Angiología y Cirugía Vascular en

La angiología y cirugía vascular es una especialidad médico-quirúrgica la cual se responsabiliza del diagnóstico y el tratamiento de posibles enfermedades vasculares, arteriales, venosas y linfáticas. Es decir de todo el sistema que se centra en la circulación de la sangre por el cuerpo, llevando el oxígeno y los nutrientes a cada una de las células del cuerpo.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

o llámanos al 900 908 600

L-J de 9:00h a 19:00h

V de 9:00h a 18:00h

Definición

La angiología es la parte de la medicina que se encarga del estudio de las enfermedades relacionadas con los vasos sanguíneos arteriales y venosas.

Médico especialista

El médico especialista en angiología y cirugía vascular es también conocido como cirujano vascular. Para ser especialista en cirugía vascular se deberá de estudiar el grado de medicina, tras ello se realiza el examen MIR y se finaliza con una formación hospitalaria de 4 años.

Pruebas más comunes de la angiología y la cirugía vascular

Angio TAC: Es un estudio mínimamente invasivo que estudia las arterias, las venas y los capilares del organismo. Para realizar el estudio es necesario poner un medio de contraste en el sistema vascular, lo que se hace con una vía intravenosa para permitir mediante rayos X ver estos vasos. Las imágenes que se obtienen son procesadas a través de un ordenador que generará una imagen en tres dimensiones de los vasos a explorar. Esta prueba puede realizarse a nivel cerebral, abdominal y de extremidades superiores e inferiores.
Angioresonancia: Es una técnica no invasiva de imagen que se realiza mediante campos magnéticos. Las imágenes van a ser analizadas por un ordenador. Este tipo de prueba permite una visualización bastante buena de los vasos sanguíneos sin inyectar contraste al paciente.
Capilaroscopia: Es una prueba no invasiva en la cual se procede a ver los capilares que están en el lecho ungueal, permitiendo ver si la vascularización a este nivel es normal o por el contrario hay alteraciones en los vasos sanguíneos. Además, permite conocer la microcirculación en pacientes con diabetes, hipertensión e insuficiencia venosa y arterial. Para realizarla se usa un capilaroscopio, que es un aparato que tiene un lente de aumento con una luz, que se sitúa en la zona del pulpejo del dedo para ver los capilares.
Cavografía: Es la prueba de imagen en la cual se va a visualizar la vena cava. Para realizar la prueba se procede a meter contraste en la vena. Para realizar la cavografía será necesario canalizar una vena y con control radiológico se procede a llegar a la vena cava, donde se inyecta el contraste permitiendo su visualización.
Claudicometría: Es la prueba que permite calcular a qué distancia un paciente tiene que pararse por una claudicación intermitente de forma que sea controlable y que se pueda comparar con una segunda medición. Para ello se hace que un paciente camine en la cinta rodante hasta el momento que comienza con el dolor de la claudicación. Esta distancia se mide en metros y tiene especial interés para el seguimiento del paciente permitiéndonos conocer si mejora o no.

Tratamientos más comunes de la angiología y la cirugía vascular

Colocación de filtro de cava: Es la técnica intervencionista que consiste en la colocación de un filtro en la vena cava inferior cuyo fin es el impedir que los trombos venosos de la parte inferior del cuerpo, en especial miembros inferiores, puedan llegar a través del sistema venoso a producir un tromboembolismo pulmonar (cuando estos trombos a través de la cava llegan hasta las arterias pulmonares). Para realizar esta técnica se introduce un catéter a través de la vena femoral y desde ella se hace progresar el catéter hasta la vena cava, en la punta del catera va el filtro que se despliega a modo de paraguas en el interior de la vena cava donde queda situado el filtro impidiendo el paso de trombos hacia los pulmones.
Eliminación de varices: Es la técnica quirúrgica mínimamente intervencionista que sirve para retirar o tratar procesos de venas varicosas. La inyección de microespuma se realiza inyectando una sustancia esclerosante en la vena, esto conduce a la degeneración venosa hasta su desaparición. La microespuma tiene una gran adherencia a la pared venosa y esto hace que su efecto se mantenga más tiempo. La escleroterapia que se usa en pequeñas varices o arañas vasculares es la inyección de una sustancia esclerosante líquida en la vena. El láser vascular se usa en las arañas vasculares y actúa quemando los pequeños vasos por el calor producido por el láser. La cirugía mayor de varices consiste en desligar la vena en su inicio y final del resto de los vasos y extraerla por completo de su lugar, la técnica quirúrgica es más compleja y mucho más agresiva para el paciente, además de tener una recuperación más lenta.
Bypass (baipás) arterial: consiste en realizar una unión entre las zonas sanas de la arteria mediante un injerto. Para ello se coje en general una vena de la pierna y se une antes de la obstrucción arterial. Se trata por tanto de crear un camino alternativo al que normalmente haría la sangre evitando la obstrucción, es una cirugía mayor que se realiza con anestesia general. Esta revascularización se puede dar en las arterias que se obstruyen en las piernas dando lugar a una claudicación intermitente, pero también en arterias coronarias.
Radiofrecuencia: Permite tratar arañas vasculares de hasta un milímetro. Se realiza una coagulación térmica de la vena por calor. La técnica se realiza con agujas sumamente finas que no dañan el resto de la piel. Tras el tratamiento, se puede sentir picor o calor en zonas muy sensibles y puede ser necesaria la aplicación de una crema anestésica local. Es un proceso muy útil para el tratamiento de las pequeñas arañas vasculares de la cara.
Angioplastia: Es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva que consigue dilatar una arteria que se está obstruida. Para ello se introduce una sonda con un balón que se puede hinchar en la punta a través de la arteria, cuando se llega al estrechamiento, se hincha el balón dilatando la arteria. Puede ser necesaria la colocación de un “stent” que mantienen la arteria dilatada.

Enfermedades más comunes de la angiología y la cirugía vascular

  • Aneurisma
  • Varices
  • Trombosis arterial
  • Hipertensión muscular
  • Obstrucción arterial, isquemia
  • Arañas vasculares

Busca tus tratamientos, consultas y pruebas de angiología y cirugía vascular en:

Hola. Somos Savia.
¿Cómo estás?

¿Tienes dudas?