Colonoscopia

Uno de los tratamientos más seguros, aunque un poco molesto, para la búsqueda de enfermedades y patologías ubicadas en el colon, es la colonoscopia. No obstante, para evitar dichas molestias en la actualidad se utiliza sedación. Es una prueba diagnóstica que ayuda al especialista a ubicar la enfermedad y poder realizar un tratamiento adecuado. Si necesitas saber más sobre la colonoscopia, en qué consiste o cómo se hace, continúa leyendo.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

Hay técnicas que, aunque incómodas, molestas y desagradables, se hacen necesarias para solucionar problemas e, incluso, para salvar vidas. Es el caso de la colonoscopia, una prueba diagnóstica para observar el interior del colon, situado en la parte final del intestino grueso. Para la observación del intestino se necesita que este esté libre de restos fecales, por lo que se suele administrar al paciente laxantes para limpiarlo y poder observar mejor sus paredes. El método consiste en introducir por el ano un conducto flexible con una cámara acoplada que va emitiendo imágenes de cómo se encuentra tu intestino y de las posibles patologías o problemas que pueda tener.

¿En qué me ayuda?

A pesar de ser una técnica desagradable ya desde su preparación para la misma con el uso de laxantes, es cierto que la colonoscopia se ha convertido en la prueba de referencia para la detección de determinados tipos de patología como el cáncer de colon. Una colonoscopia a tiempo es una herramienta perfecta de diagnóstico preventivo que ayuda a detectar casos de cáncer en una fase precoz. Al mismo tiempo, cualquier tipo de enfermedad inflamatoria intestinal como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn, así como la presencia de pólipos o la detección del origen de sangrados pueden ser diagnosticados.

Opciones disponibles

Hidroterapia de colon con Ozono

Disponible en: Madrid

desde 95 €

Colonoscopia Total con Sedación y Polipectomía

La polipectomía es una técnica de la medicina que se utiliza para la extirpación de pólipos colorrectales, pequeños bultos de tejido que se producen en el colon. Para realizar esta técnica es necesario hacer una colonoscopia previamente que ayude al especialista localizar los pólipos y pueda preparar la operación. Si deseas obtener más información sobre este servicio, te lo explicamos a continuación.

Disponible en: Tarragona, Sant Cugat, Granada

desde 545 €

Colonoscopia Total Diagnóstica con Sedación

Uno de los tratamientos más seguros, aunque un poco molesto, para la detección precoz de patologías y efermedades ubicadas en el colon, es la colonoscopia. En algunos casos puede que el paciente sienta dolores o incomodidad, por esta razón la colonoscopia total se realiza con sedación para que los pacientes no sientan ningún tipo de molestia durante el procedimiento.

Disponible en: Valencia, Tarragona, Mallorca Baleares, Lleida, Cordoba

desde 259 €

Colonoscopia Virtual

La colonoscopia, también conocida como colonografía de tomografía computarizada, es una técnica diagnostica de enfermedades que puedan afectar al colon. Es un procedimiento que utiliza imágenes bidimensionales y tridimensionales, obtenidas por rayos X, del colon. Examina el colon desde el extremo inferior del intestino delgado hasta la parte más baja. La colonoscopia virtual puede mostrar tejido inflamado e irritado, úlceras y pólipos o trozos adicionales de tejido que crecen en el revestimiento del intestino.

Disponible en: Zaragoza, Vigo, Madrid, Barcelona

desde 249 €

Colonoscopia Óptica

Uno de los tratamientos más seguros, aunque un poco molesto, para la detección precoz de enfermedades y patologías en el colon es la colonoscopia. No obstante, para evitar dichas molestias en la actualidad se utiliza sedación. Es una prueba diagnóstica que ayuda al especialista a ubicar enfermedades y patologías para realizar un tratamiento adecuado. Si necesitas saber más sobre la colonoscopia, en qué consiste o cómo se hace, continúa leyendo.

Disponible en: Tenerife, Tarragona, Sevilla, Murcia, Madrid, Granada, Barcelona

desde 399 €

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Más información sobre este Tratamiento

Definición

La colonoscopia o endoscopia digestiva baja es una prueba diagnóstica que sirve para poder visualizar el interior del intestino grueso, el recto, y, si es necesario, la parte última del intestino delgado, mediante la introducción a través del ano, de un pequeño tubo flexible que tiene en su extremo una cámara y un haz de luz (colonoscopio), además de una vía de acceso para la introducción de utensilios necesarios para la toma de muestras de tejido o para realizar algún tratamiento.

La colonoscopia es la técnica principal en el estudio de la patología del intestino grueso. Con su realización se pueden diagnosticar enfermedades como tumores de colon, pólipos (masas de células que se forman y crecen en los tejidos que cubren las membranas mucosas de algunas cavidades), seguimiento de lesiones premalignas, lesiones sangrantes en la pared del intestino… etc.

