1. Home
  2. Especialidades
  3. Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen
Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en cualquier ciudad
Barcelona
Madrid
Valladolid
Sevilla
Murcia
Sant Cugat del Vallès
Elche/Elx
Salamanca
Segovia
Burgos
Zamora
A Coruña
Huesca
Majadahonda
Málaga
Valencia
Alicante/Alacant
Gijón
Santa Cruz de Tenerife
Palma
San Javier
Lorca
Boadilla del Monte
Torrelodones
Ávila
Molina de Segura
Alcobendas
Zaragoza
Palencia
Alcalá de Henares
La Almunia de Doña Godina
Móstoles
Consultas, pruebas y tratamientos
Consultas
Visitas presenciales con especialistas para solucionar todas tus dudas.
No hay consultas disponibles
Pruebas
Por si necesitas un chequeo, una analítica, una revisión o ver si todo va bien.
Ecografía muscular o tendinosaEcografía muscular o tendinosa Ver todos
Tratamientos
Tenemos todas las herramientas necesarias para que tomes las riendas de tu salud.
No hay tratamientos disponibles
Servicios Savia
Regístrate y habla gratis con un Médico
¿Tienes alguna duda?. Habla gratis por chat con un Médico General.
Sin esperas ni desplazamientos
Regístrate ahora
Otros servicios Savia
Una videoconsulta con un médico especialista en medicina general.
El médico te llama para resolver cualquier duda por teléfono.
Médicos especialistas y centros

Videoconsulta médica gratis

Solo por registrarte te regalamos dos meses de Savia Premium para que lo pruebes.

Reservas una cita
Preparamos la consulta
Solucionas todas tus dudas
Regístrate
Contenidos de salud Ver todos
Colangiografía
Contenido de salud
Colangiografía
Definición La colangiografía es una prueba diagnóstica que se realiza mediante un estudio radiológico para visualizar la vesícula biliar y vías biliares, tras la administración de un contraste (sustancia que resalta los tejidos a visualizar). Se utiliza para el diagnóstico y tratamiento de algunos procesos que afectan a la vía biliar o pancreática (cálculos biliares, estenosis o estrechamientos benignos, tumores, etc.).   Tipos de colangiografías Colangiografía transhepática percutánea o transparietohepática: se realiza una punción con una aguja fina en la pared abdominal en la región superior derecha, para poder inyectar a través del hígado directamente el contraste en el árbol biliar. Así, este se visualiza a través de la realización de pruebas de imagen mediante rayos X. Su uso ya está muy limitado a casos concretos en los que no se puede realizar el siguiente tipo de colangiografía. Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica: es una técnica en la que se realiza una endoscopia o duodenoscopia, que es la introducción por la boca de tubo pequeño flexible con una cámara y luz para visualizar el interior, hasta llegar al duodeno, primera parte del intestino delgado, donde desemboca el conducto biliar. Por ahí se introduce una pequeña sonda y se inyecta contraste radiológico para comprobar si existen alteraciones en los conductos biliares y pancreáticos. Al mismo tiempo se hacen radiografías para obtener imágenes de las alteraciones que quedan resaltadas por la interrupción del paso del contraste...etc. Desarrollamos entonces aquí, la técnica actualmente más utilizada que es la Colangiopancreatografía Retrógrada Endoscópica o CPRE. Preparación El paciente debe permanecer en ayunas desde la noche anterior o al menos unas 6 horas antes de la CPRE. Sólo podrá beber el agua indispensable si debe tomar alguna medicación habitual. Así mismo, es necesario que comunique al médico si tiene alguna enfermedad, es portador de alguna prótesis cardíaca o marcapasos, toma de forma habitual algún medicamento, sobre todo si interfiere en la coagulación de la sangre (Heparina, Sintrom...etc.), o es alérgico a algún fármaco o contraste. Las mujeres deben tener la seguridad de no estar embarazadas, porque se utilizan, en la realización de la prueba, rayos X que no deben aplicarse en estados de gestación por existir riesgo para el feto.  Los pacientes que utilizan dentaduras postizas, deben quitársela antes de la realización de la prueba. El paciente debe firmar un documento de consentimiento informado donde se explica en qué consiste la prueba médica, cuáles son sus riesgos y objetivos y qué alternativas existen. Para su realización se lleva a cabo la sedación del paciente y en casos puntuales puede necesitar la aplicación de anestesia general. Estos términos son evaluados previamente por el médico anestesista, que es el que aplicará la sedación o anestesia. Se recomienda acudir acompañado a la realización de la prueba. Habitualmente, se indica al paciente tomar antes de la realización de la colangiopancreatografía, un tratamiento antibiótico para disminuir el riesgo de complicaciones por infección (pancreatitis, etc.) Cómo se realiza una colangiografía Habitualmente la prueba se realiza previo ingreso hospitalario del paciente. Antes de iniciar la prueba, se realiza la administración de un fármaco sedante por vía intravenosa, para que el paciente esté más confortable produciéndole un estado de somnolencia. Se inicia la prueba introduciendo por vía oral un duodenoscopio, tubo fino y flexible con una cámara y luz en su extremo y visión lateral, pasando por el esófago, el estómago hasta llegar a la primera porción del intestino delgado, el duodeno.   A través del duodenoscopio se pueden introducir utensilios que permiten extraer muestras para su análisis o realizar tratamientos. A nivel del duodeno desembocan el conducto biliar y pancreático común. Es habitual que sea necesario realizar un pequeño corte (esfinterotomía) para facilitar el acceso a los conductos con una cánula (otro tubito pequeño)  mediante la que se inyecta un contraste. Est e contraste realiza un realce en los tejidos en su visualización mediante la obtención de imágenes por rayos X, con lo que el médico endoscopista puede detectar si existe algún tipo de alteración en ellos y realizar si se precisa, las técnicas terapéuticas que deban aplicarse.   La duración de la colangiografía retrógrada endoscópica oscila entre 45 -60 minutos. Complicaciones de una colangiografía Las complicaciones que surjan en la realización de la técnica dependen en gran parte de la finalidad última de la realización de la prueba, es decir, si sólo se utiliza para poder realizar un diagnóstico o si además, se realiza un tratamiento en su desarrollo. También va a influir en la aparición de complicaciones, la existencia de alteraciones en la anatomía del tubo digestivo del paciente, su edad, el padecimiento de otras enfermedades...etc. Las complicaciones que pueden aparecer son: Aparición de náuseas, vómitos, sensación de presión o dolor abdominal por la introducción de aire, síntomas que desaparecen de forma progresiva en los siguientes días a la realización de la prueba. La complicación más frecuente es la pancreatitis aguda (infección e inflamación del páncreas). Perforación del esófago, estómago o intestino delgado. Hemorragia que puede llegar a ser importante y comprometer la vida del paciente. Paso del contenido gástrico al pulmón (aspiración). Reacción alérgica a medicamentos o al contraste administrado.  