Pediatría en

La pediatría es la medicina que se centra en el crecimiento del niño desde el nacimiento hasta el final de la adolescencia. Es una época donde el cuerpo del infante crece, madura y se desarrolla biológica, fisiológicamente. La pediatría tiene un claro objetivo que es el tratamiento, el diagnóstico y la prevención de las enfermedades que puedan surgir en el proceso de crecimiento del niño, asegurando en todo momento del proceso la salud del niño.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

Definición

La pediatría es una rama de la medicina que se encarga del estudio y tratamiento de las salud y las enfermedades de los niños, desde que nacen hasta la adolescencia, generalmente los 18 años. Esta rama médica se diferencia del resto, ya que sus pacientes, los niños, tienen su organismo en continuo cambio, y es muy importante la rapidez en los diagnósticos y tratamientos, para que no dañen la salud en un futuro.

Médico especialista en pediatría

El médico especialista de la pediatría recibe el nombre de pediatra. Tiene estudios de medicina general y especialidad en pediatría.

Pruebas más comunes de la pediatría

Prueba del talón: esta prueba se le realiza al niño recién nacido, extrayéndose sangre del talón para analizar si existe alguna enfermedad metabólica, la cual pueda afectar a los órganos o al cerebro, y así, en caso de dar un resultado positivo, poder tratarla con la mayor rapidez posible. También es conocida como screening neonatal o cribado.

Test de Apgar: este test es una prueba que se realiza al bebé en los primeros 5 minutos de nacer. Mediante ella se valoran rasgos generales de la salud del niño evaluando cinco parámetros: el ritmo cardíaco, los reflejos, la estructura muscular, el tono de la piel y el esfuerzo respiratorio. A cada parámetro se le asigna un valor entre 0 y 2, sumándolos todos para obtener un valor total entre 0 y 10. El pediatra puede indicar que esta prueba se repita a los 10 o 15 minutos de nuevo.

Test del sudor: el test de sudor se realiza para evaluar si el paciente padece Fibrosis Quística (FQ). Consiste en estimular la producción de sudor, mediante la administración subcutánea de nitrato de pilocarpina, y recoger una muestra, la cual se pesa y evalúa la concentración de cloro.

Electroencefalograma: mediante el electroencefalograma se mide la actividad eléctrica del cerebro. Se colocan unos electrodos en la cabeza del paciente y se realiza para evaluar la presencia de posibles traumatismos o enfermedades. Es una prueba que suele durar entre 20 minutos y 1 hora.

Audiometría infantil: la audición es muy importante para el aprendizaje, por ello, mediante la audiometría, se realiza un examen clínico y un diagnóstico de la capacidad auditiva del niño. Sobre todo se suelen realizar estas pruebas cuando los niños presentan un desarrollo del lenguaje tardío, tardan en responder, preguntan con frecuencia “¿qué?”, u olvidan rápido lo que se les dice, además de otras causas.

Tratamientos más comunes de la pediatría

Estimulación cognitiva: el desarrollo cognitivo de los más pequeños es una fase muy importante en su crecimiento, tanto para el aprendizaje, como para su desarrollo personal. Se realizan diferentes actividades dinámicas y divertidas en la que el niño se desarrolla mediante tareas mentales, que cada vez son más complejas para que haya una evaluación cognitiva.

Vacuna de la hepatitis B: la hepatitis B es una enfermedad que afecta al hígado, cuyo tratamiento preventivo es una vacuna. Se administra en tres dosis, siendo la primera a las 12 horas de nacer. Puede tener efectos secundarios en cuanto a fiebre y dolor en la zona donde se ha aplicado la inyección.

Vacuna triple vírica: la vacuna triple vírica también se la hace alusión mediante las siglas SPR o SRP. Es una vacuna que hace frente a tres enfermedades inmunizando al paciente ante el sarampión, las paperas y la rubéola. Consta de dos dosis, una a las 4 semanas de nacer el niño y otra a la edad de un año. Puede tener efectos secundarios como fiebre leve, dolor en la zona donde se aplica la inyección y que el niño se presente más perezoso de lo normal.

Atención temprana: el servicio de atención temprana va dirigido a niños que presentan necesidades especiales derivadas de alteraciones en su desarrollo. Incluye a los niños desde su nacimiento hasta los 6 años. Pueden ser necesidades especiales transitorias o permanentes, o incluso a aquellos niños que no las presenten, pero que tengan un factor de riesgo de padecerlas en un futuro. Según las necesidades de cada uno se aplicarán tratamientos de estimulación, fisioterapia, psicología, logopedia…etc, o se hará un seguimiento detallado del niño para ver cómo evoluciona y verificar si es necesario intervenir o no.

Vacuna neumococo: esta vacuna previene al niño de contraer la enfermedad bacteriana neumocócica, que afecta a los pulmones, la sangre, el cerebro y la médula espinal. Se aplica a niños a los 2, 4 y 6 meses, y entre los 12 y los 16 meses. Puede presentar efectos secundarios, siendo los más frecuentes la somnolencia, la pérdida temporal de apetito, el dolor en la zona local y fiebre leve.

Enfermedades más comunes de la pediatría

  • Varicela, sarampión, rubéola.
  • Otitis.
  • Amigdalitis.
  • Giardiasis (enfermedad vírica con náuseas, gases y fiebre).
  • Infección de orina.

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

¿Tienes dudas?