Se pueden así tomar muestras de tejidos alterados y aplicar diversos procedimientos terapéuticos, como extirpar pólipos para su análisis anatomopatológico (descripción de sus características celulares), o ayudar a la coagulación de lesiones sangrantes de la pared del intestino.

Tipos de colonoscopia

  • Colonoscopia convencional: aquella en la que se introduce el endoscopio a través del ano, recorriendo el intestino grueso, pudiendo llegar cuando se necesita a la última parte del intestino delgado.
  • Sigmoidoscopia: aquella en la que se introduce el sigmoidoscopio (tubo flexible) para visualizar solo la última parte del intestino grueso (el sigma) antes del recto.
  • Colonoscopia no convencional: se pueden realizar otras pruebas de valoración del intestino grueso con el uso de otras técnicas.
    • Colonoscopia virtual a aquella prueba diagnóstica realizada mediante una prueba de imagen con radiaciones ionizantes.
    • Tomografía computarizada (TAC), utilizada para valorar todo el intestino grueso utilizando imágenes en 3D. Con ella solo se puede realizar el diagnóstico de lesiones, no tratamientos ni toma de muestras.
    • También se pueden obtener imágenes del intestino grueso mediante la colonoscopia con cápsula. Se trata de la ingesta de una pequeña cápsula que contiene una cámara que graba el interior del intestino según progresa hasta ser expulsada. Las imágenes que obtiene son posteriormente visualizadas en la pantalla de un ordenador.

Preparación

Si el médico que ha hecho la petición de la colonoscopia lo considera y se la indica con sedación, solicitará antes una prueba analítica con la coagulación de la sangre, que el paciente debe realizar.

El día de la realización de la colonoscopia es importante que el intestino esté limpio de heces para poder visualizar bien su pared y detectar las posibles lesiones. Para ello se le dan al paciente antes de la prueba una serie de recomendaciones dietéticas para los días previos a su realización:

  • Se le indicará que tome alimentos pobres en residuos (evitar ensaladas, verduras y legumbres, fruta, patatas, carnes y pescados en salsa, embutidos, grasas, chocolate, pasteles y frutos secos), así como no tomar bebidas con gas. Los alimentos permitidos serán arroz, pastas, caldos, carne y pescado a la plancha o hervido, biscotes o galletas sin fibra, pan tostado, zumos filtrados, infusiones, té, café y bebidas sin burbujas, leche y yogur natural desnatados, mantequilla en poca cantidad, quesos frescos y quesos duros. Debe hacer una correcta hidratación bebiendo al menos 2 litros de agua al día. Se le indicará al paciente que 24 horas antes de la prueba solo tome dieta líquida como caldos, zumos colados, infusiones y bebidas sin burbujas.

Así mismo se le indicará al paciente cómo debe actuar el día previo a la prueba para “limpiar” su intestino. Dependiendo de si la colonoscopia se realiza por la mañana o por la tarde, se le indicará la hora en la que debe de usar enemas de limpieza o medicamentos y preparados laxantes.

Al menos tres horas antes de la prueba se le indicará al paciente que permanezca en ayunas. Es muy importante que esta preparación se haga bien, tal como se le indique al paciente, pues de ello dependen el éxito y la seguridad de la prueba.

Además, si el paciente está tomando medicamentos que influyan en la coagulación de la sangre como anticoagulantes orales, su médico le indicará la pauta que debe tomar en los días previos y posteriores a la prueba y cuántos días debe dejar de tomar la medicación. De igual manera si está tomando antiagregantes plaquetarios (Adiro, aspirina, Iscover… etc) su médico le indicará al paciente si debe dejar de tomarlos unos días antes.

Los pacientes que toman hierro deben dejar de tomarlo una semana antes.

Si el paciente es diabético en tratamiento con insulina o antidiabéticos orales, debe consultar con su médico, que le informará sobre la pauta a seguir.

Con respecto al resto de medicamentos, el paciente debe tomar su medicación habitual salvo que su médico le indique lo contrario. Se puede obviar el día de la prueba la toma de medicamentos no imprescindibles como vitaminas o reconstituyentes.

A los pacientes que tienen prótesis de las válvulas del corazón metálicas o que han padecido alguna vez endocarditis (una infección del corazón), el médico puede pautarles, previo a la prueba, la toma de un antibiótico de forma profiláctica (para prevenir posibles infecciones).

Cómo se realiza una colonoscopia

Al paciente le indicarán que se ponga una bata de hospital. Se le colocará en una camilla al lado de una máquina donde está el monitor en el que se verán las imágenes visualizadas mediante la cámara del colonoscopio.