Reacciones infrecuentes e inesperadas por la administración de la sedación. Riesgos derivados del uso de radiaciones ionizantes para la toma de las imágenes (el acúmulo de radiaciones en los tejidos a lo largo de la vida puede inducir el desarrollo de alteraciones celulares que desemboquen en tumores...etc.). Resultados Tras la exploración el paciente permanece ingresado en el hospital, habitualmente unas 24 horas, durante las cuales el paciente recibe el tratamiento preciso y se mantiene en ayunas. Si por el contrario, el paciente es dado de alta el mismo día de la realización de la prueba, el paciente debe tener la precaución de no conducir vehículos ni manejar maquinaria pesada o peligrosa, ya que puede permanecer durante unas horas, con el efecto de la sedación. Frecuentemente, el resultado de los hallazgos encontrados durante la exploración se suelen transmitir al paciente durante el ingreso, explicándole al paciente si se ha realizado algún tipo de técnica de tratamiento.  El informe médico escrito, especificando y describiendo la existencia o no de alteraciones como cálculos biliares (piedras situadas en los conductos biliares o pancreáticos), estenosis (estrechamientos) benignas o producidas por tumores, fístulas (comunicaciones anómalas) biliares… etc. y la descripción de los posibles tratamientos realizados, como extracción de cálculos, colocación de prótesis (en estrechamientos que dificultan el paso de la bilis o jugo pancreático)... ect., se podrá aportar al paciente por parte del médico en la siguiente cita de revisión en consultas. Preguntas frecuentes ¿Qué es una colangiografía por resonancia magnética? La colangioresonancia es una prueba de imagen diagnóstica no invasiva, que permite visualizar, mediante la utilización de ondas de radiofrecuencia, imágenes de la vía biliar, la vesícula biliar,  el conducto pancreático y el páncreas . La colangioresonancia puede realizarse sin contraste o con la administración previa de un contraste por vía oral o intravenosa. ¿Qué es un CPRE? La CPRE  o Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica, es  una prueba diagnóstica mediante la que se visualizan las vías biliares, la vesícula biliar, el conducto pancreático y el páncreas por medio de la realización de una endoscopia, es decir, la introducción de un pequeño tubo flexible con una cámara en su extremo (endoscopio).  Por medio de ese tubo además puede introducirse una pequeña cánula que, una vez localizada la zona donde desembocan el conducto pancreático y el de las vías biliares (ampolla de Vater), se introduce en él. A través de la cánula se administra un contraste que se difunde por todos los conductos y, mediante la realización de una radiografía estática o dinámica, se ven en imágenes esos conductos y sus posibles alteraciones . ¿Qué es la colangiografía intraoperatoria? La colangiografía intraoperatoria o peroperatoria es la que se realiza durante el acto quirúrgico, mediante la inyección directa de un contraste en las vías biliares para el estudio del árbol biliar . ¿Qué es una papilotomía? Una papilotomía es una incisión (corte) que se realiza en una parte del intestino delgado (papila duodenal) para la extracción de un cálculo biliar (piedra) del conducto biliar, cuando se ha objetivado su existencia por medio de una CPRE . ¿Qué es una esfinterotomía endoscópica? La esfinterotomía endoscópica es la realización de una incisión (corte) del esfínter de Oddi ( salida del conducto biliar y del conducto pancreático al duodeno), accediendo hasta él desde el duodeno a través de la realización de una endoscopia (pequeño tubo flexible que se introduce por la boca y tiene una cámara y una luz para obtener imágenes).
Ecografía de Tiroides
Contenido de salud
Ecografía de Tiroides
¿Cómo se hace una ecografía de tiroides? El paciente se acuesta en una camilla y se aplica un gel conductor por el cuello, este debe permanecer estirado. Después se desliza el transductor sobre la zona para obtener imágenes a tiempo real y observarlas y estudiarlas a través del monitor del ecógrafo. ¿Para quién está indicada? La ecografía de tiroides está indicada en pacientes en quienes, después de un examen físico previo, se detecta una sospecha clínica como un crecimiento o nódulo de la tiroides, un bocio o tiroides grande o irregular, o nódulos linfáticos anormales cerca de la glándula tiroidea. También se puede utilizar para guiar biopsias de nódulos en la zona. ¿Por qué se realiza? Se realiza porque es un método indoloro, rápido, no invasivo y seguro que permite visualizar la glándula tiroides y las estructuras adyacentes en el cuello , para detectar alguna anomalía y poder realizar, por parte del médico, el diagnóstico y tratamiento adecuado. Riesgos de una ecografía de tiroides Al ser una prueba llevada a cabo mediante ultrasonidos, en lugar de Rayos X, no presenta riesgos. Es una prueba segura incluso para una mujer embarazada y el feto. Preparación No necesita ninguna preparación previa ni requiere ayuno , solo retirarse objetos metálicos como collares, piercing o cadenas. Es posible que se indique poner una bata de hospital. Cómo es la recuperación de una ecografía de tiroides La recuperación es sencilla, ya que es una prueba rápida e indolora. Después de la misma, se pueden retomar las rutinas diarias sin inconvenientes. Resultados El médico facilita un informe al paciente después de estudiar los resultados emitidos por el radiólogo. Los resultados muestran si las características del tiroides, en cuanto a tamaño, forma, posición y vascularización son normales. Por el contrario, no serán normales si presenta quistes, bocio, nódulos, cáncer o inflamación, entre otras patologías. Es posible que el médico necesite hacer alguna otra prueba para confirmar el diagnóstico o realizar algún examen de seguimiento después del tratamiento pautado si se diagnostica alguna patología. Preguntas frecuentes ¿Qué es una ecografía de tiroides? Es una prueba diagnóstica por imágenes que permite observar la glándula tiroides y sus estructuras adyacentes mediante ultrasonidos. ¿Cómo se realiza una ecografía de tiroides ? Se lleva a cabo deslizando por la zona de la tiroides un transductor en la que previamente se ha aplicado un gel conductor , para obtener imágenes internas a tiempo real. Se realiza sobre el paciente tumbado en la camilla con el cuello estirado. ¿Qué puede verse en una ecografía de tiroides ? En una ecografía de tiroides se puede visualizar la estructura interna y la forma de la glándula tiroides y las estructuras adyacentes del cuello , para detectar si presenta nódulos, bocio, tumores, comprobar su vascularización, etc. ¿Cuánto dura una ecografía de tiroides? Una ecografía de tiroides puede durar entre 15 y 30 minutos , pudiendo aumentar el tiempo en el caso de ser una ecografía guiada para realizar una biopsia. ¿Para qué sirve una ecografía de tiroides? Sirve para ver la glándula tiroides y detectar la existencia de alguna anomalía y poder realizar un diagnóstico y tratamiento oportuno o, también, sirve como guía para un proceso que requiera hacer una biopsia.
