Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

La cirugía plástica, estética y reparadora se trata de una especialidad quirúrgica, cuyo objetivo es la alteración y mejoramiento de la imagen corporal debido a anormalidades de origen congénito. Esto se realizará cambiando la forma o la función, todo ello con la finalidad de la reparación de estas zonas afectadas y restableciendo sus funciones, pero siempre siguiendo un criterio de paramentos estéticos. Este proceso se llegará a realizar transportando tejido del mismo cuerpo o materiales biocompatibles para ayudar al organismo.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

Tratamientos y cirugía de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

Pruebas y chequeos de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

Ver todas las pruebas y chequeos

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

Definición

La cirugía plástica, conocida también como cirugía estética y reparadora, es la especialidad que engloba las operaciones que se encargan de la mejora del aspecto de un paciente, ya sea por alteraciones producidas por traumas, por malformaciones congénitas, por cirugías agresivas, o por alteraciones estéticas que el paciente quiera mejorar. El médico especialista en cirugía plástica, estética y reparadora, obtiene esta especialidad después de cursar el grado en medicina durantes seis años, presentarse al examen MIR y tras aprobar dicho examen, superar un periodo de formación de cuatro años como especialista (residente) en cirugía plástica, estética y reparadora.

Pruebas más comunes de la cirugía plástica

Electrocardiograma: es necesario para valorar el riesgo quirúrgico del paciente. Nos marca cómo funciona el corazón, es decir, nos informa del registro eléctrico cardíaco.
Radiografía de nariz: necesarias para procedimientos como la rinoplastia, para valorar huesos nasales. Es una prueba de imagen
Mamografías: son necesarias antes de realizar un aumento o disminución de mamas, así como para cirugías reconstructivas, muy comunes tras cáncer de mama. Permiten valorar el tejido mamario, y es una prueba de imagen.
Ecografía mamaria: puede ser necesaria en el estudio complementario de aumento, disminución o reconstrucción de mamas.
Estudios gastroduodenales: son necesarios para las cirugías relacionadas con la obesidad. Son una serie de pruebas de imagen con contraste que permiten valorar el tamaño del estómago, y el duodeno.
Estudios de laboratorio previos a cirugías: se realizan en todos los casos, y permiten conocer alteraciones en niveles de glucosa, colesterol, hormonas, conocer si el paciente presenta anemias, así como hacer un recuento plaquetario para valorar su capacidad de coagulación.

Tratamientos más comunes de la cirugía plástica

Liposucción: la liposucción es el método de cirugía estética que permite la absorción de las células grasas acumuladas. Se procede a romper y extraer estas células (adiposas), en especial en zonas de muslos y abdomen, que es donde más se acumulan. Es una cirugía que ha de ser realizada con anestesia general.
Rinoplastia: es la alteración de la forma de la nariz para mejorar el aspecto del paciente. Precisa de anestesia general y puede ser abierta o cerrada, aunque actualmente la más común es la rinoplastia cerrada, ya que presenta una mejor recuperación del paciente.
Banda gástrica: es una técnica que se usa en pacientes con obesidad mórbida, o en casos con un índice de masa corporal (IMC) por encima de 35. Es un método reversible por el cual se coloca una banda de silicona en la parte alta del estómago. Esto hace que se produzca una cavidad gástrica más pequeña que da lugar a una sensación de saciedad más rápida. Es una cirugía laparoscópica con buena recuperación del paciente que precisa de una corta hospitalización.
Abdominoplastia: la abdominoplastia es una técnica de cirugía mayor en la cual se procede a eliminar el exceso de piel y de grasa de la zona media y baja del abdomen. Es una cirugía que precisa de anestesia general, en la cual se realiza una incisión en la zona suprapúbica y otra a nivel umbilical. Dichas incisiones dejan una cicatriz, especialmente la que se hace a nivel suprapúbico.
Mamoplastia: es una cirugía que se realiza bajo anestesia general y que puede ser realizada para aumentar la mamá, para solucionar asimetrías mamarias o bien para levantar mamas que se encuentran caídas tras un embarazo, entre otros casos. En este tipo de cirugía se suele hacer la incisión a nivel de la areola mamaria, pero también pueden hacerse dichas incisiones en zona del pliegue submamario. Siempre se tratan de realizar en zonas donde las cicatrices apenas se perciban con posterioridad.

Intervenciones más comunes de la cirugía plástica

En la cirugía estética y plástica, no se controlan enfermedades se realizan intervenciones para realizar mejoras del aspecto físico del paciente, ya sean por secuelas de accidentes de tráfico, de cirugías de tumores, o tan solo por una mejora de la estética del paciente.

  • Cirugía reparadora de mamas tras una mastectomía.
  • Cirugía de rinoplastia para mejorar la respiración del paciente o bien mejorar el aspecto de la nariz.
  • Cirugía bariátrica: banda gástrica, reducción gástrica o bypass gástrico.
  • Abdominoplastia para corregir el exceso de piel.
  • Lipoescultura: se realiza una liposucción y se puede usar la propia grasa para rellenar otras formas corporales.
  • Inserción de bótox en zonas de arrugas o marcas de expresión.
  • Relleno con ácido hialurónico.

¿Tienes dudas?

900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h