Neurología

La neurología es la especialidad médica encargada del estudio del sistema nervioso. Por ello el objetivo de esta especialidad es la de prevenir, diagnosticar y tratar todas aquellas enfermedades que puedan afectar a este sistema. Al tratarse de un área muy compleja, ya que este sistema controla el funcionamiento de los demás, además del procesamiento de la información, todas las intervenciones que deban realizarse se harán con especial cuidado para no causar un daño irreversible.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Definición

La neurología es la parte de la medicina que se dedica al estudio, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del sistema nervioso y el cerebro. El médico especialista en la neurología es conocido como neurólogo, y para ser especialista en este área es necesario realizar el estudio de grado de medicina, hacer después el examen MIR y luego la especialidad, que dura 4 años más.

Pruebas más comunes de neurología

Electroencefalograma: es una prueba no invasiva que permite conocer la actividad eléctrica del cerebro y el funcionamiento de la corteza cerebral. La prueba se realiza por un electrofisiólogo, que indicará las alteraciones que se puedan detectar frente a un trazado normal. Posteriormente, los resultados serán interpretados por un neurólogo. Esta prueba se realiza colocando electrodos en la cabeza, que se conectan a un sistema que traduce las corrientes eléctricas del funcionamiento cerebral en ondas diferentes.
Gammagrafía cerebral: se procede a inyectar una sustancia radioactiva que se distribuye a través del sistema sanguíneo del cerebro, obteniéndose una serie de imágenes en tres dimensiones de este con una distribución homogénea del mismo. En casos de enfermedades, como por ejemplo el Alzheimer, no se va a distribuir de forma homogénea. Esta prueba se usa para diagnósticos de demencia.
Angioresonancia: es una prueba de imagen en la cual, mediante un sistema de resonancia magnética, se van a obtener imágenes de los vasos sanguíneos, en este caso de los vasos cerebrales, y permite el estudio de los vasos intracraneales que, en caso de encontrar anomalías, hay que estudiar y decidir si el paciente se debe de someter a una angiografía o no.
Arteriografía cerebral: también llamada o angiografía cerebral, se trata de introducir un catéter y, através de él, inyectar una sustancia en los vasos sanguíneos cerebrales y lograr, mediante rayos X, imágenes de las arterias.
Eco Doppler: se usa en neurología para observar los troncos carotídeos, esto se debe a que las carótidas son las arterias que suministran la sangre al cerebro, y pequeños trombos en estas arterias, pueden dar lugar a trombosis cerebrales. Es un sistema de ecografía que detecta el paso de los glóbulos rojos en los vasos y confirma que estos fluyen normalmente o, por el contrario, que hay zonas con estrechamiento.
Eco doppler transcraneal en color: con un sistema similar al eco Doppler normal, permite conocer las alteraciones en el interior del cráneo, viendo si un ictus es hemorrágico o trombótico, y valorando si el tratamiento del mismo ha sido eficaz.
Punción lumbar: es un prueba diagnóstica en al cual se procede a pinchar entre las vértebras de la espalda al paciente, hasta llegar al espacio por donde circula el líquido cefalorraquídeo. Se extrae una muestra del mismo y su análisis permite conocer si existe una infección vírica o bacteriana, o diagnosticar alguna enfermedad.

Tratamientos más comunes de neurología

Estimulación magnética transcraneal: la estimulación magnética transcraneal es una forma de estimulación de la corteza cerebral no invasiva, dando lugar a una estimulación de la corteza cerebral y a una interferencia controlada de la actividad del cerebro. Para ello se sitúa un transductor encima de la cabeza, en la parte central, y se emiten una serie de ondas magnéticas a través de él. Son dichas ondas las que alteran la conducción eléctrica y actúan sobre el cerebro.
Cirugía de hernia discal cervical: la cirugía de la hernia discal puede tener diferentes formas de abordaje. Así, en la discectomía cervical anterior, se hace una incisión en la parte anterior del cuello, se retira el disco y se procede a unir dos vértebras entre sí. En la discectomía posterior, el abordaje es menos frecuente y se realiza cuando se debe actuar sobre los agujeros de conjunción. Por último, existe la posibilidad de implantar un disco artificial tras una discectomía anterior, en este caso, en vez de fusionarse las vértebras, se procede a poner un disco artificial entre ellas.
Infiltración cervical: en la infiltración cervical se trata de administrar, por medio de una inyección, sustancias antiinflamatorias de tipo corticoide, junto con anestésicos locales en el espacio epidural para, de esta forma, disminuir el dolor del paciente.
Neurorehabilitación: la neurorehabilitación es el proceso centrado en la rehabilitación tras sufrir un daño neurológico. Su indicación es minimizar el daño y dar lugar a una rehabilitación funcional. Todo paciente que sufre un daño neurológico puede mejorar su situación, siendo, el primer año, el periodo más importante para la recuperación.
Toxina botulínica: son cada vez más los procesos neurológicos en los que se puede usar la toxina botulínica. Se usa en casos de espasticidad, en migrañas y en distonías cervicales.

Enfermedades más comunes de neurología

  • Alzheimer.
  • Ictus.
  • Aneurisma.
  • Parkinson.
  • Ataxia.
  • Epilepsia.
  • Migraña.
  • Neuralgia.
  • Neuropatías.
  • Esclerosis múltiple.

¿Tienes dudas?