Medicina del Deporte en

La medicina del deporte es una especialidad multidisciplinaria que estudia los efectos del ejercicio físico en el organismo, ya sean sus beneficios o los daños. El objetivo principal de esta especialidad es la prevención y tratamiento de las enfermedades y lesiones que puedan ocurrir haciendo ejercicios físicos o en el deporte. También se tiene en cuenta los efectos de la falta de ejercicio y las consecuencias que tienen. Además tratan de promover una vida saludable ligada al ejercicio.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

Definición

La medicina del deporte es la especialidad que se encarga tanto del control previo de atletas y deportistas, como de posibles lesiones que pueden ocurrir en el transcurso del deporte.

Médico especialista

El médico especialista en medicina deportiva tendrá que realizar los estudios de grado en medicina, tras presentarse al examen MIR y aprobarlo, comenzará un periodo de formación de tres años a nivel clínico-sanitario desde las escuelas de formación en medicina deportiva de las diferentes comunidades autónomas. En el momento actual se considera una especialidad a extinguir y, de hecho, en la última convocatoria de plazas MIR DE 2017 no salieron plazas a concurso de medicina del deporte.

Pruebas más comunes de la especialidad medicina del deporte

Holter: El Holter es la monitorización de la actividad eléctrica del corazón durante por lo menos 24 horas. Se trata de hacer un registro en la vida diaria del paciente. La persona no deberá cambiar su rutina, posteriormente se estudiará el registro de las 24 horas, valorando si en algún momento hubo arritmias cardiacas, taquicardia o bradicardias y con qué estuvieron relacionadas.
Prueba de esfuerzo: La prueba de esfuerzo o ergometría es la realización controlada de un esfuerzo físico, ya sea en cinta rodante o en bicicleta estática. Registra al mismo tiempo la actividad eléctrica del corazón y la tensión arterial. La prueba dura entre 6 y 12 minutos pero el registro se mantendrá también durante la recuperación del esfuerzo, unos cinco minutos. Se trata de realizar el máximo esfuerzo posible y valorar si hay alteraciones electrocardiográficas.
Ecocardiograma: El ecocardiograma es la prueba de imagen que se realiza a través de ultrasonidos. Se sitúa una sonda en el pecho del paciente en la zona cardiaca y se estudia la contracción de aurículas y ventrículos; si son de tamaño normal o se encuentran aumentados. También permite conocer el funcionamiento correcto o no de las válvulas cardíacas.
Artroscopia: La artroscopia es la observación mediante un fibroscopio de una articulación. Un fibroscopio es una sonda flexible que lleva una cámara en la punta, dicha cámara proyecta las imágenes a una pantalla lo que permite visualizar el interior articular. Para introducir el fibroscopio en la articulación se hace una incisión en la piel de unos dos centímetros. Se pueden hacer otras dos incisiones más, por ellas se va a introducir material quirúrgico necesario para reparar el daño en la articulación.
ECG: El electrocardiograma es el registro de la actividad eléctrica del corazón. Dicha actividad eléctrica queda registrada en forma de ondas que permiten ver el recorrido de esta electricidad y, si el ritmo al que se produce es el correcto, las ondas reciben el nombre de P, QRS y T. La onda P supone el inicio de la conducción eléctrica. La onda QRS, corresponde a los ventrículos y la onda T se conoce como repolarización cardíaca. Lo normal es que haya un latido, es decir, un juego de ondas por cada segundo; eso es 60 lat/min. Cuando se produce por encima de 90 lat/min hablamos de taquicardia, cuando se realiza menos de 50 lat/min hablamos de bradicardia.

Tratamientos más comunes de la especialidad medicina del deporte

Osteopatía: La osteopatía es el tratamiento de las enfermedades por medio de los masajes y la manipulación articular. Es útil sobre todo en los dolores de espalda.
Reflexología: La reflexología es un terapia importada de china, que se basa en puntos de presión terapéutica capaces de aliviar el dolor.
Crioterapia: La crioterapia es el tratamiento médico que usa el frío para la mejora de las lesiones. La aplicación de frío produce vasoconstricción, lo que disminuye la inflamación. Funciona en los esguinces articulares disminuyendo la inflamación, mejorando el dolor y acortando el tiempo de recuperación.
Vendaje funcional: El vendaje funcional es un sistema de inmovilización parcial que se usa sobre todo en lesiones musculares y ligamentosas. Permite situar los ligamentos y músculos en situación de acortamiento hasta su mejoría. Debe haber una movilidad funcional mínima que permita salvaguardar la zona lesionada.
Hidroterapia: La hidroterapia es el uso de agua con fines terapéuticos. En primer lugar permite ejercitar los músculos sin ejercer peso sobre ellos, puede actuar como medio de masaje o presión, y para fortalecer los músculos. El agua caliente tiene un efecto relajante lo que funciona muy bien en las contracturas musculares. El agua templada tiene efecto sedante y, por último, el agua fría produce efectos de tonificación muscular.

Enfermedades más comunes de la especialidad medicina del deporte

  • Rotura manguito rotadores
  • Rotura tendón aquileo
  • Meniscopatía
  • Lesión en ligamentos cruzados de la rodilla
  • Condromalacia rotuliana
  • Lesion ligamentos laterales rodilla

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

¿Tienes dudas?