Aromaterapia en

En la antigüedad, se pensaba que para tratar una enfermedad se posía usar el aroma de ciertos tipos de plantas. En la actualidad, se ha demostrado que hay un tipo de olores que benefician a nuestro organismo. La aromaterapia sigue esta base y ofrece tratamientos a base de aceites vegetales que estimulan la recuperación del sistema, potenciando los sentidos y mejorando la salud de las personas. Si quieres saber más sobre la aromaterapia, solo debes continuar leyendo para descubrir todos sus beneficios.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 91 904 64 48

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

Cualquier persona puede asociar un mal olor con algo nocivo, podrido o en mal estado. De hecho, cuando muchas enfermedades infecciosas comenzaron a ser estudiadas hace siglos, iban siempre asociadas a malos olores. Por ese mismo motivo, los olores agradables nos recuerdan a algo limpio, sano e higiénico, haciendo que nuestro cerebro lo asocie como algo positivo y libere hormonas y neurotransmisores asociados a sensaciones de placer y bienestar. En esta premisa se basa la aromaterapia que utiliza aceites esenciales de productos naturales para obtener sensaciones placenteras y mermar algunas dolencias.

¿En qué me ayuda?

Las sensaciones de placer o malestar, fatiga o descanso son el resultado de las sustancias que el sistema nervioso libera, habiendo sustancias que actúan en pro- y otras que actúan en contra de las sensaciones de bienestar. Las mismas moléculas que se generan tras respirar un olor agradable, son las que el cerebro usa para paliar un dolor, reducir la ansiedad, conseguir un equilibrio emocional, gestionar la ira o combatir el estrés. Por lo que un tratamiento tan sencillo como respirar puede ayudar a combatir determinadas patologías.

1 Opciones disponibles en Todas las ciudades

3 Sesiones de Aromaterapia

En la antigüedad, se pensaba que para tratar una enfermedad se podía usar el aroma de ciertos tipos de plantas. En la actualidad, se ha demostrado que hay un tipo de olores que benefician a nuestro ...organismo. La aromaterapia sigue esta base y ofrece tratamientos a base de aceites vegetales que estimulan la recuperación del sistema, potenciando los sentidos y mejorando la salud de las personas. Si quieres saber más sobre la aromaterapia, solo debes continuar leyendo para descubrir todos sus beneficios. Leer más

Image centro

Centros de Bienestar Sanitas

Centro Bienestar ALCOBENDAS: Bulevar Salvador Allende, 2. Centro Bienestar CHAMARTÍN: Juan Hurtado Mendoza 11-13. Centro Bienestar FORTUNY : c / Fortuny, numero 14 . POZUELO DE ALARCÓN: Avda Europa, 1

120 €

Más información sobre este Tratamiento

Definición

La aromaterapia es el uso de los aceites esenciales de las plantas como tratamiento alternativo curativo para mejorar el bienestar físico y mental a través de sus olores penetrantes. Los aceites esenciales son sustancias químicas extraídas de frutos, flores y plantas mediante destilación, generalmente, capturando su esencia aromática, de tal forma que el resultado es un aceite muy concentrado.

¿Cómo es la aromaterapia?

La aromaterapia consiste en utilizar aceites esenciales, casi siempre diluidos con agua u otras sustancias, para aliviar las zonas del cuerpo doloridas o afectadas. La inhalación directa o indirecta es el modo de aplicación más habitual, pero también existen otros métodos de aplicación como los masajes o los baños aromáticos.

¿Para quién está indicada?

La aromaterapia está indicada para pacientes con dolores menores como de tipo muscular, problemas digestivos como la acidez estomacal, problemas cutáneos como acné o cicatrices, depresión o ansiedad, anemia, problemas respiratorios como bronquitis o asma, e incluso también se utiliza para calmar dolores oncológicos.

¿Por qué se realiza?

Aunque todavía no hay demasiada evidencia científica, la aromaterapia se realiza porque algunos estudios están sugiriendo que es beneficiosa para calmar ciertas dolencias y a muchas personas les está aliviando ciertos síntomas y les ayuda a relajarse.

Riesgos de la aromaterapia

La aromaterapia es una técnica segura, pero conviene tener una serie de precauciones a la hora de llevarla a cabo.

Si aplicamos los aceites esenciales puros 100% directamente sobre la piel, pueden producirse irritaciones o quemaduras, por ello, suelen diluirse en agua o en otros aceites base.

Después del tratamiento no conviene exponerse al sol, dado que algunos aceites son fotosensibles.

También se debe tener cuidado de no ingerirlos, que no entren en contacto con las mucosas y los ojos, y que el paciente no sea alérgico a ninguna de las sustancias empleadas para que no le provoque reacción.

