1. Home
  2. Especialidades
  3. Oftalmología

Oftalmología en cualquier ciudad

Consultas, pruebas y tratamientos
Consultas
Visitas presenciales con especialistas para solucionar todas tus dudas.
Consulta de OftalmologíaConsulta de Oftalmología Ver todos
Pruebas
Por si necesitas un chequeo, una analítica, una revisión o ver si todo va bien.
Consulta de Oftalmología + Tomografía de Coherencia ÓpticaCampimetría Ver todos
Tratamientos
Tenemos todas las herramientas necesarias para que tomes las riendas de tu salud.
No hay tratamientos disponibles
Servicios Savia
Regístrate y habla gratis con un Médico
¿Tienes alguna duda?. Habla gratis por chat con un Médico General.
Sin esperas ni desplazamientos
Regístrate ahora
Otros servicios Savia
Una videoconsulta con un médico especialista en medicina general.
El médico te llama para resolver cualquier duda por teléfono.
Médicos especialistas y centros

Videoconsulta médica gratis

Solo por registrarte te regalamos un mes de Savia Premium para que lo pruebes.

Reservas una cita
Preparamos la consulta
Solucionas todas tus dudas
Regístrate
Contenidos de salud Ver todos
Lente Intraocular
Contenido de salud

Lente Intraocular

Definición Una lente intraocular es un pieza artificial de material sintético que se coloca en el interior del ojo para reemplazar al cristalino natural dañado.   De esta forma el ojo recupera sus funciones de enfoque y visión anteriores. Es una intervención quirúrgica y suele aplicarse en la operación de cataratas .  Tipos de lente intraocular  La lente intraocular recibe el nombre común de cristalino artificial, ya que sustituye el cristalino natural para recuperar sus funciones.  Dependiendo de las necesidades del paciente se le pondrá una lente intraocular u otra, distinguiéndose 3 tipos:  Lente monofocal: se utiliza en pacientes que tienen una deteriorada visión de lejos, llegando incluso a no ver hasta a un 1 metro de distancia. Solo poseen un foco, de ahí su nombre, y es el de la visión de lejos. Así, se corrige la necesidad de llevar gafas de lejos, pudiendo ser necesarias las de cerca o media distancia.  Lente bifocal: en este caso la lente intraocular tienen dos focos, uno de lejos y otro de cerca. De esta forma la necesidad de usar gafas es mucho menor. Se da en pacientes con miopía y vista cansada.  Lente trifocal: esta lente posee tres focos o distancias, siendo para la visión de lejos, intermedia y cerca. De manera que se corrigen, en principio, los problemas de visión y las gafas son casi innecesarias.  ¿Para quién está indicada? La sustitución del cristalino natural del paciente por una lente intraocular que cumpla las mismas funciones está indicada en casos de cataratas, ya que el cristalino con el paso del tiempo se ha vuelto opaco y el paciente no puede ver bien a través de él.  Cada vez está más extendido su uso en problemas visuales como la miopía, el astigmatismo o la hipermetropía, para corregir la refracción del ojo y evitar el uso de lentes de contacto. ¿Por qué se realiza? Es necesario el uso de una lente intraocular ya que tras la operación de cataratas evitamos al paciente la necesidad de usar gafas con una alta graduación de dioptrías. Y porque el cristalino es una parte necesaria del ojo para mantener dividido en dos segmentos el ojo, y que desarrolle sus funciones adecuadamente.  En el caso de usarse para corregir los defectos refractivos, el paciente busca dejar de lado el uso de las gafas.  Riesgos de la lente intraocular Las lentes intraoculares están hechas de un material que no provoca rechazo en el cuerpo humano. Es una intervención quirúrgica de riesgo mínimo.  Como efectos secundarios el ojo se puede infectar debido a la intervención, pero el número de casos es muy reducido.  Preparación En función del tipo de anestesia que se aplique al paciente así deberá ser su preparación.  Si la anestesia es tópica (se suministra mediante gotas en el ojo), no es necesario que se suspenda la toma de medicamentos. En caso de ser anestesia local o inyectada en el ojo, si será necesario que el paciente deje de tomar algunos medicamentos que le indicará su médico.  Generalmente se solicita al paciente acudir en ayunas y a la hora prevista. Lo más seguro es que pase ese día en el hospital.  Cómo es la recuperación de una lente intraocular La sustitución del cristalino por una lente intraocular es una operación que no requiere ingreso nocturno. Se realiza de manera ambulatoria y en el mismo día le darán el alta al paciente. Debe cumplir con la medicación necesaria y las indicaciones del médico.  Tras la colocación de una lente intraocular el paciente se somete a un proceso de recuperación que abarca aproximadamente un mes.  Durante la primera semana el paciente deberá evitar en todo lo posible las actividades que supongan un gran esfuerzo y puedan dañar la operación, no debe practicar deporte ni conducir. Tampoco deberá frotarse o rascarse los ojos, ni usar maquillaje.  En la segunda revisión podrá ir recuperando poco a poco su vida normal, pero hasta que no se cumpla el mes no deberá recuperarla por completo, siguiendo siempre las indicaciones de su médico.  Resultados En función del tipo de lente que se aplique al paciente y de sus necesidades, los resultados variarán.  De forma que en el caso de los defectos visuales recuperará la vista de lejos, de cerca o ambas, o incluso la intermedia.  Si el paciente se ha operado de cataratas recuperará la visión normal, al sustituir el cristalino que estaba dañado e impedía  la visibilidad por su opacidad.  Preguntas frecuentes ¿Cómo se llama a la cirugía de cataratas? La cirugía de cataratas también recibe el nombre técnico de facoemulsificación.  ¿Qué es una lente intraocular tórica? La lente intraocular tórica es una lente intraocular con mayor potencia y longitud focal, que permite corregir el astigmatismo.  ¿Qué es una lente intraocular multifocal? La lente intraocular multifocal es una lente intraocular que consigue corregir dos defectos visuales, al centrarse en dos focos, que son la visión de lejos (miopía) y la visión de cerca (vista cansada).  ¿Cuánto cuesta una cirugía de lente intraocular? En muchas ocasiones la seguridad social cubre los gastos de la operación de cataratas, y muchos seguros médicos privados, además, también cubren operaciones de lentes monofocales.  En caso de no contar con ellos, el precio puede oscilar entre 600 € y 3.000 € por ojo.  ¿Cuánto dura la implantación de una lente intraocular? El material por el que están compuestas las lentes intraoculares hacen que no sea necesarias cambiarlas, es decir, son para toda la vida a no ser que se presente alguna complicación.
Cirugía Refractiva
Contenido de salud