Si al paciente se le ha solicitado la prueba previa de sedación, se le administrará por medio de una vía venosa. De forma habitual esto se realiza en la propia sala de endoscopia con el control del médico endoscopista que realiza la prueba. Solo en casos de pacientes con alto riesgo anestésico, el control y administración se realiza por un médico anestesista. Se monitorizará al paciente para controlar el pulso cardíaco y el nivel de oxígeno en sangre.

El paciente se sitúa tumbado de lado izquierdo en la camilla. Se inicia el procedimiento con la introducción del colonoscopio por el ano de forma progresiva, recorriendo todo el intestino grueso. El médico va visualizando todo su trayecto insuflando aire para poder ver toda la pared del intestino hasta la localización de las lesiones si las hubiere. Si se detectan, se pueden obtener muestras de ese tejido (biopsias) mediante un utensilio en forma de pinza que extrae la muestra para poder ser estudiada al microscopio por el médico de anatomía patológica, pudiendo así confirmar las sospechas diagnósticas que el endoscopista pueda tener en la visualización macroscópica de la lesión. También se pueden realizar tratamientos como la coagulación de lesiones que sangran, extraer cuerpos extraños… etc.

Cuando el médico ha terminado de visualizar todo el recorrido del intestino y de hacer todos los procedimientos, se extrae el colonoscopio del organismo. El paciente entonces pasa a una sala contigua para la recuperación de la sedación y en el mismo día se le dará el alta para volver a casa con las recomendaciones precisas.

Las imágenes visualizadas por la pantalla podrán ser grabadas y extraídas como fotos en el informe que se realizará posteriormente para el registro de aquellas lesiones que puedan aparecer.

Complicaciones de una colonoscopia

De forma habitual la colonoscopia es una prueba con bajo riesgo de complicaciones (inferior a una de cada 1.000), algo más elevado si se realizan tratamientos especiales.

Pueden darse complicaciones derivadas de la sedación u otros medicamentos administrados, como reacciones alérgicas. Otras complicaciones graves pueden ser la perforación de la pared del intestino, dolor abdominal, hemorragia o infección. Todos estos procesos pueden requerir la aplicación de tratamientos médicos y/o quirúrgicos.

Lo más habitual es tener una sintomatología leve de dolor abdominal, sensación de hinchazón y aumento de gases los días posteriores a la realización. Si se han extirpado pólipos o se han tomado muestras, el paciente puede tener un leve sangrado en las heces los días posteriores.

Resultados

Con la colonoscopia se pueden diagnosticar enfermedades que afectan al tracto digestivo inferior. El médico endoscopista una vez realizada la prueba, describirá en un informe los hallazgos encontrados, pudiendo incluir imágenes de ello.  Habitualmente ese informe se le puede dar al paciente ese mismo día. En otras ocasiones el informe se remite al médico que ha solicitado la prueba.

Si se han extraído muestras (biopsias) o exéresis (extirpaciones) de lesiones como pólipos, se han de remitir para su estudio anatomopatológico, esos resultados se comunicarán en días posteriores a la realización de la colonoscopia.

Preguntas frecuentes

¿Es dolorosa una colonoscopia?

Aunque la prueba puede ser bien tolerada, también puede resultar molesta o dolorosa, el paciente puede presentar ganas de defecar o tener sensación de distensión por la propia progresión del colonoscopio y por la insuflación del aire que se introduce para poder ver bien en el interior. Por ese motivo, el médico que realiza la petición puede solicitar que se la realice con la administración previa de sedación y analgesia.

¿Debo ir acompañado a una colonoscopia?

Sí, es conveniente que el paciente vaya acompañado de un adulto el día de la realización de la prueba médica.

¿Cuánto dura una colonoscopia?

El tiempo de duración total de la prueba va a depender de si la colonoscopia se realiza con fines diagnósticos o también de tratamiento, y de si el paciente precisa sedación o no.  De manera general el tiempo de duración puede oscilar entre 20 a 60 minutos.

¿Puedo hacer vida normal el día después de una colonoscopia?

Por lo general, después de la realización de la colonoscopia se puede realizar una vida normal, debiendo beber abundantes líquidos y salvo que le indique lo contrario, pudiendo hacer una dieta normal.

El paciente debe saber que en los dos a tres días después de la prueba puede tener sensación de hinchazón, aumento de gases y dolor leve abdominal. Si presentase dolor abdominal importante o sangrado por el ano debe acudir a urgencias hospitalarias.

Los pacientes que han recibido sedación deben evitar conducir vehículos o manejar maquinaria pesada durante el día en el que les han realizado la prueba.

¿Tienes dudas?