Oncología Médica

La oncología médica es una rama de la medicina especializada en el diagnóstico y el tratamiento del cáncer. Su objetivo es estudiar el origen y la evolución del cáncer, previniendo que surja, diagnosticarlo y tratarlo, ya sea mediante la quimioterapia, terapia de hormonas, la radioterapia o incluso la cirugía. La oncología médica se centra del paciente, por lo que también ofrecen servicios de apoyo y tratan de coordinar tratamientos que ya hayan aplicado otros especialistas según sus aplicaciones.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Definición

La oncología médica es la parte de la medicina que se encarga del tratamiento y el seguimiento de pacientes con cáncer. Se suele prescribir quimioterapia, inmunoterapia y otra serie de terapias adyuvantes al proceso.

Médico especialista

El especialista en oncología médica también conocido como oncólogo debe de realizar los estudios de grado en medicina, someterse al examen MIR y realizar una formación hospitalaria de cuatro años.

Pruebas más comunes de oncología

Gammagrafía ósea: La gammagrafía ósea es la técnica de medicina nuclear que se realiza para detectar posibles metástasis óseas. En esta prueba se le inyecta un material radioactivo al paciente que se deja actuar durante 2 y 6 horas. Posteriormente se captará a través de un sistema de escáner (que detecta la radiación), el material fijado en las zonas donde existen restos tumorales o metástasis.
Colangioresonancia: La colangioresonancia es una prueba de imagen mínimamente invasiva que se realiza por medio de ondas magnéticas. Estas imágenes son enviadas a un ordenador que las procesa y da lugar a otras más complejas que permiten visualizar los órganos, en este caso; hígado, vesícula biliar, páncreas y zonas retroperitoneales. Esto permite el estudio de las imágenes en diferentes ángulos por parte del radiólogo.
Enteroresonancia: La enteroresonancia es un método de diagnóstico por imagen que se realiza a través de ondas magnéticas que, posteriormente, son captadas por un ordenador e interpretadas por un radiólogo. En este caso se trata de visualizar las paredes del intestino para reconocer si hay o no lesiones en el mismo.
Radiodiagnóstico: Las pruebas de radiodiagnóstico son todas aquellas pruebas de imagen que se realizan para el diagnóstico y control de las enfermedades oncológicas. Especial relevancia tienen los TAC abdominales, pélvicos y torácicos. Estos TAC permiten valorar no sólo las tumoraciones sino controlar si las metástasis permanecen estables o por el contrario aumentan de tamaño. Otras pruebas de radiodiagnóstico como la resonancia magnética pueden ayudar a perfilar dichas valoraciones en aquellos casos que las imágenes sean dudosas.
Biopsia de mama: La biopsia de mama consiste en la toma de una muestra de una lesión mamaria para su análisis en anatomía patológica que permita valorar su naturaleza. La biopsia de mama se puede hacer con aguja gruesa, en este caso se trata de llegar a la masa tumoral, también se puede realizar una biopsia quirúrgica, en estos caso se trata de extraer el tumor que será examinado por el anatomopatólogo y, en función de los resultados, se extenderá la cirugía o no.

Tratamientos más comunes de oncología

Quimioterapia: La quimioterapia es el conjunto de fármacos que se utilizan para la destrucción de las células tumorales. Cada tumor tiene una serie de fármacos que son los que actúan más específicamente, eliminando las células tumorales, su forma de actuar es evitar que se reproduzcan. Aunque cada vez los fármacos son más selectivos, hay ciertas células que se pueden ver afectadas por dicho tratamiento, de ahí sus efectos secundarios.
Mastectomía: La mastectomía es la técnica quirúrgica para extirpar un seno o una parte del mismo. Es una cirugía mayor, con anestesia general. En la mastectomía total se extirpa la mama con el pezón, en la mastectomía radical se extirpa además una serie de ganglios linfáticos axilares junto con el tejido mamario y el pezón, y en la mastectomía parcial se extirpa el tumor y parte del tejido mamario sano de alrededor.
Braquiterapia: La braquiterapia es el uso de radiaciones internas que se utiliza para eliminar las células cancerígenas. En la braquiterapia se pueden poner semillas radioactivas que van a eliminar las células cancerígenas, permitiendo una concentración de radiación grande con un daño mínimo a las células sanas de alrededor. Puede ser transitoria cuando se coloca por un determinado tiempo o permanente si se deja puesta siempre. Cuando se coloca en una cavidad, como puede ser el útero, se conoce como intracavitaria o bien intersticial cuando se coloca cerca del tumor, como es el caso del cáncer de próstata.
Cáncer de Próstata: El cáncer de próstata será tratado en función de su estadio. Así en los estadios I y II se puede tener una actitud expectante, siempre vigilando el tumor de manera que se puede someter al paciente a braquiterapia o a cirugía en casos de progresión rápida. En el estadio III se procede a una prostatectomía radical en la cual, además de la próstata, se retiran las vesículas seminales y algunos ganglios pélvicos. Tras ella se suele aplicar una radioterapia adyuvante. Como tratamiento médico se puede usar la terapia antiandrógenos, o castración química. Esto se hace porque el cáncer de próstata depende de la testosterona y disminuir ésto, hace que disminuya la multiplicación celular. Se puede usar en tumores de bajo grado y como terapia paliativa en tumores metastásicos.
Tratamiento para el cáncer de mama: El tratamiento del cáncer de mama es quirúrgico, médico y radioterápico. Dependiendo de la situación se harán uno, dos o tres de estos tratamientos: Primero, la cirugía extirpa el tumor con una parte del tejido sano o bien de la mama con el pezón. De ser necesario, los ganglios linfáticos axilares también se puede retirar un único ganglio que permita conocer si hay extensión del tumor. Se trata del conocido ganglio centinela y es el primer ganglio al que iría el tumor. Para reconocerlo se inyecta un marcador de la zona tumoral y se retira aquel ganglio que es marcado. Segundo, la radioterapia puede darse antes o después de la cirugía y suele reservarse para los tumores más grandes. La radioterapia previa a la cirugía es rara y solo se hace en tumores muy grandes que es necesario disminuir de tamaño para poder operar. Tercero, el régimen de quimioterapia puede variar desde dosis semanales hasta dosis cada cuatro semanas dependiendo del tumor. Algunos de los fármacos más usados son cisplatino, carboplatino, ciclofosfamida y doxorrubicina. En los casos con HER2 positivo se puede añadir a la quimioterapia el uso de trastuzumab como terapia adyuvante. Por último, a nivel de otras terapias se usa el tamoxifeno y los inhibidores de aromatasa que se usan en tumores con sensibilidad a los estrógenos.

Enfermedades más comunes de oncología

  • Cáncer de pulmón
  • Cáncer de próstata
  • Cáncer de mama
  • Cáncer de colon
  • Linfomas

¿Tienes dudas?