Cirugía Refractiva

Definición La cirugía refractiva es el conjunto de técnicas y procedimientos quirúrgicos que tienen como finalidad eliminar, o minimizar, las diferentes patologías oculares como son la miopía (mala visión de lejos), hipermetropía (mala visión de cerca), el astigmatismo . De esta forma, el paciente puede reducir el uso de gafas o lentes de contacto e incluso no volver a usarlos. ¿Cómo es la cirugía refractiva? En la cirugía refractiva existen varias técnicas que se pueden utilizar para realizar este procedimiento, y que van depender del tipo de patología ocular que tenga el paciente.   Esta intervención se realiza de dos formas: Cirugía láser: trata de modificar la forma de la córnea mediante un denominado (Excimer). La técnica más utilizada es la cirugía Lasik, y la más recomendada por los oftalmólogos debido a su rapidez y sencillez. Consiste en tallar una fina lámina en la superficie corneal con un instrumento diseñado para este tipo de intervenciones llamado microqueratomo. Una vez tallado se levanta esa fina capa de tejido corneal y se aplica el láser excimer, el cual    utiliza un rayo láser para moldear la córnea, durante un periodo de tiempo de 5 a 45 segundo. El láser dispone de un mecanismo de seguridad conocido como eye-tracker, que permite que los impactos se dirijan sólo a las partes de la córnea que debe ser remodelada para corregir el efecto refractivo. Una vez que el láser ha realizado su función se vuelve a colocar la fina capa corneal sin necesidad de aplicar puntos de sutura. Lentes intraoculares fáquica (ICL): Es una lente que se implanta en el interior del ojo sin necesidad de extraer el cristalino transparente del mismo. Se realiza para el paciente que tiene contraindicado el láser y en aquellos pacientes que tienen graduaciones altas. Es una intervención que se hace de forma rápida, sencilla e indolora. La intervención dura alrededor de cinco o diez minutos, se realiza con anestesia tópica (gotas), por lo que no es necesario cubrir el ojo al finalizar la operación. ¿Para quién está indicada? La cirugía refractiva está indicada para: Personas con defectos refractivos que quieren reducir o eliminar la dependencia de las gafas o lentes de contacto. Eliminar la graduación de los ojos, que va a depender del número de dioptrías que tenga cada paciente. Compensar la pérdida de la capacidad de acomodación del cristalino, que produce los problemas para enfocar de cerca. ¿Por qué se realiza? La cirugía refractiva s e realiza para eliminar las diferentes patologías oculares refractivas. Para modificar el estado refractivo del ojo con el propósito de eliminar o reducir el uso de gafas, de modo que los pacientes puedan  mejorar su calidad de vida . Riesgos de la cirugía refractiva En la cirugía refractiva existen algunos riesgos como son: Infección. Inflamación. Posible abombamiento de la córnea. Posibles efectos secundarios como halos o destellos son mayormente transitorios. El riesgo más común es el ojo seco, que generalmente desaparece pasados unos meses, durante este tiempo se recomienda el uso de gotas lubricantes. Preparación La preparación para la cirugía refractiva empieza con una primera consulta médica con el oftalmólogo, donde se comprobará que el paciente cumple todos los requisitos para poder ser intervenido quirúrgicamente. Se le realizará al paciente una serie de pruebas oftalmológicas para determinar qué tipo de intervención es la más adecuada. El médico le hará al paciente algunas pruebas para medir la agudeza visual, la refracción o número de dioptrías de miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia y la presión intraocular. En el caso de utilizar láser, también debe hacerse una topografía, o sea una medición de la curvatura y grosor de la córnea, y un estudio de la histéresis corneal, es decir, del grado de resistencia y elasticidad de este tejido. El mismo día de la operación el médico cita antes al paciente en consulta para repetir las pruebas diagnósticas, y confirmar que no haya cambios respecto a la visita preoperatoria, de modo que el ojo pueda ser intervenido. Cómo es la recuperación de la cirugía refractiva Durante las primeras horas de recuperación de una cirugía refractiva después de la intervención, el paciente puede notar ligeras molestias como escozor o lagrimeo y, al cabo de varias horas comenzará a percibir la recuperación visual sin necesidad de depender de las gafas o las lentillas. Tras terminar el procedimiento es conveniente que el paciente descanse y permanezca el mayor tiempo posible con los ojos cerrados, en un ambiente con poca luz. El paciente debe aplicarse los medicamentos oculares que le indique el oftalmólogo. Es necesario que el paciente pueda asistir acompañado el día del procedimiento porque la vista estará un poco distorsionada, algo borrosa y nublada, por lo que no se le permitirá conducir. El paciente podrá incorporarse a sus actividades de la vida diaria 48 horas después de la intervención. Se recomienda al paciente usar gafas de sol los primeros tres días para evitar frotarse los ojos. Resultados Como resultado de la cirugía refractiva la nitidez de la visión mejora considerablemente , y se reducen o se eliminan totalmente las enfermedades refractivas como la miopía, astigmatismo e hipermetropía. El paciente no tendrá que depender del uso de gafas o lentes de contacto para poder ver correctamente. Preguntas frecuentes ¿Cuánto cuesta la operación de la vista? La operación de la vista cuesta los mismo sin importar el problema de refracción que se vaya a corregir. El precio de la intervención está más relacionado con la técnica que utilice el oftalmólogo para corregir el problema visual. Esta operación puede costar alrededor de 700 a 900 euros por ojo . ¿Qué es una cirugía con Excimer Láser? La cirugía de Excimer Láser o láser de excímeros es una técnica quirúrgica para tratar las patologías oculares o defectos refractivo . Es un tipo de láser que genera una luz ultravioleta, invisible y fría que, en vez de cortar o quemar, crea suficiente energía como para separar las moléculas de los tejidos. El láser excimer es el apropiado para tratar miopías de entre 1 y 10 dioptrías e hipermetropías de entre 1 y 5 dioptrías, con o sin astigmatismo. ¿Qué es la queratotomía radial? La queratotomía radial es una operación para corregir la miopía.  Implica hacer cortes diminutos en la córnea para ampliarla. Esto puede ayudar a mejorar la visión de lejos. Consiste en hacer incisiones profundas en forma radial, como la llanta de una bicicleta, usualmente toma de 4 a 8 incisiones usando una cuchilla de diamante . ¿Qué es la cirugía fotorrefractiva? La cirugía fotorrefractiva es una cirugía que permite cambiar de manera permanente la forma de la córnea, a través de un láser ultravioleta que corrige las curvaturas corneales. Especialmente indicado en la corrección de Miopía o Astigmatismo . ¿Qué es PRK en oftalmología? Un PRK es la cirugía refractiva que consiste en las separación del epitelio, que es la capa más superficial de la córnea, empleando una solución especial alcohólica. A continuación se aplica el láser excimer para corregir la curvatura de la córnea y eliminar el defecto refractivo .
Transplante de Córnea
Contenido de salud