Arteriografía
Contenido de salud
Arteriografía
Definición La arteriografía, también denominada angiografía, es una prueba radiológica diagnóstica para obtener información muy precisa del estado de las arterias (vasos sanguíneos). Esta técnica puede emplearse para visualizar cualquiera de las arterias del cuerpo humano. Se utilizan rayos X que obtienen imágenes (angiogramas) de los vasos sanguíneos. Se lleva a cabo por los médicos radiólogos vasculares e intervencionistas. Una arteriografía puede identificar exactamente dónde se encuentra el bloqueo de una arteria. Las dos causas más comunes del bloqueo de las arterias son los coágulos de sangre (embolias) y la arteriosclerosis. Otra causa puede ser también la presencia de aneurisma (dilatación anormal de la pared de una vena o arteria ) que si se rompe puede provocar una hemorragia severa.  La arteriografía permite medir el flujo y la presión sanguínea de las cavidades cardiacas, así como determinar si las arterias están obstruidas. Tipos de arteriografías Los tipos de  arteriografías que existen son: Arteriografía o angiografía con rayos x:   es la prueba más tradicional, en la que se inyecta contraste (yodo) y mediante rayos X se valora la anatomía vascular.   Arteriografía o angiografía con resonancia magnética (angio-RM ): se utiliza la resonancia magnética que no produce radiaciones ionizantes. Se obtienen imágenes detalladas de lo vasos sanguíneos sin insertar un catéter dentro de los mismos, por lo que se minimizan los riesgos para el paciente. Arteriografía o angiografía con tomografía computarizada(angio-TAC): se inyecta el contraste al paciente y se realiza un scanner para obtener las imágenes. La resolución de las imágenes es muy elevada y permite observar los depósitos de calcio. Preparación La preparación para una arteriografía va a depender del tipo de arteriografía que el paciente se vaya a realizar, pero de manera general: El paciente debe acudir en ayunas 8 horas antes de la intervención. El paciente no debe tomar fármacos que afecten a la coagulación sanguínea como la aspirina (medicamento anticoagulante) para evitar sangrados importantes. El médico le puede pautar al paciente antibióticos para evitar infecciones.  Es importante que el paciente informe a su médico si está tomando alguna medicación o si es alérgico, en especial al yodo ya que es el medio de contraste que se usa para realizar esta prueba. El paciente debe dejar de fumar días previos a la prueba, por lo menos 24 horas antes. Se debe realizar al paciente análisis de sangre el dia de la prueba. Al paciente se le coloca una vía venosa donde le pasaran líquidos y los medicamentos durante el procedimiento. Cómo se realiza una arteriografía Una arteriografía se realiza en tres pasos: Introducción de un pequeño catéter (tubo plástico). Se introduce por dentro de una de las arterias del paciente, que puede ser en la ingle, la parte superior del brazo o la muñeca. Una vez fijado el catéter se le pondrá anestesia local a la piel y tejidos profundos. El médico guiará el catéter a través del cuerpo hasta llegar a la arteria que será estudiada con la ayuda de una pantalla de rayos X (como un televisor), el paciente no sentirá el catéter moviéndose dentro de sus arterias gracias a la anestesia.  Inyección de contraste (colorante de yodo rayos X). Será inyectado a través del catéter mientras se toman radiografías (placas). El paciente puede sentir calor leve cuando se le introduzca el contraste, pero esto sólo durará unos segundos y desaparecerá. En muchos casos, varias inyecciones de contraste y varias tomas de radiografías (placas) serán necesarias para completar el examen. Extracción del catéter. Una vez finalizado el examen, el radiólogo vascular extraerá el catéter de la arteria. Se aplicará presión en el lugar donde se introdujo el catéter durante unos 10 o 20 minutos. Esta presión evitará que la arteria sangre reduciendo la posibilidad de hemorragias y hematomas. Complicaciones de una arteriografía Las complicaciones de de una arteriografía pueden ser: Al introducir el catéter dentro de una arteria puede dañar la arteria o presentar un hematoma (moratón) en el lugar por dónde fue introducido el catéter. El moratón puede producir un leve dolor o malestar. El paciente puede sentir náuseas, males, dolor de cabeza, sensación de frialdad, adormecimiento en los pies, hinchazón o calor en la zona de la punción. Reacción alérgica al medio de contraste (yodo) o al anestésico local. Sangrado excesivo en el punto de punción. En algunos pacientes, especialmente los diabéticos o los que padecen una enfermedad renal, puede haber un deterioro de la función renal, por lo que el médico debe saberlo para tomar las medidas necesarias antes de realizar el procedimiento. Resultados Los resultados de la angiografía se pueden conocer nada más terminar la prueba. Cuando los vasos sanguíneos están íntegros se observan bien perfilados, sin muescas ni pérdidas de contraste. La visualización de estenosis , fístulas o malformaciones (aneurismas) es directa e inmediata, sobre todo en vasos de gran calibre, siendo más complejo y con necesidad de un estudio más minucioso el diagnóstico de lesiones vasculares en arterias de pequeño tamaño.  Los resultados dan información precisa de las lesiones que puedan presentar las arterias y así planificar el tratamiento adecuado para el paciente.  Preguntas frecuentes ¿Cuánto dura una arteriografía?   La arteriografía dura normalmente entre 45 y 90 minutos. Pero el tiempo va a depender de la condición de cada paciente en el momento de la prueba .  ¿Es dolorosa una arteriografía?  La arteriografía no es dolorosa porque se realiza bajo anestesia, sin embargo, el paciente puede sentir molestias a la hora de colocar el catéter .  ¿Hay que tener cuidados especiales tras una arteriografía?  Sí. Los cuidados especiales tras una arteriografía son: El paciente debe permanecer ingresado en el hospital de 6 a 8 horas una vez terminado el procedimiento. Revisar constantes vitales, el punto de punción para asegurarse que no hay sangrado ni hematomas (moreton), y los pulsos de los pies periódicamente. El paciente debe relajarse y reposar durante 24 horas. Tomar abundante líquidos, así ayuda a eliminar más rapido el medio de contraste.  El paciente debe volver a su dieta regular.  No realizar ejercicios fuertes ni levantar ningún peso por lo menos durante dos días. No se recomienda que el paciente tome baños calientes o duchas en las primeras 12 horas después de la prueba. El paciente debe vigilar si aparece sangrado, hinchazón, dolor o cualquier cosa anormal y avisar inmediatamente a su médico ¿Cuál es la arteriografía más común? La arteriografía más común es la arteriografía con rayos X .
