Cirugía de la Obesidad Mórbida (Cirugía Bariátrica)

La obesidad es una enfermedad que afecta a la población en una medida muy elevada. Esta se puede deber a diferentes causas como factores nutricionales, genéticos, étnicos, socioenómicos o incluso enfermedades que favorezcan su desarrollo. La cirugía de la obesidad mórbida es una operación que cada vez se realiza con más frecuencia, y que trata de poner una solución a la obesidad en los casos en los que esta es un riesgo en la salud del paciente.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

Si presentas un caso de sobrepeso exagerado, donde ninguna dieta surte ya su efecto. Si llevas años intentando bajar de peso, pero ya estás en niveles de obesidad mórbida, puede que este tipo de cirugía sea la solución para evitar complicaciones severas asociadas al sobrepeso. Este conjunto de cirugías es capaz de aumentar la pérdida de peso y reducir significativamente la tasa de mortalidad. Existen tres tipos de intervención: la restrictiva, donde se reduce el tamaño del estómago utilizando una malla; la malabsortiva, donde se acelera la llegada de los alimentos a la parte distal del intestino modificando su estructura, con lo que la absorción de los alimentos es significativamente menor y la mixta que se trata de una combinación de las dos anteriores. Cualquiera que sea la metodología, requiere de intervenciones complejas y de un postoperatorio largo y complicado.

¿En qué me ayuda?

Cuando una persona decide someterse a una cirugía bariátrica ya no es sólo la estética lo que importa, sino que es la salud la que está en juego. Presentar un exceso de peso hasta niveles de obesidad mórbida hace que gran parte de los órganos y funciones de tu cuerpo se encuentren comprometidos. A pesar de que el postoperatorio es un proceso largo y arduo, esta cirugía te ayudará a perder el peso que necesitas para poder recuperar tu vida y mejorar la calidad de la misma evitando la aparición de muchos problemas que podrían llegar a causarte incluso la muerte.

2 Opciones disponibles en Todas las ciudades

Cirugía de la Obesidad Mórbida (Cirugía Bariátrica)

La obesidad es una enfermedad que afecta a la población en una medida muy elevada. Esta se puede deber a diferentes causas como factores nutricionales, genéticos, étnicos, socioenómicos o incluso ...enfermedades que favorezcan su desarrollo. La cirugía de la obesidad mórbida es una operación que cada vez se realiza con más frecuencia, y que trata de poner una solución a la obesidad en los casos en los que ésta es un riesgo en la salud del paciente. Ver más

Disponible en: Sevilla, Mallorca Baleares, Malaga, Madrid, Barcelona

5Centros

desde 11.125 €

Cirugía de la Obesidad Mórbida (Cirugía Bariátrica)

Servicio de Cirugía General

Clínica Viamed Santa Angela de la CruzSEVILLA

11.490 €

Cirugía de la Obesidad Mórbida (Cirugía Bariátrica)

Dr. José Andrés Cifuentes Ródenas

Hospital Quirón PalmaplanasMALLORCA-BALEARES

11.125 €

Cirugía de la Obesidad Mórbida (Cirugía Bariátrica)

Hospital El ÁngelMALAGA

11.990 €

Cirugía de la Obesidad Mórbida (Cirugía Bariátrica)

Dr. Alonso Poza

Hospital NISA Pardo de Aravaca MADRID

12.490 €

Cirugía de la Obesidad Mórbida (Cirugía Bariátrica)

Equipo del Dr. Rull

Dr. Rull - Clínica Sagrada Familia BARCELONA

14.500 €

Cirugía de la Obesidad Mórbida con bypass (Cirugía Bariátrica)

La cirugía de la obesidad mórbida con bypass también conocida como cirugía bariátrica, es una técnica quirúrgica que tiene como objetivo tratar la enfermedad de la obesidad. El proceso consiste... en reducir el estómago, para que éste tenga menos capacidad y cruzarlo con el intestino. Se quitan unos centímetros del intestino para que la comida tenga menos recorrido y el cuerpo no pueda extraer nutrientes de más. Ver más

Disponible en: Madrid, Barcelona

2Centros

desde 13.495 €

Cirugía de la Obesidad Mórbida con bypass (Cirugía Bariátrica)

Equipo del Dr. Alonso Poza

Hospital NISA Pardo de Aravaca MADRID

14.990 €

Cirugía de la Obesidad Mórbida con bypass (Cirugía Bariátrica)

Equipo del Dr. Rull

Dr. Rull - Clínica Sagrada Familia BARCELONA

13.495 €

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Más información sobre este Tratamiento

Definición

La cirugía bariátrica o también llamada cirugía de la obesidad es una intervención quirúrgica que tiene como principal objetivo ayudar al paciente a perder peso. Está especialmente indicada en pacientes con obesidad mórbida y con un gran exceso de grasa corporal.