Transplante de Córnea

Definición El trasplante de córnea es una intervención quirúrgica que consiste en sustituir la córnea dañada del paciente por otra sana del banco de donantes. La córnea es la lente transparente del ojo que se encuentra en la parte más externa en la zona delantera del globo ocular. El trasplante de córnea es uno de los más habituales, y suele denominarse bajo el nombre de queratoplastia. ¿Cómo es un trasplante de córnea? Ante la posibilidad de que la córnea del paciente esté dañada, bien por hinchazón o porque han aparecido cicatrices, esta deja de cumplir su funcionalidad, provocando en el paciente la visión borrosa.  Cuando esto ocurre, se debe realizar un trasplante de córnea, el cual se realiza a través de las instituciones oficiales o bancos de ojos, proviniendo el tejido de un donante fallecido. La córnea que se va a trasplantar es sometida a diferentes análisis para comprobar su estado y compatibilidad con el paciente, la cual puede conservarse sin sufrir deterioro hasta 15 días. Como primer paso al paciente se le administra anestesia local para evitar el dolor, después se extraerá una pequeña parte de la córnea dañada, y se sustituirá con el nuevo tejido de la córnea donada, sustituyendo las capas. ¿Para quién está indicado? El trasplante de córnea es una intervención quirúrgica que se indica en aquellos pacientes que tienen dañada la visión y no pueden corregir su alteración con otros procesos, y/o cuando la inflamación muscular del globo ocular no desaparece con medicamentos o el uso de gafas especiales. Se realiza sobre todo si la córnea está abultada en su curvatura y/o presenta cicatrices. ¿Por qué se realiza? Cuando el paciente tiene una visión borrosa debido a la inflamación o cicatrices que presenta la córnea, y no se consigue corregir con gafas ni otros procedimientos, se realiza el trasplante de córnea para recuperar la visión normal. Riesgos de un trasplante de córnea Al ser un trasplante, este tipo de intervención quirúrgica está sometida a la existencia de un posible rechazo inmunológico.  También se puede dar una pérdida de visión y sensibilidad a la luz. Además, tras el trasplante pueden aparecer síntomas menos leves como la inflamación, infección, dolor, molestias y sangrado. En relación con la anestesia, suele ser local, por lo que el riesgo en este ámbito se disminuye . Preparación Antes de la realización del trasplante, el médico analizará las características de la córnea dañada del paciente para sustituirla por una similar y reducir el riesgo de rechazo. La preparación está condicionada a la disponibilidad de córneas de donantes, por lo que el proceso de espera puede ser más o menos largo. Normalmente no requiere ingreso nocturno. Cómo es la recuperación de un trasplante de córnea Tras el trasplante, el paciente deberá permanecer unas horas en observación, siendo muy rara la ocasión en la que deba quedarse ingresado. Los días posteriores deberá seguir las indicaciones de su médico, siendo las más comunes: Aplicar medicamentos en formato de gotas en los ojos y por vía oral. Tapar el ojo con una gasa y gafas solares. No frotar el ojo trasplantado. Retomar poco a poco las actividades del día a día que puedan dañar el ojo. Posteriormente deberá fijar revisiones oftalmológicas periódicas. Resultados Tras el trasplante, el ojo permanece hinchado unos días, por lo que habrá que esperar a que se reduzca la inflamación y el ojo se acostumbre a la nueva córnea para poder comprobar los resultados. Este periodo de tiempo puede abarcar desde varios días hasta unos meses. En caso positivo, el paciente recuperará la visión perdiendo el carácter borroso, requiriendo en algunos casos un ajuste posterior ante la posible necesidad de tener que usar lentes de contacto. En caso negativo, el organismo del paciente rechazará el implante, provocando la pérdida de la visión o requiriendo un nuevo trasplante. Preguntas frecuentes ¿Puede existir rechazo ante un trasplante de córnea? Sí. Aunque la probabilidad es pequeña, puede darse un rechazo a la córnea trasplantada. A medida que pasa el tiempo la probabilidad de rechazo disminuye. No obstante, el rechazo se puede presentar de forma inesperada en cualquier momento. ¿Cuánto cuesta un trasplante de córnea? El trasplante de córnea varía de precio. Si se realiza por la seguridad social o lo cubre el seguro médico privado del paciente, no tiene gastos. En caso contrario, variará el precio según la clínica, rondando los 4.500 €. ¿Recuperaré mi visión total tras un trasplante de córnea? El proceso de recuperación de la vista tras el trasplante de córnea es distinto en cada paciente, en función de su organismo y del motivo de trasplante. Es un proceso de recuperación lento, que en la mayoría de los casos aporta un resultado positivo, superando el 50% de recuperación de visibilidad. Por lo que la visión total se podrá recuperar según el caso de cada paciente. ¿Cuánto dura un trasplante de córnea? El trasplante de córnea dura entre media hora y una hora y media . ¿Es doloroso el trasplante de córnea? El trasplante de córnea se realiza con anestesia local, por lo que durante la intervención el paciente no siente dolor. Sin embargo, tras ella el paciente puede tener molestias.
Test de Snellen
Contenido de salud

Test de Snellen

Definición El test de Snellen es una prueba visual que se realiza al paciente para evaluar su capacidad ocular y ver si hay alguna alteración que pueda estar dificultando su visión, midiendo por tanto su agudeza visual.    Las principales alteraciones que suelen aparecer son miopía e hipermetropía. Principales usos del test de Snellen Esta prueba visual debe realizarse en todas las personas que creen que tienen una alteración a la hora de ver, sobre todo si empiezan a notar que su capacidad de visión, bien de lejos o de cerca, está alterada. Estos cambios en la vista suelen aparecer de manera progresiva, por lo que la pérdida de las capacidades oculares a veces tarda en notarse. El test de Snellen debe realizarse con frecuencia en: Ancianos : deben acudir con frecuencia a un oftalmólogo ya que con la edad la vista va perdiendo fuerza, y además se pueden prevenir o detectar otras enfermedades oculares como las cataratas. Adultos : deben acudir ante cualquier variación que noten en la visión, y realizar pruebas periódicas cada 10 años. Jóvenes : las evaluaciones oculares en los jóvenes suelen ser frecuentes, sobre todo tras importantes periodos de estudio, ya que la vista sufre. Niños : ante dificultad para leer o ver objetos lejanos se debe realizar el test de Snellen, además en las revisiones médicas también se realiza. Preparación El test de Snellen es una prueba no invasiva, que se realiza de forma ambulatoria. No requiere ninguna preparación . Es importante comunicarle al médico si el paciente se aplica colirios de manera habitual como un tratamiento, si padece alguna enfermedad visual o si su familia tiene antecedentes. Esto puede influir a la hora de evaluar el nivel de agudeza visual que presente. Cómo se realiza un test de Snellen El test de Snellen consiste en identificar letras de color negro de diferentes tamaños, mientras se van evaluando las dioptrías con el uso de lentes.  Lo realizan los oftalmólogos u oculistas, y en algunas consultas médicas lo suelen realizar los médicos de cabecera, sobre todo los pediatras, pero solo con el panel de letras. El paciente se sitúa a unos 6 metros (20 pies) de distancia de donde se encuentran las letras, recogidas en paneles que se llaman optotipos, y se le colocan unas gafas metálicas sin lentes. Los ojos se evaluarán por separado, de forma que uno de ellos se tapa, y con el otro debe identificar las letras que ve o intuye que ve cuando se las señala el médico, para valorar su agudeza visual. A medida que vaya viendo mejor o peor se irán introduciendo lentes en las gafas metálicas, valorando las dioptrías que tiene. El proceso se repite de forma idéntica en el otro ojo. Después de haber realizado diferentes cambios de lentes e indicado letras de diferentes tamaños con ambos ojos, el test de Snellen se da por finalizado. Complicaciones de un test de Snellen Es un test visual no invasivo, por lo que las complicaciones o riesgos desarrollados durante la prueba son nulos . Resultados Los resultados de esta prueba se obtienen en el momento. En esos resultados se evalúa la pérdida de visión que se padece, la cual se analiza mediante fracciones, es decir, cada letra en función de su tamaño debe poder verse a una distancia concreta, de manera que en la fracción aparece en el denominador la distancia a la que debería verse esa letra, y en el numerador la distancia a la que el paciente la ve. De forma que si una letra debe verse a una distancia de 6 metros y el paciente la ve a una distancia de 2, la fracción sería 2/6 . Tras la evaluación de la agudeza visual, mediante un documento se le indicará al paciente las dioptrías que tiene en cada ojo, y si necesita o no el uso de gafas. No obstante, lo que el test de Snellen mide realmente es la agudeza visual (fracciones), siendo las dioptrías el resultado de corrección ante la pérdida de esa agudeza. Preguntas frecuentes ¿Cuál es la visión 20/20? Una visión 20/20 en términos de agudeza visual se denomina: “visión normal”, por lo que el paciente no tiene ninguna alteración y no necesita usar lentes de contacto. ¿Qué es la agudeza visual 20/50? El resultado 20/50 indica que lo que una persona con visión normal vería a una distancia de 50 pies, el paciente la ve solo a una distancia de 20 pies. De forma que padece una baja visión, por lo que se le pueden presentar dificultades en el día a día como a la hora de leer una revista o el periódico. ¿Qué es la agudeza visual 20/100? Entre el valor 20/100 y 20/200, se encuentra lo que en España es considerado como ceguera, por  lo que se declara al paciente invidente, ya que su visión es muy reducida, dándole el grado de invidente dentro de ese rango. ¿Qué es la agudeza visual? Es el valor que se otorga a la visión de una persona, según la capacidad que tiene para identificar objetos en función de la distancia. ¿Qué es el optotipo? Es un instrumento médico visual, que se utiliza en optometría para medir la agudeza visual del paciente y también los colores. Estos paneles están compuestos por letras y números de diferentes tamaños, distintos colores y algunos objetos.
Operación Desprendimiento de Retina
Contenido de salud