Encefalograma
Contenido de salud
Encefalograma
Definición El encefalograma o electroencefalograma es el registro mediante electrodos de la actividad eléctrica del cerebro , permitiendo el diagnóstico enfermedades como la epilepsia, las demencias y la muerte cerebral. Tipos de encefalogramas Los tipos de encefalograma se pueden clasificar en función de cómo se realizan en: Encefalograma en vigilia con el paciente despierto. Encefalograma con deprivación del sueño, se tiene al paciente sin dormir una noche y se realiza después el electroencefalograma, lo normal es que el paciente se duerma registrando entonces la actividad encefálica. Por la forma de registro será: Analógico en el cual se registra a través de 8 electrodos la actividad eléctrica con un registro analógico. Encefalograma digital en el cual a través de 20 electrodos hace un registro que quedó dentro del ordenador, donde posteriormente se podrá estudiar y comparar con nuevos registros. Preparación No es necesario permanecer en ayunas, pero sí se recomienda no consumir bebidas con cafeína entre 8 y 12 horas previas a su realización , el médico indicará al paciente si debe de tomar su medicación habitual, o por el contrario esta debe de suspenderse, se lavara la cabeza con su champú habitual evitando cremas o acondicionadores capilares. Cómo se realiza un encefalograma La realización de un encefalograma se inicia con la colocación de una serie de pegatinas en el cuero cabelludo en número variable de entre 8 y 25, para sobre ella situar el electrodo, se usará un gel capilar que actuará como conductor, los electrodos van a ser conectados a un osciloscopio, se le pedirá al paciente que se relaje y que cierre los ojos y desde este momento se comenzará a registrar la actividad eléctrica del encéfalo, se harán registros con diferentes estímulos como son el respirar rápido, estímulos de luces, estímulos de sonidos, todos estos estímulos quedarán registrados en el encefalograma que será analizado por el neurofisiólogo. Complicaciones de un encefalograma El encefalograma es una prueba no invasiva, que presenta pocos o ningún riesgo para el paciente, se puede presentar una irritación de la piel en la zona donde se colocan los electrodos. Los estímulos que se producen con luces, sonidos o hiperventilación pueden dar lugar a crisis epilépticas, que serán controladas por los médicos presentes en las salas de exploración. Resultados El neurofisiólogo examinará las ondas que han quedado registradas en el registro del encefalograma , las ondas que aparecen serán durante la vigilia serán las ondas alfa, betha, delta y theta.La actividad del sueño las ondas serán REM  y No REM. De estas ondas se van a examinar la frecuencia que será el número de veces que una onda se reproduce, la amplitud es la distancia que hay entre el punto más alto y el más bajo de la onda, y la morfología que es la forma de la onda. El estudio de estos parámetros y la comparación con lo que sería normal es lo que permite llegar al diagnóstico de la enfermedad. Los resultados de las pruebas estarán disponibles en su médico entre 7 y 15 días posteriores a su realización , ya que el neurofisiólogo precisa un tiempo para estudio de  la prueba.  Preguntas frecuentes ¿Es lo mismo encefalograma que electroencefalograma? Si, un encefalograma, un electroencefalograma y las siglas EEG, describen una misma prueba , en la cual mediante una serie de electrodos que se sitúan en el cráneo se va a registrar en un osciloscopio la actividad eléctrica del encéfalo, permitiendo comparar las ondas que se obtienen con las que serían normales, esto dará lugar a un correcto diagnóstico de diversas enfermedades, entre ellas la más importante la epilepsia. ¿Cuánto dura un electroencefalograma? El registro de un electroencefalograma suele ser de unos 30 minutos , pero hay casos en que se realiza un registro más largo de varias horas, en los casos de registro de sueño se realiza durante las 8 horas, que el paciente se duerme y se puede incluso realizar electroencefalograma de 24 horas, será el neurólogo el que decida el tipo de registro necesario en función de la sospecha diagnóstica que se presente. Cuando el paciente acuda a realizarse la prueba le habrán indicado el tipo de registro y el tiempo de duración de este. ¿Se puede hacer un encefalograma a niños? El encefalograma es una prueba que se realiza con normalidad a niños , así en los casos de sospecha de una epilepsia es necesario la realización de la prueba para valorar la posibilidad o no de esta enfermedad, no solo se puede realizar encefalogramas basales sino con deprivación de sueño o con estímulos exteriores, es una prueba muy poco invasiva Si se tiene que realizar un encefalograma al niño, será necesario que este acuda tranquilo a realizarse la prueba. ¿Qué es un electromiograma? El electromiograma es la prueba diagnóstica que se realiza para valorar el funcionamiento del sistema nervioso periférico y los músculos que inerva , para realizar las pruebas se sitúan unas pequeñas agujas que van a registrar las corrientes eléctricas que se producen tras mover el músculo ¿Qué es la magnetoencefalografía? La magnetoencefalografía es la prueba diagnóstica que registra la actividad funcional cerebral , captando los campos magnéticos, dando gran información sobre los campos vasculares y metabólicos subyacentes a la función cerebral.
Radiodiagnóstico
Contenido de salud
Radiodiagnóstico
Definición El radiodiagnóstico es un método basado en la obtención de imágenes mediante pruebas con radiación ionizante o no, para establecer el diagnóstico del paciente .   Este tipo de diagnóstico se emplea frecuentemente en el tórax, abdomen, cervicales o para el aparato urinario, entre otros. Se suele emplear sobre todo para confirmar el diagnóstico y concretar las dolencias del paciente, pudiendo aplicar un tratamiento más completo. ¿Cómo es un radiodiagnóstico? El radiodiagnóstico utiliza las herramientas que nos permiten obtener imágenes macroscópicas del organismo del paciente con diferentes técnicas de radiación ionizante o no, para una vez obtenidos los resultados el médico determine un diagnóstico. Las técnicas más utilizadas para el radiodiagnóstico son:  Resonancia Magnética: la RM (Resonancia Magnética) es una de las técnicas más avanzadas que existen a día de hoy en cuanto a la radiología. Permite obtener imágenes pero sin aplicar radiación (rayos x) al cuerpo humano. Se realiza mediante imanes y ondas potentes introduciendo al paciente en un tubo cerrado o semicerrado, donde debe permanecer inmóvil durante los 20-45 minutos que dura la prueba. Radiografía: este tipo de prueba se realiza mediante la aplicación de rayos X a la zona del paciente a diagnosticar para evaluar las posibles alteraciones. Los rayos X atraviesan los distintos tipos de tejido del cuerpo humano que se reflejan en diferentes tonalidades de grises, según su composición. Con la radiografía se pueden observar fracturas, tumores y  esguinces, entre otras lesiones. El paciente debe colocarse en la posición indicada según la zona que se debe diagnosticar, con un peto de plomo para disminuir la radiación en el resto del cuerpo, y permanecer inmóvil hasta que se tomen las imágenes, durante unos 5 minutos.  ¿Para quién está indicado? Para aquellas personas cuyas posibles lesiones puedan observarse mediante imágenes del interior del organismo, como roturas, fisuras, lesiones, presencia de tumores, etc. ¿Por qué se realiza? Mediante el radiodiagnóstico se obtienen imágenes del interior del cuerpo humano, de manera que se puede ver con mayor claridad donde está la lesión y diagnosticarla para tratarla.  Riesgos del radiodiagnóstico El radiodiagnóstico se realiza en muchos casos con técnicas que emplean rayos X, por tanto el paciente recibe radiación. No obstante esa radiación a la que se somete no tiene riesgo para su salud, ya que es mínima y se aplica de manera puntual. Este tipo de diagnóstico está contraindicado en mujeres embarazadas, ya que la radiación podría afectar al desarrollo del feto. Por otra parte, el técnico de rayos se saldrá de la sala cuando se emita la radiación al paciente, ya que en su caso la exposición a los rayos X es diaria y sí podría dañar su salud. Preparación Para obtener el radiodiagnóstico, primero el paciente debe realizarse la prueba radiológica indicada de la zona a diagnosticar. Deberá ponerse una bata hospitalaria para realizarla, quitarse todos los objetos metálicos, y en caso de que sean placas internas comunicárselo al técnico de rayos. En caso de necesitar contraste se le pedirá al paciente acudir en ayunas a la prueba. Cómo es la recuperación de un radiodiagnóstico Las pruebas realizadas suelen ser poco o nada invasivas, por lo que la recuperación en cuanto a la prueba realizada es inmediata.  No obstante, hay ocasiones en las que se debe aplicar contraste o isótopos radioactivos, por lo que el paciente deberá beber mucha agua en las horas siguientes para eliminarlo del cuerpo, y a su vez evitar el contacto con niños y mujeres embarazadas para evitar riesgo.  Resultados La base del radiodiagnóstico es la aplicación de técnicas de obtención de imágenes, de las cuales la mayoría de ellas necesitan un periodo de tiempo para ser evaluadas por el especialista y determinar un primer diagnóstico, que después junto con las imágenes obtenidas se le envían al médico para dar su propio diagnóstico y comunicárselo al paciente.  Por tanto, los resultados de radiodiagnóstico suelen tardar entre 1 semana y 20 días.  Muchas veces el radiodiagnóstico va acompañado de pruebas complementarias como una analítica de sangre.  Preguntas frecuentes ¿Quién me dará mi radiodiagnóstico? Los resultados de las pruebas de radiodiagnóstico deberán recogerse en el área de radiología del centro médico, donde aparte de las imágenes se incluirá un informe del especialista que lo ha valorado. Estos resultados los deberá llevar al médico que los solicitó y será él quien le de el radiodiagnóstico final.  ¿Cuánto se tarda en obtener un radiodiagnóstico? Los resultados de radiodiagnóstico se obtienen en función del tipo de prueba radio-diagnóstica que se apliquen, de forma que si son radiografías pueden obtenerse al momento, otras más específicas como la resonancia magnética puede tardar entre 1 semana y 20 días.  ¿Qué es un técnico de radiodiagnóstico? Un técnico de radiodiagnóstico en el profesional que desarrolla su puesto de trabajo en el departamento de diagnóstico por Imagen del hospital, prestando su servicio en las  diferentes áreas de radiología (Rayos X, TAC, Resonancia Magnética, Ecografías o Medicina Nuclear). Para ello ha tenido que realizar una formación de grado superior. Se encargan de supervisar que la toma de las imágenes se realicen correctamente, colocando a los pacientes en las posiciones más idóneas para incrementar la exactitud de la imagen a obtener.