Para determinar la obesidad mórbida de los pacientes se mide el IMC (Índice de Masa Corporal). El IMC se calcula dividiendo el peso expresado en kilogramos, entre el cuadrado de la altura del paciente en metros. Existe obesidad cuando el resultado del IMC es mayor o igual a 30 Kg/m2 y estaremos hablando de obesidad mórbida cuando el índice es superior a 40 Kg/m2.

El objetivo de la cirugía bariátrica es que el paciente consiga una pérdida de peso considerable que se suele situar entre el 50 y el 70% de su exceso de peso, que esta pérdida de peso se mantenga en el tiempo y que evite la aparición o desarrollo de patologías asociadas a la obesidad. Es probable que el paciente no consiga bajar de un IMC de 30 dependiendo algunos casos, pero su obesidad será mucho menor que al principio.

Pacientes indicados para una cirugía bariátrica

La cirugía bariátrica está indicada en pacientes con obesidad grave con IMC superior a 40 o superior a 35 en el caso de que además posean enfermedades asociadas a la obesidad, como diabetes tipo 2, apnea del sueño, problemas en articulaciones asociadas al peso, o hipertensión.

Para ser intervenido por cirugía bariátrica el personal médico se fijará en parámetros biométricos y hechos contrastados como que la duración de la obesidad del paciente es de al menos 5 años, ha existido un fracaso en tratamientos habituales como son la dieta y el ejercicio bajo supervisión médica, y la edad no es inferior a los 18 ni superior a los 55.

Preparación para una cirugía bariátrica

El proceso de preparación de un paciente para una cirugía bariátrica es largo, puesto que se trata de una operación quirúrgica en la que el paciente debe ser capaz de comprender el objetivo de la cirugía, comprometerse a seguir revisiones y controles y a mantener unos hábitos de dieta adecuados antes y después de la cirugía.

Entre las pruebas necesarias para prepararse para una cirugía bariátrica están:

  • La analítica o análisis de sangre y orina, que indicarán si existen deficiencias o excesos de vitaminas o minerales que puedan complicar la cirugía.
  • Consulta con el neumólogo, puesto que es importante diagnosticar si existen trastornos respiratorios asociados a la obesidad, como la apnea del sueño.
  • Consulta con el psiquiatra, que valorará si el paciente tiene algún trastorno psiquiátrico asociado con la alimentación que impida la realización de la cirugía. Quienes tienen un trastorno asociado a la alimentación, tras la cirugía pueden volver a recuperar el peso perdido con la operación. Además, en ciertas ocasiones el psiquiatra ayuda en procesos de ansiedad o depresión que pueda presentar el paciente.
  • Densitometría ósea: es una prueba médica que se realiza antes de la cirugía bariátrica para conocer el estado de los huesos y la afectación que han podido tener por el exceso de peso del paciente.
  • Endoscopia digestiva: es una prueba médica que se realizará antes de la cirugía para descartar sobre todo la bacteria Helicobacter pylori, de cara a tratarla antes de la intervención quirúrgica.

Además, el paciente debe seguir unas pautas generales antes de la cirugía bariátrica:

  • Mantener una dieta y actividad física antes y después de la cirugía.
  • No consumir alcohol y otras drogas ni antes ni después de la cirugía.
  • En caso de la mujer, evitar embarazos al menos un año siguiente a la cirugía.

Técnicas de cirugía bariátrica o cirugía de la obesidad

Existen al menos tres técnicas principales.

La primera es la técnica restrictiva que reduce el tamaño del estómago a través de una gastrectomía en manga. También existe otro tipo de técnica restrictiva como es la gastroplastia de banda ajustable. En cualquiera de las dos técnicas se consigue una ingesta menor de alimentos, puesto que en la primera técnica se reduce el tamaño del estómago y en la segunda se reduce el orificio de entrada de alimentos mediante una banda ajustable.

Por otro lado, existen las técnicas mixtas o también llamadas bypass gástrico (BPG), puesto que además de reducir el estómago reducen la longitud del intestino, reduciendo por tanto la absorción de los alimentos ingeridos. Suele ser la técnica de cirugía de la obesidad más efectiva. Se suele realizar por vía laparoscópica, pero si existen complicaciones puede ser necesario realizar una cirugía abierta. Con la reducción del estómago y la longitud del intestino se consigue una menor ingesta de alimentos y una menor absorción, por lo que el paciente puede presentar déficit de vitaminas o requerir un posterior control en base a suplementación nutricional.