Operación Desprendimiento de Retina

Definición La operación de desprendimiento de retina es una microcirugía (se realiza a través de un microscopio), en la cual la retina (parte del ojo que capta las imágenes), que se había desplazado de su lugar y que presenta pequeños desgarros, es recolocada y reparada . ¿Cómo es la operación de desprendimiento de retina? La operación de desprendimiento de retina consta de dos partes: En primer lugar el sellado de la zona rota, por la cual el líquido intraocular está situándose bajo la retina y desplazando a ésta de su lugar; este proceso se realiza a través de láser. En segundo lugar se realiza una inyección de gas dentro del ojo para que este empuje la retina hasta su lugar para que se pegue. Dependiendo de donde esté la rotura, le dirán al paciente que coloque la cabeza de una determinada manera para permitir que se sitúe la burbuja de gas en el lugar adecuado. Esta burbuja será absorbida posteriormente de forma paulatina por el ojo. También puede ocurrir que el oftalmólogo decida hacer una vitrectomía, que consiste en retirar el vítreo (sustancia transparente de aspecto gelatinoso que se encuentra por delante de la retina). Esto se hace porque en muchas ocasiones es el vítreo el que está traccionando la retina, en estos casos, se puede inyectar una sustancia de silicona aceitosa que en una cirugía posterior se deberá retirar. ¿Para quién está indicada? La cirugía de desprendimiento de retina está indicada para todos los casos en los que la retina se empieza a separar de su lugar en el fondo del ojo. Es un proceso que es necesario realizar de forma rápida, siendo el paciente en la mayoría de los casos operado en la primera semana, ya que cuando se sufre un desprendimiento de retina este no mejora por sí solo, siendo siempre necesaria la cirugía, que será tanto más eficaz cuanto menos tiempo haya pasado desde el desprendimiento. ¿Por qué se realiza? La cirugía de desprendimiento de retina se realiza porque, cuando este hecho se produce, a través del desgarro producido, está pasando líquido a la zona posterior de la misma, y si no se repara, la retina puede desprenderse totalmente y provocar una ceguera total. Es importante que se acuda al oftalmólogo con rapidez. Riesgos de la operación de desprendimiento de retina El principal riesgo de la operación de desprendimiento de retina es el tener que hacer una nueva intervención porque la primera no haya sido totalmente exitosa o porque la retina se vuelva a desprender de nuevo. Las infecciones oculares tras una cirugía son un riesgo que se trata de evitar, ya que es un proceso potencialmente grave. Tras la operación el cirujano suele recomendar un tratamiento con gotas oftálmicas que se deberá seguir de modo riguroso, así como el paciente no deberá tocarse el ojo sin lavarse las manos previamente. En algunas ocasiones tras este procedimiento puede ocurrir que la presión intraocular se eleve, esto se tratará con fármacos adecuados. Preparación La preparación para la operación de desprendimiento de retina es una analítica de sangre y un electrocardiograma si le van a someter a anestesia general, y una analítica para comprobar la coagulación si se trata solo de anestesia local. Es una cirugía que se suele realizar con relativa rapidez tras el diagnóstico, cuanto antes se realiza, mejores son los resultados. Cómo es la recuperación de una operación de desprendimiento de retina La recuperación de la cirugía como tal es rápida, en la mayoría de casos el paciente solo permanecerá en el hospital durante unas breves horas, tras ello, será dado de alta con una serie de tratamientos en forma de gotas que deberá de realizar de forma rigurosa. Si le pusieron una burbuja de gas le dirán que mantenga la cabeza en una determinada postura hasta la primera revisión, esto es muy importante para lograr la correcta colocación de la retina en su lugar. El gas se irá reabsorbiendo de forma paulatina y cambiando por sustancias que produce el propio cuerpo. Al principio el paciente tendrá sensación de ver a través de líquido y la visión se irá recuperando de forma paulatina, hasta completarla generalmente de forma definitiva a los seis meses. No en todos los casos se va a recuperar la visión completa. Si se ha desprendido la mácula (parte de la retina más importante que permite la mayoría de la visión ocular), el desprendimiento ha sido muy intenso o se ha tardado mucho en realizar la cirugía, la visión puede perderse parcial o incluso totalmente. Resultados Los resultados dependen de diferentes variables: Del tiempo transcurrido desde el inicio: cuanto más tiempo transcurra, los resultados de recuperación de la visión serán peores. Del número de desgarros: cuantos más desgarros haya que soldar, más pérdida de visión habrá. Del grado de afectación de la mácula: se obtendrán mejores resultados si se afectó solo la parte periférica de la retina. En general suele haber una recuperación buena con mejoría de la visión. En algunos casos es necesario reintervenir si no se consigue que la retina quede bien pegada. Tras un desprendimiento de retina se debe de acudir al oftalmólogo de forma regular por el riesgo de que este se reproduzca. Preguntas frecuentes ¿Qué es la retinopexia? La retinopexia es la cirugía de desprendimiento de retina por la cual conseguimos que la retina vuelva a situarse en su lugar y a recuperar totalmente la visión, puede ser con gas o con aceite de silicona, es el nombre oficial que se le da en medicina a este tipo de cirugía. ¿Qué es la retina de los ojos? La retina del ojo es la parte donde se sitúan las células neuronales que permiten la visión, podríamos decir que es la parte del ojo que nos permite ver en realidad. En la parte central de la retina se encuentra la mácula, que es la parte más efectiva en la visión. Si la mácula se daña se pierde una gran cantidad de la capacidad visual. La retina se encuentra en la parte más profunda del ojo y traslada las imágenes transformadas en impulsos eléctricos que, a través del nervio óptico, llegan al cerebro.   ¿Qué es el desprendimiento de retina? La retina es una membrana delgada que se haya fijada a la parte posterior del ojo; cuando se produce un desgarro en la misma el líquido intraocular pasa a través de este desgarro hacia la parte posterior de la retina, y esto hace que se desprenda de su lugar. Con ello la retina se retrae y no permite que los impulsos eléctricos se transmiten de forma adecuada. ¿Cuáles son las causas del desprendimiento de retina? Las causas del desprendimiento de retina son varias: La tracción vítrea. Esto sucede cuando el vítreo (sustancia gelatinosa dentro del ojo) tira de la retina, rasgándola. También se puede producir por un traumatismo, causa más frecuentes en niños y adultos jóvenes. Las personas con miopías importantes también pueden sufrir desprendimiento de retina  producida por la forma del ojo dada por la miopía, a pesar de que el paciente se haya sometido a una  corrección quirúrgica de la misma. Las personas con diabetes también son más propensas a tener desprendimiento de retina, que suele estar relacionado con procesos de pequeñas hemorragias y se produce por la proliferación de vasos sanguíneos. ¿Qué es el vítreo del ojo? El vítreo del ojo es una sustancia gelatinosa y transparente que se haya por delante de la retina y ayuda a mantenerla en su posición. Si deja de ser transparente impide una buena visión, como  cuando se forman hemorragias en el mismo, y se ven las llamadas “moscas volantes” , que son imágenes negras que se mueven. Si se produce de forma brusca se deberá acudir a un oftalmólogo por la posibilidad que esto se traduzca en un desprendimiento de retina posterior.
Examen de Fondo de Ojo
Contenido de salud

