Geriatría

La geriatría es la especialidad de la medicina que se centra en el estudio de la vejez, ya sea estudiando las posibles afecciones que van ligadas a la edad como encargándose de prevenir, aliviar y rehabilitarlas . Su mayor objetivo es asegurarse de la salud de los ancianos. La línea clara de trabajo es centrarse en las afecciones con mayor relevancia, discapacitantes y aquellas que rodean la dependencia, para lograr que el adulto conserve su autovalía y autonomía.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Definición

La geriatría es la parte de la medicina que se encarga del correcto diagnóstico y tratamiento de enfermedades en los pacientes mayores, optimizando los mismos para mejorar su calidad de vida.

Médico especialista

El médico especialista en geriatría es el geriatra, que tras realizar el grado en medicina y aprobar el examen MIR, realizará una formación de cuatro años de residencia hospitalaria.

Pruebas más comunes de geriatría

Analítica de sangre: La analítica de sangre se realiza con sangre extraída mediante punción de una vena. Dicha sangre irá al laboratorio donde se procede a su análisis. Por una parte, se realizará el contaje celular que permite conocer si un paciente tiene un número normal de glóbulos rojos o por el contrario tiene un descenso de los mismos, o un exceso conocido como poliglobulia. También permite conocer si tiene glóbulos blancos en exceso lo que nos marca una posible infección y por último el número de plaquetas que intervienen en la correcta coagulación de la sangre. Además, se van a poder medir parámetros bioquímicos como el azúcar, el colesterol, vitaminas como el hierro, ácido fólico o vitamina B 12 y otros parámetros que nos indican el correcto funcionamiento del hígado y los riñones. Las pruebas más específicas como los marcadores tumorales o marcadores de enfermedades reumáticas también se encuentran mediante un análisis de la sangre.
Endoscopia: La endoscopia se realiza como prueba diagnóstica en diferentes situaciones, las más frecuentes son las endoscopias digestivas. Éstas son: la colonoscopia que se realiza para visualizar el colon. En ella se introduce un tubo flexible a través del ano que se va haciendo progresar a todo lo largo del intestino grueso. Se reconocen lesiones polipoideas o tumores que pueden ser biopsiados para llegar a un correcto diagnóstico y tratamiento. La endoscopia alta o gastroscopia, permtie ver el esofago, el estómago y el duodeno. Permite diagnosticar lesiones como la gastritis y las úlceras tanto gástricas como duodenales. Realiza toma de muestras para valorar la presencia de helicobacter pylori.
Electrocardiograma: El electrocardiograma es el registro de la actividad eléctrica del corazón y se realiza a través de una serie de electrodos que se sitúan en el tórax y que transmiten la energía eléctrica a un registro que se realiza en papel. Con esta prueba se pueden conocer lesiones isquémicas como el infarto de miocardio y, en pacientes ancianos, el control del ritmo cardíaco, detectando de modo precoz la fibrilación auricular, las bradicardias y las taquicardias.
Sonda vesical: El sondaje vesical es la colocación de un drenaje mediante sonda en la vejiga. Suele realizarse por falta de emisión de la orina, que suele estar relacionada con obstrucciones a nivel de la uretra. De esta manera se permite la salida de orina hacia el exterior donde la sonda se conecta con una bolsa de recogida de orina que deberá ser vaciada con periodicidad. También se usa en la llamada vejiga neurógena, que es cuando la vejiga pierde la capacidad de contraerse para poder evacuar la orina.
Densitometría ósea: La densitometría ósea es una prueba de radiodiagnóstico que se usa para conocer la cantidad de calcio que tienen los huesos, esto se conoce como densidad ósea. Cuando hay una menor cantidad de calcio en los huesos, éstos se vuelven más débiles y se rompen con facilidad y es una de las causas de las fracturas en los ancianos. La densitometría se realiza en la columna vertebral y en la cadera y sirve para comparar los resultados del paciente con lo que sería normal. Esto establece una medición que nos permite saber cuando debemos de tratar a un paciente.

Tratamientos más comunes de geriatría

Terapia ocupacional: La terapia ocupacional está formada por diversas técnicas que se utilizan por parte de los terapeutas para mantener en las mejores condiciones posibles a los ancianos. Son técnicas que llevan tanto al desarrollo de habilidades necesarias para la vida diaria, como pueden ser el aseo o el vestirse, como para aquellas actividades más complejas cuyo fin es mantener la memoria. Sus actividades pueden ser juegos de letras o crucigramas. También es importante mantener las habilidades de cálculo lo que permite mantener en mejores condiciones la mente y el cuerpo prolongando la independencia de la persona durante el tiempo.
Prótesis de cadera: La prótesis de cadera es uno de los tratamientos más frecuentes que se realiza a las personas mayores. Las fracturas que sufren en la mayoría de los casos están relacionadas con la osteoporosis. En la prótesis de cadera se sustituye la articulación de la cadera, formada por la cabeza del fémur y el cotilo, por una prótesis artificial de titanio o porcelana. En el caso del fémur, se corta la cabeza y se sustituye por una prótesis cuyo vástago se sitúa en el interior del fémur al que se une por medio de cemento. En el caso del cotilo, la pieza se sitúa sobre su posición anatómica en el iliaco y bien se puede cementar o bien se puede sujetar mediante tornillos. Tras este procedimiento, es muy importante la movilización precoz del individuo que ayuda a una correcta rehabilitación para que pueda realizar una vida normal.
Operación de cataratas: La operación de cataratas consiste en la sustitución del cristalino por una lente artificial que se sitúa en el interior del ojo. Para ello, se destruye en primer lugar el cristalino con la catarata, a través de una pequeña incisión que se realiza en el ojo se va a extraer por aspiración, tras ello se sitúa la lente previamente seleccionada para el paciente en el interior del ojo y se procede a suturar la pequeña incisión.
Prótesis de rodilla: La prótesis de rodilla se suele realizar por artrosis muy avanzada que produce mucho dolor e impide la normal deambulación del paciente. En estos casos, se corta la zona alta de la tibia y se pone sobre ella una prótesis artificial que se va a cementar para sujetar el resto. También puede sustituirse la parte final del fémur por una prótesis artificial, cementándose también sobre dicho hueso.
Parotidectomía: La parotidectomía es la extirpación de las glándulas parótidas. Es una cirugía mayor que se realiza con anestesia general. Se trata de una técnica muy delicada debido a las estructuras anatómicas que se encuentran en la zona. Se suele realizar en casos de tumores en esta glándula. La incisión se realiza desde delante de la oreja hasta la zona de la mandíbula y se extirpa, identificando previamente el nervio facial que debe de preservarse intentando no dañarlo durante la cirugía.

Enfermedades más comunes de geriatría

  • Demencia
  • Artrosis
  • Osteoporosis
  • Diabetes
  • Hipertensión
  • Bronquitis crónica
  • Ictus

¿Tienes dudas?