Inmunología

La inmunología es la ciencia biológica dirigida al estudio de las respuestas que realiza un organismo ante un ataque bacteriológico externo a aquel que procede del propio cuerpo (células cancerígenas). Esta especialidad médica observa qué tipo de defensas aplica el sistema para determinar el agente extraño y lograr su destrucción. Una vez realizado el estudio se prepara un modo de actuación para poder ayudar al organismo y facilitarle la lucha contra los posibles ataques, como pueden ser las vacunas.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 91 904 64 48

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

Definición

La inmunología es la parte de la medicina que se encarga del estudio de las células y anticuerpos que se encargan de la defensa del organismo frente a agentes externos, y sus alteraciones.

Médico especialista

El médico especialista en inmunología es el inmunólogo. Para ser inmunólogo se debe realizar el grado en medicina, realizar el examen MIR y, tras aprobarlo, se procede a una formación hospitalaria de cuatro años.

Pruebas más comunes de inmunología

Pruebas de aglutinación: La prueba de aglutinación en látex es una prueba de laboratorio en la cual sobre un fluido que puede ser saliva, sangre, orina o líquido cefalorraquídeo se hace reaccionar un anticuerpo (es la sustancia que producen los leucocitos para eliminar una bacteria o virus) cubierto de látex. Cuando en la muestra se encuentra una antígeno (parte de una célula que da lugar a la formación de un anticuerpo), se produce una aglutinación del anticuerpo con el antígeno, que al estar unido al látex se puede visualizar con facilidad.
Pruebas de fijación del complemento: La prueba de fijación del complemento es la técnica de laboratorio que se basa en la unión del antígeno y el anticuerpo, al que se añade un complemento. Este complemento va a quedar fijado si hay reacción antígeno-anticuerpo. En una segunda fase se añaden eritrocitos, estos eritrocitos serán destruidos si el complemento no ha sido fijado anteriormente por el complejo antígeno-anticuerpo, por tanto se puede ver que no hay anticuerpo frente a ese antígeno.
Enzimoinmunoensayos: El enzimoinmunoensayo es la prueba de laboratorio en la cual hacemos que un anticuerpo marcado con una enzima, cuya actividad va a variar cuando se produce la unión del antígeno y el anticuerpo. Si la reacción no se produce no podemos ver la variación en la actividad de la enzima. Permite conocer las sustancias que se hallan en muy pequeña cantidad en los fluidos.
Pruebas de precipitación: La prueba de precipitación es el diagnóstico serológico para los antígenos solubles, en los cuales se consigue un precipitación visible de la unión del antígeno con el anticuerpo.
Prueba de inmunotransferencia de Western: La prueba de Western es una prueba de laboratorio que sirve para identificar proteínas en una muestra en la que aparecen varias y se quiere identificar una. Primero se separan las proteínas por una de sus características como puede ser el peso y su hidrosolubilidad, tras ello se va a transfieren a una membrana que será identificada por anticuerpos específicos. Tras esto, se van a buscar los compuestos antígeno-anticuerpo determinados.

Tratamientos más comunes de inmunología

Vacunas alergia: Las vacunas antialérgicas tienen como fin dejar de sensibilizar al paciente frente al antígeno que le produce la alergia. Para ello, se usa una pequeña cantidad de alérgeno inyectable, esto dará lugar a la formación de un anticuerpo por parte del organismo, lo que permite neutralizar la reacción alérgica del organismo del paciente.
Terapia celular: Se van a recoger células inmunitarias del paciente que se activan in vitro antes de devolverlas al organismo. Se trata de aumentar la respuesta inmunitaria frente a un tumor. Se usa, por ejemplo, en el caso de tumor de próstata al dar una respuesta inmune muy pequeña.
Anticuerpos monoclonales: Los anticuerpos monoclonales son anticuerpos fabricados en el laboratorio para reconocer antígenos determinados. Se usan para tratamientos de tumores sólidos y hematopoyéticos, produciendo anticuerpos específicos frente a un determinado tipo de célula.
Terapia antirrechazo: Los medicamentos anti rechazo o inmunosupresores son los fármacos que se usan para frenar el rechazo, esto es, la producción de anticuerpos del organismo del receptor que eliminará lo que considera extraño del órgano trasplantado. Entre ellos, están los glucocorticoides como la prednisona, antiproliferativos como son azatioprina, micofenolato,inhibidores de la citoquina como la ciclosporina o fármacos anti linfocíticos como la timoglobulina.
Interferón alfa: El interferón alfa es un fármaco que se va a utilizar para el tratamiento del cáncer de colon, el melanoma, y en leucemias y linfomas. El interferón es una proteína que es capaz de aumentar la respuesta inmune frente a un tipo determinado de células. Se usa por tanto en enfermos de cáncer para tratar de aumentar la respuesta inmune que les ayude a eliminar células cancerígenas.

Enfermedades más comunes de inmunología

  • Alergia
  • Enfermedades autoinmunes
  • Infecciones de repetición
  • Trasplantes
  • Trombocitopenia inmunitaria

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

¿Tienes dudas?