Examen de Fondo de Ojo

Definición    Es un examen oftalmológico que permite observar el fondo del ojo (parte posterior del interior del ojo). Es una técnica que consiste en la visualización de la retina, del disco óptico, y del globo ocular y los medios transparentes (córnea, cristalino, humor acuoso y humor vítreo)  a través de la pupila, utilizando para ello gotas que dilatan las pupilas. Se usa para detectar alguna  enfermedad o para hacer el seguimiento y evolución de la diabetes, hipertensión, glaucoma, degeneración macular, cáncer de ojo, problemas del nervio óptico, o lesiones en el ojo.  Este examen también se denomina fundoscopia y oftalmoscopia. Tipos de examen de fondo de ojo Los tipos de examen para el fondo del ojo se realizan por estas técnicas : Oftalmoscopio directo:  es el primero que se diseñó y  el más sencillo. El médico puede observar solamente un ojo al mismo tiempo, pero se necesita mucha destreza. Oftalmoscopio indirecto: es más complejo que el directo, el oftalmólogo puede ver ambos ojos al mismo tiempo. Es importante destacar que existen otras técnicas para este examen: Observar la retina a través de una lupa convexa sin entrar en contacto directo con el ojo Proyectar una luz a través de la pupila con la ayuda de un oftalmoscopio. Dilatar la pupila con un colirio y tras 20 min se coloca una lente con tres espejos directamente sobre el ojo para examinar la retina. Ésta se utiliza para obtener una visión completa (central y periférica) del fondo del ojo Preparación El examen de fondo de ojo no requiere una preparación previa. El paciente debe informar al médico, antes de la prueba, si tiene alguna enfermedad y si  toma o tiene alergias a medicamentos. Cómo se realiza un examen de fondo de ojo El paciente acudirá a la consulta y una vez allí se le administrarán unas gotas en los ojos  para que las pupilas se vayan dilatando poco a poco, puede durar de varios minutos a una hora, una vez alcanzada la dilatación adecuada se inicia la prueba. A continuación se apagan las luces de la consulta para poder visualizar mejor el fondo del ojo. Se pedirá al paciente que apoye la frente sobre la estructura de metal de la lámpara de hendidura o microscopio binocular, de esta manera se fija la mirada y se puede realizar el examen ocular. Durante la prueba es necesario que el paciente fije la mirada en un punto y no parpadee. Una vez finalizado se puede hacer vida normal, teniendo en cuenta que la dilatación de las pupilas durará unas horas más, por lo que hay que tener precaución con la luz solar y evitar su exposición directa. Complicaciones de un examen de fondo de ojo Las complicaciones no suelen ser frecuentes pero podemos encontrar: alergia medicamentosa a las gotas que se usan para dilatar la pupila. Irritación  o escozor de ojos  tras administrar las gotas. Resultados El examen de fondo de ojo aporta mucha información al médico , no solo de enfermedades que pueden afectar a la retina, nervio óptico o  vasos sanguíneos, sino también sobre enfermedades que pueden producir una pérdida de visión importante o incluso ceguera como la diabetes o hipertensión arterial entre otras o el seguimiento de estas patologías. Preguntas frecuentes ¿Qué es la oftalmología directa? La  oftalmología directa es la exploración del ojo a través de un oftalmoscopio monocular , que ofrece una imagen unidimensional y en el que se visualizan los ojos por separado. ¿Qué es el fondo ocular? Es la exploración que se realiza para visualizar a través de la pupila la porción posterior e interior del ojo. ¿Cuánto dura el examen de fondo de ojo? Es una prueba sencilla que dura alrededor de 1-2 horas como máximo . ¿Cuánto dura el efecto de fondo de ojo? La dilatación que se produce en las pupilas tras realizar el examen de fondo de ojo dura de 3 a 4 horas , por lo que es importante evitar la exposición directa al sol durante ese periodo. ¿Qué es un ciclopléjico? Ciclopléjico son gotas que se usan para la dilatación de las pupilas y poder hacer una buena  exploración del fondo de ojo y zonas oculares.
Derrame Ocular
Enfermedad