Por último, la tercera técnica es la malabsortiva, que consiste en reducir tan solo la longitud del intestino delgado, evitando por tanto la absorción de nutrientes. Al igual que en el bypass gástrico, será necesario controlar mediante analíticas si el paciente requiere de suplementación nutricional por déficit de vitaminas o minerales.

La elección de la técnica de cirugía bariátrica corresponde en todo caso al personal médico y a la evaluación del paciente en función de sus parámetros médicos y vitales.

Riegos en una cirugía de la obesidad

La cirugía bariátrica es una cirugía mayor que requiere de anestesia general, por lo que existe posibilidad de complicaciones. Entre los riesgos existen los siguientes:

  • Riesgos de la anestesia general.
  • Infección o sangrado tras la cirugía interno.
  • Obstrucción del intestino o la aparición de fístulas.
  • Riesgo de muerte. El riesgo es muy pequeño, entre el 0,5 y el 2%, pero se podrían dar complicaciones durante la cirugía o posterior a la misma que puedan provocar un cuadro clínico fatal.

Cuánto tarda una cirugía bariátrica

La cirugía de la obesidad es una operación de media o larga duración, que también dependerá de si la operación se realiza a través de métodos laparoscópicos, que son pequeñas incisiones a través de las cuales se introducen cámaras y el instrumental médico o es necesario realizar la operación de forma abierta.

La operación por cirugía bariátrica dura entre las 3 y las 8 horas en función también de la técnica elegida por el cirujano. El periodo de ingreso hospitalario es aproximadamente de unos cuatro días y se prolongará en el caso de que el cirujano lo valore.

Cuánto dura el proceso de recuperación de una cirugía de la obesidad

En la gran mayoría de los casos, los pacientes se incorporan a la vida normal pasadas 2 a 6 semanas desde la operación con la limitación de levantar pesos durante los primeros meses, puesto que se puede producir el riesgo de provocar hernias.

Cómo es la dieta tras la cirugía bariátrica

El proceso de recuperación es lento y debe seguir una dieta estricta que el cirujano pautará, basada en las primeras semanas en alimentos líquidos y sin grasa para evitar vómitos o diarrea. Preparados alimenticios ricos en proteínas son necesarios en la primera semana pasando posteriormente a cremas de verduras diluidas, purés de pescado, de carne o sólidos de fácil digestión como verduras cocidas, pescados a la plancha o fiambres desgrasados.

El proceso anterior dura al menos 2 meses y es necesario seguirlo de forma estricta para la correcta cicatrización de las heridas provenientes de la cirugía bariátrica. Es en este periodo de dos meses en el que se producen los cambios más drásticos en cuanto a la pérdida de peso y en los que el paciente pierde más peso.

A partir del segundo mes, el paciente debería poder tomar cualquier tipo de alimento, pero siempre en menor cantidad en función de la cirugía practicada. Deberá evitar alimentos muy ricos en calorías como dulces, fritos y otros alimentos industriales.

Controles después de la cirugía bariátrica

El paciente debe someterse a revisiones periódicas sobre todo para controlar sus niveles de vitaminas y minerales a través de análisis de sangre. Además, debe realizar un estricto control del peso y de la dieta.

Al principio se realizarán análisis de sangre cada 3 meses para vigilar correctamente los valores en sangre.

Los resultados tras la cirugía de la obesidad suelen ser de una reducción de entre el 50 y el 70% del exceso de peso. Esto significa que para alguien que pesaba 130 Kg y su peso óptimo tenía que ser de 70 Kg, su exceso era de 60 Kg. Por tanto, una pérdida de peso de más de 30 Kg se considerará un éxito de la operación.

Contraindicaciones

Antes de realizar una cirugía bariátrica a una persona conviene considerar y respetar las siguientes contraindicaciones:

    • Si la mujer está embarazada o en período de lactancia.
    • Si la persona es menos de 18 años.
    • Si el paciente sufre de una patología subyacente grave como enfermedades sistémicas, conviene no realizar este tratamiento.
  • Si el paciente tiene un comportamiento de tipo bulímico.
  • Si la persona sufre disfunción de órganos o sistemas de forma avanzada.
  • Tampoco está indicado si la persona sufre de enfermedades psiquiátricas.  
  • Si la persona es alcohólica o drogadicta.
  • Si el paciente no es capaz de comprender todo el proceso terapéutico también está contraindicado.

¿Tienes dudas?