Otoscopia
Contenido de salud
Otoscopia
Definición La otoscopia consiste en el examen físico del oído, desde su conducto externo situado en la oreja, hasta el conducto medio y la membrana del tímpano. Para realizar la prueba el médico necesita un instrumento llamado otoscopio. El otoscopio, es un instrumento médico con un grosor de unos 2 cm y cabezales huecos de diferentes diámetros, que permite observar el interior del oído, mediante el examen físico de la otoscopia. El cabezal consta de dos partes, un lado fino que es el que se introducirá en el oído; y en la otra parte una lente transparente por la cual se ve el interior. Para realizar la otoscopia es muy importante contar con una buena iluminación, por lo que los otoscopios cuentan con luz propia para facilitar el trabajo del médico. Fases de la otoscopia La otoscopia cuenta con dos fases a analizar: Oído externo: se observan las características de la piel, la simetría con la otra oreja, la presencia de bultos o malformaciones, el lóbulo, es decir la anatomía de la oreja, y a su vez el conducto auditivo externo (CAE). Oído medio: se observa la membrana timpánica (MT), y, en algunos casos, la cadena de huesecillos (martillo, yunque y estribo). Oído interno: no es observable mediante una simple otoscopia, por lo que en caso necesario se derivarán pruebas para ello como una resonancia magnética.  Preparación La otoscopia es una examen médico que se realiza de manera común en cualquier consulta médica. El paciente no requiere una preparación para la realización de la prueba, y no está contraindicada en ningún paciente, aunque se evita realizarla en aquellos recién operados de los oídos o con una otitis muy aguda. Cómo se realiza una otoscopia La otoscopia se inicia con una exploración externa de la oreja y el conducto auditivo, de manera que el médico palpará esta zona. Después, con el empleo del otoscopio y eligiendo el cabezal que más se adapte al diámetro del oído del paciente, explorará el conducto auditivo y el oído medio, introduciendo el cabezal, mientras tira suavemente de la oreja para facilitar la visibilidad. Observará primero el conducto auditivo, el cual deberá tener un color rosado y poca cera, y después el tímpano, comprobando que no esté inflamado. También observará que las estructuras siguientes (apófisis, mando del martillo, umbo y cono luminoso) se mantengan en la posición adecuada.  Por último mirará el otro oído para compararlos, limpiando previamente el cabezal. Los principales aspectos a observar durante la otoscopia son: Color y apariencia:  debe ser translúcido, dejando pasar la luz para ver el interior, y de color blanquecino nacarado con vasos sanguíneos. Movilidad de la membrana timpánica: aplicando presión se deberá mover por las vibraciones, primero hacia dentro y luego hacia fuera. Posición de la membrana timpánica: debe ser cónica, siendo la parte más alejada el llamado umbo. La membrana timpánica puede estar normal, retraída o abombada. Triángulo luminoso: brillo producido por la reflexión de la luz del otoscopio. Complicaciones de una otoscopia Al tratarse de una exploración sencilla, no suelen presentarse graves complicaciones, pero bien es cierto que pueden darse algunas como: Traspasar la infección de un oído al otro si no se limpia el cabezal. Dolor e irritación tras la exploración con el otoscopio, sobretodo si hay infección. Posible perforación del tímpano, muy poco frecuente, ya que los cabezales son de pequeña longitud. Resultados La observación del oído externo y medio mediante la otoscopia, permite la evaluación en el momento de las posibles alteraciones que presente el paciente. Tras la otoscopia el médico redacta un informe con las alteraciones que haya observado durante la exploración, obteniendo el diagnóstico de manera inmediata y por consiguiente el tratamiento en caso necesario. Preguntas frecuentes ¿Qué se ve en una otoscopia? Mediante la otoscopia se puede observar el oído desde la oreja hasta la membrana timpánica (MT), incluyendo el conducto auditivo externo (CAE). De esta forma se pueden diagnosticar infecciones locales u alteraciones en el oído, de una forma sencilla. ¿Qué es una otoscopia normal? Si tras la otoscopia el médico determina que es normal, significa que no hay alteraciones en el conducto auditivo ni la membrana timpánica. De forma que el conducto auditivo externo (CAE), tendrá un color rosado y el cerumen no será excesivo, y por su parte, la membrana timpánica (MT) no estará inflamada ni enrojecida. ¿Qué es una otoscopia bilateral? La otoscopia bilateral es la que se realiza en ambos oídos para comparar el estado de uno con el otro. Casi todas las otoscopias son bilaterales para tener una comparativa acorde al paciente. El médico deberá tener cuidado, y limpiar el cabezal del otoscopio cuando pase de un oído a otro, ya que si no puede transferir la infección al el oído sano. ¿Qué es una otoscopia neumática? La otoscopia neumática se utiliza para comprobar la movilidad de la membrana timpánica (MT). Se usa un otoscopio neumático, el cual se caracteriza por tener conectado un tubo de caucho que termina en una pera de goma, la cual permite variar las presiones en el oído al bombear aire, y  así se pueden observar las vibraciones del tímpano y el oído medio.