Derrame Ocular

¿Qué es un derrame ocular? El derrame ocular es la aparición de sangre entre la conjuntiva y la esclerótica , por ruptura de los vasos sanguíneos de esta última, apareciendo una lesión hemática en la parte anterior del ojo, sostenida por la conjuntiva, que no permite que salga al exterior ni traspase a la córnea. El derrame ocular o, como también se conoce, hemorragia subconjuntival o hiposfagma, es una patología bastante común multifactorial, y de resolución espontánea con el paso de los días en la mayoría de ocasiones. Tipos de derrame ocular Existen diferentes tipos de derrame que suceden en el interior del ojo: Hemorragia vítrea: es un tipo de hemorragia intraocular que no se ve a simple vista, ya que se encuentra en el humor vítreo del ojo y, en condiciones normales, es transparente. Al sangrar pierde su transparencia, por lo que la luz no puede atravesarlo y se expresa como pérdida de visión o visión borrosa, según su gravedad. Este tipo de hemorragia intraocular requiere una exploración oftalmológica completa, incluyendo fondo de ojo y, a veces, valoración en cámara de hendidura. Hifema: es la acumulación de sangre en la zona frontal del ojo, entre la córnea y el iris, pudiendo cubrir parcial o totalmente el iris. Se origina por una rasgadura del iris. En ocasiones, puede ser confundida con una hemorragia subconjuntival, ya que es una hemorragia visible, pero, a diferencia de esta última, los hifemas son dolorosos. Hemorragia subconjuntival: es la más benigna y de resolución espontánea. A diferencia del hifema y la hemorragia vítrea, esta no afecta a la agudeza visual, ya que el vaso implicado en el sangrado no altera los medios transparentes del ojo y solo permanece en la conjuntiva. Causas de un derrame ocular Las causas del derrame ocular más frecuentes son: Causas idiopáticas o sin razón aparente que ceden en periodo inferior a 5 días. Traumatismos, muy frecuentes en deportistas por lesiones directas severas en el ojo que afectan a los vasos sanguíneos. Malformaciones de los vasos sanguíneos que pueden ocasionar hemorragias espontáneas. Inflamaciones de la conjuntiva o úvea que pueden ocasionar como complicación hemorragias subconjuntivales Oclusión venosa en la retina. Elevación de la presión en los capilares, por elevaciones de la presión arterial sistémica o por realización de maniobras de valsalva en pacientes sensibles, como puede ser realizar grandes esfuerzos, estornudar o toser fuertemente. Trastornos de la coagulación sanguínea, déficit de vitamina K, algunos tipos de anemia e intoxicación por anticoagulantes. Cirugía de cataratas, puede ocasionar una hemorragia subconjuntival como reacción secundaria. Diabetes Mellitus, aunque no es la lesión más frecuente, los cambios de estrechamiento y obliteración a nivel de capilares pueden ocasionarla. Diferencias de presión, en recién nacidos, a través del canal del parto. Síntomas de un derrame ocular El síntoma más característico del derrame ocular o hemorragia subconjuntival es una zona roja delimitada en conjuntiva por la presencia de sangre. Esta, con el transcurso de los días, puede ir modificando su estructura, ya que desciende a través del ojo y disminuye de tamaño espontáneamente. No se debe presentar ningún tipo de secreción, dolor o pérdida de la visión, ya que estos son signos que hacen sospechar la presencia de otro tipo de hemorragia intraocular que no son la subconjuntival benigna. Tratamiento de un derrame ocular En general, el tratamiento de un derrame ocular es sintomático. La lesión en la conjuntiva desaparece en el transcurso de los días o semanas, ya que se va reabsorbiendo poco a poco conforme a su tamaño. Si el ojo se encuentra irritado, se pueden indicar lágrimas artificiales. El uso de antibióticos o corticoides no ofrece ninguna mejoría significativa y, por lo tanto, no se prescriben. Es importante medir la tensión arterial y valorar los factores desencadenantes, como el uso de anticoagulantes o trastornos de coagulación, para su oportuna corrección .   Pruebas complementarias de un derrame ocular El diagnóstico de un derrame ocular o hemorragia subconjuntival puede realizarse a través de una simple valoración oftalmológica que debe incluir fondo de ojo para descartar otro tipo de hemorragias intraoculares. En el caso de la aparición de dolor en el ojo o traumatismo previo, es importante, además del fondo de ojo, realizar un escáner del globo ocular y de las estructuras contiguas, así como la evaluación, a través de la cámara de hendidura, para detallar todas las estructuras internas del ojo. En pacientes con trastornos de coagulación y anemia, es conveniente realizar una analítica buscando alguna alteración, sobredosificación de anticoagulantes o déficit de vitamina K.   Por último, y no menos importante, se debe medir la tensión arterial. Factores desencadenantes de un derrame ocular Lo factores desencadenantes son similares a las causas del derrame subconjuntival. En ocasiones, se pueden sumar, como por ejemplo un traumatismo ocular en un paciente con trastorno de coagulación o un paciente con emergencia hipertensiva, quienes además tienen un tratamiento con anticoagulantes. Factores de riesgo de un derrame ocular Los factores de riesgo son: Pacientes con hipertensión arterial, sobre todo, aquellos con hipertensión arterial poco controlada. Pacientes con diabetes mellitus mal controlada que como complicaciones crónicas tengan dificultades en la microvasculatura (capilares). Pacientes con trastornos de coagulación o déficit de vitamina K. Uso de antiagregantes y/o anticoagulantes. Pacientes con malformaciones congénitas en los capilares sanguíneos. Complicaciones de un derrame ocular Las complicaciones de un derrame ocular o subconjuntival son poco frecuentes, si aparece dolor, fotofobia, pérdida de la agudeza visual o dolor de cabeza, se debe acudir al médico inmediatamente, ya que probablemente no sea el diagnóstico correcto. La mayoría de estos derrames subconjuntivales desaparecen espontáneamente en el transcurso de 3 semanas aproximadamente . Si es un gran área de sangrado subconjuntival, la zona afectada puede elevarse debido al gran cúmulo de sangre, pudiendo ocasionar en la conjuntiva sequedad ocular o molestias en el párpado, que pueden mejorar con lágrimas artificiales. En los casos de traumatismo, puede surgir un desprendimiento de retina, pero no debido a la hemorragia, sino al traumatismo. Prevención de un derrame ocular Ante la presencia de sobredosificación por anticoagulante o déficit de vitamina K, se debe tratar de no realizar esfuerzo físico severo o maniobras de valsalva, así como tampoco frotar muy fuerte los ojos. Si se presenta algún traumatismo ocular, hay que evitar el ejercicio físico durante las 48 horas posteriores al traumatismo. Para el resto, no existe ningún tipo de prevención adicional . Especialidades a las que pertenece La especialidad a la que pertenece es oftalmología y medicina de atención primaria. Preguntas frecuentes ¿Qué son los vasos sanguíneos del ojo? Los vasos sanguíneos del ojo son estructuras arteriales y venosas que transportan sangre desde y hasta el ojo, a través de pequeños micro capilares, hasta formar la arteria y vena central de la retina. En la conjuntiva, por su extrema delgadez , los capilares son más propensos a romperse, originando hemorragias subconjuntivales sin mayor significación, no ocurriendo lo mismo en otras partes del ojo como el vítreo.   ¿Qué pasa cuando el ojo se llena de sangre? Si el ojo se llena en la conjuntiva de sangre, no afectando al iris y sin pérdida de la agudeza visual, no tiene mayor importancia que la parte estética o cierto prurito (picazón) o sequedad ocular. Ahora bien, si el sangrado va acompañado de dolor ocular , dolor de cabeza o pérdida de agudeza visual, se debe acudir inmediatamente al oftalmólogo para descartar otras enfermedades más graves del globo ocular, que pueden dejar incapacidad permanente o parcial en el mismo.   ¿Por qué el ojo palpita? El ojo no palpita, lo que palpita realmente es el músculo orbicular del párpado, provocando una falsa impresión de palpitación del globo ocular. Aunque no existe una causa específica, se cree que puede estar relacionada con estrés, insomnio o déficit de vitamina B12 . ¿Qué es la Hiposfagma? La hiposfagma es otra manera de denominar a la hemorragia subconjuntival que se produce por la rotura de pequeños capilares entre la conjuntiva y la esclerótica. ¿Cuáles son los síntomas de presión en la vista? Los síntomas más frecuentes de presión en la vista son: pérdida gradual de la visión, ojos rojos, cefalea, dolor ocular y, en ocasiones más graves, náuseas y vómitos.
Ojos Llorosos
Síntoma

