Enfermería en

La enfermería es el conjunto de estudios que se realizan para el cuidado de los enfermos, heridos y discapacitados, todo ello regulado por pautas clínicas, es decir se centra en la promoción de la salud del ser humano. Su objetivo es principalmente el cuidado del paciente, prevención de las enfermedades y el cuidado de aquellos que lo necesitan para brindarles la atención necesaria, exigiendo un compromiso alto para lograr su cometido.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

Definición

La enfermería es un grado de 4 años, incluido dentro de las llamadas ciencias de la salud. Las especialidades que existen, una vez obtenido el título de enfermería, son: obstétrico-ginecológica, salud mental, trabajo, geriatría, pediatría, familiar y comunitaria y médico-quirúrgica.

La enfermería abarca los cuidados, autónomos y en colaboración, que se presentan a las personas de todas las edades, familias, grupos y comunidades, enfermos o sanos, en todos los contextos, e incluye la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad, y los cuidados de los enfermos, discapacitados y personas moribundas.

Funciones de la enfermería

La enfermería es un grado específico, no es una especialidad de medicina, y encontramos cuatro funciones básicas o especializaciones:

Asistencial: enfocada en la función social y que consiste en el cuidado de los pacientes.
Investigadora: recopilando conocimientos basados en evidencias para establecer el mejor tratamiento.
Docente: forma a profesionales de enfermería y educa ciudadanos.
Administradora: gestiona el cuidado, es decir, planifica, organiza y evalúa a los profesionales con respecto a los cuidados médicos necesarios.

Pruebas más comunes de enfermería

Extracción de sangre: la extracción de sangre o venopunción, es una práctica muy usual en enfermería y consiste en sacar sangre para su posterior análisis. Es una técnica invasiva en la cual se coloca al paciente sentado, o tumbado en una camilla si se marea, con el brazo estirado sobre un soporte. Se coloca una banda elástica o compresor en el antebrazo con el fin de comprimir e impedir el retorno venoso y permitiendo así que las venas aumenten el calibre y volumen de sangre. Tras desinfectar la zona se palpan las venas para elegir la más apropiada, que suelen ser la cefálica, basílica o mediana, situadas en la flexura del brazo. Inmediatamente después se introduce una aguja en la vena, recogiéndose la sangre en un contenedor cerrado al vacío e impidiendo el contacto con la sangre del paciente. Después, se retira la banda elástica, restableciendo la circulación de la sangre, se retira la aguja y se presiona la zona durante unos minutos. También se puede realizar la extracción de sangre de una arteria, en este caso no se usa banda compresora y la arteria elegida suele ser la arteria radial (en muñeca ). La tecnica es mas dolorosa para el paciente puesto que la pared de la arteria es más dura, hay que localizarla con la palpación debido a que está más profunda y se atraviesan más tejidos con la aguja, por ello, la compresión posterior al pinchazo son más exhaustivos para evitar así hematomas (moratones).
Pulsioximetría: consiste en medir la saturación de oxígeno en sangre de un paciente. Se realiza a través de un aparato que se coloca en la yema del dedo a modo de pinza. También da información del pulso del paciente. Es una técnica no invasiva.
Test de visión: consiste en medir la agudeza visual del paciente. Es una técnica no invasiva. Se coloca al paciente a una distancia de entre 3.5 y 5 metros y se le pide que se tape un ojo y con el otro abierto nos diga las letras o figuras que hay en una pantalla llamada optotipo. Después cambiara de ojo. También se puede realizar con los dos ojos abiertos. Los resultados anormales pueden significar que hay una afección ocular, siendo las más comunes astigmatismo, miopía, hipermetropía o presbicia.
Retirada de puntos de sutura: para la retirada de puntos de sutura se necesita un bisturí, pinzas, desinfectante, gasas, guantes y apósitos. Se desinfecta bien la zona, con las pinzas se sujetan los extremos del hilo de sutura (moviéndolo un poco para que se despegue de la piel) y con el bisturí se procede a cortar siempre por la parte del hilo que ha estado dentro de la piel para evitar infecciones. Una vez retirados los puntos se desinfecta de nuevo y se deja al aire, o bien se puede colocar un apósito durante unos días si la zona es susceptible de roce.
Canalización de vías periféricas: se canaliza una vena siempre que el paciente precise de medicación intravenosa de manera continua o intermitente. Se coloca al paciente tumbado y con el brazo elegido extendido, se coloca una banda elástica o compresor y se localiza una vena con un calibre apropiado al catéter a introducir y en una zona del brazo cómoda para el paciente, evitando la flexura para no condicionar a tener que estar con el brazo extendido todo el rato. Una vez localizada la vena, se desinfecta la zona y se introduce el catéter, que consta de una aguja fina recubierta de un tubo de plástico flexible que quedará dentro de la vena una vez comprobada su colocación y retirado el fiador. Luego se procede a fijar el extremo del catéter a la piel con un apósito. Mientras no se esté usando la vía hay que mantenerla bien permeable para que su uso sea el deseado.

Acciones comunes de enfermería

Nebulizaciones: es el método empleado para la administración de medicación por vía respiratoria a través de la inhalación, bien en forma de aerosol, bien en forma de líquido a través de una mascarilla.
Irrigación: es la administración de un líquido a través de un tubo flexible (sonda) por el ano del paciente y cuya finalidad es el vaciado intestinal del colon.
Vacunas: es la introducción en el organismo de bacterias o virus no patógenos pero con capacidad de producir una respuesta inmune. El tipo de vacuna que se debe administrar, la dosis y la edad del paciente, están recogidos en los calendarios de vacunación que se publican todos los años. La vacunación infantil es obligatoria. La vacuna puede ser bebida o inyectada.
Administración de medicación: es el procedimiento mediante el cual se proporciona un medicamento a un paciente bajo prescripción médica. Es primordial saber la vía de administración para que el medicamento cumpla su función y no se ponga en riesgo la salud del paciente. Los medicamentos pueden ser inhalados en forma de aerosol, tomados por la boca en forma de pastilla o jarabe, aplicados en la piel en pomadas o geles, inyectados de forma subcutánea o intramuscular, en forma de gotas para ojos y oídos, o inyectados directamente por vía intravenosa.

Actuaciones habituales en enfermería

  • Ejecutar acciones de enfermería en caso de emergencias y catástrofes.
  • Educación para la prevención de enfermedades en adultos y niños según programas y protocolos ya establecidos.
  • Aplicación y desarrollo de tratamientos destinados a cada paciente.
  • Ejecutar actividades de curación y cuidados paliativos al individuo y actividades de rehabilitación y reinserción social a individuos y familias.
  • Ejecutar la preparación y administración de fármacos por diferentes vías.

Busca tus tratamientos, consultas y pruebas de enfermería en:

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

¿Tienes dudas?