Analíticas en

Las analíticas son una herramienta médica basada en el estudio cuantitativo fundamentalmente, aunque también puede ser cualitativo, de determinados parámetros que son medidos en diferentes medios biológicos, siendo los más comunes la sangre, la orina o las heces. Mediante este tipo de estudios es posible determinar la presencia de patologías y tomar las medidas oportunas para la recuperación funcional del paciente.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

¿En qué consiste?

Son varios los fluidos biológicos que pueden ser analizados mediante una analítica, aunque los más comunes engloban a la sangre y a la orina. A pesar de que cada uno de nuestros órganos y tejidos desempeñan un papel específico, la sangre es la encargada de llevar los nutrientes y el oxígeno a todos ellos, al tiempo que recoge los productos de desecho. Si alguno de nuestros órganos vitales falla o ve mermada su función, son varios los indicadores que saltarán y estarán reflejados en la sangre, siendo por lo tanto esta, un espejo de lo que puede estar aconteciendo en otros lugares. Las analíticas de sangre se suelen llevar a cabo en ayunas para poder determinar niveles basales de algunos parámetros como puede ser los niveles de azúcar. A través de una aguja se recoge sangre endovenosa que, en función de los parámetros a analizar, variará su volumen. La orina, por su parte, es un fiel reflejo de la capacidad del riñón para filtrar y depurar la sangre y su recogida suele corresponder con la primera micción de la mañana. De todos modos, será siempre tu especialista el que paute qué muestras recoger y con qué fin.

¿En qué me ayuda?

La manera más fácil, rápida y eficaz de poder conocer si algo se sale de los parámetros establecidos como “normales” son las analíticas. Las analíticas de sangre y de orina son el primer abordaje que se lleva a cabo para conocer que cada una de las funciones de nuestro cuerpo (hepáticas, renales, vasculares, …) está funcionando correctamente. Si alguno de los niveles de algún metabolito se encuentra claramente alterado, se procederá a acotar el origen de los mismos mediante pruebas más específicas pero las analíticas suelen ser la primera toma de contacto con el problema para poder comenzar a emitir un diagnóstico. A pesar de que las muestras de sangre y de orina son las principalmente utilizadas en las analíticas, existen otro tipo de muestras que están indicadas para patologías más concretas tales como las muestras de heces, los exudados y secreciones, la recogida de líquido pulmonar, las citologías vaginales o líquidos pleurales, ascíticos, articulares o cefalorraquídeos, entre otros muchos. Las analíticas, por lo tanto, se convierten en la mejor herramienta, para la aproximación a un diagnóstico acertado.

1 Opciones disponibles en Todas las ciudades

Consulta prenatal – análisis clínicos completos

Una consulta prenatal con análisis clínicos completos es aquella en donde se lleva a cabo un control del embarazo, al tiempo que se valora que el crecimiento y desarrollo del bebé sea el correcto. ...Son varias las pruebas que se le realizan a la madre con el objetivo de obtener la máxima información que permita conocer el estado de salud de la gestante, así como determinar cualquier anomalía. Una de ellos son las analíticas completas en las que se valoran niveles de diferentes metabolitos para determinar si todo marcha en perfectas condiciones. Ver más

Disponible en: Madrid

1centros disponibles

desde 160 €

Image centro

Centro Clínico Betanzos 60

Avda. de Betanzos 60. 28034, (Madrid)

análisis de sangre y orina

160 €

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Más información sobre este Tratamiento

Definición

Las analíticas son una herramienta importante que tienen los médicos para confirmar o descartar un diagnóstico. Es la primera prueba médica que se solicita después de una exploración física cuando hay sospecha de algún trastorno o anomalía en la salud. 

Para ello, se extrae una cantidad de sangre venosa suficiente que posteriormente se analiza en un laboratorio de análisis clínicos, y determina si los niveles de su composición están rigurosamente normales o, por el contrario, puede haber alguna alteración en la salud.

Las analíticas también sirven para hacer un seguimiento durante una enfermedad o para valorar los efectos de una medicación concreta sobre nuestro organismo o, simplemente como control de la salud en un chequeo ordinario. 

