Cirugía Oral

La cirugía oral es el conjunto de operaciones centradas en resolver determinados problemas de la boca, como pueden ser la extracción de piezas dentarias o restos, la plastia de frenillos labiales, la extracción de pequeños tumores, la tracción de dientes retenidos, la extirpación de quistes maxilares, la colocación de implantes dentales y, por último, la cirugía preprotésica. Si necesitas saber más sobre la especialidad de cirugía oral, en qué consiste o cómo se hace, continúa leyendo.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

Aunque en muchos casos tu visita al dentista implica simplemente una revisión del estado de tus dientes, una limpieza bucal o un empaste en una pieza con caries, hay ocasiones en la que es necesario acudir a una cirugía oral para solucionar tu problema. Tras la caída de los dientes de leche, salen los dientes definitivos que, en ocasiones, quedan enterrados en la encía provocando problemas a quien lo padece. En otras ocasiones, son las raíces de las piezas dentales que caen, las que no se eliminan completamente, resultando ser un foco de acumulación de restos y de infecciones. La cirugía oral versa en el diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de determinadas patologías dentales, incluyendo mejora de la mordida que se suele obtener tras la colocación de los famosos “brackets”, alambres metálicos que se colocan en los dientes con la finalidad de conseguir una recolocación de los mismos mediante una ortodoncia.

¿En qué me ayuda?

Si presentes dientes incluidos dentro de las encías, o raíces dentales que no han sido eliminadas correctamente tras la caída de una pieza dental la cirugía oral te ayudará a solucionar estos problemas. Pero este tipo de cirugía no sólo resuelve este tipo de dolencias, sino que es capaz de ir más allá, eliminando pequeños tumores o quistes presentes en los tejidos blandos. Además, mediante la cirugía oral es posible corregir problemas en la mordida debido a una mala oclusión dentaria utilizando la ortodoncia, cuya finalidad, según la SEDO (Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial), es simplemente conseguir una buena colocación de los mismos y no una moda, desaconsejando su uso cuando no es necesario. No olvides acudir a tu cirujano oral si presentas problemas de frenillo, ya sea lingual o en los labios superior o inferior.

Opciones disponibles

Apicectomía con Injerto Óseo

La apicectomía es una técnica quirúrgica que elimina las infecciones que atacan la raíz de los dientes. Este tratamiento solo se aplica en los siguientes casos: porque los demás procedimiento han fallado, si algún diente se ha fracturado y han quedado restos en la ortodoncia, y si es imposible que el especialista pueda acceder al extremo de la raíz. Si deseas obtener más información te lo contamos a continuación.

Disponible en: Madrid

desde 210 €

Extracción de Quiste Maxilar

El quiste maxilar es una lesión no tumoral, por tanto benigna, bastante frecuente que se detecta por una exploración radiológica o por la aparición de una pequeña fístula en la encía que presenta dolor. Se produce por infecciones crónicas de origen dentario. Éstos quistes, al crecer destruyen el hueso y forman huecos en el interior del maxilar. Para poner solución al problema se procede a una extracción del quiste maxilar.

Disponible en: Tenerife, Sabadell, Barcelona

desde 50 €

Extracción de Resto Radicular

Los restos radiculares son fragmentos de raíz dental que permanecen en la cavidad oral sin realizar ninguna función. Estos remanentes pueden causar infecciones y molestias al paciente. Se recomienda que se retiren. La extracción de resto radicular es la técnica quirúrgica que se emplea para eliminar esos remanentes de la cavidad oral. Si deseas recibir más información, consulta a los mejores especialistas.

Disponible en: Tenerife, Santander, Sabadell, Girona, Barcelona

desde 25 €

Extracción Dental Simple (Exodoncia)

La extracción dental simple, también conocido como exodoncia, es una técnica quirúrgica por la cual se extrae un diente o una parte de un diente. El procedimiento es sencillo y requiere de anestesia local. El tratamiento se utiliza por la existencia de una caries y la enfermedad periodontal, si bien también puede ser necesaria en caso de dientes retenidos, dientes temporales o dientes relacionados con quistes y tumores.

Disponible en: Tenerife, Santander, Sabadell, Madrid, Girona, Barcelona

desde 15 €

Extracción de Cordal Semiincluido

Los cordales, también conocidos como muelas del juicio, son los últimos molares en erupcionar y, en ocasiones, lo hacen de manera parcial, haciendo que sólo una parte de la corona salga fuera de la encía, pero dejando un hueco entre la propia encía y la pieza dental saliente. Esto hace que se puedan acumular restos de comida que propician la proliferación de bacterias que pueden causar daños importantes tanto en la pieza dental como en la propia encía. En estos casos, lo mejor es realizar una extracción para evitar males mayores.

Disponible en: Sabadell, Girona, Barcelona

desde 120 €

Extracción de 3 Cordales

Los cordales, también conocidos como muelas del juicio, reciben su nombre porque salen en la edad adulta, constituyendo los terceros y últimos molares de la dentición definitiva. En ocasiones, y muchas veces propiciados por el puesto que ocupan en la erupción, no se encuentran ya con espacio suficiente en la boca para poder posicionarse correctamente, o incluso pueden quedar enterrados o ejercer presión sobre otros dientes. Si la posición de estos cordales puede repercutir en otras partes de la boca, se requiere de su extracción. Mediante este servicio podrás extraer hasta un total de tres cordales.