Ecografía Testicular
Artículo especializado
Ecografía Testicular
Esta exploración básica, sencilla y no invasiva , es esencial para un correcto diagnóstico de algún tipo de alteración a nivel escrotal , tanto de testículos como de sus estructuras próximas. Se puede realizar a cualquier edad y no emite ningún tipo de radiación. ¿Cómo se realiza? La ecografía es una técnica no invasiva, es decir, no se introduce ningún material, contraste o aparataje en el interior del cuerpo humano. Se coloca un gel sobre el escroto para facilitar el movimiento del transductor y la emisión y captación de ultrasonidos y se explora desde fuera. Las únicas molestias que se pueden notar son el frío del gel y la presión sobre las estructuras estudiadas. En general, es una prueba que dura media hora como máximo. Con frecuencia se complementa mediante el Doppler, que permite ver la irrigación de las estructuras estudiadas. Las estructuras próximos a los testículos que permite explorar la ecografía son el epidídimo (un tubo largo y estrecho ubicado en la cara postero-superior de cada testículo y al cual van a desembocar los conductos seminíferos procedentes de los testículos), las vesículas seminales, las venas y vasos linfáticos de los testículos y el mismo escroto. Útil en adultos y en niños La ecografía testicular es muy útil para valorar diversas patologías, en adultos y en niños: En niños la ecografía es muy útil para valorar la presencia o ausencia de testículos no descendidos en el saco escrotal. Esta exploración permite observar dónde se hallan los testículos y así programar una cirugía lo antes posible para intentar hacer descender el testículo al saco escrotal. Es importante que esto se haga cuanto antes, dado que los testículos no descendidos tienen una mayor incidencia de cáncer . En adultos la ecografía testicular es muy efectiva para valorar muchos tipos de lesiones , ya sean sólidas, líquidas, intratesticulares o externas a ellas. ¿Qué información aporta? Estas son las situaciones en que la ecografía testicular resulta de mucha ayuda: Masa testicular La ecografía testicular es la prueba esencial y que nos aportará mucha información sobre el estudio de una masa testicular. Ante la sospecha por palpación de una masa en un testículo, la ecografía nos permitirá, ya de base, poder diferenciar si se trata de una masa sólida (un posible tumor) o de una masa líquida (un quiste). Pese a que algunos rasgos de la imagen y el contexto pueden hacer pensar en la benignidad o malignidad de la masa tumoral, la ecografía no permite aseverar a ciencia cierta la naturaleza de estos tumores, por lo que será preciso realizar pruebas complementarias o directamente extirpar el testículo. Cabe decir que aproximadamente un 95% de las masas tumorales que aparecen en los testículos son malignas, por lo que en general se opta siempre por la extirpación del testículo afectado. Epididimitis La ecografía testicular es también útil para valorar patología de las estructuras adyacentes al testículo, como el epidídimo y las vesículas seminales. La presencia de un dolor testicular puede ser indicativa de una epididimitis y la ecografía testicular permitirá apreciar la inflamación de esta estructura con una normalidad del testículo. Asimismo, si existe sangre en el esperma puede ser debido a la presencia de un quiste en las vesículas seminales , una lesión que también se apreciará gracias a la ecografía testicular. Hidrocele Consiste en la presencia de una acumulación de líquido entre las capas que rodean al testículo. Esta acumulación puede causar un aumento del tamaño escrotal y una molestia o dolor sordos que van aumentando a lo largo del día. Al realizar la ecografía se apreciará un testículo normal pero con una presencia aumenta de líquido alrededor del teste. Varicoceles Son dilataciones de los plexos (redes) de venas que irrigan los testículos . Su mecanismo de aparición es el mismo que el de las varices de las piernas; de hecho, son varices testiculares, y causan una molestia escrotal y pueden comprometer la fertilidad. Al realizar la ecografía se apreciará un testículo normal y las dilataciones tortuosas de estos plexos venosos. Torsión testicular En caso de un dolor agudo e intenso de un testículo , asociado o no a un traumatismo, se debe sospechar una torsión testicular. En este caso la ecografía testicular permitirá valorar la inflamación del testículo, la torsión del mismo y comprobar mediante el Doppler la irrigación sanguínea. La torsión testicular es una urgencia médica que debe intervenirse lo antes posible para evitar la muerte de las células testiculares y el posible compromiso de la fertilidad . En casos de traumatismos graves la ecografía permite valorar también si hay afectación del tejido testicular y si existen hematomas dentro o fuera de la gónada.
Urografía
Contenido de salud
Urografía
Definición La urografía es una prueba médica que emplea el uso de contraste para observar las vías urinarias a través de rayos X , así como todo el aparato urinario, al ser filtrado el contraste por los riñones. La radiación a la que se expone el cuerpo es bastante elevada en comparación con otras técnicas médicas que ofrecen imágenes de mayorurotac calidad. Principales usos de las urografías La urografía puede emplearse como una prueba diagnóstica o como medio para planificar una operación. Los principales tipos de enfermedades en los que se aplica esta prueba son: Observar si existe la presencia de tumores (benignos o malignos) en las vías urinarias. Si fuese así el contraste administrado al paciente aparecía muescado. Ante un sangrado en la orina continuo, para conocer su origen y causa. Si el paciente ha sufrido un cólico renal, para determinar si tiene piedras en los riñones. Para identificar, ante una perforación del uréter o la vejiga, dónde se encuentra concretamente la rotura. Si se va a someter al paciente a una operación de las vías urinarias, utilizando la urografía como guía durante la intervención. Preparación Esta prueba no requiere ingreso hospitalario, pero después el paciente deberá permanecer un tiempo en observación. No debe ingerir ningún alimento ni bebida en las 8 horas previas a las prueba, además, el médico  aconseja una dieta con fibra la semana previa a la prueba para mantener el colon limpio. El paciente tendrá que cambiarse de ropa y ponerse una bata hospitalaria, así como quitarse los objetos metálicos . Si sospecha que pueda estar embarazada debe comunicárselo al médico, ya que esta prueba está contraindicada. Cómo se realiza una urografía Una vez que el paciente esté preparado sin objetos metálicos y con la bata hospitalaria, entrará en la sala de rayos X donde se realiza la prueba. Allí, se recostara en la camilla boca arriba y le pondrán una vía intravenosa, un manguito para medir la presión arterial y varios parches en el cuerpo para controlar el ritmo cardiaco. A través de la vía le administran el contraste yodado, el cual puede provocar molestias en el momento que se le inyecta, como escozor, e incluso la boca puede darle un sabor metálico. Cuando ya esté el contraste inyectado, el paciente debe permanecer inmóvil, ya que inician las radiografías secuenciadas , para ver como va avanzado el contraste. Después de la prueba, el paciente pasará a la sala de observación, donde será supervisado. Deberá beber mucha agua para eliminar el contraste y no producir un daño en el sistema urinario. Antes de irse se le solicitará una prueba de orina para comprobar que es normal. Complicaciones de una urografía En caso de tener una infección en los riñones o que estén dañados, no es recomendable hacer la prueba para evitar complicaciones y riesgos en el paciente. Además, esta prueba está contraindicada en mujeres embarazadas, y si están en periodo de lactancia es recomendable esperar también para realizarla. En el caso de que durante su desarrollo se produzcan complicaciones, las más habituales son: Alergia ante el contraste administrado. Vómitos o náuseas. Pérdida de conocimiento. Desvanecimientos. Bajada o subida brusca de la presión arterial. También se pueden dar complicaciones de mayor riesgo como un fallo renal agudo, embolias o coágulos y variaciones en la glándula del tiroides. Resultados Los resultados de la urografía se obtienen a los pocos minutos de realizar las radiografías secuenciadas, sin embargo una mala interpretación de una muestra o pérdida de contraste puede dar un diagnóstico erróneo , por lo que el especialista debe evaluar tranquilamente los resultados. En los resultados de una urografía se observan por tanto varias secuencias antes, durante y después del contraste. Se evalúa el filtrado de los riñones, los riñones en sí, los uréteres, y la capacidad de retención de la uretra. Si no existen muescas y no hay pérdida de contraste todo se verá bien perfilado y será un resultado normal. Preguntas frecuentes ¿Qué es un contraste de riñón? Es una prueba médica, llamada urografía intravenosa, por la cual se inyecta contraste yodado en la vía intravenosa del paciente, y se realizan radiografías secuenciadas para ver el sistema urinario del paciente. ¿Qué es la Urotac? UROTAC, son las siglas de Urografía por Tomografía Computarizada. Consiste en realizar un estudio de las vías urinarias con contraste a través de una máquina TAC , en vez de una de rayos X tradicional, cuya radiación es menor y las imágenes se obtiene en distintos planos y cortes. ¿Qué es una urografía excretora? También conocida como pielograma intravenoso, se emplea para estudiar el aparato excretor del paciente. ¿Qué es la pielografía? La pielografía es otro nombre que recibe la urografía, ya el procedimiento es el mismo, obtener imágenes mediante rayos X para evaluar la vejiga, los uréteres y los riñones del paciente. ¿Qué es la pielografía retrógrada?¿Y la pielografía ascendente? Pielografía retrógrada : se administra el contraste mediante una sonda urinaria directamente a los uréteres, para evaluar el sistema colector de los riñones. Pielografía ascendente :  se inyecta el contraste por vía endoscópica en el uréter terminal, para evaluarlo.
