Dermatología Medico-Quirúrgica y Venereología en

La dermatología medico-quirúrgica y venereología es una especialidad de la medicina que se encarga de diagnosticar, tratar y estudiar las enfermedades de la piel, uñas, la mucosa oral y genital. También se encarga del auge de las enfermedades de transmisión sexual, por la gran manifestación y frecuencia que presentan estas enfermedades. Tienen una gran cantidad de tratamientos que pasas desde el tratamiento de las afecciones a base de fármacos, a más agresivas como son las cirugías.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

Tratamientos y pruebas de Dermatología Medico-Quirúrgica y Venereología

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Definición

La dermatología es la parte de la medicina que se encarga de las enfermedades de la piel y anejos (uñas y pelo). También se encarga de las enfermedades venéreas que producen lesiones en la piel. El médico especialista de este área de la medicina es el dermatólogo. Para ser dermatólogo se deberá estudiar el grado de medicina, tras ello se procede a realizar un examen MIR, y después es precisa una formación hospitalaria de 4 años (residencia).

Pruebas más comunes de dermatología médico quirúrgica y venereología

Dermatología digital: consiste en el control de lesiones, principalmente lunares y melanomas benignos, para poder compararlas de forma continuada y ver posibles cambios en las mismas. Se usan sistemas digitales que permiten almacenar las imágenes dermatoscópicas de las lesiones y compararlas entre ellas para ver mejor sus variaciones.
Biopsia cutánea: consiste en la extirpación de una lesión para poder ser examinada por parte del laboratorio de anatomía patológica, llegar a un diagnóstico correcto y, por tanto, a un tratamiento adecuado de la lesión.
Prueba del parche: en estos tests se va a proceder a poner una sustancia sobre la piel del paciente, que va a taparse con una cinta adhesiva durante un periodo de entre 24 y 48 horas, comprobando si dicha sustancia da lugar a una reacción en este tiempo o con posterioridad. Esto permite reconocer sustancias a evitar por parte del paciente.
Dermatoscopia: esta prueba va a consistir en examinar lesiones, en especial las melánicas (las que tienen color), por medio de una lupa de aumento con una luz incorporada.
Analíticas de sangre: en dermatología permiten conocer falta de ciertas sustancias como hierro o vitaminas que pueden favorecer alteraciones en uñas y pelo.
Cultivo de úlceras: sirve para conocer si una úlcera tiene un germen y esto impide su correcta cicatrización. Se hace en úlceras de apariencia infecciosa o en úlceras que no evolucionan de forma oportuna.

Tratamientos más comunes de dermatología médico quirúrgica y venereología

Tratamiento la psoriasis: este es por una parte tratamiento médico, ya sea con medicamentos tópicos, orales o inyectables, y por otra parte tratamiento con luz. Son tratamientos de tipo tópico la administración de corticoides en pomadas, análogos de vitamina D, antralina, retinoides en pomada, ácido acetilsalicílico, y derivados del alquitrán hulla. Entre los medicamentos orales o inyectables se pueden usar fármacos que alteran la inmunidad como son la Ciclosporina, medicamentos biológicos o Metotrexate. Por último, la terapia con luz se realiza mediante rayos ultravioletas A o B.
Tratamiento del vitíligo: el vitíligo es una enfermedad que no tiene cura, pero sí se puede tratar de igualar la coloración de la piel. El uso de corticoides en la zona de las lesiones, sobre todo si se hace al principio de la enfermedad, y las cremas con Tacrolimus pueden mejorar también en zonas pequeñas, en especial de la cara. Otros tratamientos combinan el Psoraleno junto con terapia de luz. Este tipo de tratamiento se deberá mantener durante entre 6 meses y un año para que dé resultados. Se puede producir también una despigmentación del resto de zonas, y hemos de tener en cuenta la duración del tratamiento (de al menos un año). Se pueden realizar tratamientos quirúrgicos en los cuales se insertan injertos cutáneos de zonas con pigmentación sobre las zonas que no la tienen y, por último, la micropigmentación mediante tatuaje también puede usarse.
Terapia fotodinámica: se usa en especial en lesiones tumorales y se basa en la actuación de la luz, que destruye el tejido por fotooxidación porque ha sido sometido a una sustancia fotosensible previamente. En dermatología se usan sustancias tópicas como 5 Aminolevulínico que es efectiva en las queratosis actínicas, la enfermedad de Bowen y los carcinomas basocelulares.
Cirugía de Mohs: se trata de una técnica quirúrgica de extirpación de tumores en capas que se van examinando al microscopio. Esto permite extirpar hasta la zona donde se encuentran los bordes sanos de la piel afectando a estos lo menos posible y mejorando la estética de la extirpación. Se usa principalmente para epiteliomas basocelulares y espinocelulares.
Tratamiento anti acné: este tratamiento debe ir orientado al control de la producción de grasa, la inflamación y el sobrecrecimiento bacteriano y a mantener una correcta reposición de las células cutáneas, sobre todo de la cara y de la espalda. Se utilizan medicamentos tópicos como retinoides que son derivados de la vitamina A y se aplican diariamente para que no se tapen los folículos, antibióticos, que tienen por finalidad evitar sobrecrecimiento bacteriano, cremas de ácido azelaico, que actúan como un producto antibiótico y que también se pueden combinar con ácido acetilsalicílico para impedir que se tapen los poros. En el acné inflamatorio se puede usar la Dapsona. Como tratamiento oral se pueden usar antibióticos a bajas dosis, en mujeres el uso de anticonceptivos combinados con antiandrógenos puede ser eficaz y, por último, los derivados retinoicos como la Isotretinoina. Otras terapias como la terapia fotodinámica, la exfoliación química, la extracción de comedones y las inyecciones de esteroides en lesiones nodulares pueden ser también de utilidad en el tratamiento del acné

Enfermedades más comunes de dermatología médico quirúrgica y venereología

  • Acné.
  • Psoriasis.
  • Dermatitis atópica.
  • Carcinoma basocelular.
  • Carcinoma espinocelular.
  • Melanoma.
  • Dishidrosis (eczema con ampollas en manos y pies)
  • Alopecia.

Busca tus tratamientos, cirugías y pruebas de dermatología medico-quirúrgica y venereología en:

¿Tienes dudas?