Ojos Llorosos

¿En qué consisten los ojos llorosos? Los ojos llorosos, síntoma también conocido como lagrimeo constante o epífora ocular , es un problema oftálmico relativamente frecuente y muy molesto que se caracteriza por un exceso de lágrimas en la superficie de los ojos llegando incluso a desbordarse, ya que estas no son adecuadamente drenadas por el conducto nasolagrimal que las redirige hacia la nariz. Posibles causas de los ojos llorosos Las causas de los ojos llorosos pueden estar originadas por circunstancias que provocan un aumento de producción de las lágrimas o por la obstrucción del conducto nasolagrimal que las drena de la superficie ocular. Las principales son: Alergias en los ojos (conjuntivitis alérgica) o en la nariz (rinitis alérgica). Infecciones de las vías respiratorias altas . Infecciones oculares agudas (conjuntivitis víricas y bacterianas) o crónicas en el saco lagrimal (dacriocistitis) cuyas secreciones provocan la obstrucción del conducto nasolagrimal. Triquiasis : rozamiento en el globo ocular producido al voltearse las pestañas hacia el interior del ojo. Ectropión : párpado vuelto hacia fuera alejando el lagrimal de su posición y dificultando el drenaje de la lágrima. Sequedad ocular : producción excesiva de lágrimas reflejas provocada por la irritación de la superficie seca del ojo. Problemas de visión mal corregidos . El estrechamiento de los conductos lagrimales producido con el envejecimiento. Cualquier trastorno de la córnea : úlceras, cuerpos extraños, si bien suelen ir acompañados de otros síntomas como dolor y fotofobia, que requieren valoración médica. Diagnóstico de ojos llorosos ¿Qué puede ser? Para un correcto diagnóstico de los ojos llorosos hay que realizar una completa anamnesis (resumen clínico), que incluya los antecedentes familiares y personales (tanto generales como oculares), si existen alteraciones visuales o dolor, irritación, secreción nasal o estornudos, o si se está en tratamiento con fármacos que lo pudieran provocar como la Epinefrina o la Pilocarpina . También es preciso realizar una detenida exploración física de los ojos y la nariz mediante un oftalmoscopio o mediante una de lámpara de hendidura , que es un microscopio con una luz potente para poder valorar en tres dimensiones las estructuras del ojo. Aunque no es frecuente el uso de pruebas complementarias, de ser preciso y realizado por un oftalmólogo se puede recurrir a: pruebas de imagen como tomografía computarizada, endoscopia nasal (ver la parte interna de la nariz mediante un tubo flexible), o sondaje del conducto lagrimal para valorar si está obstruido. Tratamiento para los ojos llorosos ¿Qué hacer? En función de las causas, el tratamiento para los ojos llorosos puede ser: Cuando el conducto está obstruido hay que proceder a su desobstrucción mediante cirugía u otros métodos (sondaje del conducto) de las vías lagrimales. La intervención quirúrgica más frecuente es la dacriocistorrinostomía. Tratamiento antibiótico mediante colirios o medicación oral en casos de infección. Si es debido a problemas de visión mal corregidos, hay que realizar una correcta graduación y solucionar con lentes de contacto o cirugía refractiva. Si está provocado por sequedad ocular se pueden usar lágrimas artificiales. Realizar periodos de descanso ante la fatiga ocular producida por los dispositivos electrónicos.    Preguntas frecuentes ¿Qué son los ojos vidriosos? Es otra forma de llamar a los ojos llorosos, son denominaciones sinónimas . ¿Qué es la epífora ocular? La epífora ocular es el término médico que hace referencia al lagrimeo excesivo que se produce por el desequilibrio entre la cantidad de lágrima que generan los ojos y su eliminación natural hacia la nariz por el conducto nasolagrimal. ¿Qué remedios existen para evitar que me lloren los ojos? De manera previa a acudir al oftalmólogo y si los síntomas no son muy molestos ni duraderos, se puede tratar de remediar con: adecuada higiene y lavado de ojos que eviten  la obstrucción del conducto lagrimal, compresas tibias sobre los ojos que dilaten el conducto para favorecer el drenaje de las lágrimas , y realizar masajes suaves varias veces al día del conducto lagrimal para favorecer el drenaje. ¿Qué agentes externos provocan ojos llorosos? Los principales agentes externos que pueden provocar ojos llorosos son el contacto con alérgenos ambientales , el uso de inadecuadas lentes de contacto, la sobreexposición a dispositivos electrónicos, o el impacto de cuerpos extraños en la superficie corneal. ¿Qué es la dacriocistitis? La dacriocistitis consiste en la inflamación del saco lagrimal (donde se producen las lágrimas) originado generalmente por una infección aguda o crónica y que afecta generalmente a un solo ojo. Afecta sobre todo a recién nacidos (que se infectan en el momento del parto) y a mujeres mayores de 50 años . Cursa con inflamación y es muy doloroso, y además de ojos llorosos provoca ojos rojos.
Ojos Rojos
Síntoma

Ojos Rojos

¿En qué consiste tener los ojos rojos? Se dice que una persona tiene los ojos rojos cuando la zona blanca del ojo formada por la esclerótica (que es la membrana gruesa que constituye la parte externa del globo ocular), y la conjuntiva, (que es la membrana transparente que la cubre y protege), adquiere este color . Tener los ojos rojos es un problema muy frecuente que puede presentarse en uno o en ambos ojos e indicar desde una irritación leve sin mayor importancia que cursa con leves molestias y tiene una resolución espontánea, a ser síntoma de una lesión ocular grave que precise valoración especializada, cursar con dolor y alteraciones visuales, y necesitar tratamiento específico. Tipos de ojos rojos Existen dos tipos de ojos rojos en función de cómo se conforma esta tonalidad: Ojo con una mancha roja uniforme : consecuencia de un derrame ocular (sangre acumulada que queda entre la esclerótica y la conjuntiva). Ojo con líneas rojas : más o menos intensas y numerosas y como consecuencia de la dilatación de los vasos sanguíneos de esa zona del ojo. Posibles causas de los ojos rojos Las principales causas de los ojos rojos se pueden clasificar como: Ambientales: o    Contaminación. o    Alergias oculares. o    Humo, polvo y vapores. o    Exposición a productos químicos. o    Irritación por exposición a luz solar. o    Cuerpo extraño y erosión de la córnea. o    Uso de lentes de contacto. Relacionados con el estilo de vida: o    Uso excesivo de dispositivos electrónicos. o    Humo del tabaco. o    Insomnio. o    Consumo excesivo de alcohol. Trastornos oculares o    Conjuntivitis y otras infecciones. o    Traumatismos oculares. o    Glaucoma agudo. o    Cirugías recientes. Diagnóstico de ojos rojos ¿Qué puede ser? Es preciso realizar un correcto diagnóstico que permita descartar si se trata de un proceso benigno o de uno patológico más grave que requiera valoración y tratamiento especializado. Hay que comenzar con una completa anamnesis (resumen clínico), que incluya los antecedentes familiares y personales (tanto generales como oculares), si existen alteraciones visuales o dolor, comienzo de los síntomas y sus características...etc. Para continuar, se realizará una detenida exploración física de los ojos mediante un oftalmoscopio para valorar la agudeza y movilidad ocular, el fondo de ojo, reflejos de la pupila, existencia de lesiones en la córnea...etc. Para poder hacer una exploración en profundidad suele ser preciso el uso colirios de exploración : anestésico tópico ( Benoxinato , Tetracaína y Oxibuprocaína ), vasoconstrictor ( Fenilefrina 10% y Fluoresceína 2%). Una exploración más especializada puede requerir el uso de lámpara de hendidura, que es un microscopio con una luz potente para poder valorar en tres dimensiones las estructuras del ojo (párpado, conjuntiva, córnea, iris, cristalino y cámara anterior), o medir la presión intraocular . Tratamiento para los ojos rojos ¿Qué hacer? Como el origen de los ojos rojos es muy variado y alguno de ellos puede ser grave, lo mejor es ponerse en manos de un oftalmólogo que diagnostique la causa y gravedad del episodio , especialmente si se acompaña de pérdida de visión, dolor de cabeza, presencia de secreciones o si es de aparición súbita y/o dura más de 5-6 días. Hasta acudir al médico especialista lo máximo que se puede hacer es administrar gotas lubricantes que alivien las molestias . Los tratamientos pautados por los oftalmólogos en función de la causa varían desde el uso de colirios antibióticos para tratar infecciones , pomadas epitelizantes para tratar erosiones corneales y el de colirios corticoides para tratar ciertos procesos inflamatorios , hasta tener que recurrir a la cirugía. Preguntas frecuentes ¿Qué es un derrame en un ojo? El derrame en un cojo o hemorragia conjuntival o hiposfagma es un acúmulo de sangre en la zona anterior del ojo entre la conjuntiva y la esclerótica (zona blanca del ojo). Se produce por la rotura de alguno de los capilares de la zona provocada por un traumatismo ocular, por aumento excesivo de la tensión  arterial, o por alteraciones de la coagulación. ¿Qué relación guardan los ojos rojos con el dolor de cabeza? Generalmente se asocian dolor de cabeza y ojos rojos a dos circunstancias, una leve y otra más grave. Por un lado a la fatiga visual que provoca la luz azul de los dispositivos electrónicos, y por otro a un posible glaucoma , pero en este caso iría acompañado de síntomas más llamativos como pérdida de visión, náuseas y vómitos...etc. ¿Qué agentes externos pueden hacer que tenga los ojos rojos? Los agentes externos que pueden provocar tener los ojos rojos son: alérgenos ambientales, partículas de la contaminación atmosférica (humo, polvo y vapores), la exposición a productos químicos o la sobreexposición a la luz solar, el uso de lentes de contacto y/o la presencia de cuerpos extraños en la córnea . ¿Qué remedios caseros hay para los ojos rojos? Cuando las molestias son leves y no van acompañadas de síntomas sugerentes de un proceso más grave se puede tratar de remediar con medida higiénicas como: la aplicación de lágrimas artificiales sin necesidad de receta, la aplicación de compresas frías sobre los ojos cerrados, evitar el uso de elementos irritantes , asegurar un lavado de manos frecuente y evitar tocarse los ojos.
Ojos Secos
Síntoma