Qué Debes Saber Sobre la Mamografía
Artículo especializado
Qué Debes Saber Sobre la Mamografía
La importancia de la mamografía radica en que permite detectar el cáncer en algunos casos dos años antes de que éste sea palpable y detectable, tanto por el médico como por la propia paciente. La mamografía es una prueba de imagen radiológica que permite explorar las mamas y detectar precozmente el cáncer de mama . Sobre el cáncer de mama… El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales. De hecho, se considera que una de cada ocho de nosotras desarrollará un cáncer de mama a lo largo de su vida. Por ello es tan importante su diagnóstico precoz , basado en la mamografía de control, para diagnosticarlo en sus primeras etapas, pues en esta fase casi todos se pueden curar. La mamografía permite detectar el cáncer en algunos casos dos años antes de que éste sea palpable y detectable , por el médico o por la propia paciente. Utiliza rayos X de baja dosis para tener una imagen de la trama que dibuja el tejido mamario. Inicialmente el cáncer se diagnostica por distorsiones de esta trama o agrupaciones de pequeños depósitos de calcio que harán sospechar el inicio de un tumor maligno de mama. ¿Cómo se obtiene la imagen? Técnicamente para obtener esta imagen habrá que colocar la mama en el mamógrafo y ponerla entre dos planos de fibra de metacrilato, que tienen la finalidad de comprimir la mama para extender al máximo el tejido e inmovilizarlo para que la imagen sea lo más nítida posible. Las proyecciones habituales de rutina son de arriba a abajo y de perfil de ambas mamas , es decir, cuatro proyecciones (o “fotos”) en total. Esta compresión puede resultar discretamente molesta o algo dolorosa en pacientes especialmente sensibles, pero en cualquier caso es una molestia puntual, el procedimiento dura escasos minutos y habitualmente no persiste la incomodidad una vez finalizada la prueba. ¿Cómo acudir a realizarse la mamografía? Para realizar una mamografía no es necesaria ninguna preparación . Como única recomendación mencionaremos no utilizar según qué tipo de desodorantes o lociones que puedan tener talco o minerales pues pueden hacer opacificar la imagen obtenida. Por otro lado, y para minimizar la molestia que puede ocasionar, es preferible realizar la mamografía los días posteriores a la regla , pues durante la menstruación y los días previos los senos suelen estar más sensibles. Los rayos X no persisten en los tejidos después de realizar la prueba, con lo que se puede llevar a cabo, si es necesario, en madres lactantes. ¿Cómo se realiza? Una vez el técnico de radiología ha colocado las mamas en la posición adecuada se proyectará una baja dosis de rayos X sobre las mamas , que atravesarán todo su grosor componiendo una imagen sobre un “medio”. Este “medio” clásicamente era una placa de radiografía que se revelaba como una fotografía, pero actualmente los mamógrafos utilizan sistemas digitales en los que la imagen se compone de sistemas electrónicos igual que las cámaras digitales y se pueden revisar en la pantalla del ordenador y transportarse en un CD.   En función de la densidad de cada tejido se absorben más o menos rayos X, por tanto, la cantidad de rayos que atravesarán todo el grosor quedará más o menos atenuada como sucede cuando la luz impacta sobre el negativo de una fotografía: si emitimos los rayos X sobre el aire, sin que tengan que atravesar ningún tejido, todos los rayos emitidos llegarán a la placa o sistema digital, con lo que quedará totalmente “negro”. Si el tejido atravesado es muy denso, como un hueso, un metal o una prótesis el tejido absorberá casi todos los rayos y apenas llegarán rayos a impactar en la placa, con lo que la silueta trazada sobre la radiografía será “blanca”. Si los tejidos son intermedios, como grasa y músculos, serán más o menos “grises” según su densidad. De este modo es como se componen las imágenes de las radiografías y mamografías. Los mamógrafos han sufrido una importante evolución en los últimos años, disminuyendo mucho la cantidad de irradiación necesaria , concentrando los rayos sobre el tejido a estudiar y así evitando la dispersión y exposición de otros tejidos, y mejorando la resolución de la imagen en soportes digitales. Se ha introducido la tomografía digital en la exploración mamaria que, al  hacer un “barrido” sobre toda la mama, permite componer imágenes en tres dimensiones. Aun así, no se puede negar que hay un impacto de los rayos X sobre los tejidos, pero hoy en día, con los aparatos actuales, se puede asegurar que el riesgo que suponen es absolutamente asumible y compensa con creces el beneficio obtenido al poder diagnosticar los tumores de mama con tanta precocidad. ¿Cuándo hacerse una mamografía? Los protocolos de frecuencia de mamografías de cribaje varían de unos países a otros, y se basan en criterios de salud, pero sobre todo económicos. El protocolo del colegio de radiólogos de Estados Unidos y del Instituto Nacional del Cáncer recomienda una mamografía anual a partir de los 40 años en mujeres sin riesgo añadido de cáncer de mama. Pueden haber circunstancias que le resten resolución a la mamografía y, por tanto, nos coloquen en situación de riesgo de que una lesión pase desapercibida, como puede ser el caso de pacientes portadoras de prótesis mamarias y de mamas muy “densas”, muy “fibrosas”. En estos casos es de ayuda complementar el estudio mamográfico con una ecografía mamaria. Habitualmente, cuanto más joven es la mujer, más densas son sus mamas, por lo que es común solicitar el complemento de la ecografía a las mujeres en edad menstrual. MAMOGRAFÍA Y ECOGRAFÍA MAMARIA Quizás te preguntes: ¿por qué no realizamos ecografía mamaria en lugar de mamografía para ahorrarnos el tema de la irradiación? Pues no es equivalente: la prueba realmente eficaz para el diagnóstico precoz es la mamografía , la ecografía es complementaria para sacar más información a una imagen dudosa en la mamografía o como prueba única en mujeres muy jóvenes en las que no se pretende hacer un despistaje de cáncer sino hacer un estudio con sospecha de benignidad. Conservar las mamografías previas No hay dos mamas iguales, cada una es característica, como las huellas digitales, y el patrón de cada una, aunque puede irse modificando a lo largo de los años, se mantiene constante en su estructura. Por este motivo, es importante conservar las imágenes de mamografías previas y aportarlas en futuros exámenes pues son de ayuda para observar cambios evolutivos . Informa al centro si te has sometido a alguna cirugía en la mama pues obviamente las cicatrices de los tejidos se plasmarán en la imagen obtenida. ¿Y si se observa una imagen sospechosa? Si en una mamografía se observa alguna imagen sospechosa puede ser que el radiólogo indique la práctica de nuevas proyecciones en otra posición , y en ocasiones se proponga una punción o biopsia para analizar los tejidos. Esto no tiene por qué ser sinónimo de sospecha de cáncer, pues actualmente la tendencia es la de biopsiar lesiones de aspecto benigno para efectivamente confirmar su benignidad. Y si desgraciadamente la sospecha es de malignidad y así lo confirma la biopsia ten siempre una actitud positiva porque, como he dicho al inicio, actualmente la mayoría de los cánceres de mama se curan. Por tanto, mi recomendación es hacerse los controles periódicos, pues es mucho lo que nos puede beneficiar este acto.