Tipos de analíticas

Las analíticas más solicitadas son: 

  • Sangre, su análisis incluye:
  •   Hemograma: donde se analiza el número de hematíes, el volumen de glóbulos rojos, hemoglobina, glóbulos blancos o plaquetas entre otros.
  •   Bioquímica: estudia niveles como, por ejemplo, de glucosa, urea, ácido úrico, creatinina, colesterol, triglicéridos, transaminasas hepáticas, hierro, potasio, calcio, sodio o bilirrubina.
  •   Coagulación: detecta enfermedades relacionadas con la coagulación de la sangre.
  •   Serologías: para la detección de enfermedades infecciosas como el VIH y virus de hepatitis B y C, entre otras.
  •   Velocidad de sedimentación: detecta actividad inflamatoria en el organismo.
  •   Pruebas hormonales: como las tiroideas, suprarrenales, ováricas, paratiroides, etc.
  •   Análisis inmunológicos: para enfermedades autoinmunes o reumatológicas.
  •   Marcadores tumorales: ante sospecha de cáncer.
  •   Enzimas cardíacos: en caso de sospecha de infarto de miocardio.
  •   Niveles de sustancias tóxicas u otros fármacos.
  •   Grupo sanguíneo.
  • Orina: para detectar y controlar una gran variedad de trastornos como, por ejemplo, la diabetes, infecciones urinarias o trastornos renales, embarazo o detección de drogas. Así como el aspecto, concentración y contenido de la orina, el Ph, cuerpos cetónicos, leucocitos, glóbulos rojos o bacterias, entre otros.

Otro tipo de analíticas menos frecuentes y reservados para casos concretos serían:

  • Análisis de esputo: para detectar enfermedades o infecciones respiratorias y pulmonares.
  • Análisis de heces: para detectar enfermedades intestinales, infecciones, parásitos o sangre, entre otras.
  • Análisis de líquido cefalorraquídeo: para detectar enfermedades o alteraciones neurológicas.  

Preparación

La preparación del paciente para un análisis de sangre precisa, de manera general, estar en ayunas al menos 6-8 horas antes de la extracción de sangre. El paciente debe acudir con ropa cómoda que permita la exposición del brazo. 

Se coloca sentado con el brazo donde se realiza la punción estirado y apoyado en un soporte o mesa. Debe indicar si tiene alergia al látex para evitar reacciones indeseadas y usar el material adecuado. 

El profesional sanitario de enfermería pincha una vena localizada en la flexura del brazo a nivel del codo y, una vez extraída la sangre en los tubos correspondientes, el paciente debe presionar la zona para evitar la aparición de moretones.

Para el análisis de orina, es preciso llevar en un contenedor específico una muestra de la primera orina de la mañana.

Los tubos con las muestras son enviados al laboratorio, con las peticiones correspondientes, y bien identificados y etiquetados.

Complicaciones de las analíticas

Las complicaciones en las analíticas de sangre son mínimas y pueden ser; la aparición de moretones en la zona de punción, por no presionar lo suficiente o por rotura de vena o problemas con la coagulación. 

El análisis de orina carece de complicaciones durante su recogida.

En la actualidad, existe un sistema de etiquetado de analíticas que hace casi imposible los errores de etiquetado.

Ante la sospecha de unos resultados erróneos, se debe repetir la analítica y compararla con las anteriores. 

Resultados

Los resultados de las analíticas se obtienen en las siguientes 24h. 

Si la petición se ha pedido de manera urgente, los resultados estarán en 1-2 h. 

En el caso de analíticas con parámetros especiales, pueden tardar varios días en obtener los resultados.

Preguntas frecuentes

¿Es necesario tener algún tipo de síntoma para realizarme una analítica?

 No. Las analíticas sirven tanto para la detección de alguna alteración, enfermedades y su seguimiento, como para la prevención de patologías a través de exámenes de chequeo ordinarios de salud.

¿Cuanto tiempo tardan en obtenerse los resultados de una analítica?

Los resultados de las analíticas urgentes se obtienen en 1 o 2 horas.

Los resultados de las analíticas no urgentes tardan aproximadamente 24h y las especiales pueden tardar varios días en obtener los resultados.

¿Qué pruebas suelen realizarse en una analítica completa?

 Las pruebas de una analítica completa incluyen hemograma, bioquímica, coagulación y un análisis de orina.

¿Siempre se debe acudir en ayunas antes de una analítica?

Para una analítica de sangre es recomendable ir en ayunas, salvo cuando se realiza de manera urgente, que se hace independientemente de los alimentos ingeridos.

¿Cómo se estiman los valores de referencia de una analítica?

Los laboratorios deben hacer constar, al lado de cada valor analizado, entre qué parámetros se estima que un resultado es normal y, para ello, deben tener en cuenta una serie de factores como son las características demográficas de la población sana donde se realizan las analíticas.

Busca tus pruebas diagnosticas de analíticas en:

¿Tienes dudas?