Medicina Regenerativa

La medicina regenerativa se trata de una especialidad de la medicina aún emergente, cuyos objetivos son los siguientes: la regeneración de los tejidos dañados por la edad o por algún tipo de traumatismo. Además también la creación de órganos que estén listos para un trasplante, y por último, la solución de trastornos genéticos. Actualmente se está desarrollando, y ya empieza a aplicarse algunos de sus tratamientos en los pacientes con resultados bastantes prometedores. Es el futuro de la medicina.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Definición

La medicina regenerativa es una rama de la medicina multidisciplinar que abarca el conjunto de terapias que se emplean para la regeneración de los tejidos y la mejora de las estructuras del organismo, cuando las células de los tejidos o de los órganos tienen un daño estructural y/o funcional.

Para lograr dicha mejora se emplean las células madre del propio paciente, plasma rico en plaquetas (PRP), o incluso la creación de órganos bioartificiales.

¿Cómo es la medicina regenerativa?

El paciente deberá acudir con anterioridad para someterse a una extracción de sangre o de grasa abdominal y así obtener las células madre mediante diferentes procesos de centrifugación; este proceso tiene una duración aproximada de 45 minutos.

Tras tener las células madre estas se inyectan en la zona a tratar y el paciente podrá marcharse a casa entre media hora y una hora después, en función de la anestesia aplicada y en caso de obtener las células madre de la grasa abdominal.

Si se utiliza la inyección de un gen se evitaría la primera parte del proceso.

¿Para quién está indicada?

La medicina regenerativa no solo es aplicable en pacientes con alguna dolencia o desgaste de las articulaciones, sino que también puede emplearse como un tratamiento preventivo ante la presencia síntomas que puedan generar alguna patología.

Los mejores resultados se dan en pacientes con enfermedades osteoarticulares, hepáticas, neurodegenerativas, cardiacas, diabetes, cáncer y en aquellos cuyo organismo ha rechazado un trasplante.

¿Por qué se realiza?

Mientras la medicina tradicional tiene como objetivo curar los síntomas de las patologías derivadas en los tejidos u órganos, la medicina regenerativa se centra en las causas de esa enfermedad para alterar su avance y reparar los tejidos u órganos a los que afecta.

De esta manera es una terapia mucho más efectiva y además se acelera el proceso de recuperación.

Riesgos de la medicina regenerativa

Al ser un tratamiento autólogo, es decir, que la sangre y las células proceden de uno mismo, no existen contraindicaciones.

La única consideración a tener en cuenta por el médico será si el paciente está tomando anticoagulantes, para lo que requerirá un cuidado especial durante el tratamiento.

Preparación

Dependiendo de cada paciente y proceso a utilizar, se necesitará una preparación previa.

En caso de obtener las células madre de la zona periumbilical y con anestesia, el paciente deberá acudir en ayunas.

Por otro lado, es recomendable que el paciente realice una rehabilitación pretratamiento para preparar los tejidos del organismo y que las células que se injerten se agarren mejor.

Todas las indicaciones previas necesarias para el tratamiento serán comunicadas por el médico a su paciente.

Cómo es la recuperación de la medicina regenerativa

Al igual que en la preparación, cada paciente es distinto y en función del avance de su enfermedad así serán los días posteriores al tratamiento.

Las molestias en el paciente suelen ser mínimas, y los resultados varían en tiempo y mejoría, por ello es importante realizar una rehabilitación postratamiento, para estimular el crecimiento y el desarrollo de las células madre injertadas mediante técnicas como la radiofrecuencia.

Resultados

Los principales beneficios por los cuales se emplea la medicina regenerativa son:

1.Reduce el dolor de las articulaciones y ligamentos.
2.Mejora el funcionamiento y regenera los tejidos dañados.
3.Permite una recuperación más rápida de la patología.
4.Regeneración de los tejidos dañados en procesos degenerativos avanzados.

¿Tienes dudas?