, ya que es un proceso externo que no interfiere en el organismo de la mujer.

Además, antes de implantar el embrión en las pacientes posteriormente en el momento indicado, siempre se analiza previamente la viabilidad de los embriones seleccionados, tanto antes de su congelación como después, y sólo se transfieren dentro del útero aquellos sin alteraciones que les hagan inviables para su desarrollo.

Preparación

Para poder congelar los embriones, el centro donde se realiza debe contar con profesionales especializados en embriología, experimentados en la realización del proceso y además contar con un laboratorio completo con todas las necesidades para realizar con éxito el proceso.

Para conseguir los embriones, previamente se ha tenido que realizar un extracción de los óvulos de la mujer tras un periodo de estimulación hormonal de sus ovarios, para poder ser posteriormente fecundados con un espermatozoide paterno.

Cómo es la descongelación de los embriones

El proceso de descongelación o desvitrificación de los embriones se realiza de forma rápida, normalmente el mismo día que se va a realizar su implantación en el útero.

Para ello se sacan del nitrógeno líquido y las pajuelas donde se encuentran, ayudando a que se desadhieran por medio de un medio de cultivo o sustancia que está a 37ºC. Los embriones se van pasando por distintos medios cuya función es su rehidratación para que recuperen la estructura celular normal.

Resultados

Desde que se instauró la técnica rápida de congelación de embriones o vitrificación, la tasa de supervivencia de  los embriones ha aumentado hasta un 70- 90% de éxito.

Con ello, se ha conseguido optimizar los tratamientos de fecundación in vitro, evitando además someter en muchos casos a las pacientes a varios ciclos de estimulación ovárica para obtener nuevos óvulos que puedan ser fecundados para su implantación.

Además, se han reducido los embarazos múltiples, ya que con la congelación embrionaria se pueden seleccionar de forma más individualizada para su transferencia al útero.

El riesgo de aborto o de malformaciones en el recién nacido por la utilización de los embriones descongelados no es superior al de una concepción natural.

Aún así, la tasa de embarazos de éxito es algo mayor cuando se transfieren embriones en fresco, no congelados, que cuando se hace con embriones vitrificados.  

Preguntas frecuentes

¿Qué es la criopreservación?

La criopreservación es el proceso que permite conservar embriones a bajas temperaturas (menos 196 grados centígrados), en nitrógeno líquido, mediante protocolos de congelación lenta o rápida (vitrificación).

¿Qué es la criogenización?

La criogenización se puede entender como el método por el cual se somete a una persona, animal o célula, a condiciones de frío intenso con el objetivo de preservar su cuerpo en condiciones para ser reanimado en el futuro.

¿Qué es la criogénesis?

Se puede definir la criogénesis como el mecanismo por el cual se somete un material o tejido a la temperatura de ebullición del nitrógeno líquido (-196ºC) o aún más bajas.

¿Cuánto cuesta la congelación de embriones?

El precio de la congelación de embriones puede variar según la clínica donde se realice el proceso. De forma habitual ronda entre los 300 – 600 euros, a lo que hay que añadir un pago anual para la conservación de los embriones congelados de 400 – 600 euros más el pago por la desvitrificación que ronda los 700 – 2000 euros.

¿Cuántos embriones puedo congelar?

La cantidad de embriones que se pueden congelar en cada proceso depende de la cantidad de los que resulten del proceso de fecundación que puedan ser viables para su vitrificación.

Dependerá también de si son reservados los que han sobrado después de un proceso de fecundación in vitro, o si se realiza directamente sin haber transferido ninguno, en el caso por ejemplo de pacientes con enfermedades que reservan sus embriones por si la enfermedad o los tratamientos a los que le va a someter pueden comprometer su fertilidad futura.

¿Tienes dudas?