Disponible en: Madrid, Alcorcon

desde 210 €

Extracción de Cordal (Exodoncia)

Como su propio nombre indica la exodoncia se refiere a la extracción de una pieza dental. En este caso nos referimos a los cordales, también conocidos como muelas del juicio. Estas piezas dentales son los terceros y últimos molares que erupcionan en la dentición definitiva de un adulto. Precisamente por el puesto que ocupan pueden ver dificultada su salida o esta puede repercutir negativamente en los dientes que ya se encontraban asentados. Para estos casos, la exodoncia se convierte en el servicio más apropiado.

Disponible en: Santander, Sabadell, Madrid, Alcorcon

desde 65 €

Exodoncia de 2 Cordales

En algunas personas, los cordales, también conocidos como muelas del juicio o terceros molares, se extraen porque no tienen espacio en la mandíbula o porque están mal posicionados. En estos casos, se requiere la extirpación para que no deformen la posición del resto de dientes. Este servicio, incluye la exodoncia de un total de dos cordales, y de ese modo poner solución a los problemas que generan las muelas del juicio. Si deseas saber más sobre este servicio no dudes en contactarnos o continúa leyendo.

Disponible en: Madrid, Elche, Barcelona, Alcorcon

desde 160 €

Exodoncia de los 4 Cordales

Las últimas muelas en salir, son las muelas del juicio. Estas muelas son los cordales o terceros molares y precisamente por ser las últimas en salir, pueden acarrear algunos problemas. En ocasiones las muelas del juicio se encuentran enterradas, posicionadas de modo perpendicular al que deberían, inclinadas o presionando a otras piezas dentales. Es precisamente en esas situaciones, en las que se requiere de su extracción para evitar males mayores. Mediante este servicio podrás extraer el total de los cuatro cordales que posees.

Disponible en: Madrid, Barcelona, Alcorcon

desde 250 €

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Más información sobre este Tratamiento

Definición

La cirugía oral se refiere a una serie de procedimientos para tratar quirúrgicamente los problemas o enfermedades de la cavidad bucal, englobando desde la prevención, hasta el estudio, tratamiento y rehabilitación de cualquier afectación que pueda tener lugar en la boca.

¿Cómo se hace una cirugía oral?

La técnica a realizar depende del problema que el paciente presenta. La mayoría de las cirugías orales se realizan bajo anestesia local y de forma ambulatoria, es decir, no necesita ingreso hospitalario. Aunque en ocasiones se puede utilizar sedación. El tipo de anestesia y la cantidad depende de la consideración del odontólogo especializado en cirugía oral y maxilofacial. Se realiza previa asepsia y antisepsia (desinfección del área bucal y destrucción de gérmenes). Una vez anestesiado el paciente, se procede a realizar la intervención.

Entre las cirugías más comunes destacan:

  • Exodoncia o extracciones dentales: son las más comunes, y se diferencian entre simples y complejas:
    • La extracción simple, se lleva a cabo cuando una pieza dental está muy dañada y no se puede restaurar, también para sacar los codales o las muelas del juicio, por diversas razones, como que no erupcionan del todo, provocan mucho dolor, por falta de espacio en la mandíbula que puede derivar en un apiñamiento con otras muelas y por inflamación en las encías que impide que la muela salga por completo.
    • La extracción compleja, se realiza cuando el diente o corona está totalmente destruido y solo la raíz está dentro del hueso, también cuando el diente no ha salido del todo, por lo que se debe realizar una incisión en la encía para extraer la pieza dental y luego terminar con sutura.
  • Cirugía pre-protésica: es una intervención quirúrgica que consiste en restaurar el hueso mediante la colocación de un injerto del hueso, ya sea del mismo paciente o de forma artificial, para posteriormente colocar la prótesis o implantes dentales.
  • Frenectomía: consiste en eliminar quirúrgicamente el frenillo lingual o labial, tanto superior como inferior, se hace para eliminar problemas ortodóncicos como malposición dental o dificultades en la fonética.
  • Extracción de quistes y tumores orales: son quistes situados de manera frecuente en el interior de los huesos maxilares o tejidos blandos de la boca, normalmente son benignos, se suelen encontrar lipomas y fibromas, que pueden ser causados por infecciones dentales.
  • Endodoncia quirúrgica o apicectomía: se realiza a través de una incisión en la encía y se repara la zona afectada de la raíz del diente, aplicando un sellado especial. Se lleva a cabo para frenar una infección y salvar una pieza dentaria y, en aquellos casos donde el tratamiento a través de la corona no es posible de arreglar.

¿Para quién está indicada?