No es recomendada esta terapia en mujeres embarazadas porque pueden provocar contracciones, y hay que usarla con moderación si se usa con niños. En estos casos es preferible rebajar los aceites mucho y no dejarlos nunca a su alcance.

Siempre se debe utilizar la técnica bajo supervisión médica, sobre todo en el caso de aplicación por vía interna y en pacientes que tengan alguna enfermedad o estén recibiendo algún tratamiento médico.  

Preparación

Cuando se acude a una sesión de aromaterapia, el especialista analiza las patologías que presenta el paciente (problemas tanto físicos como psicológicos), y procede a recomendar el mejor tratamiento.

Antes de comenzar, se comprueba que los olores que desprenden los aceites no desagradan al paciente y se inicia el tratamiento. Si este tiene efectos beneficiosos sobre el enfermo, se continúa realizando posteriormente con nuevas sesiones hasta aliviar los síntomas. Es conveniente sentirse cómodo y relajado durante el tratamiento para aprovechar al máximo sus beneficios, para ello, el entorno debe ser tranquilo y se puede ambientar con velas, música y luz tenue.

Como se indicaba con anterioridad, la aplicación puede consistir en inhalar el vapor desprendido de los aceites diluidos en agua caliente directamente o mediante un humidificador o difusor, en realizar un masaje aplicando aceites esenciales mezclados con otros aceites base o agua o utilizando compresas frías o calientes mojadas en los aceites, en tomar un baño de agua caliente con aceites o en uso interno por ingesta en algunos casos en los que lo indique el médico. Todo depende de la patología presentada.

Una sesión puede durar entre 30 y 90 minutos y repetirse tantas veces como considere el especialista.

Cómo es la recuperación de la aromaterapia

El paciente tiene que percibir los efectos positivos de la aromaterapia desde la primera sesión, como pueden ser la relajación y el alivio del dolor. La aromaterapia es una técnica complementaria a la medicina tradicional que consigue que la recuperación del paciente sea más rápida.

Resultados

Los resultados de la aromaterapia en el paciente, dependiendo del aceite escogido, pueden ser: relajantes (tanto musculares como mentales), antioxidantes, analgésicos, antidepresivos, antihistamínicos, equilibradores, reparadores y estimulantes. En definitiva, resultados beneficiosos para la salud física y psíquica del paciente.

Preguntas frecuentes

¿Qué productos se utilizan en la aromaterapia?

Los principales aceites utilizados para esta técnica son:

  • Bergamota, neroli, ciprés, clavel, ylang ylang, enebro, mandarina, manzanilla y rosa, entre otros, para conseguir un efecto relajante.
  • Albahaca, geranio, ylang ylang, incienso, jazmín, clavel, lavanda, limón, mandarina, naranja, pomelo, rosa, y manzanilla, como antidepresivos.
  • Incienso, albahaca, geranio y lavanda, como equilibradores.
  • Albahaca, cardamomo, eucalipto, menta, cilantro, romero y pino, como estimulantes de la mente.

Para aplicar dichos aceites durante la terapia se pueden utilizar  materiales como compresas o toallas húmedas, bañeras, difusores o humidificadores.

¿A qué especialidad de la medicina pertenece la aromaterapia?

La aromaterapia es una técnica perteneciente a la medicina natural o naturista que se usa como terapia alternativa a la medicina convencional (la medicina convencional es la que usa tratamientos probados científicamente).

¿Puedo hacer aromaterapia en mi casa?

Se puede realizar aromaterapia en casa, aunque es aconsejable que previamente lo haya aprobado un profesional de la salud y que se haga utilizando aceites esenciales de máxima calidad. Lo más habitual y recomendado es realizarla mediante la colocación de difusores o humidificadores en diferentes habitaciones de la casa. Aunque existen otros métodos, como el uso de ciertos cosméticos, vía inhalación, tomar baños aromáticos o realizar masajes. El número de gotas de aceite a añadir en los depósitos de agua de los difusores puede cambiar según el tamaño de la sala, el aceite utilizado y la intensidad y duración del aroma deseada. Suele recomendarse de 1 a 5 gotas en niños y de 5 a 10 gotas en el caso de personas adultas. Los aceites se pueden cambiar y mezclar según el efecto beneficioso que se quiera conseguir.

¿Cómo puedo aprender aromaterapia?

La técnica de la aromaterapia se puede aprender mediante cursos formativos en escuelas especializadas en terapias alternativas y naturales. Actualmente existen diversas escuelas que imparten estos cursos tanto en modalidad presencial como online.

Busca tus tratamientos y terapias de aromaterapia en:

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

¿Tienes dudas?