Tipos, Diagnóstico y Preparación de la Resonancia Magnética Nuclear
Artículo especializado
Tipos, Diagnóstico y Preparación de la Resonancia Magnética Nuclear
Para obtener imágenes de las estructuras internas del cuerpo humano se utiliza la resonancia magnética nuclear (RMN). Este procedimiento diagnóstico médico utiliza ondas de radio que pasan a través de la zona del cuerpo que se quiere estudiar y que está sometida al efecto de un campo magnético durante la exploración. Permite obtener imágenes de gran calidad y detalle , lo cual ayuda al médico a detectar las variaciones en la forma, consistencia y tamaño de los órganos, y ello puede facilitar mucho el diagnóstico. ¿En qué consiste? La RMN emplea un campo magnético potente, ondas de radiofrecuencia y un programa informático que permite transformar las señales captadas en una serie de imágenes muy detalladas de los órganos, tejidos blandos, huesos, y prácticamente el resto de las estructuras internas del cuerpo. La RMN, a diferencia del TAC, no utiliza radiaciones ionizantes, es decir, rayos X. Las ondas de radiofrecuencia realinean los átomos hidrógeno del cuerpo, sin causar ningún cambio químico en los tejidos. A medida que los átomos de hidrógeno regresan a su posición habitual, emiten diferentes cantidades de energía que varía en función del tipo de tejido del cuerpo del que provienen. Dicha energía se capta y crea, mediante un programa informático, una imagen de los tejidos explorados. ¿Cómo se realiza? La realización de una resonancia magnética nuclear puede estar indicada cuando otras pruebas diagnósticas más sencillas, como una radiografía o una ecografía, no han permitido hacer un diagnóstico de certeza . La RMN es muy útil para estudiar: Masas tumorales y quistes. Hemorragias. Roturas de tejidos blandos. Infartos. Aneurismas. Lesiones intracraneales o cardíacas. Grandes vasos arteriales. Columna vertebral. Glándulas (páncreas, tiroides, suprarrenales). Órganos abdominales (hígado, vías biliares, bazo, riñones). Estructuras blandas de las articulaciones y de los músculos (tendones, ligamentos). Para llevar a cabo una resonancia magnética nuclear, el paciente debe de quitarse las joyas y objetos metálicos o que tengan bandas magnéticas como las tarjetas de crédito o los teléfonos. La realización de la prueba supone someter al paciente a un campo magnético, por lo tanto, cualquier objeto metálico puede provocar alteraciones en la captación de las imágenes. El paciente deberá permanecer durante todo el tiempo relajado y sin moverse . La realización de la resonancia magnética conlleva más tiempo que la de un TAC. La exploración supone entre tres cuartos de hora y algo más de una hora, en función de la estructura anatómica estudiada. En ocasiones puede que sea preciso sedar al paciente para mejorar la relajación. Durante la prueba se oyen ruidos fuertes, como golpes y sonidos metálicos. Al paciente se le facilitan unas protecciones auditivas para amortiguar el sonido de la exploración. ¿Y si sufro claustrofobia o me angustia estar encerrado? Es importante que si se sufre claustrofobia se informe previamente al equipo médico, dado que el paciente debe estar inmóvil durante un largo tiempo dentro de la máquina de la resonancia, que es una estructura cerrada. Hoy en día, sin embargo, existen aparatos de resonancia abiertos que hacen que la realización de la prueba sea menos agobiante. De todos modos, el paciente siempre tiene a mano un pulsador que puede apretar para detener la prueba temporalmente si es preciso. ¿CUÁNDO SE INYECTA CONTRASTE? En ocasiones, es necesario inyectar contraste para mejorar las imágenes . El material de contraste más comúnmente utilizado para un examen de RMN contiene un metal llamado gadolinio, que se puede usar en pacientes con alergias al contraste yodado. Es mucho menos común que un paciente tenga una alergia al material de contraste a base de gadolinio usado para la resonancia magnética que al contraste yodado empelado en el TAC. No obstante, incluso si el paciente tuviese alergia al contraste con gadolinio, se podría utilizar dicho contraste tras la administración de una medicación adecuada. En el caso de la mujer… Las mujeres deben informar siempre de la posibilidad de estar embarazadas . La resonancia magnética se ha empleado desde los años 80 sin que haya habido ningún informe sobre un efecto nocivo en las mujeres embarazadas o en sus bebés. Sin embargo, debido a que el feto estará en un fuerte campo magnético, las mujeres embarazadas no deben hacerse este examen durante los primeros tres a cuatro meses de embarazo, a menos que se asuma que el potencial beneficio de llevar a cabo la resonancia magnética supera con creces los posibles riesgos. El uso del contraste con gadolinio, sin embargo, está contraindicado en las mujeres embarazadas, a menos que sea absolutamente necesario para el tratamiento médico. ¿Es un procedimiento seguro? En la mayoría de los casos el examen de RMN es seguro para los pacientes que tienen implantes de metal, a excepción de algunos tipos. No se puede realizar una resonancia magnética si se es portador de: Implante coclear (del oído). Algunos tipos de clips que se utilizan para los aneurismas cerebrales. Algunos tipos de bobinas colocadas dentro de los vasos sanguíneos. Casi todos los desfibriladores y marcapasos cardíacos. Algunos implantes pueden interferir con el examen o suponer un riesgo potencial al ser sometido al potente imán de la resonancia. Algunos aparatos implantados requieren de un período corto de tiempo después de su colocación (unas seis semanas) antes de poder realizar una resonancia magnética de manera segura. Algunos de estos implantes son: Válvulas cardíacas artificiales. Vías de acceso implantables para administrar medicamentos (port-a-cath). Extremidades artificiales o prótesis metálicas para las articulaciones. Estimuladores nerviosos implantables. Broches metálicos, tornillos, placas, stents o grapas quirúrgicas. La resonancia magnética es, pues, una prueba segura y que permite obtener mucha información. Sin embargo, como siempre, debe ser el médico quien decida si es la prueba más adecuada para el problema que se quiere estudiar. Asimismo, la RMN no es una prueba que se haga nunca de urgencias, salvo en el caso de que se crea que existe una compresión aguda de la médula espinal.
Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Barcelona Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Madrid Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Valladolid Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Sevilla Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Murcia Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Sant Cugat del Vallès Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Elche/Elx Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Salamanca Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Segovia Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Burgos Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Zamora Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en A Coruña Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Huesca Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Majadahonda Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Málaga Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Valencia Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Alicante/Alacant Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Gijón Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Santa Cruz de Tenerife Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Palma Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en San Javier Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Lorca Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Boadilla del Monte Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Torrelodones Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Ávila Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Molina de Segura Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Alcobendas Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Zaragoza Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Palencia Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Alcalá de Henares Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en La Almunia de Doña Godina Radiodiagnóstico-Diagnóstico Por Imagen en Móstoles