La cirugía oral está indicada para personas que tengan algún problema en la cavidad oral, como un diente en mal estado imposible de reparar, extracción de las muelas del juicio por inflamación debido a la salida incompleta de la misma, por apiñamientos o por falta de espacio en la mandíbula, extracciones de restos de dientes incluidos (cuando solo queda la raíz dentro del hueso), para reparar un traumatismo dental tras una fractura severa, realizar algún tratamiento ortodóntico, colocar implantes dentales, extirpar quistes y tumores orales, cirugía de los frenillos, principalmente en niños, cirugía previa a la colocación de una prótesis, etc.

¿Por qué se realiza?

La cirugía bucal se realiza para evitar el riesgo de sufrir infecciones o enfermedades de la cavidad oral, producto de una pieza dental en mal estado que no se puede reparar. Además, permite quitar tumores o lesiones precancerosas y mejorar la colocación de una prótesis.

Para recuperar la funcionalidad y estética bucal después de una extracción o pérdida de un diente, mediante procedimientos como los implantes, permitiendo devolver la sonrisa, aumentar la autoestima y mejorar la calidad de vida del paciente.

Riesgos de una cirugía oral

Los riesgos de una cirugía oral van a depender del tipo de cirugía realizada, como todo procedimiento quirúrgico pueden existir riesgos como:

  • Hemorragia
  • Hematoma y edema post operatorio
  • Infección local o abscesos
  • Alteración de la sensibilidad
  • Fracturas óseas
  • Daños a dientes próximos

Preparación

Antes del procedimiento, el odontólogo realiza una breve historia clínica para saber si el paciente toma alguna medicación, si es alérgico algún fármaco, si tiene alguna enfermedad como hipertensión o diabetes o algún problema de coagulación en la sangre. Dependiendo del tipo de cirugía, se deben realizar pruebas diagnósticas de la cavidad oral como radiografías o las que el especialista considere necesarias.

En ocasiones, es posible que se recomiende tomar algunos medicamentos para disminuir el proceso inflamatorio posterior a la cirugía para prevenir infecciones, como son los antiinflamatorios o antibióticos.

Cómo es la recuperación de una cirugía oral

La recuperación de una cirugía oral suele ser buena, el tiempo de recuperación depende del tipo de cirugía y de la cicatrización, pero suele ser rápido. Al principio, el paciente puede sentir un poco de dolor y algunas molestias, totalmente normales después de un proceso quirúrgico, por lo que se le indican analgésicos y antiinflamatorios no esteroideos (AINES), para reducir al máximo el proceso de inflamación y sus síntomas, también se puede aplicar frío en la zona para aliviar las molestias.

Es necesario aplicar algunas medidas para evitar complicaciones y para obtener una buena recuperación, como son: después de la extracción se recomienda ingerir muchos líquidos, hacer una dieta blanda durante varios días, no fumar, no tomar alcohol, no ingerir bebidas calientes y evitar hacer ejercicios durante unos días. Para evitar el sangrado y ayudar en la coagulación, se recomienda presionar con una gasa en el lugar de la extracción durante unos 30 minutos. También, se debe mantener una buena higiene bucal para mantener la herida limpia, usando un cepillo blando o muy suave para no lastimar la encía, y usar enjuagues bucales.

Resultados

Los resultados de la cirugía oral dependen del tipo de cirugía realizada. El pronóstico suele ser bueno y satisfactorio para el paciente. Es importante realizar los cuidados adecuados para una correcta cicatrización y recuperación, que podría durar alrededor de 1 mes. Es posible que acuda a revisiones periódicas con el dentista para valorar la condición de la herida o, en casos de procesos de implantes dentales, continuar con el procedimiento.

Preguntas frecuentes

¿Qué es la cirugía oral?

La cirugía oral se refiere a una serie de procedimientos para tratar quirúrgicamente los problemas o enfermedades de la cavidad bucal, en la que se engloba desde la prevención hasta el estudio, tratamiento y rehabilitación de cualquier afectación que pueda tener lugar en la boca.

¿Cómo se realiza la cirugía oral?

La cirugía oral generalmente se hace con anestesia local y de forma ambulatoria, en un centro apropiado de odontología y por un dentista especializado en cirugía oral. Cada técnica utilizada depende de la patología presentada por el paciente.

¿Qué no se debe hacer después de una cirugía oral?

Después de una cirugía oral no se debe fumar, ni ingerir alcohol, tampoco hacer esfuerzos, no se deben comer alimentos demasiado sólidos ni calientes, ni utilizar un cepillo con cerdas fuertes.

¿Qué es la cirugía oral y maxilofacial?

La cirugía oral y maxilofacial es la especialidad médico-quirúrgica que se encarga de la prevención, estudio, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de las enfermedades de la cavidad oral, cara, cuello y de realizar cirugía reconstructiva craneofacial.

¿Qué es lo que hace un cirujano maxilofacial?

Un cirujano maxilofacial trata las intervenciones quirúrgicas más complejas de la cavidad oral, tales como la reconstrucción de los maxilares por traumatismos o malformaciones, extracciones de piezas muy complejas como las muelas del juicio, extirpación de tumores y quistes, cirugía reconstructiva craneofacial y de cuello, colocación de implantes dentales, etc.

¿Tienes dudas?