Ojos Secos

¿En qué consisten la sequedad en los ojos? La sequedad en los ojos o queratoconjuntivitis seca , vulgarmente conocida como “ojo seco”, es un trastorno ocular originado en un mal funcionamiento de la glándula lagrimal, ya sea porque produce poca cantidad de lágrima o porque esta es de una calidad deficiente. Es un proceso muy frecuente (se da más en mujeres y en personas mayores), que comienza con leves molestias que los pacientes definen como escozor o sensación de arenilla en el ojo pero que en caso de no tratarse se corre el riesgo de padecer erosiones y abrasiones corneales. Tipos de sequedad en los ojos Existen dos tipos de sequedad en los ojos en función del mecanismo de acción que la provoca : El ojo seco provocado por  una disminución en la producción de la lágrima : entre estas se encuentran las que van asociadas a una enfermedad autoinmune (producida por anticuerpos del propio organismo), como el síndrome de Sjögren, y las que no llevan asociada enfermedad autoinmune. El ojo seco provocado por una pérdida excesiva de lágrima : por evaporación y/o una mala calidad de la misma. Posibles causas de la sequedad en los ojos No siempre es posible conocer las causas que provocan la sequedad en los ojos pero suele estar producida por alguno de estos factore s: La edad avanzada al disminuir la producción de lágrimas. Alteraciones hormonales, como la disminución de los estrógenos. Ciertas enfermedades sistémicas, como la diabetes, el hipertiroidismo, hepatitis, el Parkinson o el síndrome de Sjögren. Blefaritis, inflamación del borde de los párpados. Utilización de lentillas que producen mayor evaporación de las lágrimas. Efecto secundario de ciertos medicamentos como ansiolíticos, antidepresivos, antihistamínicos, antihipertensivos...etc. Cirugía y tumores oculares. Factores ambientales como la polución, los ambientes poco húmedos, la calefacción excesiva o el aire acondicionado. El uso intensivo de dispositivos electrónicos y la fatiga visual que provocan, también inciden en su desarrollo. Diagnóstico de los ojos secos ¿Qué puede ser? No es fácil el diagnóstico correcto ya que no hay una prueba con la especificidad y sensibilidad óptima por sí misma ni tampoco hay establecidos unos criterios consensuados entre los especialistas para su definición El diagnóstico ha de realizarse mediante una anamnesis (entrevista clínica  basada en los síntomas), una exploración física con inspección ocular, y el uso de algunas pruebas que ayudan al diagnóstico. Anamnesis : interrogatorio sobre condición clínica general, enfermedades de interés, uso de medicamentos...etc. Exploración física en busca de alguno de los siguientes síntomas : lagrimeo, dilatación de los vasos sanguíneos de la conjuntiva, inflamación de los párpados, menor frecuencia de parpadeo o alguna alteración de la visión. Pruebas diagnósticas : se utilizan cuando existen dudas para abordar con el tratamiento más oportuno. Son realizadas por el oftalmólogo  y utilizan instrumentos de precisión como la lámpara de hendidura. Tinción de la superficie ocular con fluoresceína : permite una visualización más detallada de la córnea. Test de Schirmer con y sin anestésico : para calcular la cantidad de lágrima que se produce colocando pequeñas tiras de papel de filtro en los párpados inferiores de ambos ojos y midiendo lo que se humedece. Tiempo de ruptura de la película lagrimal : para estudiar la estabilidad de la lágrima. Medición de la sensibilidad corneal : para comprobar la estabilidad de la superficie corneal. Hiperosmolaridad de la lágrima : no es una prueba muy extendida en su uso. Tratamiento de los ojos secos ¿Qué hacer? El tratamiento más habitual para la sequedad ocular es el uso de lágrimas artificiales  de 2 a 4 veces al día , evitando aquellas que llevan conservantes, si bien no todas tienen  igual composición, por lo que conviene que sean recomendadas por un oftalmólogo en  función de su valoración. Se recomienda también realizar una dieta rica en omega 3 (pescado azul y  frutos secos) y vitamina A (disponible en hortalizas como el brócoli o la zanahoria). También ayudan a mejorar los síntomas del ojo seco las siguientes medidas : beber dos litros de agua al día, no fumar y evitar los espacios con humo, hacer pausas en el uso del ordenador, así como humidificar el ambiente de las salas en las que se esté. Preguntas frecuentes ¿Qué gotas son buenas para los ojos secos? En general los colirios humectantes o lubricantes, conocidos popularmente como lágrimas artificiales. Hay que hacer la consideración que no todos tienen la misma composición ni todos los procesos de sequedad ocular son producidos por las mismas causas, por lo que es aconsejable que sean recomendados por un especialista . Se han de evitar aquellos colirios que lleven conservantes. ¿Qué es el síndrome de Sjögren? El síndrome de Sjögren es una enfermedad autoinmune (producida por el propio organismo), que tiene un origen multicausal y aparece en individuos con cierta predisposición genética. Se inicia con unos síntomas muy característicos como son la sequedad de boca (xerostomía), y la sequedad ocular (xeroftalmia), aunque puede manifestarse en otros órganos y asociarse a otras enfermedades autoinmunes. Llega a convertirse en una enfermedad crónica con muchas complicaciones multiorgánicas que provocan un importante deterioro en la calidad de vida de los pacientes. ¿Qué es el lupus eritematosos sistémico? El lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad sistémica autoinmune que puede afectar a muchos órganos: piel, articulaciones, riñones, corazón, pulmones...etc, pero que generalmente donde más se manifiesta es en la piel (eritemas con forma de alas de mariposa) y en las articulaciones. Se trata de una enfermedad crónica, que cursa con brotes episódicos y periodos de remisión afectando principalmente a mujeres  y siendo más frecuente que se en las etapas juveniles de la vida. ¿Qué es la enfermedad de polimiositis? La polimiositis es una enfermedad inflamatoria que provoca debilidad en los músculos , especialmente en brazos y piernas,y que va empeorando progresivamente. Su causa se desconoce pero se cree que está relacionada con una reacción autoinmune o con un cuadro infeccioso. Es más común en mujeres en edad adulta. ¿Qué factores externos producen sequedad en los ojos? Los principales factores externos que producen sequedad de ojos son la polución, los ambientes poco húmedos, la calefacción excesiva, el aire acondicionado, la sobreexposición a dispositivos electrónicos y el uso de ciertas lentes de contacto como las lentillas.